Clima y virus: dos parámetros de una misma ecuación

¿Sabes lo que es el permafrost? Es la capa de suelo que, aunque no esté cubierto de nieve o hielo, está permanentemente congelado. Pues bien, en permafrost hay muchos cuerpos que descansan el sueño eterno. Personas, esquimales por ejemplo, enterrados y congelados en un terreno que actúa como cámara frigorífica natural. De ahí, de un cadáver inuit, se obtuvieron todavía amenazantes fragmentos del mortífero virus de la mal llamada gripe española que mató a más de 50 millones de personas a finales de la Primera Guerra Mundial. Pues bien… ahora una pregunta para tu reflexión… ¿Qué podría ocurrir si, como parece que es el caso, el actual cambio climático llega a esas altas latitudes en forma de deshielo y hace aflorar estos contaminados restos humanos?

Con el título “El cambio climático, vivero de nuevos virus” y el subtítulo “la conexión clima-virus requiere entender algo de ambos asuntos e identificar el punto en que confluyen” los científicos José Abel Flores, catedrático de la Universidad de Salamanca, Luis Enjuanes y Esteban Domingo, ambos profesores de Investigación del CSIC y miembros de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, analizan para Materia, sección de ciencias del diario El País, las conexiones entre ambos factores, ciertamente amenazantes para nuestra especie.

Algo que ya solo algún irresponsable podría negar tras la ingente cantidad de datos físico-químicos, biológicos y geológicos de que disponemos, es que el ser humano, la sociedad globalizada está interfiriendo en la dinámica climática. La investigación se centra mayoritariamente, por motivos lógicos, en los océanos, encargados vitales de la distribución de energía en la Tierra y diseñadores, por lo tanto, de las zonas climáticas, desde los polos a los trópicos.

Grandes expediciones científicas tienen lugar a bordo de buques en busca de las pistas que la historia ha ido depositando sobre el lecho marino, o los hielos polares – algo que se puede considerar como Geología Forense. Esas manchas blancas, polares, son muy sensibles al cambio climático siendo, al mismo tiempo, responsables de la dinámica climática mundial. Cualquier cambio de tamaño, densidad o salinidad puede ser crucial a escala global, incluyendo a la Biosfera, esa fina capita terrestre donde vive cualquier hijo de vecino que respire, o no, si eres un virus. Según se comentó recientemente en una sesión científica que tuvo lugar en la Real Academia de Ciencias Exactas, Física y Naturales, con la colaboración de la Sociedad Española de Virología, sesión dedicada, dicho sea de paso, a la memoria de mi compañero como miembro de la Junta de dicha Sociedad, el Profesor Enrique Villar, los virus tendrán mucho que decir en el cambio climático. Bueno… los virus y muchos de sus vectores, los mosquitos, los cuales podrán acceder –ya lo están haciendo- a medida que aumentan las temperaturas a nuevas latitudes con sus dañinas cargas; cargas tales como el Zika o Ebola, entre otros muchos.

La paleoceanografía, ciencia que relaciona historia y presente, muestra cómo el pasado es la clave para explicar el futuro, tanto del planeta como de nuestra sociedad, tal y como la conocemos, donde la salud es un factor determinante para el progreso, algo, la salud, que está sujeta a los cambios del entorno. Los modelos actuales predicen que todavía existen más de 300.000 nuevas especies o variantes víricas pendientes de ser descubiertos. Muchos de ellos –hasta 2/3 partes- necesitan vectores y reservorios donde perpetuarse y expandirse. La localización de estos vectores o reservorios es una cuestión dependiente de la temperatura, de la humedad, del clima.

Entre las originales o clásicas vías de transmisión de un virus hasta nuestra especie, podemos citar: el contagio directo entre humanos –Virus del catarro común, HIV, hepatitis B, Ebola-, a través de aves, las cuales, a su vez, fueron víctimas de mosquitos, mosquitos directamente o garrapatas –ahí tenemos al virus Zika, dengue, chikungunya-, diseminación por el aire, como la gripe o sarampión, contagio a través del agua o alimentos contaminados –los enterovirus, los norovirus, la hepatitis A- o por contacto sanguíneo directo, como la hepatitis C. Y todo ello, en perfecto maridaje con el clima. Asombroso. Asombroso y preocupante.

JAL (DCC-CBMSO)

DIVULGACIÓN CIENTÍFICA DEL 12 DE ENERO DE 2018

Jueves 21:30 h en Radio 5

Vida de una planta a través de sus micorrizas
Las micorrizas llevan más de 400 millones de años poblando el planeta, colaborando en simbiosis con las plantas, a las que necesitan para sobrevivir. Prácticamente el 92-97% de las plantas están micorrizadas. De micorrizas, sus plantas preferidas y su significado evolutivo y ecológico hablamos esta noche con Rosa Porcel doctora en Bioquímica y Biología Molecular por la Universidad de Granada y experta en ciencias agrarias. También hablamos con Enrique Martínez, geólogo, divulgador y cantante del grupo Upside-down.

El LAB de JAL
L,X y V a las 10:05h en Radio 5

MADRI+D TV (Divulgación científica con cara, e imágenes, en 3 minutos)

ENTRE PROBETAS (25 minutos de intensa y entretenida ciencia). Radio 5

EL LABORATORIO DE JAL (Píldoras científicas en 3 minutos). Radio 5

MARCA ESPAÑA (A CIENCIA CIERTA) Radio Exterior de España

A HOMBROS DE GIGANTES RNE

UNEDtv

FACEBOOK (José Antonio López-Guerrero)

FACEBOOK (Departamento de Cultura Científica -Centro de Biología Molecular)

TWITTER (JALGUERRERO)

TWITTER (DCCientificaCBM)

LINKED-IN (Jal Guerrero)

Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Excelente artículo, y espectacular el enlace “algún irresponsable”.
Realidad preocupante por ambos costados. Gracias.

Ya escuché el Probetas al respecto: ¡alarmante! ¡Y que todavía lo nieguen…!
Curioso, yo te llamaba JALG, con G final. Al comienzo, en los gigantes, pensé que eras HAL… :-) ¡No, que igual te da la neura y me matas a Manuel!
Agradezco a todos los divulgadores de la ciencia, que me ampliáis horizontes y me abrís la mente. Para mí, de letras puras, sois fundamentales. Curioso: ahora, algunos amigos y visitantes casuales dicen conocer a grandes nombres de la ciencia y la divulgación gracias a mis locos escritos…

Muchas gracias Eduardo y Euterpe por vuestros comentarios.
Euterpe… no me sé la canción de “Daysi tenía un borreguito” indispensable para ser un ordenador asesino, jeje”. Pero amenazaré con dicha posibilidad a Manuel. Un abrazo!

(requerido)

(requerido)


*