“Mis investigaciones han permitido mejorar la calidad y la esperanza de vida de los enfermos crónicos pero, sobre todo, contribuyen a reducir las desigualdades generadas por estas enfermedades”

Eduardo W. Jørgensen, Premio Fermina Orduña en su edición de 2020, participará en el ‘Encuentro en torno al conocimiento y la creatividad ante los grandes retos globales’ enmarcado en la próxima Semana de la Ciencia y la Innovación de Madrid

A pesar de tu juventud has recibido ya numerosos reconocimientos. Fuiste elegido Innovador español en 2017 por la prestigiosa revista del MIT con tan solo 25 años y has recibido el Premio Joven Innovador en la última edición de los premios Fermina Orduña de la Comunidad de Madrid. ¿De qué manera crees que puede contribuir este galardón al desarrollo de tus investigaciones?

El premio de la Comunidad de Madrid a la trayectoria innovadora fue todo un impulso. En primer lugar,  supuso el reconocimiento al  trabajo de mi equipo y al mío propio. Y, en segundo lugar, la generosa dotación económica de este premio la invertí en el nuevo proyecto que estamos desarrollando, medicamentos sostenibles que impacten de forma positiva en el planeta, tanto a nivel medioambiental como de solución de desigualdades.

Médico y emprendedor, ¿cómo se conjugan estas dos variables?

Bueno, lo de ser médico y emprendedor ha sido difícil de conjugar porque la medicina tiene un camino muy claro, el de la práctica clínica, y prácticamente todos mis compañeros de la universidad lo han seguido. Yo fui el raro que se fue por otro camino. Y encima mi padre es cirujano y mi madre enfermera, con lo que fue todavía más complicado cambiar de perspectiva de vida.  Pero desde muy temprano tuve la oportunidad de embarcarme en programas de emprendimiento y de recibir formación relacionada con los negocios. Y gracias a eso pude ir avanzando poco a poco en mi comprensión del mundo del emprendimiento. Creo que los médicos en general son buenos emprendedores.

¿Cómo se crea Medicsen?

La idea de Medicsen surgió en 2014 cuando estaba pasando consulta, todavía como estudiante de medicina,  y una paciente joven con diabetes dijo que no quería seguir con el tratamiento, que estaba muy cansada de tener que inyectarse más de 1.000 veces al año y que, aún así, la enfermedad no estuviera bien controlada; de que sus amigas se rieran de ella y de que su madre no le dejara ir a excursiones del colegio por no tener mecanismos de control.  Esta circunstancia fue la que me llevó a idear, con dos compañeros del colegio y una compañera de la carrera, un páncreas artificial sin agujas que pudiera solucionar los problemas que mencionaba esta paciente, mejorar su calidad de vida y, por lo tanto, optimizar los resultados del tratamiento.

¿En qué consiste tu dispositivo?

El dispositivo de Medicsen es un páncreas artificial no invasivo que se divide en dos piezas. Por un lado tenemos el software, que es capaz de predecir lo que le va a pasar al paciente con su glucosa hasta dentro de dos horas. De esta manera, los usuarios pueden preguntar: ¿qué pasa si me tomo un  refresco de cola?, ¿qué ocurre si salgo a correr durante una hora? Y son cuestiones que a día de hoy generan incertidumbre en ellos porque no saben si va a ser seguro o no llevar a cabo esas acciones. Y nosotros les respondemos con la evolución de su glucosa y un consejo al respecto. Oye, si vas a tomar cola, mejor bebe un zumo con menos azúcar, o si vas a salir a correr, mejor come unos cacahuetes antes para que no te baje la glucosa.

Y, por otro lado, está el parche, que es un dispositivo muy pequeño y cómodo de usar, que administra fármacos a través de la piel sin ningún tipo de agujas y para ello se apoya en ondas de ultrasonidos que son completamente inocuas, indoloras y nos permiten dejar un dispositivo portátil conectado a un ecosistema en el que el doctor o el cuidador del paciente pueden interactuar.

¿Esa jeringuilla sin agujas formato parche servirá para dispensar otros fármacos?

Al principio no sabíamos si nuestra tecnología podía servir para otro tipo de fármacos. De hecho, estábamos muy centrados en la insulina durante los primeros años de desarrollo, pero poco a poco fuimos viendo que el problema de la tripanofobia, el miedo extremo a las agujas, no solo afecta a algunos enfermos de  diabetes, sino que aqueja  a aproximadamente al 10 por ciento de la población, con diferentes patologías y necesidades de inyección. Entonces empezamos a investigar y nos dimos cuenta de que nuestra tecnología es válida con otro tipo de moléculas, que tendremos que validarlo para cada una de ellas específicamente, pero a priori ya empezamos a pensar en heparinas, anticuerpos, vacunas, incluso interferón para esclerosis múltiple. Hay muchísimas patologías que se podrían beneficiar de esta tecnología.


Nuestra tecnología es válida con otro tipo de moléculas que tendremos que validar específicamente. Pero a priori, hay muchas patologías que se podrían beneficiar de esta tecnología

¿En qué crees que ha mejorado la vida de las personas?

Nuestro objetivo es mejorar la calidad de vida de las personas y su esperanza de vida. Y, aunque el dispositivo no está aún en el mercado, esperamos que para 2025 ya llevará un par de años disponible y habrá conseguido eliminar 30 millones de pinchazos, como indicador del sufrimiento físico aliviado.  Habrá reunido 10 millones de días de datos de los pacientes, lo que significará que hemos logrado resolverles esa incertidumbre porque han estado introduciendo los datos para obtener respuestas. Y finalmente, como un máximo indicador, 9.000 años de vida salvados porque actualmente la esperanza de vida con diabetes se reduce y es principalmente porque hay malos resultados del tratamiento por una baja adherencia a los mismos.

¿De qué  manera contribuye tu investigación a afrontar los grandes retos de la humanidad y a conseguir los retos de la agenda 2030 (ODS)?

La verdad es que en todos los desarrollos en los que me he involucrado, y Medicsen es una gran prueba de ello, han estado muy presentes los Objetivos de Desarrollo Sostenible, sobre todo en la parte de la salud. Por un lado, al permitir mejorar la calidad de vida y la esperanza de vida a través de los tratamientos para las enfermedades crónicas pero, sobre todo, al evitar que estas enfermedades crónicas generen desigualdades. Poco a poco se van derrumbando esas barreras y creemos que es con la tecnología con lo que se conseguirá tumbar todas y que nadie más vuelva a sentirse discriminado por una patología crónica.

¿Crees que tu trayectoria habría sido otra si en lugar de investigar en la Comunidad de Madrid lo hicieras en otra región de España o del mundo?

Si yo no hubiera nacido en la Comunidad de Madrid es probable que mi trayectoria innovadora hubiera sido completamente distinta. Pero tanto en un sentido como en otro, porque sí que considero que en la Comunidad de Madrid tenemos cosas muy positivas como, por ejemplo, que se potencia el talento joven, que se le dan oportunidades para acceder a recursos para desarrollar los proyectos. Y yo sí que he notado muchísimo el capital humano. Y, si bien creo que esto es un plus con respecto a otros territorios europeos, como Malta, Grecia o incluso Portugal, con los que creo que existe una diferencia considerable, también creo que tenemos que seguir luchando para llegar al nivel de otros territorios, como el Reino Unido, Australia o incluso los Estados Unidos, en cuanto a oportunidades y a potenciar ese talento. En cualquier caso, yo estoy tremendamente agradecido del lugar en el que he crecido y las oportunidades que he tenido, así que agradezco mucho a la Comunidad de Madrid todo lo que ha hecho por nosotros.


Eduardo W. Jørgensen participará, junto a otros investigadores y emprendedores premiados por la Comunidad de Madrid en el ‘Encuentro en torno al  conocimiento y la creatividad ante los grandes retos de globales’ que tendrá lugar el próximo martes 2 de noviembre a las 19 horas en el Instituto Cervantes en el marco de la XXI Semana de la Ciencia y la Innovación de Madrid. Si estás interesado en acudir, puedes inscribirte en el siguiente enlace: https://www.madrimasd.org/encuentro-en-torno-conocimiento-creatividad-ante-los-grandes-retos-globales

Añadir nuevo comentario

Para el envío de comentarios, Ud. deberá rellenar todos los campos solicitados. Así mismo, le informamos que su nombre aparecerá publicado junto con su comentario, por lo que en caso que no quiera que se publique, le sugerimos introduzca un alias.

    Normas de uso:  
  • Las opiniones vertidas serán responsabilidad de su autor y en ningún caso de www.madrimasd.org  
  • No se admitirán comentarios contrarios a las leyes españolas o buen uso.  
  • El administrador podrá eliminar comentarios no apropiados, intentando respetar siempre el derecho a la libertad de expresión.  


CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Publicar los comentarios recibidos y conocer el interés que suscita el boletín por áreas geográficas. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de favorecer la participación y el debate en el ámbito de la tecnología, la ciencia y la innovación, y en atención a su solicitud. Comunicación de datos: Su comentario es publicado al pie de la noticia junto con su nombre o alias. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..