Los errores de algunos científicos que no han entendido en lo que trabajan.

Hoy aparece en un medio de comunicación una noticia  referida a la magia:

https://www.levante-emv.com/tendencias21/2022/07/25/experimento-comprueba-realidad-existe-observada-70476843.html

en la que citando un artículo en Science, se permite afirmar cosas como que “la Luna no existe salvo si la miras”, o que “los electrones no existen salvo si los mides”. Analizaré esos artículos con más detalle y tiempo en un par de días, pero ahora quiero exponer un par de ideas sencillas de entender. La Luna no existe salvo si la miras. ¿Salvo si la miras tú, o algún otro? Porque siempre hay alguien mirando la Luna, y entonces existe siempre. Aparte de eso, esos pseudo-científicos no se molestan en aclarar cómo se crea la Luna cuando se mira en una dirección del espacio  (¿cómo se sabe dónde mirar?) ni cómo se destruye al cerrar los ojos ni cómo se crea de nuevo al volverlos a abrir. ¿O quizás no existimos nosotros salvo si alguien nos mira?

Adicionalmente vuelven a insistir en los experimentos de entrelazamiento, sin haberse enterado todavía a que se refieren. Se menciona constantemente la “Nueva realidad (¿o será irrealidad?) cuántica”, como si en el mundo de pequeñas energías las leyes de la física fuesen distintas de las leyes en el mundo de grandes energías. 

En general estas gentes tienen un problema de lenguaje, y no son capaces de distinguir entre un perro, por ejemplo, y lo que decimos de un perro, confundiendo el objeto con el lenguaje que lo describe. Esto tampoco es nuevo. Ya los griegos plantearon ese dilema. 

El problema es que muchas personas que leen esas cosas, al desconocer lo que es la ciencia, empiezan, cada vez más, a creer en la magia. Dentro de poco volveremos a hacer rogativas con imágenes de vírgenes y santos para que no haya incendios, y a poner sal en sus labios para que vuelva a llover. ¡Pobre humanidad!

Compartir:

Deja un comentario