Dos noticias de virus: evolución y bioterrorismo

En muchas de las conferencias que sobre virus suelo impartir, se  plantea una y otra vez la misma duda sobre la hepatitis y sus agentes causales, principalmente los virus HAV, HBV ó HCV. Son agentes infecciosos completamente distintos, por tamaño, estructura, composición, mecanismo de acción y, al parecer, origen y evolución…

Investigadores de la Universidad de Texas acaban de publicar en la prestigiosa Science, el posible origen en el tiempo de, al menos, el Virus de la Hepatitis B –un virus contra el que tenemos vacuna efectiva, pero que tras una infección puede cronificar y avanzar hasta cirrosis o hepatocarcinoma-.

HBV

HBV

Si se calcula que los primeros homínidos empezaron a diferenciarse de sus primos más monos, hace unos 6 millones de años, el estudio realizado sitúa los orígenes del HBV en, al menos, 19 millones de primaveras. Al parecer, este descubrimiento se realizó por casualidad. Estaban, los científicos, comparando mediante un programa informático secuencias de diferentes procedencias. Acabaron con la del virus de la hepatitis B y al jugar buscando parecidos, voilà, apareció, con un alto porcentaje de equivalencia, la secuencia del diamante mandarínTaeniopygia guttata-, una pequeña ave paseriforme originaria de Australia, con un plumaje de suave color crema y pico y patas de fuerte color rojizo. ¿Hay algo más alejado del Ser Humano?

Tras este hallazgo, lógicamente se comparó la secuencia de este primo hermano del gorrión con otras aves relacionadas, comprobándose que, seguramente, el HBV entró en escena hace ya muchos millones de años, al menos infectando e interaccionando con el genoma de los antepasados de estos pájaritos.

A esta rama de la comparación genética en el tiempo entre especies se le denomina Arqueología Viral y será muy útil para averiguar, por ejemplo, cuánto de nuestro genoma procede de infecciones con antiquísimos retrovirus. Yo, y aquí, me aventuro a adelantar el resultado… ¡Mucho! 

Bioterrorismo y Biovacunas

 

Durante la clausura del Congreso Nacional de Virología de hace un par de años, el virólogo, y amigo, Rafael Blasco comentó una anécdota que me dejó algo más que preocupado. Al parecer, y todavía con la Guerra Fría… caliente, un ingeniero técnico de un completo de máxima seguridad ruso desertó y se pasó a las líneas norteamericanas, explicando que estaban preparando un arsenal biológico compuesto por virus de la viruela modificado para ir en hipotéticos misiles. Una amenaza bioterrorista en toda regla para echarse a temblar. La pregunta es ¿qué habría ocurrido si el técnico escapado hubiera sido de las otras filas? Probablemente… lo mismo.

El bioterrorismo supone una amenaza a la seguridad global y a la salud pública del siglo XXI. Tanto el virus de la viruela comentado anteriormente, como el Bacillus anthracis, agente causante del carbunco –mal llamado antrax en español- permanecen en el punto de mira como amenazas biológicas. De hecho, el segundo ya había provocado varios muertos a través de sobres contaminados tras la catástrofe de las Torres Gemelas del 2001…

Bioterrorismo

Bioterrorismo

Existen efectivas vacunas contra ambos agentes aunque con serias deficiencias en la disponibilidad y mantenimiento en caso de necesidad urgente. En este sentido, un artículo recientemente publicado en PNAS coordinado por Liyanage Perera del Instituto Nacional Para la Salud de EEUU, con colaboración de la Administración para Alimentación y Medicamentos (FDA) describe la elaboración de una vacuna única (Wyeth/IL-15/PA) que es efectiva contra ambas amenazas, la viruela y el carbunco, debido a la inserción en una vacuna previa contra la viruela –Wyeth- del activador inmunológico denominado IL-15 y el antígeno protector de B. anthracis PA…

Tanto en ratones como en conejos, la vacuna ha resultado ser hasta 3 veces más efectiva, con una sola dosis, que las anteriores vacunas pudiéndose, incluso, liofilizar sin perder potencia protectora, por lo que se favorece la logística en el caso de la necesidad repentina de una producción masiva; Dios no lo quiera!

JAL -(CBMSO)

DIVULGACIÓN CIENTÍFICA A 15 DE NOVIEMBRE DE 2010

MADRI+D TV (Divulgación científica con cara, e imágenes, en 3 minutos)

ENTRE PROBETAS (Píldoras científicas en 2 minutos). Radio 5

A HOMBROS DE GIGANTES Radio 5

FACEBOOK

 

 

Etiquetas: , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

¡Excelente artículo! El tema del bioterrorismo es apasionante (y bastante aterrador también)… pero efectivamente, esperemos que no sea necesaria la producción masiva de vacunas!

Da miedo pensar lo que se puede estar gestando por ahí y lo ajenos que somos a todo ello. El ser humano ha desarrollado una capacidad enorme de modificar el genoma, en pro de la salud humana (algo maravilloso), pero al mismo tiempo el hombre es el enemigo potencial de si mismo!

[...] This post was mentioned on Twitter by Ciencia de la OEI, madrimasd. madrimasd said: Blogs Dos noticias de virus: evolución y bioterrorismo: Los virus de la hepatitis -HAV, HBV ó HCV- son agentes i… http://bit.ly/bOGPxY [...]

Efectivamente, Laura, no tenemos que buscar enemigos verdes de otras galaxias -o de montañas lejanas, como decía aquel…-. Ni tampoco en la biotecnología, en sí, con todo su potencial, sino en el uso que la sinrazón humana puede hacer de simplemente un lapicero bien afilado…
Un abrazo

Se sabe que muchas empresas productoras de fármacos llegan a soltar piojos en colegios para aumentar la compra de sus productos. Es irracional, pero mucha gente (por no decir toda) es capaz de eso y mucho mas. Con suficientes cantidades de dinero uno puede comprar culquier cosa, hasta personas. Con lo rapido que evoluciona la ciencia, la tecnologia y la medicina, no es inimaginable pensar en bioterrorismo, solo hay que saber utilizar lo que nos ponen a mano. Es una pena que el desarrollo humano no se utilice solo para evolucionar a mas y mejor, si no que tambien para destruirnos a nosotros mismos.

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*