El misterio de las células HeLa

Una de las herramientas de laboratorio más revolucionarias del siglo 20 escondía una historia de racismo, ética y serendipia

Durante años, los científicos intentaron sin éxito mantener células humanas en el laboratorio. Hasta que en 1951, casi por casualidad, lo consiguieron. Surgió entonces la línea celular HeLa, unas de las células de laboratorio más populares del mundo, y que se usan de rutina en investigaciones biomédicas de todo tipo.

La historia de cómo surgieron esas células se mantuvo más o menos oculta hasta comienzos del siglo 21. Fue entonces cuando la escritora Rebeca Skloot empezó a tirar del hilo y descubrió una historia fascinante.

Las células pertenecían a una mujer afroamericana de 31 años que padecía un cáncer cervical que acabó costándole la vida. Se llamaba Henrietta Lacks (de ahí el nombre de HeLa) y nunca dio su consentimiento para que se extrajesen las células de su cuerpo. Su familia tardó décadas en enterarse de que gracias a Henrietta, se había podido desarrollar una vacuna contra la polio y que sus células se utilizaban de forma rutinaria en investigaciones sobre cáncer, VIH y muchas otras condiciones médicas.

La publicación de la historia de Henrietta puso de manifiesto muchas cuestiones éticas. Entre otras: el abuso por parte de las élites científicas de la población negra; los problemas de privacidad asociados a la publicación del genoma de las células HeLa; y la injusticia de que la familia de Henrietta viviera penurias económicas a pesar de haber proporcionado a la ciencia una de sus más potentes herramientas. 


Foto de portada: NIH Image Gallery/Flickr

Comentarios

Me imagino que el texto está traducido, pero me gustaría recordarles que en castellano los siglos se escriben con números romanos, es decir, siglo XX

Añadir nuevo comentario

Para el envío de comentarios, Ud. deberá rellenar todos los campos solicitados. Así mismo, le informamos que su nombre aparecerá publicado junto con su comentario, por lo que en caso que no quiera que se publique, le sugerimos introduzca un alias.

    Normas de uso:  
  • Las opiniones vertidas serán responsabilidad de su autor y en ningún caso de www.madrimasd.org  
  • No se admitirán comentarios contrarios a las leyes españolas o buen uso.  
  • El administrador podrá eliminar comentarios no apropiados, intentando respetar siempre el derecho a la libertad de expresión.  


CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Publicar los comentarios recibidos y conocer el interés que suscita el boletín por áreas geográficas. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de favorecer la participación y el debate en el ámbito de la tecnología, la ciencia y la innovación, y en atención a su solicitud. Comunicación de datos: Su comentario es publicado al pie de la noticia junto con su nombre o alias. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..