Archivo de octubre, 2010

Semana de la Ciencia; Ciencia con Ñ y más divulgación…

Declarado por la ONU Año Internacional de la Biodiversidad, 2010 no será recordado, al menos en España, por una mayor sensibilización hacia la defensa de la naturaleza, sino por nuestras históricas victorias deportivas. No obstante, desde el próximo día 8 y hasta el domingo 21 se celebrará la X edición de la Semana de la Ciencia que, curiosamente, son dos semanas llenas de actividades para todos los gustos y públicos…

Semana de la Ciencia 2010

Semana de la Ciencia 2010

A pesar de la crisis, nuevos y significativos hitos científicos han estado presentes desde en revistas especializadas hasta en medios de información general. Muchos de estos temas serán, directa o indirectamente, tratados a lo largo de la presente edición de la Semana de la Ciencia. Para tender puentes entre la producción científica y el ciudadano, diversos organismos de investigación, universidades, museos, diferentes empresas y hasta ONGs desarrollarán más de 1000 actividades gratuitas para todas las edades sobre áreas tan dispares como la biología molecular, matemáticas, nuevas tecnologías, políticas energéticas, robótica, arqueología, transporte o astronomía.

El presente año 2010 ha sido testigo del reconocimiento –Premios Nobel- al “padre” de los Niños Probetas, del desarrollo del grafeno o de las reacciones de acoplamiento cruzado catalizadas por paladio. También se ha comenzado un proceso terapéutico experimental ambicioso -con capital privado- para tratar lesiones medulares recientes mediante células madre derivadas de embriones humanos. En el ámbito divulgativo, se acaba de inaugurar una nueva edición de Movilab, laboratorio móvil instalado en un camión para llevar a cabo talleres y exposiciones científicas y, ya puestos, a través de la cadena de televisión pública, La 2, ha comenzado a emitirse entrevistas a los mejores espadas de la ciencia internacional, científicos de frontera

  Premios Nobel 2010 (Entre Probetas)

Movilab (Entre probetas)

Científicos de Frontera (Entre Probetas)

 

Centrándonos en la Comunidad de Madrid, y con la coordinación de Madri+d, más de 700 actividades gratuitas podrán ser compartidas por todos los públicos. Varias de estas actividades, concretamente dos conferencias divulgativas, han sido organizadas por la SEBBM y el Instituto Cervantes, y llevan el nombre de Ciencia con Ñ.

X Semana de la Ciencia en Madrid

X Semana de la Ciencia en Madrid

 

Ciencia con Ñ

Ciencia con Ñ

La primera conferencia, “Nuevos nanomateriales: David vence a Goliat”, tendrá lugar el miércoles 10 de noviembre y contará con la participación de los Drs. María Vallet Regí y Enrique Gómez Barrena; moderará la conferencia Miguel Ángel de la Rosa, Presidente de la SEBBM. La segunda tendrá lugar el martes 16 de noviembre, tratará sobre “Genética molecular y medicina personalizada” y contará con la participación de los Drs. Carmen Ayuso y Francesc Palau. Moderará la conferencia Manuel Seara, director y presentador del programa “A hombros de gigantes” de RNE, Radio 5.

María Vallet es doctora en Ciencias Químicas y catedrática de Química Inorgánica en la Universidad Complutense de Madrid, habiendo sido galardonada con el Premio Nacional de Investigación Leonardo Torres Quevedo en Ingeniería.

Enrique Gómez es doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid y catedrático de Cirugía Ortopédica y Traumatología en la Facultad de Medicina, UAM.

Carmen Ayuso es doctora en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid, subdirectora de investigación y jefe del Servicio de Genética de la Fundación Jiménez Díaz en Madrid.

Francesc Palau es doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valencia y Profesor de Investigación del CSIC en el Instituto de Biomedicina de Valencia.

Otros datos de interés:

Ciclo “Ciencia con Ñ”Instituto Cervantes (C/ Barquillo, 4. Metro Banco de España)

 “Nuevos nanomateriales: David vence a Goliat”

Miércoles, 10 de noviembre de 2010, a las 19:30 h.

 

“Genética Molecular y Medicina Personalizada”

Martes, 16 de noviembre de 2010, a las 19:30 h.

 

Científicos de Frontera…

Científicos de Frontera

Científicos de Frontera

Pero, tal y como se ha señalado anteriormente, La 2, ha comenzado a emitir entrevistas a los mejores espadas de la ciencia internacional, científicos de frontera. No es un acto puramente “científicosemanero”, pero sí un experimento divulgo-televisivo interesante…

¿Es posible estar en dos sitios al mismo tiempo? ¿Podríamos dejar de envejecer? ¿Se puede traducir a moléculas la sensación de felicidad? ¿Por qué hay células que se vuelven inmortales y dan lugar a un cáncer? ¿Se podrá predecir la próxima crisis? Como decía el filósofo, lo importante no es saber, sino tener el teléfono del que sabe. A falta del teléfono, bueno es el programa Científico de Frontera. Trece investigadores que se mueven cada día en la frontera de lo conocido han comenzado a hablar de su trabajo, de sus descubrimientos, de sus aspiraciones y de su pasión por investigar… El  programa empezó a emitirse el pasado 10 de octubre, por La 2 todos los domingos hacia las 23:00 horas.

Se trata de una serie de episodios fruto de la colaboración entre RTVE y la Fundación BBVA. Tras las primeras entrevistas ha quedado de manifiesto la extraordinaria calidad del contenido, de la información y de la ciencia que a lo largo de 45 minutos –y bajo la conducción de una de las mejores periodistas científicas de España, Mónica Salomone- nos ofrece nuestra televisión pública –la misma de los grandes documentales-…

Además de Ignacio Cirac o Mariano Barbacid, entre otros científicos ya entrevistados, algunos de los investigadores en “desnudarse ante las cámaras” serán María BlascoJoan Massagué y Mariano Barbacid, todos ellos referentes internacionales de la investigación biomédica y molecular; Jordi Bascompte, de la Estación Biológica de Doñana, la estadounidense Andrea Goldsmith, el físico oceanográfico Klaus Hasselmann, Robert Lefkowitz y Andreu Mas-colell, de la universidad Pompeu Fabra.

Junto a las entrevistas se prevé la realización de seis documentales sobre investigación de vanguardia en campos como medicina regenerativa y terapia celular, oncología, biodiversidad, cambio climático, tecnologías de la información, nanotecnologías e Internet y física fundamental. Todo un lujo que no estoy dispuesto a perderme. ¿Y tú?

JAL -(CBMSO)

DIVULGACIÓN CIENTÍFICA A 01 DE NOVIEMBRE DE 2010

MADRI+D TV (Divulgación científica con cara, e imágenes, en 3 minutos)

ENTRE PROBETAS (Píldoras científicas en 2 minutos). Radio 5

A HOMBROS DE GIGANTES Radio 5

 

 

Etiquetas: , ,

Formación de tejidos epiteliales…

Según la cada vez más sabia Wikipedia, el epitelio es el tejido formado por una o varias capas de células unidas entre sí, que recubren las superficies libres del organismo y constituyen el revestimiento de cavidades, órganos y piel, así como mucosas y glándulas…

Células epiteliales

Células epiteliales

Los epitelios adquieren polaridad celular, o lo que es lo mismo, “identidad funcional” con la formación de dos regiones muy diferenciadas que ejercen funciones distintas: una membrana celular apical, que los separa del exterior, y una membrana basal, que los conecta con los vasos sanguíneos y la matriz extracelular subyacente.

Un equipo de investigadores, con participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, ha descrito el mecanismo celular que interviene en la formación de tejidos epiteliales, capas celulares que, como se ha señalado, recubren el organismo y que constituyen el 60% de las células del cuerpo humano. Esta maquinaria, que provoca que los epitelios adquieran, durante el desarrollo embrionario, polaridad celular, podría intervenir en la formación de tumores.

La mayor parte de los tumores con peor diagnóstico se originan en estos tejidos. Según Fernando Martín-Belmonte, investigador del CBMSO y coautor del trabajo que ha sido publicado en Nature Cell Biology, “el 80% de los cánceres fatales proceden de carcinomas (tumores de origen epitelial). Precisamente, una de las características más importantes para la progresión tumoral es la pérdida de la polaridad celular de las células epiteliales”.

Junto al equipo español, en el estudio han participado dos equipos de las universidades de California y Helsinki. El trabajo supone un aporte fundamental en la búsqueda de posibles dianas terapéuticas contra el cáncer.

JAL -(CBMSO)

DIVULGACIÓN CIENTÍFICA A 25 DE OCTUBRE DE 2010

ENTRE PROBETAS (Píldoras científicas en 2 minutos). Radio 5

A HOMBROS DE GIGANTES Radio 5

MADRI+D TV (Divulgación científica con cara, e imágenes, en 3 minutos)

 

    

Etiquetas: , ,
Categorias: POPURRÍ

Células madre embrionarias en nuevas terapias

El término “célula madre” es relativamente reciente, independientemente de la aceptación que haya podido tener entre propios y extraños. No obstante, terapias celulares basadas en la pluripotencia de este material biológico se están llevando a cabo de forma rutinaria desde mediados del siglo pasado. Dos grandes polos de investigación, en ocasiones enfrentados, constituyen la base de la medicina regenerativa que firmemente pretende traducirse en innovadoras terapias en humanos: aquellos grupos centrados en el estudio de células madre denominadas adultas -cuyos resultados se están extrapolando con éxito en tratamientos clínicos-, y los encaminados a desentrañar los misterios de la pluripotencia de las células madre de origen embrionario –todavía sin aplicación en biomedicina debido, entre otras cosas, al recelo que por motivos religiosos, que no bioéticos, ha suscitado en la Administración de muchos países. Entre ambos polos podríamos, tentativamente, situar las investigaciones llevadas a cabo con células madre derivadas de cordón umbilical, fetales o, incluso, germinales

Células madre embrionarias

Células Madre Embrionarias

¿Qué es realmente una célula madre?, ¿cuántos tipos existen?, ¿qué potencial biológico y terapéutico tienen? Básicamente, se puede definir una célula madre por sus tres características principales: i) puede dividirse dando lugar a nuevas copias de sí misma; ii) puede diferenciarse bajo ciertas condiciones fisiológicas o experimentales hacia otros tipos y linajes celulares, y iii) puede acabar colonizando y originando nuevos tejidos y órganos. Dicho esto, y considerando el origen celular último, podríamos agrupar toda esta escala de posibilidades en dos grandes bloques: Células Madre Embrionarias o ESC (Embryonic Stem Cells) procedentes, esencial aunque no únicamente, de la Masa Celular Interna (MCI) del blastocisto, y Células Madre Adultas o ASC (Adult Stem Cells), las cuales, por ejemplo, tendrían la función de reparación de tejidos dañados o de renovación celular fisiológica.

Siempre que se habla de una futura terapia novedosa, los medios de comunicación aprovechan el goloso filón informativo. A veces, incluso, lo menos llamativo es el descubrimiento en sí. Polémicas ideológicas o frases fuera de contexto prima sobre la información científica. El siguiente, podría ser un ejemplo… 

A la eterna polémica suscitada por la investigación con embriones humanos desde que en 1998 James Thompson, Universidad de Wisconsin, aislara células pluripotenciales derivados de ellos, habría que añadir el primer ensayo mundial que se va a realizar en siete hospitales de EEUU –país que prohíbe cualquier estudio público con este material-. Si bien los ensayos con células derivadas de embriones siguen siendo escasos, se trata de uno de los frentes, junto al de las células madres adultas o inducidas pluripotenciales más prometedores en medicina regenerativa.

El estudio está siendo financiado con dinero privado, ha recibido la autorización sanitaria de la FDA (Administración norteamericana de Alimentos y Medicamentos) y consiste, en un principio, en un ensayo de fase I, con pocos pacientes, para verificar la seguridad y eficacia inicial en regeneración de médula espinal. Todos los pacientes tendrán lesiones medulares recientes, en caso contrario, dicha regeneración y remielinización de las fibras nerviosas, tras la formación de la cicatriz, sería prácticamente imposible…

A día de hoy, el primer paciente está ya listo para iniciar el tratamiento –fase I- en el Shepherd Center, un centro de investigación y de rehabilitación para personas con lesiones en médula espinal y lesiones cerebrales con sede en Atlanta (Georgia).

Según Anna Krassowska, portavoz de Geron Corporation –la compañía responsable- el tratamiento consistirá en una inyección en el lugar de la lesión con células precursoras de oligodendrocitos, productoras de la mielina que protege los axones. No obstante, mientras esta nueva esperanza se materializa -con el visto bueno del Gobierno Obama, quien ya anunciara hace más de un año su apoyo a estos proyectos con células derivadas de embriones humanos- un juez federal sigue amparándose en la ley para prohibir la investigación con este sensible material, al menos, con dinero del ciudadano norteamericano. De momento, y desde septiembre, la Corte Federal de Apelaciones de Washington ha suspendido, temporalmente, el veto del magistrado mientras considera el recurso interpuesto por el Gobierno de Obama.

Una vez más, el futuro científico no depende de la importancia intrínseca de lo investigado…

Células embrionarias en terapias (Entre Probetas)

Mientras tanto y en España, se han estructurado Redes de Investigación, con centros de referencia principalmente en Andalucía, Cataluña y Comunidad Valenciana. Entre los proyectos que las correspondientes Administraciones han considerado y aprobado están la Transferencia Nuclear y la creación de embriones quimera entre núcleos humanos y citoplasma de ratón, tal y como solicitó el equipo liderado por Izpisúa. Enfermedades de calado social tan profundo como diabetes, Parkinson o diferentes tipos de cánceres están sobre la poyata. Uno de los inconvenientes que se pretende solucionar en la utilización de ESC es su mayor capacidad de inducir tumores. En este sentido, la diferenciación celular completa, partiendo de una población homogénea, pura, permitiría evitar que una subpoblación permaneciera en un estadio más indiferenciado y, por lo tanto, con potencial de seguir dividiéndose y escapando al control de replicación.

Según la opinión generalizada entre investigadores del campo, además de los actuales avanzas en neurología, será la diabetes una de las primeras enfermedades cruciales posiblemente tratadas con terapias basadas en ESC. Los intentos de generar islotes de Langerhans funcionales productores de insulina para trasplantes tendrán que considerar la amenaza autoinmune que subyace en la diabetes tipo I, además de los problemas inherentes a la histocompatibilidad. En este mismo sentido, proyectos de Transferencia Nuclear han sido aprobados en Reino Unido a propuesta de la Universidad de Newcastle con pacientes diabéticos.

Además de los blastocistos, otras fuentes de células madre pluripotentes las encontraríamos en estadios embrionarios anteriores, mórula o embriones detenidos a partir de dos blastómeros, o tejidos posteriores de origen extraembrionario (amnios, por ejemplo). Estas y otras opciones buscan minimizar las connotaciones religiosas que supone el tener que destruir embriones en investigación: utilizar blastómeros, como se acaba de mencionar, respetando el resto del embrión, o células derivadas de embriones no funcionales (cdx2 deficientes). Finalmente, con o sin recelos morales previsibles, tanto la Ley Española (14/2007) de Investigaciones Biomédicas (LIB) –que ya ha analizado casi un centenar de proyectos con embriones humanos-, como la HFEA británica, han amparado estos primeros proyectos con embriones quiméricos.

No podría cerrar este artículo sin, al menos, destacar los firmes y prometedores pasos legislativos acontecidos en España durante el último lustro, y que nos han situado a la vanguardia del progresismo científico. Cuando hablamos de células madre, la normativa actual española se encuentra entre las más avanzadas del mundo, siendo garantista tanto en el control de la autorización de los proyectos como en su seguimiento. Dos leyes han tenido la culpa: Ley 14/2006 (26 de mayo) sobre Reproducción Humana Asistida y, sobre todo, la Ley 14/2007 (3 de julio) de Investigaciones Biomédicas (LIB). Tal y como se refleja en el preámbulo de esta última, uno de sus ejes prioritarios consiste en proteger la dignidad del ser humano respecto de las aplicaciones de la biología y la medicina –tal y como se suscribió en Oviedo el 4 de abril de 1997-. La LIB permitiría “la utilización de cualquier técnica de obtención de células troncales embrionarias humanas con fines terapéuticos o de investigación que no comporte la creación de un preembrión o de un embrión exclusivamente con este fin y en los términos definidos en la Ley”.

En el ámbito mundial, los polos están bien definidos. Un curioso sentido de la “defensa” de la dignidad humana llevó al anterior presidente de EE.UU. a secundar a Honduras y Costa Rica en la Asamblea General de la ONU, cuando el 18 de febrero de 2005 se aprobó una declaración, no vinculante, que instaba a todos los gobiernos a tomar las medidas oportunas para prohibir todo tipo de clonación, incluyendo la Transferencia Nuclear. Por supuesto, Bélgica, Reino Unido y Singapur, entre otros países, se opusieron. Y como ya se ha señalado, el nuevo inquilino de la Casa Blanca ha realizado declaraciones decididas a favor de la financiación con dinero público de esta clase de proyectos.

JAL -(CBMSO)

DIVULGACIÓN CIENTÍFICA A 18 DE OCTUBRE DE 2010

ENTRE PROBETAS (Píldoras científicas en 2 minutos). Radio 5

A HOMBROS DE GIGANTES Radio 5

MADRI+D TV (Divulgación científica con cara, e imágenes, en 3 minutos)

 

    

Etiquetas: , , , ,
Categorias: CÉLULAS MADRE

De los Nobel a los no tan… noveles

Un año más, para disgustos de unos y regocijos de otros, se han fallado los premios Nobel 2010. Por supuesto, no es el propósito del presente artículo describir todos y cada uno de ellos –el de literatura, por ejemplo, lo encuentro muy cercano culturalmente hablando-. Ni siquiera haré un monográfico con aquellos que premian investigación y, en ocasión, vidas enteras dedicadas a la ciencia: Fisiología o Medicina, Química y Física –en este orden para no dar pie a chascarrillos con cierto programa televisivo-. Sí quería, por lo menos, rendir un profundo y sincero homenaje a los ganadores del máximo reconocimiento que hoy día puede recibir un científico en las tres áreas a concurso –con el permiso de la Medalla Fields de Matemática-…

Premios Nobel

Premios Nobel

Por una parte, el premio más madrugador –como en la lotería de Navidad-, el Nobel en Medicina fue para el biólogo Robert Edwards, ya jubilado de la Universidad de Cambridge. Su hazaña de llevar a cabo la fecundación in vitro en humanos –con el nacimiento de Louise Brown, en 1978 como punto de partida social- junto a su colaborador el ginecólogo Patrick Steptoe, es incuestionable. Cuatro millones de niños probetas en la actualidad –la española Victoria-Anna Sánchez vería la luz en 1984- no ocultan todas las dificultades que este investigador tuvo, desde 1960, para llevar a cabo su investigación. Recelos morales o religiosos dificultaron la investigación pública. De hecho, en los años 70 despertaba más inquietud la superpoblación.

Además, desde el propio mundo científico, algunas voces apuntan a que, quizá, ese premio debería haberse compartido con otros brillantes científicos del campo, como el japonés Ryuzo Yanagimachi, pionero en el campo de la clonación quien, en 1964, desarrolló el método de fecundación in vitro para el hámster dorado…

Louise Brown. Superbabe
Louise Brown. Superbabe

Sea como fuere, con polémica o sin ella, no cabe duda que el Nobel de Medicina 2010 lleva, al menos, 4 millones de firmas.

Otros premiados en ciencia abarcan las áreas de Física y de Química –por orden de aparición-…

El pasado 6 de octubre se daba a conocer el Nobel de Física para dos científicos rusos por sus investigaciones sobre el revolucionario grafeno. Andre Geim y Konstantin Novoselov, científicos de la Universidad de Manchester obtuvieron y analizaron el material bidimensional denominado grafeno, un buen ejemplo de la utilidad de una sustancia química como herramienta para estudiar procesos físicos, aparte de su inmenso potencial práctico en electrónica molecular… El grafeno es una molécula plana gigante formada por sólo átomos de carbono que forman hexágonos, con una extraordinaria elasticidad, estabilidad termodinámica, reactividad química, propiedades eléctricas y magnéticas. Conduce mejor la electricidad que el cobre, siendo mucho más ligero, es transparente, muy duro y excelente conductor del calor, disipándolo eficazmente. Es, por lo tanto, una maravilla para la electrónica molecular…

Grafeno

Grafeno

Como curiosidad sobre la personalidad de Geim, decir que en el año 2000 recibió el conocido Premio IgNobel en Física –reconocimiento a investigaciones curiosas, llamativas o excéntricas- por usar imanes para conseguir que las ranas levitasen, y en el 2001 publicó un artículo en el que el coautor… ¡era un hamster!

Rana levitando. IgNobel 2000

Rana levitando. IgNobel 2000

Finalmente, querría, al menos, felicitar también a los galardonados con el Nobel de Química, el estadounidense Richard Heck y los japoneses Ei-ichi Negishi y Akira Suzuki por sus trabajos sobre las reacciones de moléculas de carbono. La concesión del premio se ha hecho por su contribución al desarrollo de métodos sintéticos catalizados por complejos de paladio, que han permitido la preparación de miles de compuestos orgánicos de estructuras variadas, útiles en todas las áreas en las que influye la Química: salud, alimentación, agricultura, tecnología, materiales, energía, etc…

Según la Real Academia Sueca de Ciencias en Estocolmo, los científicos fueron galardonados por el “desarrollo de métodos nuevos y más eficientes para unir entre sí átomos de carbono para sintetizar las moléculas complejas que mejoran la vida diaria del hombre”.

En resumen, se trata nuevamente de tres Nobel, Medicina, Física y Química, que repercuten directamente en el bienestar y desarrollo de nuestra sociedad pasada, presente y futura.

 

Mientras tanto, en España…

Y mientras los laureles y el reconocimiento a la Ciencia con Mayúsculas se sucedían por los países escandinavos, en nuestro país, la precariedad y la alarma por la falta de una estabilidad mínima que permita a los jóvenes –y ya no tan jóvenes- investigadores desarrollar sus proyectos, conducen al aumento de las reivindicaciones y declaraciones de propios y extraños. Como muestra, dos botones:

Según aparece en Europa Press:

Los investigadores ‘Ramón y Cajal‘ sentencian que España no es atractiva para atraer a los mejores talentos extranjeros. El 97% de los 7.000 defensores de tesis científicas al año no pueden optar a un contrato en España. La Asociación Nacional de Investigadores Ramón y Cajal (ANIRC) ha denunciado que España padece “una pérdida de capital investigador”, al tiempo que sentencia que la ciencia española no ofrece condiciones “suficientemente atractivas” como para que los mejores científicos de cualquier otro país elijan la Península como destino final para desarrollar su carrera científica.

Por su parte, desde el Instituto de Parasitología López Neyra del CSIC, en Granada, el investigador –en plantilla- Antonio Alcina hacía público, a través de diferentes foros de diarios nacionales, la siguiente nota:

Muchos investigadores de nivel Ramón y Cajal o similar se están quedando en paro o lo estarán en breve. Son investigadores que han sido evaluados positivamente por la ANEP (el famoso I3), por la ANECA para la universidad; son aquellos que publican en Nature, hacen patentes, buscan nuevos medicamentos para el cáncer de mama, leucemia, parkinson, esclerosis múltiple, arteriosclerosis, células madre, etc etc. Si la LEY DE LA CIENCIA no se pone en marcha para extender los contratos de esta gente o captarlos con algún sistema como indica la ley de tipo no funcionarial, España se va a quedar sin las mentes más brillantes de toda una generación. La esperanza a la salida de nuestra crisis, no ya la del mundo, sino la nuestra, la de España, está en no perder a esta gente. Seguro que hay por algún sitio un malgasto del presupuesto nacional. Seguro que si esos pocos millones de euros se dedicaran a esta gente estaríamos poniendo pilares para la recuperación. Por favor políticos, Ministra, Secretario de Estado de Ciencia, invente algo en su terreno, el político, que permita NO EXTINGUIR A ESTA GENERACIÓN DE CEREBROS QUE CONSTITUYE NUESTRA ESPERANZA DE RECUPERACIÓN.”

De la precariedad de la investigación de muchos profesores de universidad, como el que suscribe, hablaremos otro día…

JAL -(CBMSO)

DIVULGACIÓN CIENTÍFICA A 11 DE OCTUBRE DE 2010

ENTRE PROBETAS (Píldoras científicas en 2 minutos). Radio 5

A HOMBROS DE GIGANTES Radio 5

MADRI+D TV (Divulgación científica con cara, e imágenes, en 3 minutos)

 

    

Etiquetas: , , , , ,

Las cartas íntimas de Crick

Todavía recuerdo el escalofrío que sentí aquella tarde de verano del 92 cuando, junto a mi compañero, el doctor Juan Pedro López-Bote, comprobé cómo aquella vacuna formada por un virus recombinante protegía de sufrir artritis a unas pequeñas ratitas blancas de la cepa (raza) Lewis. La vacuna, que posteriormente comprobamos que también era efectiva una vez inducida la enfermedad, estaba constituida por el virus de la vacuna, también llamado Vaccinia y que es un pariente lejano del de la viruela, al que le introdujimos en su genoma la secuencia de una proteína bacteriana sospechosa de estar involucrada en el inicio (etiología) y desarrollo de la artritis en rata y, por extensión, en la artritis reumatoide humana.

Midiendo el desarrollo de la artritis en patas y cola comprobamos cómo aquellas ratas tratadas con nuestra vacuna apenas sufrían artritis, y aquellas que sí la padecían, tenían un cuadro mucho más suave, con remisión de la inflamación en mucho menos tiempo. Este trabajo constituyó la investigación de la que todavía hoy me siento más orgulloso. Al escalofrío de emoción inicial le siguió la publicación de dos interesantes artículos en revistas prestigiosas internacionales (Infection and immunity y Arthritis and Rheumatism). Poco después de estos resultados tuve, por motivos académicos, que abandonar el proyecto e irme a Heidelberg (Alemania) a realizar un “Postdoc”  como investigador senior al Centro Alemán de Investigaciónes Oncológicas (DKFZ ó Deutsches Krebsforschungszentrum, para quien se atreva a leerlo…). Sin embargo, aquellos resultados obtenidos y publicados en 1993 y 1994 perduraron en el tiempo hasta el punto de que, casi una década más tarde, uno de los más prestigiosos inmunólogos del mundo, el doctor Irun R. Cohen del Instituto Weizmann de Israel, envió a un becario hasta mi laboratorio para hacerse con una muestra de nuestro virus recombinante. Curiosamente, y esto es ya otra historia que merecería publicarse en otro sitio (un juzgado de guardia, por ejemplo…), poco después de la visita de aquel becario en el 2002, aparece un artículo en una de las revistas más importantes de inmunología, Journal of Immunology, con el título y el contenido del artículo casi idéntico a nuestro trabajo realizado diez años atrás. Lo más gracioso del tema, por llamarlo de alguna forma, es que al contactar con el doctor Cohen para pedirle explicaciones de por qué ni siquiera hace referencia a nuestro trabajo, siendo obvio que lo había seguido con sumo detalle, me despachó con un “lo siento muchísimo, fue un despiste de nuestro editor”. Según este individuo, al quitarse una frase del texto se borró, por casualidad, la referencia a nuestro trabajo. Me imagino que el hecho de que el último firmante del artículo fuera Irun Cohen dio confianza a los editores del J. of Immunology que no comprobaron si ya existía un trabajo similar publicado con anterioridad. Lo más curioso de todo es que, a día de hoy, la teoría que motivó nuestro trabajo en 1990, donde implicábamos a la proteína de la bacteria Mycobacterium tuberculosis, utilizada en la elaboración de nuestra vacuna, en la etiología de la artritis reumatoide ha perdido todo interés y credibilidad. Cosas de la ciencia…

¿Por qué toda esta “batalla”? Principalmente, para ilustrar dos aspectos de la ciencia; por un lado, la lucha continua que supone conseguir el reconocimiento de la colectividad científica internacional. Por otra parte, para reflejar la satisfacción que supone ser consciente de haber dado un paso importante en la consecución del conocimiento universal. Este último aspecto justifica con creces lo acontecido un 28 de febrero de 1953 en la ciudad de Cambridge. En el pub The Eagles, los clientes, en su mayoría investigadores del cercano y prestigioso laboratorio Cavendish, asistieron a la revelación que cambiaría el futuro de la biología: dos jóvenes científicos con aspecto algo desaliñado entraron en dicho local y uno de ellos, Francis Harry Compton Crick, manifestó “a grito pelado” “Hemos encontrado el secreto de la vida”… Con este anuncio algo pretencioso del exfísico experto en minas magnéticas, como demostró durante la segunda guerra mundial, arrancó la breve historia contemporánea en biología molecular. El descubrimiento científico -que mostraba cómo dos hebras complementarias constituidas por uniones específicas de unos monómeros denominados Nucleótidos, se unían formando una doble hélice- se publicó el 25 de abril de 1953 como una breve nota en la prestigiosa revista científica Nature. Curiosamente, esta misma revista publica hoy mismo una treintena de cartas y otros documentos del laureado biólogo molecular -más tarde convertido en neurobiólogo en el Instituto Salk para Estudios Biológicos de la Universidad de San Diego, California- que revelarían la lucha sin cuartel (y sin escrúpulos) para alcanzar el reconocimiento mundial de su trabajo –aunque para ello fuera preciso “tomar prestados” resultados de otros científicos, de otros compañeros y compañeras-.

Watson y Crick

Watson y Crick

Junto a Crick, firmaba dicha nota su jovencísimo compañero (25 primaveras…) James Dewey Watson. Apoyando el descubrimiento, presentaron en ese trascendental número de Nature dos artículos más extensos Maurice Hugh Frederick Wilkins y Rosalind Elsie Franklin, de la Universidad de Cambridge. Wilkins, colaborador directo de Watson y Crick, compartiría con ellos la fama del premio Nobel otorgado nueve años más tarde. En cuanto a la malograda Rosalind Franklin, la suya es una página más de las injusticias que la historia ha cometido con las mujeres de ciencia; fue la autora de la vital Figura 51, fotografía de rayos X de la forma B del ADN que mostraba claramente el patrón regular de lo que acabó manifestándose como una doble hélice. Esta figura, junto con otra que mostraba la forma A, fue clave para el éxito en el establecimiento del modelo molecular de ese ADN. Sin embargo, Franklin tuvo que cargar con el menosprecio de su compañero, Wilkins. Éste, sin el consentimiento de su autora, mostró los resultados de difracción de rayos X a Watson y Crick y colaboró con ellos, que no hicieron un solo experimento, hasta conseguir dejar a Rosalind en un segundo plano.

Rosalind Franklin

Rosalind FranklinFotografía 51Fotografía 51

A pesar de estar hablando de la segunda mitad del siglo pasado y de uno de los países más desarrollados de la época, las condiciones en las que se desenvolvían las mujeres científicas distaban mucho de ser las que hoy día consideramos mínimamente aceptables. Existían, y eso que hablamos del King’s College de Cambridge, salas de café reservadas exclusivamente para hombres. Por otra parte, Watson, a pesar de deberle gran parte de su éxito, se refiere a Franklin como “Rosy” y lo único que parecía preocuparle de ella era “¿cómo sería si se quitase las gafas e hiciese algo distinto con su cabello?” Años más tarde, demasiado tarde, admitiría muchos de sus errores y comprendió “las luchas a las que debe enfrentarse una mujer inteligente”. Sin embargo, como solía decir mi abuela, “la cabra tira pal monte”, y en su último libro de divulgación científica, “ADN”, escribió sobre Rosalind Franklin en los siguientes términos: “Franklin era una científica obsesivamente profesional. Lógica y precisa, era impaciente con los que actuaban de otra manera y era dada a las opiniones duras. En una ocasión tildó a su director de tesis doctoral de estúpido, intolerante, mentiroso, maleducado y tiránico… A veces, al final de un duro día de trabajo, cambiaba la bata por un elegante vestido de noche y desaparecía en la oscuridad”. Cuesta mucho imaginarse a Watson describir en tales términos a compañeros varones, aunque cambiáramos lo del “elegante vestido de noche” por “elegante traje y corbata”. Además, en el libro mencionado anteriormente deja patente su apoyo en todo momento a Wilkins en su lucha sin cuartel contra Franklin. Por desgracia, aunque por morbosa suerte para Watson, Crick y Wilkins, Rosalind Franklin moriría en 1958 en Londres, a la edad de 37 años, cuatro antes de la entrega del Nobel en Fisiología y Medicina a sus tres compañeros. Como norma, la Comisión Nobel no ofrece un mismo premio a más de tres personas. Si Franklin no hubiera muerto, el propio Watson se plantea el dilema de ¿a quién habría dejado fuera del Nobel la Academia sueca? Una posible solución hubiera sido que Wilkins y Franklin hubieran compartido el premio en Química. Otro dato triste, por si acaso no ha quedado convenientemente reflejada la misoginia de la época, es que el nombre de Rosalind Franklin no apareció en ningún momento de la entrega de los Premios Nobel de aquel momento. Por último, y para poner una nota humana a todo este despropósito, Francis Crick y su esposa, Odile, acabaron siendo muy amigos de Rosalind. Tras varias operaciones que no consiguieron reducir el cáncer que padecía, la brillante química-física convaleció en Cambridge junto al matrimonio Crick hasta poco antes de su muerte. Fuera como fuese, el descubrimiento de la doble hélice reveló una drástica realidad para muchos religiosos de la época: “La vida sólo era cuestión de física y química, aunque extraordinariamente organizada”.

Estructura del ADN. Foto 51

Estructura del ADN. Foto 51

Ahora, como si de un culebrón de 60 años de emisión se tratara, quizá para hacer justicia, poética o prosaica, desde el despacho de otro Nobel, Sydney Brenner, que compartió laboratorio con Francis Crick desde mediados de los años 50 y durante dos décadas, salen a la luz cartas y documentos íntimos varios, que aportarán otra perspectiva subjetiva a la eterna lucha por la eternidad –si me permiten el juego de palabras- y que descansarán, para curiosos y estudiosos en la biblioteca del laboratorio Cold Spring Harbor, laboratorio neoyorquino que, curiosamente, llegó a estar dirigido por su compañero James Watson hasta que, quizá con la cabeza ya en otros derroteros, fuera destituido por afirmar alegremente que los negros son menos inteligentes. Lo dicho, la polémica ha sido siempre una constante en la vida de estos dos genios.

JAL -(CBMSO)


 

DIVULGACIÓN CIENTÍFICA A 04 DE OCTUBRE DE 2010

ENTRE PROBETAS (Píldoras científicas en 2 minutos). Radio 5

A HOMBROS DE GIGANTES Radio 5

MADRI+D TV (Divulgación científica con cara, e imágenes, en 3 minutos)

Etiquetas: , , , ,
Categorias: HITOS Y MITOS