Longevidad, ¿De verdad el tamaño importa tanto?

La regla de “más grande, más vives” se cumple cuando vemos un diagrama muy amplio de longevidades respecto al tamaño, entre diferentes especies. Un ejemplo extremo, entre el vertebrado más longevo (400 años, tiburón del ártico) y el menos (8 semanas, pez goby), hay una diferencia de peso de unos 250 millones de veces (¡ahí en nada!). Sin embargo, entre los miembros de una misma especie esta regla no se cumple de todo, y los más grandes tienden a vivir menos. En cualquier caso, detrás de una nube de datos mostrando una tendencia, existen “otros datos” que muestran casos muy curiosos.

Por ejemplo, ¿Qué tienen en común una ballena Minke, un albatros y una termita reina? (¡No es un chiste!), pues que los tres pueden llegar a vivir 50 años. Longevidades similares de un mamífero de 7.5 toneladas, de un ave de 8 kilogramos y un insecto de 20 miligramos de peso… longevidades similares entre organismos que muestran una variación en el peso de hasta 375.000 veces… simplemente fascinante. Tanto su genética, como sus modos de vida y entorno, son muy diferentes, lo que afecta a la longevidad de cada especie. Pero en este ejemplo, el ser más grande no significa vivir más.

El que un león y un tigre vivan más o menos lo mismo es entendible (26-27 años, en cautiverio). Los dos son mamíferos, tienen modos de vida similares y son parecidos en tamaño y peso (unos 150 Kg). Pero si decimos que un roedor de 40 gramos (3.750 veces más pequeño) vive unos 3-4 años más que ellos, la cosa se pone interesante de nuevo. Sí, la rata topo desnuda (Heterocephalus glaber) es un animal excepcional por su longevidad, en relación a otros de su especie de similar tamaño. Vive unas diez veces más que ratas y ratones. Su hábitat es bajo tierra, con poco oxígeno (aproximadamente un 8%, comparado con el 20% que respiramos “arriba”), y un alto porcentaje de dióxido de carbono (CO2). Este roedor se ha adaptado fabulosamente a un entorno hostil para muchas especies. Por ejemplo, una exposición a 5% de oxígeno mata a los ratones en 15 minutos, mientras que la rata topo puede aguantarlo durante 5 horas. Es uno de los organismos en los que se han centrado últimamente estudios sobre envejecimiento, y los resultados son bastante interesantes. Por ejemplo, expresa un gen supresor de tumores único, no observado ni en ratones ni en humanos, con una alta eficiencia para inducir la parada del ciclo celular.

En un nivel similar nos encontramos con el murciélago (Myotis Brandtii). Un mamífero de apenas 7 gramos de peso que puede vivir hasta los ¡40 años!… la misma esperanza de vida que los humanos hace unos 300 años, y por encima del oso pardo americano (34 años y más de 150 Kg de peso) y del visón (33 años y más de 600 Kg). Esta extraordinaria longevidad del murciélago se podría deber (entre otras cosas) a la selección positiva de genes involucrados tanto en reparación del ADN como en la respuesta inmune. Una mayor eficiencia reparando el daño en el material genético, y un sistema inmune robusto capaz de hacer de los murciélagos reservorios de virus mortales (por ejemplo, el Ébola) sin aparente signo de enfermedad, son sin duda dos aspectos que aumentarían la longevidad de cualquier especie.

Si vamos hacia abajo en la escalera de longevidades nos encontramos con el camaleón Laborde (Furcifer labordi), que con una longevidad de 4-5 meses, es el tetrápodo (vertebrado de 4 patas) que vive menos tiempo. De hecho, pasa más tiempo en el huevo que después de salir de él. Eso sí, al nacer su única misión es aparearse… ¡y no tiene mucho tiempo! Longevidades similares (entre 3-4 meses) las encontramos en la abeja trabajadora (Apis mellifera) y la mosca de la fruta (la famosa Drosophila melanogaster), con la diferencia de que estas especies pesan unas 6.000 y 600.000 veces menos que el camaleón, respectivamente. En estos casos y por el tiempo que tienen para “ver mundo”, no parece (de nuevo) que sea importante el tamaño.

¿Qué organismo vive menos? Pues ese honor lo tiene la mosca efímera o mayfly (Ephemeroptera), con 1 día como adulta. Esta mosca pasa cerca de un año como ninfa, y luego tiene 24 horas para “todas sus tareas”. A pesar de tener un peso y tamaño similar a la mosca doméstica (Musca domestica), vive casi 30 veces menos que esta. Si pudiera, la efímera sería una asidua de… ¡la fuente de la juventud!

Cayetano von Kobbe (CBMSO)

Nota de JAL: Ver toda una ciudad como Heidelberg cubierta por una capa de varios centímetros de la Eintagsfliegen (mosca de un día), es un espectáculo que no olvidaré en mi vida…

DIVULGACIÓN CIENTÍFICA DEL 02 DE FEBRERO DE 2018

Jueves 21:30 h en Radio 5

La tecnología 3D llega a la medicina
La biomedicina está viviendo su peculiar siglo de oro: junto a las nuevas técnicas cada vez más celulares, cada vez más moleculares, cada vez más personales, se están desarrollando nuevos dispositivos médicos que también podrían crear estructuras, prótesis o tejidos sintéticos a medida. De tecnología 3D adaptada al universo biomédico hablamos esta noche con José Manuel Baena, investigador asociado del Grupo de Terapias Avanzadas, Regeneración y Cáncer del IBIMER, de la Universidad de Granada. En formato breve más información científica, sin olvidarnos de las efemérides de la semana.

El LAB de JAL
L,X y V a las 10:05h en Radio 5

MADRI+D TV (Divulgación científica con cara, e imágenes, en 3 minutos)

ENTRE PROBETAS (25 minutos de intensa y entretenida ciencia). Radio 5

EL LABORATORIO DE JAL (Píldoras científicas en 3 minutos). Radio 5

MARCA ESPAÑA (A CIENCIA CIERTA) Radio Exterior de España

A HOMBROS DE GIGANTES RNE

UNEDtv

FACEBOOK (José Antonio López-Guerrero)

FACEBOOK (Departamento de Cultura Científica -Centro de Biología Molecular)

TWITTER (JALGUERRERO)

TWITTER (DCCientificaCBM)

LINKED-IN (Jal Guerrero)

.

Etiquetas: ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*