Entrevista a la viróloga italiana Sussana Esposito: «El 80% de los contagiados son asintomáticos»

La presidenta de la Asociación Mundial para Enfermedades Infecciosas apuesta por aumentar los controles al personal sanitario expuesto al virus para tener un diagnóstico precoz y menos letalidad

“Test, test, test”, fue la recomendación hace unos días del director de la Organización Mundial de la Salud, Adhanom Ghebreyesus. Una receta a la que se abona Susanna Esposito, pediatra y viróloga del Hospital Universidad de Parma y presidenta de la Asociación Mundial para las Enfermedades Infecciosas (WAidid).

En Italia hay regiones como Véneto que han realizado un número importante de test y otras, como Lombardía, que ahora mismo no son capaces de realizar más pruebas. ¿Hay una fórmula para prevenir el contagio?

Los datos que tenemos de Corea del Sur, Hong Kong, China o Singapur nos dicen que es fundamental el «contact tracing». Es decir, identificar los contactos de los casos positivos. Se estima que el 70% u 80% de los contagiados son asintomáticos. Yo no soy partidaria de los controles masivos, pero tampoco se pueden hacer sólo a pacientes con problemas respiratorios. Lo que marca la diferencia es una terapia precoz. Por eso, es importantísimo controlar a todo el personal sanitario, porque son un sector de alto riesgo, y a quienes hayan tenido contacto con positivos, independientemente de que tengan síntomas.

¿Llegamos tarde ya a esto en Lombardía, donde la situación está fuera de control?

No, al personal sanitario hay que hacerle pruebas siempreMientras, las personas de más de 70 años que terminan en el hospital deben recibir rápidamente una terapia. Un paciente de este tipo que termina intubado tiene una probabilidad alta de morir, del 20%.

El problema es que ya no hay plazas. Una de las hipótesis que se han planteado para explicar la alta mortalidad es que el virus haya mutado desde que salió de China. ¿Tienen evidencias?

Hay indicios que nos llevan a eso, pero en realidad las mutaciones no parecen ser relevantes. Las únicas certezas que tenemos ahora mismo es que no estamos frenando la curva de contagios. El incremento de muertos es mucho más alto que el de los curados, por eso la cosa importantísima es la terapia precoz.

Los expertos suelen decir que el virus se hace menos agresivo en el tiempo…

Eso es cierto, si llega un momento en el que la mayoría seamos inmunes. Si el virus encuentra al 60% de la población protegida prácticamente no se transmite. Pongamos que se encuentra con 10 personas, cinco protegidas y cinco no. Si a las dos primeras que encuentra son inmunes, inicia una batalla que pierde. Después encuentra a otro y lo contagia, pero al siguiente ya está cansado y no tiene efecto. Así es como el virus se vuelve más inocuo, pero todo esto son suposiciones, porque estamos delante de un patógeno nuevo del que estamos descubriendo cosas nuevas y muy distintas a la gripe.

¿Y por qué es ahora tan letal?

No se han hecho suficientes pruebas, con lo que está llegando mucha gente con la enfermedad muy avanzada. Dicen que no hay terapia y no es cierto, porque en las fases iniciales se ha visto que el cóctel de antivirales funciona. Quien termina en reanimación también resulta eficiente suministrar anticuerpos de curados y para quien es intubado un antiviral funciona. No es que no exista una terapia, pero si no hay diagnóstico precoz no conseguimos nada.

En otros países se han hecho aún menos pruebas.

Pero es que en otros países no se ha difundido tanto la epidemia. Y luego ha habido casos en residencias italianas donde han muerto de una vez 15 personas y no se les han hecho pruebas.

Imagino que ha visto la situación de España. ¿Le preocupa que se repitan errores?

Totalmente. Mire, Hong Kong, con 8 millones de habitantes tiene 150 casos. ¿Qué han hecho? Identificar rápidamente todos los contactos sobre la población de riesgo y pruebas a todo aquel que tenga síntomas respiratorios independientemente del contacto. Las restricciones de las pruebas es un error. Y otro error son las mascarillas. Es imposible estar en casa las 24 horas todos los días, así que cuando se va a la calle es necesario ponerse la mascarilla quirúrgica.

Añadir nuevo comentario

Para el envío de comentarios, Ud. deberá rellenar todos los campos solicitados. Así mismo, le informamos que su nombre aparecerá publicado junto con su comentario, por lo que en caso que no quiera que se publique, le sugerimos introduzca un alias.

    Normas de uso:  
  • Las opiniones vertidas serán responsabilidad de su autor y en ningún caso de www.madrimasd.org  
  • No se admitirán comentarios contrarios a las leyes españolas o buen uso.  
  • El administrador podrá eliminar comentarios no apropiados, intentando respetar siempre el derecho a la libertad de expresión.  


CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Publicar los comentarios recibidos y conocer el interés que suscita el boletín por áreas geográficas. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de favorecer la participación y el debate en el ámbito de la tecnología, la ciencia y la innovación, y en atención a su solicitud. Comunicación de datos: Su comentario es publicado al pie de la noticia junto con su nombre o alias. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..