“No podemos culpar a la sociedad de su desconocimiento y quedarnos en casa sin intentar remediarlo”

Entrevista a Enrique Manuel Arpa, investigador en la Facultad de Ciencias de la Universidad Autónoma de Madrid y participante en la próxima edición de la Noche Europea de los Investigadores de Madrid

¿En qué consiste la actividad que organiza y cuál es su objetivo principal, público al que se dirige, etc.?

Vamos a hablar de la fluorescencia, explicar muy por encima de qué se trata y de cómo está presente donde menos te lo esperas, ¡hasta en la comida!. El objetivo es enseñar que hay ciencia hasta en la sopa, pero en nuestro caso lo decimos literalmente. El público va a ser una parte muy activa, ya que serán ellos los encargados de extraer y analizar cada alimento que pongamos a prueba; como el proceso es muy sencillo de hacer cualquiera puede venir (además a todo el mundo le gusta jugar con lucecitas).

Es la segunda vez que participa en La Noche Europea de los Investigadores. ¿Qué es lo más enriquecedor de participar en esta iniciativa? ¿Qué impresiones le transmiten los ciudadanos que participan? 

Sobre todo el poder ser parte del esfuerzo conjunto de tantísimos investigadores en dar a conocer la ciencia y su trabajo, es una pasada poder mirar atrás una vez se ha celebrado el evento y poder decir “yo fui parte de eso”. Transmiten mucho interés, además interés real, no ese interés falso por compasión. Se acercan, preguntan, atienden... Es una sinergia perfecta, tú estás deseando “soltarle la chapa” a cualquiera que se acerque y ellos están deseando aprender algo nuevo, que para eso han salido de casa. El público es, por suerte, de lo más variopinto, tienes de todo. Incluso en las actividades más experimentales y de “ensuciarse las manos”, que podrías pensar que son los niños los que van de cabeza, tienes a los adultos que también están deseando ponerse a cacharrear y aprender.

¿Por qué decidió animarse a participar en la Noche? ¿Cree que asistir como público a estas actividades acabará revirtiendo en un incremento de las vocaciones científicas entre los estudiantes de nuestra región?

Porque creo que es nuestra obligación como investigadores el acercar la ciencia a la gente, no podemos culpar a la sociedad de su desconocimiento y quedarnos en casa sin intentar remediarlo. Sobre la segunda pregunta, creo que el objetivo a corto plazo de este tipo de actividades no es incrementar el número de estudiantes orientados a la ciencia, ésa será la recompensa a nuestro esfuerzo actual. No, nuestro verdadero objetivo es quitar los estigmas de la ciencia, hacer que todo el mundo comprenda que la ciencia está al alcance de todos y no sólo de unos pocos privilegiados. Cuando ese mensaje cale, el resto vendrá rodado.

¿Cómo nació su vocación científica? ¿Cuándo y por qué decidió que quería ser científico?

Con 5 años yo ya andaba diciendo que quería ser astrofísico, me apasionaban las estrellas, las galaxias... y devoraba cualquier libro que hablase de la estructura del Universo. Y así hasta que cumplí 15, momento en el que descubrí la química; supuso un impacto tan fuerte en mí que pasé a tenerlo cristalino, yo tenía que ser químico. Y lo cumplí.

¿Qué importancia tiene para usted la divulgación en su día a día?

En el día a día tampoco mucho, nada más allá de leerme algunos libros y ver un par de vídeos. Si se refiere a lo que hago yo, las dos veces que he participado en la Noche y en unas actividades que organiza la universidad para alumnos de bachillerato, ahí he participado todas las veces que he podido.

¿Qué le diría a los jóvenes para animarles a seguir una carrera científica?

Que se lancen a ello sin duda. Porque sí, implica mucho esfuerzo y sacrificio, el ambiente puede ser muy competitivo... pero todo eso queda ocultado por el hecho de descubrir una nueva forma de ver el mundo, de ser capaz de entender cuanto te rodea, desde los procesos más simples hasta los más complejos, y eso no tiene precio. Sobre las mujeres y la ciencia, sólo diré que si la ciencia no fuera para mujeres yo no podría hacer mi tesis. Me alegra mucho poder decir que (al menos en mi entorno) la proporción de hombres y mujeres es casi 50:50, y en todos los estamentos: compañeras de despacho, de laboratorio, personal de apoyo, profesoras titulares... Y mención especial a mi directora de tesis, que impide que yo vaya como pollo sin cabeza por la facultad.

¿Cuál cree que es la opinión de los ciudadanos acerca de los científicos? ¿Siente que se trata de una profesión reconocida y valorada?

Desgraciadamente creo que la opinión no es buena, como comentaba antes la visión general de la ciencia es “la cosa ésa a la que se dedican los raritos y empollones”, y en ese sentido series como The Big Bang Theory no nos ayudan precisamente. Y no está bien valorada, y que conste que no lo digo sólo por el sueldo. Es muy frustrante decirle a alguien que estás haciendo una tesis doctoral y que te responda “Ah, ¿entonces no trabajas?”. Para revertir esta situación hay que normalizar a la ciencia en dos aspectos: uno, hay que conseguir que forme parte (en una versión light, claro) de la cultura general. ¿Por qué saberse los afluentes del Tajo o cuando ocurrió la Revolución Francesa se considera cultura general y saber cómo se prepara la aspirina o cómo actúa no? Y todos nos hemos tomado una aspirina alguna vez, pero parece que a nadie le interesa saber más, y así pasa lo que pasa, que vienen los charlatanes de las pseudoterapias y nos adelantan por la derecha. Y dos, que la gente entienda cómo funciona la ciencia. Que no es despertarse un día con la idea de “voy a curar el cáncer de mama” y en dos semanas ya lo tienes. No, cualquier investigación en ciencia lleva mucho tiempo, mucho esfuerzo, mucha inversión y es el trabajo grupal de muchas personas. Y no vale con decir “esto funciona”, hay que demostrarlo mucho y muchas veces.

¿Se ha beneficiado de ayudas europeas en su carrera científica?. ¿Cree que Europa apoya suficientemente la investigación?

No de momento, aún es pronto para eso, supongo que me tocará luchar por alguna en el futuro cuando acabe la tesis. Europa como conjunto creo que sí, hay ayudas a la movilidad, para inicio y/o consolidación de nuevos grupos de investigación... En lo individual tienes de todo, desde países como Alemania o Francia en los que la inversión en ciencia es increíblemente alta y tienes otros como España en los que es increíblemente baja. Tenemos mucho que mejorar.

Para terminar, vamos con un par de preguntas cortas:

¿Cuáles son sus hobbies?

El ajedrez, los videojuegos y pasear como si no hubiera mañana.

Si pudiera viajar en el tiempo, ¿a qué momento histórico se trasladaría?

1000 años al futuro, por la curiosidad de saber si nos habremos terminado de cargar el planeta y será como Mad Max en el mejor de los casos o si habremos abierto los ojos a tiempo y se parecerá más a Star Trek o Futurama.

Recomiéndeme un libro

La hora del mar, de Carlos Sisí.

¿Cuál es la última película que ha visto? ¿Y el último concierto al que ha asistido?

Godzilla, Rey de los monstruos.

El concierto de Año Nuevo de 2017 de Amaral.

Añadir nuevo comentario

Para el envío de comentarios, Ud. deberá rellenar todos los campos solicitados. Así mismo, le informamos que su nombre aparecerá publicado junto con su comentario, por lo que en caso que no quiera que se publique, le sugerimos introduzca un alias.

    Normas de uso:  
  • Las opiniones vertidas serán responsabilidad de su autor y en ningún caso de www.madrimasd.org  
  • No se admitirán comentarios contrarios a las leyes españolas o buen uso.  
  • El administrador podrá eliminar comentarios no apropiados, intentando respetar siempre el derecho a la libertad de expresión.  


CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
Los datos personales recogidos en este formulario serán tratados de conformidad con el nuevo Reglamento Europeo (UE) 2016/679 de Protección de Datos. La información relativa a los destinatarios de los datos, la finalidad y las medidas de seguridad, así como cualquier información adicional relativa a la protección de sus datos personales podrá consultarla en el siguientes enlace www.madrid.org/protecciondedatos. Ante el responsable del tratamiento podrá ejercer, entre otros, sus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación de tratamiento.