La Agencia Estatal de Investigación

La estábamos esperando como agua de mayo, como el maná sobre el desierto de la gestión de la política científica española, como el bálsamo de fierabrás de la burocracia de los que hacemos investigación. En fin… que su puesta en marcha era demandada por la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación del 2011. Finalmente, sobre el silbato del fin de la presente legislatura acaba de aprobarse la Agencia Estatal de Investigación. ¿Estamos ante el final de los farragosos males que acontecen en la gestión científica? Vayamos por partes…

Como he comentado, el Consejo de Ministros ha aprobado la creación de la Agencia Estatal de InvestigaciónComunicado oficial de la Secretaría de Estado- -Descarga del Real Decreto- con el objetivo, según consta en la Ley de la Ciencia de 2011, de dotar al sistema español de ciencia, tecnología e innovación de una gestión autónoma, más fácil, intuitiva y flexible. El formato de Agencia se ofreció para proporcionar una mayor autonomía a los científicos de cara a la gestión de sus propios recursos, de sus presupuestos destinados a la ciencia, con mayor capacidad de adaptación a las necesidades de cada proyecto, ofreciendo, supuestamente, mayor independencia política del gobierno de turno. Según Elena Campos, investigadora senior del CBMSO, dicha independencia política traería consigo una mayor estabilidad plurianual en cuanto, por ejemplo, a la convocatoria de proyectos o contratación de personal investigador.

La creación de una Agencia de Investigación era, por otro lado, una recomendación europea para llegar a ser competitivos. Siguiendo, por ello, el informe del Comité Europeo para el Área de Investigación publicado en 2014, el pasado 28 de noviembre, a través de un Real Decreto, ve la luz esta Agencia, así como su estatuto de reglamentación, como instrumento para la modernización de la gestión pública de las políticas estatales de I+D en España encargándose de la financiación, evaluación, concesión y seguimiento de las actuaciones de investigación científica y técnica apelando, además, a los principios de transparencia y eficiencia. Todo perfecto. ¿O no?

Según Campos y otros científicos consultados, a pesar de su necesidad, no está claro el grado de independencia y autonomía real de la Agencia en materia de I+D, así como la importancia de los investigadores en la toma de decisiones.

La Agencia Estatal de Investigación nace subordinada a la Secretaría de Estado, por lo que su gestión final dependerá del Presidente de la Agencia, es decir, el titular de dicha Secretaría –o ministro de ciencia, si en su momento lo hubiere- y el Consejo Rector, el cual, a su vez, estará integrado por un director y dos investigadores designados por el propio Presidente de la Agencia, es decir, nuevamente el Secretario de Estado, más hasta 10 representantes de cada uno de los Ministerios de turno, un representante de los trabajadores y otros dos científicos o tecnólogos que serán propuestos por el Consejo Asesor de Ciencia. También existirá una Comisión de Control, que estará integrada por 4 miembros del propio Consejo Rector. Asimismo, el secretario de la Agencia será un funcionario designado por dicho Consejo.

En cuanto a las líneas estratégicas de acción y relaciones internacionales, serán, también, competencia de la Secretaría de Estado, y si hablamos de economía, la Agencia sólo tendrá acceso al 37,5% de las partidas presupuestarias anuales destinadas a I+D+i. Por todo ello, la denominada autonomía de gestión anunciada como concepto inherente a la Agencia no acaba de ser percibido por gran parte del colectivo científico pero, ¿quién dijo aquello de… “caminante no hay camino, se hace camino al andar”? –Si es que cuando me pongo profundo…

Por cierto, terminemos con una golosina informativa sobre la Agencia: Se buscará la paridad de género y se fomentará la difusión social y comunicación de la ciencia… aspecto, este último, que ya aparecía como demanda en el artículo 38 de la Ley de la Ciencia… A ver si ahora sí que sí…

Elena Campos (CBMSO) y JAL(DCC-CBMSO)

 DIVULGACIÓN CIENTÍFICA DEL 14 DE DICIEMBRE DE 2015

Miércoles 00:05 h en Radio 5

Ceru, Sociedad de Científicos Españoles en Reino Unido, es una organización independiente sin ánimo de lucro, formada por más de 450 investigadores y profesionales de la ciencia residentes fuera de nuestras fronteras, que acaba de organizar el taller CienciaUK 2015: la carrera investigadora y alternativas profesionales en Reino Unido. Hablamos con Eduardo Oliver, presidente de Sruk/Ceru.
Por otra parte, Elena Campos nos hablará sobre la luz verde que se le acaba de dar a la Agencia Estatal de Investigación, signifique lo que signifique.

El LAB de JALL,X y V a las 10:05h en Radio 5

 …

MADRI+D TV (Divulgación científica con cara, e imágenes, en 3 minutos)

ENTRE PROBETAS (25 minutos de intensa y entretenida ciencia). Radio 5

EL LABORATORIO DE JAL (Píldoras científicas en 3 minutos). Radio 5

MARCA ESPAÑA (A CIENCIA CIERTA) Radio Exterior de España

A HOMBROS DE GIGANTES RNE

UNEDtv

FACEBOOK (José Antonio López-Guerrero)

FACEBOOK (Departamento de Cultura Científica -Centro de Biología Molecular)

TWITTER (JALGUERRERO)

TWITTER (DCCientificaCBM)

LINKED-IN (Jal Guerrero)

Etiquetas: ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*