Legionelosis: se ha encontrado un nuevo hábitat que favorece su transmisión en el agua de los limpiaparabrisas.

Ya estuvimos hablando sobre la Legionelosis; esa enfermedad que se transmite por inhalación de aerosoles vehiculizados por agua, cursa con neumonía atípica y es provocada por una bacteria llamada Legionella pneumophila .

 La Legionella  se encuentra en el agua, y desde su reservorio natural la bacteria pasa a colonizar los sistemas de abastecimiento de las ciudades y, a través de la red de distribución, se incorpora a las instalaciones de agua doméstica u otras instalaciones que requieren la utilización de agua para su funcionamiento (sistemas de refrigeración). La bacteria puede alcanzar así dispositivos que produzcan aerosoles: duchas, torres de refrigeración, condensadores para evaporación, humidificadores, tanques de remolino, dispositivos de inhaloterapia y fuentes decorativas, que la dispersen contenida en gotas de agua.

 

Legionella

Legionella

 Cuando nos enfrentamos a la investigación de un brote de legionelosis no hay encuesta estructurada que valga, hay que ponerse sobre el terreno, inventariar in situ todas las fuentes potenciales de contagio y con esa información encuestar a los afectados y ver a que posibles fuentes de contagio han estado expuestos.  Si es posible ha de hacerse lo mismo con un grupo de controles (lo que llamamos un estudio de casos y controles) no enfermos para encontrar la posible fuente de contagio.

 Os podéis imaginar que es arduo y complicado y, como se trata de evitar que se siga transmitiendo la enfermedad, todo hay que hacerlo lo más rápido posible.

 La identificación de nuevas fuentes de  transmisión de la legionella puede facilitar mucho el control de su difusión y ahí es donde los descubrimientos de este estudio son muy importantes.

En el artículo se explica la investigación realizada por la HPA, por sus siglas en inglés (Agencia de Protección a la Salud del Reino Unido), tras detectar un alto riesgo de infección de legionelosis (cinco veces más) entre los conductores profesionales en Inglaterra y Gales, encontraron que Además se encontró que el agua que se usa para limpiar los parabrisas de los automóviles podría ser la fuente de hasta un 20% de los casos de legionelosis o enfermedad de los Legionarios. 

 

El líquido limpiaparabrisas disponible comercialmente elimina la bacteria del agua contaminada por Legionella.

 Podeís consultar el artículo aquí:  European Journal of Epidemiology ha publicado el artículo: Windscreen wiper fluid without added screenwash in motor vehicles: a newly identified risk factor for Legionnaires’ disease

 

Consuelo Ibáñez Martí

Médico salubrista 

Etiquetas: , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Organizamos en mi empresa el 3er Seminario Técnico Espacios y Salud, esta vez en Madrid, en la muy próxima fecha del 9 de Junio de 2011, que bajo el título EFICACIA, EFECTIVIDAD Y EFICIENCIA: ESA ES LA CUESTIÓN (Necesidades empresariales en materia de prevención de legionella), toca temas relativos a la materia pero desde el punto de vista de la experiencia acumulada en los brotes y de las necesidades tecnológicas exigibles.
Información detallada en: http://www.ambientcare.es/espaciosysalud3/index.php

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*