Zombies entre nosotros, fuertes, sanos y de incógnito…

La verdad es que nunca dejará de sorprenderme la naturaleza humana. Tantos años como biólogo molecular, investigando la función y mecanismo de acción de los genes que nos hacen ser como somos, luchando contra la pseudociencia, criticando tanta película donde los científicos estamos locos o somos malvados –o la dos cosas-, hablando sobre la imposibilidad de la existencia de criaturas como vampiros humanos inmortales, momias parlantes –si exceptuamos a algunos personajes públicos- o zombies… y resulta, a juzgar por las últimas investigaciones, que, al menos estos últimos, sí podrían estar entre nosotros, aunque ni ellos mismos sean conscientes…

Según publica la revista Nature Biotechnology existen, y viven felices, al menos que se sepa, más de una docena de humanos –entre medio millón- que, atendiendo a las mutaciones y condiciones de sus genes esenciales, deberían de estar… muertos. Tras analizar más de medio millón de genomas –algo que hoy día se hace como churros-, científicos de la facultad de Medicina del Mount Sinai en Nueva York, junto a otras instituciones y hospitales, presentan unos resultados algo curiosos donde aparecen 13 personas sanas, haciendo vida normal, que carecen de, al menos, algún gen vital. Eso sí, no vayas al artículo original a cotillear. La ley prohíbe desvelar sus identidades…

Claro está, si extrapolamos estos resultados a toda la población mundial, nos encontramos con que algo menos de 200.000 personas en toda la Aldea Global –unas 1000 en España-, están sanos pese a que entre sus genes, en su genoma –algo que costaría menos de 1000 euros secuenciar-, faltaría o estaría mutado, afuncional, uno o varios, vitales para la vida. Deberían, muchos de ellos, haber muerto siendo niños, aunque suene tan macabro…

¿Qué indica todo esto? ¿Qué los científicos nos equivocamos más que una escopeta de feria? Bueno… eso podría ser, pero no es el caso. Al parecer, la respuesta está más cerca de una frase mítica que se dice en la primera película de la saga de Jurasic Park: “la vida siempre se abre camino”. Dicen los investigadores implicados en el estudio que, seguramente, lo que ha sucedido en estos, con perdón, zombies civilizados es que el resto de los genes suplen las deficiencias de los genes mutados. Por supuesto, el interés es máximo para analizar este proceso de resiliencia, algo que en psicología tiene que ver con la capacidad que tiene una persona para superar circunstancias traumáticas –y no se me ocurre algo más traumático que el que tus genes te digan que deberías estar fiambre-…

Sin embargo, como he señalado, el escollo no es fácil de salvar. Las leyes prohíben identificar a estos individuos más allá de su número de código, por lo que localizarlos para ampliar el estudio, de momento, es complicado, y eso que dicho estudio nos permitiría descubrir las modificaciones genéticas que les hacen inmunes a la muerte por defectos graves en genes esenciales, es decir, descubrir los posibles mecanismos moleculares que nos permiten sortear otras complicaciones genéticas y, con ello, intentar diseñar posibles terapias futuras…

Básicamente, estamos hablando de enfermedades monogénicas, es decir, aquellas que recaen en la malfunción de un único gen y que siguen, por lo tanto, las leyes mendelianas de la genética clásica. Obviamente y, por lo que se ve, por suerte, somos algo más que la suma de funciones individuales de genes. Se han estudiado casi 600 enfermedades provocadas por defectos en este tipo de genes; concretamente, por mutaciones en 874 genes que representaba un 4% del genoma. Las personas resistentes –estos zombies cariñosos- lo han sido a ocho de ellas, y lo más curioso es que la resistencia era total, no presentaban ni el menor síntoma que hiciera pensar que algo estaba pasando… Ahora, con problemas de privacidad o sin ellos, el reto será ampliar el estudio a más personas. Desde luego, ¡qué sabio resultó ser Spielberg, o su guionista, cuando colocó en los labios del paleontólogo protagonista de sus parques dinosauriales aquello de “la vida se abre camino”!¡Chapó!

JAL (DCC-CBMSO)

 DIVULGACIÓN CIENTÍFICA DEL 02 DE MAYO DE 2016

Esta semana mi+dtv trata sobre la influencia del ruido ambiental en el virtuosismo musical; una nueva aplicación para el estudio de las inundaciones y nuevos avances moleculares sobre la ataxia de Friedreich.

Miércoles 00:05 h en Radio 5

ALMA es el observatorio astronómico mayor, más complejo y global que se ha construido. La asociación internacional que agrupa ALMA gira en torno a un telescopio revolucionario ubicado a 5000 metros de altitud en el norte de Chile. Sobre ALMA y su potencial; sobre estrellas, galaxias y astronomía hablamos hoy Entre Probetas con Pere Planesas Bigas, Físico e investigador del Observatorio Astronómico Nacional. También, y sin que sirva de precedente, hablaremos de zombies.

El LAB de JALL,X y V a las 10:05h en Radio 5

 …

MADRI+D TV (Divulgación científica con cara, e imágenes, en 3 minutos)

ENTRE PROBETAS (25 minutos de intensa y entretenida ciencia). Radio 5

EL LABORATORIO DE JAL (Píldoras científicas en 3 minutos). Radio 5

MARCA ESPAÑA (A CIENCIA CIERTA) Radio Exterior de España

A HOMBROS DE GIGANTES RNE

UNEDtv

FACEBOOK (José Antonio López-Guerrero)

FACEBOOK (Departamento de Cultura Científica -Centro de Biología Molecular)

TWITTER (JALGUERRERO)

TWITTER (DCCientificaCBM)

LINKED-IN (Jal Guerrero)

Etiquetas: , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*