La evolución del bostezo

Descubrimos los secretos de uno de los comportamientos aparentemente más incomprensibles del mundo animal

Muchos animales bostezamos cuando transitamos del sueño a la vigilia y viceversa. Es un comportamiento que se observa incluso en peces y que evolutivamente apareció hace unos 400 millones de años, aunque las razones por las que lo hizo y por las que se conserva en tantas especies todavía no están del todo claras.

Durante años se especuló con que los bostezos podrían servir para aumentar los niveles de oxígeno en la sangre, hipótesis que se demostró falsa. Hoy muchos expertos se inclinan por otra explicación: que bostezar sirve para aumentar la capacidad de alerta, que se ve disminuída en la fase entre la vigilia y el sueño.

Esa hipótesis serviría también para explicar por qué los bostezos son contagiosos, aunque hay pocos estudios sobre el tema. Al contagiarse unos a otros con los bostezos, los animales de un grupo podrian sincronizar su comportamiento. De esta manera, si un animal ve a otro bostezar, eso puede indicar que su capacidad de atención está disminuyendo y bostezará para aumentar su propio estado de alerta.

Lo hemos leído en este artículo, publicado el mes pasado en la revista Animal Behaviour, y en esta entrevista con el autor en la revista Science.

Añadir nuevo comentario

Para el envío de comentarios, Ud. deberá rellenar todos los campos solicitados. Así mismo, le informamos que su nombre aparecerá publicado junto con su comentario, por lo que en caso que no quiera que se publique, le sugerimos introduzca un alias.

    Normas de uso:  
  • Las opiniones vertidas serán responsabilidad de su autor y en ningún caso de www.madrimasd.org  
  • No se admitirán comentarios contrarios a las leyes españolas o buen uso.  
  • El administrador podrá eliminar comentarios no apropiados, intentando respetar siempre el derecho a la libertad de expresión.  


CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Publicar los comentarios recibidos y conocer el interés que suscita el boletín por áreas geográficas. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de favorecer la participación y el debate en el ámbito de la tecnología, la ciencia y la innovación, y en atención a su solicitud. Comunicación de datos: Su comentario es publicado al pie de la noticia junto con su nombre o alias. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..