Todas las enfermedades transmisibles (infecciosas) han de cumplir los Postulados de Koch.

Ayer, viendo la película “El reino de los cielos” en la que el que se hacía llamar “rey de Jerusalén” padecía una enfermedad infecciosa, consuntiva y, en aquel momento, letal a corto plazo “la Lepra” me acordé de por que esta enfermedad no la olvidamos nadie que la haya estudiado con un poco de atención. Y la razón es que es la única enfermedad infecciosa que no cumple todos los postulados de Koch. Aunque más adelante se ha demostrado que el Mycobacterium leprae puede ser cultivado en el armadillo de siete rayas, este no es un animal común como lo son los utilizados en el laboratorio y por ello se tardó en descubrir en que animal podría ser reproducido el bacilo de Hansen.

 

Como podéis comprender esta anomalía se introduce dentro de la mente del estudiante curioso y emerge a la superficie, al cabo de los años, ante cualquier provocación. Por eso, antes de hablar de la lepra, cosa que haremos en otra ocasión, vamos a enumerar los postulados de Koch.

 

Los postulados de Koch son la base de la microbiología moderna. Formulados en primer lugar por Henle y adaptados por Robert Koch en 1877 y modificados en 1882.

 

Roberto Koch
 


Robert Koch era un bacteriólogo alemán que vivió de 1843 a 1910 y que mientras estudiaba la transmisión de Bacillus anthracis (ántrax) formuló los  postulados que deben cumplirse para poder aceptar la existencia de una relación causal entre un agente infeccioso y la enfermedad que este produce. La lógica de estos postulados y su acierto al formularlos los han mantenido a lo largo del tiempo haciéndolos válidos en nuestros días.

Subrayo la relación causal, porque es una expresión muy mal utilizada en nuestros días. En las enfermedades infecciosas es únicamente donde se debería utilizar, en el resto de enfermedades, como éticamente no se puede exponer al paciente a la supuesta causa, tendremos que hablar de exceso de riesgo en las personas expuestas a esa causa y no de relación causal. Pero hablaremos de esto en el siguiente post revisando los postulados de Evans, que adapta los postulados de Koch para hacerlos extensivos a todas las enfermedades

 


Fuente de la imagen


Pero volvamos al tema de los postulados de Koch:

Según el diccionario de Epidemiología “Last” los postulados son:

1.- En todos los casos de la enfermedad se debe poder demostrar la presencia del agente, por aislamiento en cultivo puro.

2.- El agente no debe hallarse en casos de otras enfermedades

3.- Una vez aislado, el agente ha de ser capaz de reproducir la enfermedad en los animales de experimentación.

4.- El agente debe poder recobrarse a partir de la enfermedad producida experimentalmente.

 



Como vemos son lógicos, ordenados para obtener la cadena causal, simples y exquisitamente resumidos y… han de cumplirse para poder demostrar que el agente estudiado es la causa de la enfermedad en cuestión.

 

Unos autores hablan de 4 postulados, otros de 5 como el autor de la entrada en wikipedia: Veamos lo que dice wikipedia:

Postulados de Koch

Los Postulados de Koch fueron formulados por Robert Koch, a partir de sus experimentos con el Bacillus anthracis. Fueron aplicados para establecer la etiología de la tuberculosis, pero ha sido generalizado para el resto de las enfermedades infecciosas con objeto de saber cuál es el agente participante.

 1.      El agente patológico debe estar presente en cada caso de la enfermedad en las condiciones apropiadas y ausente en las personas sanas.

 2.    El agente no debe aparecer en otra enfermedad de manera fortuita o saprófita.

 3. El agente debe ser aislado del cuerpo en un cultivo puro a partir de las lesiones de la enfermedad.

 4 El agente debe provocar la enfermedad en un animal susceptible al ser inoculado.

5. El agente debe ser aislado de nuevo de las lesiones producidas en los animales de experimentación.

La mayoría de las bacterias que causan enfermedad en el humano se ajustan a los postulados de Koch con algunas excepciones, como el Mycobacterium leprae que no cumple con el tercer enunciado de Koch.

 

Consuelo Ibáñez Martí.

Médico salubrista

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

me encanta que me hayas recordado que existen los postulados de koch y que siguen aplicándose.

un saludo

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*