“Podemos decir con orgullo que Madrid es una las grandes regiones espaciales de Europa y del Mundo”

Mañana se celebran los XIII Premios madri+d que reconocerán la trayectoria de Javier Ventura-Traveset con el Premio Especial del Jurado

Javier Ventura-Traveset es doctor ingeniero de Telecomunicaciones, jefe de la Oficina Científica de Navegación por Satélite Galileo y portavoz de la Agencia Espacial Europea (ESA) en España, Académico de la Real Academia de Ingeniería y figura clave en la dinamización de sector aeroespacial en nuestra región. Todo ello le ha hecho merecedor del Premio Especial del Jurado en la última edición de los Premios madri+d que se celebran mañana.

Por primera vez la Fundación ha incluido el premio especial del jurado en una apuesta por reconocer la trayectoria institucional o profesional significativa y determinante en ciencia, tecnología, innovación y educación superior en la Comunidad de Madrid. ¿Cómo se siente al inaugurar este reconocimiento?

La primera palabra que me viene a la cabeza evidentemente es RECONOCIMIENTO. Un reconocimiento en mayúsculas a madri+d por haber pensado en mí. Y la segunda palabra que me viene es sentirme completamente honrado. Para mí es un premio muy importante. Tengo mucho cariño a Madrid, llevo más de diez años trabajando en Madrid, más de 10 años trabajando con madri+d, y que hayan pensado en mí no siendo madrileño, siendo madrileño de adopción es un auténtico honor. Me siento verdaderamente muy contento y muy agradecido.

Una gran parte de su labor profesional está vinculada a la Agencia Espacial Europea. ¿Ya de niño imaginaba que su futuro estaría ligado al espacio? ¿Cómo llega a ser portavoz de la ESA en nuestro país?

Yo realmente crecí con las misiones Apolo. Y realmente desde pequeño quería trabajar en esto. Yo creo que mucha gente que trabaja en Ciencia y Tecnología de mi edad se inspiraron en las misiones Apolo, fue un efecto extraordinariamente inspirador. Desde luego ese fue mi caso. Estudié la carrera pensando que quería trabajar en el sector y tomé las decisiones que consideré oportunas para maximizar mis opciones.

En mi caso particular se trata de una combinación de, en primer lugar, un auténtico deseo de querer hacerlo, de convencimiento firme de que eso es lo que quieres hacer, y luego estudiar aquellas cosas que a uno se le dan mejor y adaptarlas al sector. Desde el principio fue una estrategia decidida: Yo quería trabajar en esto y cuando uno tiene una voluntad férrea y realmente le gusta, todo va en el buen camino. Aunque también es verdad que la suerte juega un papel importante en las carreras profesionales.    

Ahora con perspectiva puedo decir con seguridad que creo que acerté plenamente. Es un sector que me ha dado mucho más de lo que yo pensaba que podría darme.

Entre otras cosas, es usted Jefe de la Oficina Científica de Navegación por satélite de la Agencia Espacial Europea, Asesor al Director del Centro Europeo de Astronomía Espacial y portavoz de la Agencia Espacial Europea en España. ¿Puede explicarnos brevemente en qué consiste su labor en la ESA?

Yo ahora tengo un trabajo esencialmente técnico y científico: Soy el director de una oficina que se llama la Oficina Científica Galileo. Europa ha desarrollado un sistema de navegación por satélite, Galileo, y tenemos otros satélites gps. Lo que hemos hecho en este centro de ciencia es maximizar su uso para las aplicaciones de ciencia, en física fundamental, tenemos tests avanzados de relatividad general; en el estudio de la Tierra y del Cambio Climático y el estudio de la atmósfera en meteorología y ahora por ejemplo estoy trabajando en el diseño de los sistemas de navegación para las futuras misiones lunares. Estoy trabajando con la NASA y con varios centros de Europa en cómo tenemos que concebir cómo las futuras misiones tienen que navegar e incluso favorecer las posibilidades comerciales en el futuro. Esto es lo que realmente concentro. Luego tengo un trabajo más institucional de apoyo a nuestro director e intentando apoyar todas las actividades que tiene la agencia en España.

¿Qué le resulta más apasionante de trabajar en los proyectos espaciales, la gran ciencia sobre los orígenes del Universo, las ondas gravitacionales, el descubrimiento de exoplanetas… o el mundo de los avances tecnológicos transformadores en Telecomunicación, navegación por satélite o la observación de la Tierra que han transformado la vida de los ciudadanos?

Cuando alguien me pregunta por qué es tan apasionante trabajar en el espacio o en la Agencia Espacial Europea yo le digo que hay 4 cosas únicas: En primer lugar, trabajar en un ambiente internacional, con gente de todo el mundo, es siempre un placer. Conocer otras culturas, otras formas de hacer las cosas, la cooperación... El segundo, es trabajar con gente extremadamente competente. Yo siempre digo que me encanta trabajar con gente mucho más brillante que yo. Esto es un placer y no tengo ningún problema en reconocerlo. Después estarían las cuestiones científicas más apasionantes: Estamos realmente en el front de las cuestiones más esenciales como las ondas gravitacionales, la posibilidad de observarlas en el espacio, qué es la materia oscura, o si puede existir vida en un exoplaneta. Son preguntas verdaderamente extraordinarias. Sólo por eso ya podríamos afirmar que se trata de un trabajo apasionante. Pero a la vez el espacio tiene esa función de servicio a los demás, ese aspecto tan pragmático que puede pasar desapercibido a primera vista. Por ejemplo, los satélites de observación de la Tierra son absolutamente esenciales en la problemática número 1 del planeta, que es la que está asociada al cambio climático. Saber que estás contribuyendo a eso es una gran satisfacción personal.

La Comunidad de Madrid representa el 95% del sector espacial español, constituyendo una de las regiones que más empleo genera en este sector de toda Europa. ¿Cómo ve usted el escenario del sector espacial en nuestra región en un futuro inmediato?

Madrid tiene que presumir de tener una de las regiones espaciales de Europa. No hay muchas regiones que tengan la masa crítica dentro del sector espacial que tiene Madrid y es fácil llegar a esta conclusión: tiene un centro de la Agencia Espacial Europea, no hay tantas regiones que lo tengan; tiene un centro de la NASA en Robledo de Chavela, ya no hay ninguna región europea que tenga dos centros de las dos grandes agencias del mundo; tiene el 95% de la industria española; tiene universidades que forman en todos los campos del sector espacial y en física y en astrofísica; tiene una industria de servicios que utilizan el sector espacial; tiene un operador, uno de los principales operadores del mundo; tiene el INTA, el Centro de Astrobiología, centros de la UE de Galileo, ¡hasta astronauta madrileño! Tenemos una concentración dentro del sector espacial que es absolutamente única. Lo que pasa es que en Madrid hay tantas cosas que puede quedar diluido, pero es un mensaje importante y del que debemos sentirnos muy orgullosos: Madrid es una las grandes regiones espaciales de Europa y del Mundo.


La del ESA BIC Comunidad de Madrid es una historia de éxito gracias a un trabajo muy riguroso de madri+d junto con la ESA

En el tema de las incubadoras, en Madrid también se dan unas circunstancias muy interesantes: Hay mucha industria de servicio, hay mucho sector espacial, hay mucha universidad y también hay muchas universidades de negocios. Es decir, esta es la combinación perfecta para crear empresas incubadoras: Tener gente que sepa mucho desde el punto de vista técnico, tener gente que sepa mucho cómo funciona la empresa y tener posibilidades de servicio y de mano de obra. Esto es único.

En definitiva, Madrid tiene un potencial enorme, realmente tiene todas las bases para convertirse en una región espacial de referencia si se apuesta por ello. Yo creo que tiene todo: Tiene las universidades que están formando buenos profesionales, unas buenas industrias que, cada vez más en el caso español, tienen un papel más importante, adquiriendo el papel de industria principal en muchos contratos, y tiene una apuesta institucional con la Agencia Espacial Europea, el INTA, el Centro de Astrobiología, la Nasa… única. Esta combinación si se utiliza de forma eficaz creo que puede llegar muy lejos. De Madrid al cielo.  

La Fundación Madri+d gestiona el centro de incubación de la Agencia Espacial Europea en nuestra región, el ESA BIC Comunidad de Madrid, que tiene por objetivo apoyar a empresas que incorporen en sus proyectos el uso innovador de tecnologías o infraestructuras del espacio. ¿Cómo valora este programa al que la Comunidad de Madrid y la ESA destinan 2,5 millones de euros?

El BIC de Madrid yo creo que es una historia de éxito. Las empresas que hemos conseguido crear con un proceso muy selectivo, un trabajo muy riguroso de madri+d junto con la ESA y otros socios, es una prueba de éxito. Realmente las empresas que hemos conseguido crear están funcionando bien, son pioneras y además tienen los elementos que queremos, son empresas tecnológicas de alto nivel. Podemos comparar el BIC de Madrid con los otros BIC de Europa y ciertamente estamos en la Champions.         

Los programas espaciales han logrado involucrar a la empresa y la iniciativa privada de una manera exitosa. ¿Qué lección y qué caminos abren para la colaboración público- privada en ciencia y tecnología de alto nivel?

Cuando uno analiza el sector espacial global es interesante destacar que el 80% del sector espacial ya es privado. El negocio, en un 80%, es un negocio privado. Las agencias tienen los servicios institucionales pero son un gran catalizador de la industria privada y lo que está pasando en los últimos años es que eso se está acentuando. Un buen ejemplo es el de las telecomunicaciones: Ya es un sector privado esencialmente, las agencias ayudan a modernizar la tecnología pero son empresas privadas. Estamos viendo el sector privado entrando en sectores donde era solo institucional, como la posibilidad de usar la Estación Internacional para usos comerciales o incluso la idea de poder tener aplicaciones comerciales en misiones lunares, o incluso pensando más a largo plazo, lo que llamamos minería espacial. Son cosas que están en la agenda. Es evidente que el mundo de los satélites también se ha miniaturizado, hoy es mucho más barato lanzar un satélite y es mucho más fácil en muy poco volumen poner una funcionalidad elevada. Todo eso abre unas oportunidades únicas. Es lo que llamamos el New Space. Así que yo creo que el futuro es extraordinariamente interesante. Es uno de los sectores con más futuro: En estos momentos se cree que va a crecer por un factor 10 en los próximos 20-25 años, lo que supone un crecimiento verdaderamente único.

Y ya para terminar, si tuviera que decir un referente científico y tecnológico que haya sido determinante en su vocación científica y tecnológica, ¿a quién elegiría?

Cuando uno empieza a trabajar hay una serie de personas que le marcan y que le sirven de modelo, y ahí podría mencionar tanto en las universidades que he estudiado (en la Politécnica de Cataluña, en la Politécnica de Turín, en la Universidad de Princeton) a profesores únicos que me han marcado y cuando empecé en la Agencia Espacial Europea tendría que mencionar a muchas personas. Pero ya que me dais la oportunidad, a mí me encantaría mencionar a una persona en particular que he conocido de más mayor pero que para mí es un referente y que me ha marcado y es el profesor Amable Liñán, profesor emérito de la Universidad Politécnica de Madrid, Premio Príncipe de Asturias, y que para mí y para muchos de mis colegas en el sector espacial siempre ha sido un modelo por su excelencia técnica, su amor a la ciencia y a la tecnología, y su humildad en la excelencia. 

Añadir nuevo comentario

Para el envío de comentarios, Ud. deberá rellenar todos los campos solicitados. Así mismo, le informamos que su nombre aparecerá publicado junto con su comentario, por lo que en caso que no quiera que se publique, le sugerimos introduzca un alias.

    Normas de uso:  
  • Las opiniones vertidas serán responsabilidad de su autor y en ningún caso de www.madrimasd.org  
  • No se admitirán comentarios contrarios a las leyes españolas o buen uso.  
  • El administrador podrá eliminar comentarios no apropiados, intentando respetar siempre el derecho a la libertad de expresión.  


CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Publicar los comentarios recibidos y conocer el interés que suscita el boletín por áreas geográficas. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de favorecer la participación y el debate en el ámbito de la tecnología, la ciencia y la innovación, y en atención a su solicitud. Comunicación de datos: Su comentario es publicado al pie de la noticia junto con su nombre o alias. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..