Microorganismos de gran tamaño pueden viajar cientos de kilómetros a través de la atmósfera

Estos resultados amplían y modifican algunos aspectos muy relevantes de lo que se conocía hasta ahora en el campo de la aerobiología

Investigadores del proyecto MICROAIRPOLAR de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) han demostrado que los microorganismos de gran tamaño (cientos de micras) pueden desplazarse grandes distancias por el aire.

Los resultados, publicados en la revista Science of the Total Environment, amplían y modifican algunos aspectos muy relevantes de lo que se conocía hasta ahora en aerobiología, un campo que aporta importantes conocimientos, por ejemplo, para evitar y controlar plagas que dañan cultivos, o para el control de la transmisión de enfermedades infecciosas tanto en la industria ganadera como entre la población humana.

Aunque la atmósfera juega un papel crucial en la dispersión de los microorganismos, así como en la conectividad de la mayor parte de los ecosistemas presentes en el Tierra, actualmente sigue siendo el bioma menos conocido del planeta. Debido a su importancia en diversos campos de estudio, en las últimas décadas el interés por la diversidad y dispersión microbiana en la atmósfera se ha visto incrementado.

Se sabe que la atmósfera es un hábitat que alberga una gran cantidad y diversidad de microorganismos. Sin embargo, la concentración de estos puede variar por diversos factores, como fenómenos meteorológicos puntuales (tornados, polvo del Sahara, etc.), la influencia local de los ecosistemas o el momento del día o del año.

Para identificar el origen de los microorganismos aeronavegantes, los científicos utilizan modelizaciones físicomatemáticas de las trayectorias que han podido recorrer las masas de aire que los portan. Sin embargo, según los modelos actuales, no todos los microorganismos son susceptibles de ser suspendidos o transportados a través de la atmósfera a largas distancias de su origen, debido a limitaciones físicas como su tamaño o densidad: un pequeño tamaño favorece una mayor residencia del microorganismo en el aire, y por tanto una dispersión a una mayor distancia.

Influencia local y dispersión de grandes microorganismos

En su trabajo, el equipo demostró que la abundancia de los microorganismos en el aire se ve afectada por el conjunto de las condiciones meteorológicas locales.

“Al estar las variables atmosféricas tan relacionadas unas con otras, decidimos estudiar la relación de la abundancia de los microorganismos en el aire con las condiciones atmosféricas generales y no con cada una de las variables meteorológicas por separado”, detallan los investigadores.

Investigadores del proyecto MICROAIRPOLAR preparando el equipo para la captura de microorganismos aeronavegantes en la Antártida. / Sergi González 

“Durante el tiempo de muestreo —continúan— ocurrieron dos situaciones distintas: un primer periodo con alta actividad ciclónica definido por diversas precipitaciones, baja presión y alta velocidad del viento, donde encontramos mayor abundancia de microorganismos; y un segundo periodo en el que el anticiclón fue dominante y las condiciones meteorológicas más estables y suaves, donde encontramos menor abundancia de microorganismos”.

Los investigadores incorporaron nuevos elementos relacionados con el comportamiento de las partículas biológicas a los modelos matemáticos que se venían empleando hasta ahora para estudiar la dispersión. Así demostraron que los microorganismos de gran tamaño también pueden desplazarse grandes distancias por el aire.

“Cuando estábamos realizando las observaciones de las muestras al microscopio de epifluorescencia no creíamos lo que estábamos viendo: filamentos de cianobacterias y algas eucariotas de hasta 0,4 milímetros. En ese momento nos dimos cuenta de que los modelos de dispersión actuales no consideran cuestiones biológicas relevantes, como son las formas reales de los microorganismos o la perdida de densidad que sufren al deshidratarse durante el viaje”.

Con el desarrollo de nuevos modelos que consideran estos dos factores, los investigadores pudieron comprobar que, efectivamente, dichos microorganismos podían proceder de lugares situados a cientos de kilómetros.

Este hallazgo es de gran importancia para diversos campos. Por ejemplo, para el estudio y predicción del nivel de riesgo frente a especies invasoras de ecosistemas vulnerables debido al cambio climático. O para el estudio de la colonización de las áreas que han estado cubiertas de nieve durante miles de años y que por la deglaciación reciente quedan descubiertas.

“Este trabajo es fruto de una estrecha colaboración entre biólogos, meteorólogos y estadísticos. La suma de la contribución de las tres disciplinas nos permitió obtener resultados inesperados de gran relevancia”, concluyen los autores.


Referencia bibliográfica:

Galbán, S., Justel, A., González, S., & Quesada, A. (2021). Local meteorological conditions, shape and desiccation influence dispersal capabilities for airborne microorganisms. Science of the Total Environment, 780: 146653. doi: 10.1016/j.scitotenv.2021.146653

Comentarios

DEVICE TO DETECT AND ELIMINATE COVID-19 PROPOSAL In order to collaborate with the fight against COVID-19, I have prepared the proposal that I explain below. I put at your disposal an investigation that I carried out in the eighties, which could serve as a model to develop a device that not only detects the presence of the virus but also eliminates it, it is understood that I am not talking about measuring people’ temperatures, but the detection in the environment of the presence of the virus. Before continuing, let me mention the investigation that I carried out in the eighties, which could be very useful. At the beginning of the eighties,I decided to investigate the way vultures detected their prey, at first I thought that they did it through smell, but then after a series of observations I deduced that these animals had incredibly developed the sense of the In view, to such an extent that they were capable of detecting ammonia gas from miles away, which is released from descomposing organic matter, colorless to the human eye by the way. To carry out this study, I used the electromagnetic spectrum, among other tools, where I discovered that ammonia gas is located in the range of ultraviolet radiation, this being the reason why vultures can detect this gas, since they are able to see ultraviolet radiation at long distances. For reference, the different types of radiation are shown below; wavelengths; frequencies and temperatures, which would allow locating the range of the electromagnetic spectrum these viruses (COVID-19) can be located,of course starting from the true fact that every living body emits electromagnetic radiation: Visible Ultraviolet X - Rays Gamma Rays 0,5 x 10-6 10-8 10-10 10-12 Regarding its frequency in Hertz, it is located in the following range of the spectrum Protozoa Molécules Átoms Atomic Nucleus : 1015 1016 1018 1020 Temperature of objects in which radiation with these wavelengths is the most intense 10.000 K 10.000.000 K 9,727 º C - 10.000.000 º C The question then arises. And how could the device I propose be implemented?- Well, through the experience obtained with the Kirlian camera, through which the corona effect of any object or organism can be captured in an image by applying an electric field on a plate. The other instrument that could serve as a model to develop the device I propose are thermographic cameras of thermal cameras, which is a camera that shows an image of the radiation emitted by a body on a screen. I am convinced that with the technology available today it is possible to identify, pursue and destroy this virus means of laser beams that has claimed so many innocent lives. This contribution is a collaboration in its fight against COVID-19. For your information I am a retired engineer, specialized in electrical power systems, electromagnetism, and theoretical physics. Greeting Eloy Brito Veneskyp@hotmail.com @eloybrito3

Añadir nuevo comentario

Para el envío de comentarios, Ud. deberá rellenar todos los campos solicitados. Así mismo, le informamos que su nombre aparecerá publicado junto con su comentario, por lo que en caso que no quiera que se publique, le sugerimos introduzca un alias.

    Normas de uso:  
  • Las opiniones vertidas serán responsabilidad de su autor y en ningún caso de www.madrimasd.org  
  • No se admitirán comentarios contrarios a las leyes españolas o buen uso.  
  • El administrador podrá eliminar comentarios no apropiados, intentando respetar siempre el derecho a la libertad de expresión.  


CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Publicar los comentarios recibidos y conocer el interés que suscita el boletín por áreas geográficas. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de favorecer la participación y el debate en el ámbito de la tecnología, la ciencia y la innovación, y en atención a su solicitud. Comunicación de datos: Su comentario es publicado al pie de la noticia junto con su nombre o alias. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..