El emergente virus Zika

Mira que lo vengo diciendo desde hace tiempo. El cambio climático, la cada vez mayor movilidad de nuestra especie, la invasión de nuevos ecosistemas vírgenes, no pueden traer nada bueno… Como decía aquel… ¡cómo me fastidia tener razón!, al menos, en este caso. Ya vivimos un 2015 pendientes de la expansión de aquel virus de nombre impronunciable, Chikunguña, que amenazaba nuestras fronteras, desde el lejano Este, con aparición de casos autóctonos en Francia y con un supuesto caso español, que luego no fuel tal… Pues bien, que si no quieres virus… ¡pues toma dos tazas! En este caso con un nuevo virus desconocido hasta ahora en nuestro patio de vecinos. Su nombre… Zika.

Antes de entrar en más detalles, comentar que es un virus primo hermano del de la fiebre amarilla, del dengue y primo segundo, incluso, del virus de la hepatitis C –aunque la transmisión es completamente distinta-. Utiliza, para su transmisión, el Zika se entiende, a los mosquitos del género Aedes, como el aegypti o el mosquito tigre que tenemos por nuestras costas mediterráneas –. No obstante, en ocasiones el virus podría pasar, a través del semen de una persona infectada a otra o, más grave aún, de la madre al feto.

Aunque cada uno sea de su padre y de su madre, los virus dengue, chikunguña que comentaba antes, y el Zika, comparten muchos síntomas. En el caso de este último, nos encontramos con cefalea, fiebre, conjuntivitis no bacteriana –lógicamente-, cansancio, dolores musculares y de las articulaciones, erupciones cutáneas o acumulación de líquido. Otros síntomas menos frecuentes serían dolor detrás de los globos oculares, vómito, diarrea y dolor abdominal. Su periodo de incubación va de los 3 a los 12 días después de la picadura del vector; del mosquito. Por cierto, a estos virus que se transmiten por artrópodos se los conoce como arbovirus. La infección puede presentarse, según la Organización Panamericana de la Salud, de forma asintomática o clínica moderada y, normalmente también, tras un periodo de 4 a 7 días los síntomas tienden a desaparecer por sí solos… No existen más tratamientos que los paliativos. Tampoco existen vacunas. Eso sí, a veces se presentan complicaciones, como la infección de mujeres embarazadas que pueden transmitírselo al feto, como se ha comentado, y provocar casos de nacimientos con microcefalia, como se ha observado recientemente en Brasil, con miles de casos entre octubre del 2015 y lo que llevamos de año…

Aunque el virus se conoce desde 1947, hasta 2007 apenas se habla de él. Luego ya, en 2013, emerge con fuerza por Australia y la Polinesia Francesa. En la actualidad, el virus está muy presente en países de Centro y Sudamérica: Brasil, Colombia o Venezuela, entre otros… En España se han diagnosticado varios casos de personas que viajaron a Sudamérica y se contagiaron en sus países de origen. Aunque tenemos un mosquito con muy malas pulgas, como el tigre, no parece probable, de momento, que el virus pudiera transmitirse en Europa de forma autóctona, pero todo se andará…

Finalmente, querría terminar con dos puntualizaciones recientes. Por una parte comentar que investigadores del Instituto Pasteur de Guayana acaban de publicar en la revista The Lancet la secuencia genética del virus. Según parece, la cepa que se está expandiendo por toda América estaría relacionado con el que también se paseó por el Pacífico entre 2013 y 2014.

Asimismo, y aquí es donde despliego mi pasión por la biotecnología, la empresa británica Oxitec ha liberado en la ciudad brasileña de Piracicaba millones de mosquitos machos genéticamente modificados para que la descendencia muera antes de alcanzar la edad adulta de reproducción. La idea, lógicamente, es que estos mosquitos transgénicos compitan con los salvajes y se reduzca la descendencia. No se pretende eliminarlo definitivamente. Los resultados muestran una reducción del 82% del Aedes aegypti, lo que sirve tanto para el control del virus Zika o del Dengue… Personalmente, y aunque amo la biodiversidad, no echaré de menos a unos cuantos millones de virus. ¡Hala, ya lo he dicho!

JAL (DCC-CBMSO)

 DIVULGACIÓN CIENTÍFICA DEL 08 DE FEBRERO DE 2016

Miércoles 00:05 h en Radio 5

Los priones son unas proteínas que pueden causar, cuando cambian de estructura, neuropatologías como el Creutzfeldt-Jakob o su variante conocida como “mal de las vacas locas“. No se conocen todos los factores que preceden a este cambio de conformación y su transformación en una molécula infecciosa. Sobre vacas locas, encefalopatías y las posibles variantes genéticas que subyacen en la mayor o menor susceptibilidad a desarrollar una de estas enfermedades hablaremos con Miguel Calero del Instituto de Salud Carlos III. Por supuesto, no nos olvidaremos del nuevo fenómeno virológico, el virus Zika.

El LAB de JALL,X y V a las 10:05h en Radio 5

 …

MADRI+D TV (Divulgación científica con cara, e imágenes, en 3 minutos)

ENTRE PROBETAS (25 minutos de intensa y entretenida ciencia). Radio 5

EL LABORATORIO DE JAL (Píldoras científicas en 3 minutos). Radio 5

MARCA ESPAÑA (A CIENCIA CIERTA) Radio Exterior de España

A HOMBROS DE GIGANTES RNE

UNEDtv

FACEBOOK (José Antonio López-Guerrero)

FACEBOOK (Departamento de Cultura Científica -Centro de Biología Molecular)

TWITTER (JALGUERRERO)

TWITTER (DCCientificaCBM)

LINKED-IN (Jal Guerrero)

Etiquetas: ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Hola JAL, acabo de leer tu post sobre el virus Zika: ¡¡¡te me has adelantado por unas horas!!! La experiencia es siempre un grado, y mientras yo estaba haciendo un post largo como un día sin pan (ya que hago pocos, al menos que me salgan largos), tu has resumido muy bien la situación. Felicidades por el post y un placer leerte. Un abrazo.

Querido compañero, como siempre, el placer será, al menos, mutuo, pues siempre disfruto leyendo a los sabios sobre emergencias -en sus múltiples acepciones- virales… Un fuerte abrazo

Solo comentar el muy distinto peso que tienen los tres factores que señalas (cambio climático, movilidad humana e invasión de ecosistemas vírgenes) para predecir y explicar estas conquistas recientes de los arbovirus: de los tres, es el segundo el que gana por varios cuerpos, y el último apenas cuenta.

Aedes aegypti vivía en España hasta hace bien poco, y vehiculó buenos brotes de fiebre amarilla por estos pagos en los siglos XVIII y XIX. En 1804, uno de ellos diezmó literalmente a la población de la ciudad de Alicante en tres meses. El virus llegaba de América subido en los barcos, y antes había llegado allí desde África por el mismo procedimiento con el tráfico de esclavos. Aquí lo erradicamos usando DDT y desecando humedales (¡graves pecados hoy en día!),en paralelo con los Anopheles y buscando terminar con la malaria, que era una enfermedad muy nuestra. Por consiguiente, el albopictus no ha necesitado de cambio climático alguno para invadirnos, le ha bastado con viajar desde Asia dentro de las famosas cubiertas de ruedas de coches de segunda mano.
Con el virus West Nile pasó lo mismo en 1999: los Culex ya estaban allí de toda la vida, y el virus llegó en avión. Con el Chikungunya en el Caribe, pues lo mismo. Según la web del INBIO costarricense, América cuenta con más de 60 especies de mosquitos del género Aedes, así que no será por vectores. Lo que me choca es que se combata ahora a Aedes aegypti en América a cuenta del Zika y no se haya hecho antes con igual intención a cuenta del dengue, que es un problema bastante más grave, salvo pruebas en contra, que el del Zika.

Compañero… Dilo más alto… puesto que no puedes decirlo más claro! Muchas gracias!! Un abrazo

Gran artículo!! La verdad es que hay que llevar mucho cuidado con este virus, lo mejor siempre es la prevencion , en esta web sobre picaduras también dan algunas pautas y consejos antes otros tipos de picaduras de insectos.

Saludos

(requerido)

(requerido)


*