¡Pseudociencias fuera de la Universidad!

Uno de los pilares éticos, morales y académicos de toda mi actividad divulgativa –académica y científica- consiste en la lucha constante contra las pseudociencias-pseudoterapias, insistiendo en que Sin Ciencia no hay futuro y no hay más medicina que la llamada alopática –vamos, la convencional, para que nos entendamos-. Lo demás es… simplemente, NO medicina o, directamente, un cuento chino, nunca mejor dicho…

En este sentido, una vez más, quiero hacerme eco de una iniciativa que nos llega desde Valencia, firmada por la APETP –Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas-. El documento, al que todo el mundo puede adherirse, es una petición desesperada contra la legitimación de las pseudociencias en universidades. Concretamente, en este caso –aunque no es el único- en la Universidad de Valencia. El documento dice el siguiente:

Petición contra la legitimación de las pseudociencias en la Universidad de Valencia

En los últimos tiempos las mal llamadas terapias alternativas han invadido nuestra sociedad. Estas prácticas dicen poder afrontar la enfermedad por vías alternativas a las de la medicina, pero en su proceso de promoción utilizan terminología médica y científica, cuando en realidad ni pertenecen al saber científico ni al mundo de la medicina. Nos referimos a pseudoterapias como la homeopatía, el biomagnetismo, la bioneuroemoción, la reflexología, la terapia ortomolecular, el reiki o a falsas técnicas de diagnóstico como la iridología o la kinesiología.

Practicar estas pseudoterapias entraña riesgos y peligros para el paciente, además de suponer una infracción del código deontológico médico al retrasar la recepción de atención (artículo 5.4) y vulnerar el derecho del enfermo a la información veraz sobre su enfermedad y tratamiento (artículo 15.1).

Por todo ello creemos imprescindible que ante el engaño que suponen estas pseudoterapias, la sociedad en su conjunto y en especial las universidades y organismos científicos, respondan de manera simple: diciendo la verdad. No entendemos otra reacción posible por parte de estas instituciones al engaño masivo que suponen las terapias alternativas, pues la universidad representa el amor por el conocimiento y la búsqueda de la verdad.

Llegados a este punto, ¿qué están haciendo las universidades? Si hay un lugar donde han calado fuerte los esfuerzos por detener las pseudoterapias ha sido en el entorno universitario, donde miles de profesores y alumnos luchan por divulgar a su sociedad que las propiedades médicas que estos engaños dicen poseer no responden a cuestiones verificadas por método científico alguno, y sencillamente suponen un peligro y un perjuicio económico para los pacientes. La ciencia es clara al respecto: las terapias alternativas no funcionan más allá del efecto placebo y afirmar lo contrario es engañar a los enfermos.

No obstante algunas universidades han dejado entrar a las pseudoterapias en las aulas, y no como estudio teórico de sus falsas propiedades sino afirmando que realmente funcionan. De los casos conocidos nos produce especial preocupación lo que está ocurriendo en la Universidad de Valencia, que lleva años impartiendo un Máster en medicina naturista, acupuntura y homeopatía, el cual va por su novena edición, y otro Máster en terapias complementarias aplicadas a la salud y equilibrio personal, que acaba de ser creado.

Bajo estos nombres se esconden pseudomedicinas que dicen poder curar porque el agua tiene memoria (homeopatía), que mediante la imposición de manos se pueden curar dolencias como el cáncer (reiki), que mediante la observación del iris se puede detectar el estado físico, emocional y mental de los enfermos (iridología), que mediante la estimulación de ciertos puntos en pies, manos, nariz y orejas uno puede llegar a tener efectos beneficiosos en ciertos órganos del cuerpo por la reconducción de los canales de una energía mística llamada chi (reflexología) y que los chakras tienen propiedades que únicamente la física cuántica puede estudiar y que sirven para curar enfermedades (terapia cuántica).

Esto que acabamos de relatar es de una importante gravedad y supone un peligro enorme por tres cuestiones claras:

a) En primer lugar cuando un alumno se matricula en la universidad deposita su confianza en dicha institución educativa, no esperando recibir por parte de sus profesores información falsa como si fuera cierta. Esto redunda en una formación defectuosa que corrompe el sentido mismo de la enseñanza, máxime teniendo en cuenta que no existe debate científico sobre las pseudomedicinas: no funcionan.

b) Si un alumno recibe una información defectuosa que pone en riesgo la vida de terceras personas, su salud o su integridad económica, el problema se agrava porque se crea una generación de personas que, sin saberlo, están engañando a su sociedad. La universidad debería mejorar la sociedad que financia su existencia, no empeorarla.

c) No olvidemos que las personas depositan en la universidad un grado de confianza superior al de casi cualquier otra institución. Esto se traduce en que si la universidad da credibilidad a las pseudomedicinas muchísima gente —confiando en lo que la universidad representa— creerá que estas funcionan a pesar de que sea mentira. Cuando la universidad imparte pseudociencia en sus aulas da legitimidad a un problema que se cobra muchas vidas al año.

Siendo conscientes de estos hechos, desde la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas hemos creado esta petición pública, y los firmantes de este texto se ven en la obligación de llamar la atención a su sociedad y pedir a la Universidad de Valencia los siguientes puntos:

1º Una comunicación pública y oficial por parte de la Universidad de Valencia que ratifique que las pseudomedicinas que enseña en sus aulas no tienen base científica.

2º La retirada de las aulas de contenidos que contravienen los códigos deontológicos de la medicina y ofrecen al alumnado información falaz que, a su vez, perjudica a la sociedad, a los enfermos y al ejercicio científico de la medicina.

3º Una reunión por parte de nuestra asociación con en rector de la Universidad de Valencia, el honorable Esteban Morcillo Sánchez, el cual además es Catedrático de Farmacología y Licenciado en Medicina. Si no fuera posible pedimos esa reunión con el personal al que competa la decisión de parar esta legitimación imprudente sobre engaños peligrosos para los enfermos que suponen una merma de sus derechos como pacientes.

Sin nada más que exponer declaramos que los abajo firmantes respaldan esta petición y sienten la misma preocupación por este problema.

Firmado:

APETP

Nº Reg. Asociaciones: 608.238 apetp .info @ gmail.com

JAL (DCC-CBMSO)

 DIVULGACIÓN CIENTÍFICA DEL 12 DE FEBRERO DE 2016

Miércoles 00:05 h en Radio 5

Cada vez es más frecuente observar la presencia de agentes víricos como agentes causales o factores de riesgo de múltiples neuropatologías: enfermedades neuronales y desmielinización. Entre Probetas analiza algunas publicaciones recientes en este sentido. También comentamos cómo la pseudociencia hace acto de presencia en la actual pandemia con el virus Zika. Finalmente, hablamos de una tecnología, Hyperloop, capaz de permitir el transporte terrestre de pasajeros a velocidades próximas a los 1200 km/h. No es ciencia ficción.

El LAB de JALL,X y V a las 10:05h en Radio 5

 …

MADRI+D TV (Divulgación científica con cara, e imágenes, en 3 minutos)

ENTRE PROBETAS (25 minutos de intensa y entretenida ciencia). Radio 5

EL LABORATORIO DE JAL (Píldoras científicas en 3 minutos). Radio 5

MARCA ESPAÑA (A CIENCIA CIERTA) Radio Exterior de España

A HOMBROS DE GIGANTES RNE

UNEDtv

FACEBOOK (José Antonio López-Guerrero)

FACEBOOK (Departamento de Cultura Científica -Centro de Biología Molecular)

TWITTER (JALGUERRERO)

TWITTER (DCCientificaCBM)

LINKED-IN (Jal Guerrero)

Etiquetas: , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

¡Qué sensibilidad que tenéis!…Montones de gracias. Y al comentario ni le falta ni lo sobra nada. Sencillamente al grano. ¡Felicidades!

“Formación defectuosa” es una forma cariñosa de llamar a una estafa consistente en pagar por algo que no es lo que esperas recibir (formación veraz) y que no sirve para nada.

La llamada de atención es hacia la Universidad y los científicos, pero no hay que olvidar en ningún caso el gran papel que deberían jugar los Colegios Profesionales de la salud en este terreno, y que están más cerca de jugar en contra de la ciencia permitiendo graves abusos en su seno que a su favor denunciándolos y garantizando la aplicación de sus códigos deontológicos.

En este campo, cada contribución suma o resta a la causa, ninguna es neutra.

Gracias por vuestros comentarios. La verdad es que no puedo estar más de acuerdo… Es un problema mucho más amplio que el meramente universitario -completamente oportuno tu comentario, Emilio-… pero bueno… en este caso, la iniciativa parte de donde parte… Muchas gracias compañeros!!!

Muy buen artículo, gracias por compartir!

Un enfoque científico muy interesante! Voy a compartir en mi facebook.

Muy buen artículo! lo voy a compartir con mis compañeros de la inquisición. Que se habrán creído estos charlatanes de feria…?! El sol gira a nuestro alrededor! Nadie a demostrado lo contrario.

Me encanta el punto C: ” (…) Cuando la universidad imparte pseudociencia en sus aulas da legitimidad a un problema que se cobra muchas vidas al año.”
“Muchas…” que dato tan veraz…
Por supuesto no hagamos referencia al estudio del British Medical Journal de 2016 donde se publicó que la tercera causa de muerte en Estados Unidos, 250.000 personas (“Muchas”) son los errores médicos, según uno de los investigadores “la gente muere por errores en el diagnóstico, sobredosis de medicamentos, cuidados fragmentados, problemas de comunicación o complicaciones evitables”.
A ver cuando destináis un tercio de vuestra inquina contra las pseudoterapias hacia causas más importantes y realmente serias, de lo contrario va a parecer que se trata de algo personal…

Por supuesto, mientras se respete al prójimo, aquí cada cual puede decir las tonterías que quiera -empezando por mí-. Es curioso que, mientras dices desconfiar de la medicina y apoyar el curanderismo… seguramente estés vivo a día de hoy por las vacunas que te han puesto o por más de un tratamiento médico que habrás pasado a lo largo de tu vida…
Dice el estudio del British -que no he leído y tengo mis dudas de que exista- cuánta gente vive hoy día gracias a las vacunas y a los tratamientos y avances médicos?… Pero nada… si alguna vez tienes una enfermedad seria -que espero que NO sea nunca así…- te tomas un botecito de Murus Berlinensis, la joya de la corona de la homeopatía… y a otra cosa… mariposa.
Un saludo cordial

(requerido)

(requerido)


*