El Manual del Editor de Manuel Pimentel

De Político a Editor: esto dice mucho, quizá todo, de Manuel Pimentel

Hace unos meses Manuel Pimentel, responsable de la editorial Almuzara que fundó en 1904, publicó Manual del Editor, como funciona la moderna industria editorial. Antes que nada, recomendamos el libro a quienes pretendan saber lo difícil que resulta poner en manos del lector una obra, no ya por el proceso de impresión,  encuadernáción y difusión, sino por cuanto se refiere a la selección de contenidos, valoración y decisión final.
Pimentel llegó a ser ministro y dejó la política por la cultura, términosantagónicos por sistema, porque la cultura también cuesta dinero pero no devuelve la inversión en euros sino en educación, respeto y valores. Díganle ustedes a un ejecutivo, banquero o similar que en el informe PISA se valoran nuestros cononimientos y verán que no mueve ni un musculo; citen euribor, bolsa o intereses y verán como las puntas de las orejas le crecen: lo he puesto en práctica y funciona.
Decía que Pimentel dejó la política por la cultura, y sería maravilloso que nos explicara por qué salió de estampida. Me imagino, viendo su trayectoria como editor y las excelentes publicaciones de Almuzara, que debió horrorizarle el término “becario” (sinónimo de nada o de todo para no pagar nada), frente al de “aprendiz” o “ayudante” o similar, al que habrñia que pagar por su trabajo SIEMPRE. Y como en un cuneto de hadas, el señor Pimentel dejó de firmar documentos oficiales y se puso en buscar en manuscritos las ideas e invenciones de “los otros” (leáse los que están en las fotos de muertos como en las películas de Amenabar).
¿Se imaginan el cambio? De repente en la mesa se encontraría con dos papeles: el decreto de… y un poema de… Y el señor Pimentel leyó el poema y decidió hacerse editor. Y después de unos años de experiencia nos entrega su Manual del Editor, con un índice completo y un contenido descubridor, sugerente, alentador… “Editar no es sufrir”, nos transmite, “editar es ser libre” entendemos desde las páginas de este libro.
Si quiren ustedes saber las maravillas de la creación de un libro, vayan a la biblioteca y ojeen (hojeen) esta entrega  que encierra mucho de autobiográfico. No desvelamos nada más, solo que “acaba bien” como en las películas de amor y de vaqueros; tan bien como empieza, porque el señor Pimentel tiene madera de editor y su libro huele a tinta y papel , y eso que nos habla de la edición digital y mucho.
Busquen este libro, pero no lo busquen en las grandes superficies… y si no lo encuentran pregunten al librero de Fuentetaja, o a ciertos vendedores de la Casa del Libro, que contra lo que se comenta por ahí son excelente profesionales…e incluso buenos escritores con obra publicada.
Un apunte: a veces “Editar sí es sufrir”, y en muchos de los libros que ustedes tiene ahora en sus manos o en la mesilla de noche, hay lágrimas de autores y suspiros de editores.
¡Piensen un minuto en ello! Sólo un minuto. Y por favor, acaricien los libros, acaricien este Manual del Editor porque será una forma de dar las gracias a Pimentel y a todos los editores del mundo, sobre todo a aquellos que pierden la vista en la mesa de un rincón de las Grandes Editoriales sin que su nombre aparezca en ninguna parte.
http://www.editorialalmuzara.com
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Muchos decimos que de mayor queremos ser editores, pero pocos ponen el empeño y tienen la valía para conseguirlo. Almuzara, es pero esencia de "cariño de libro", sin olvidar la realidad

http://almuzarablog.com/?p=196

Yo también pienso que editar "sí es sufrir". Es una parte fundamental en el proceso de elaboración de un libro. Sin ella, los libros no llegarían a nuestras manos, así que no creo ni que "editar sea libre" ni que sea sencillo en absoluto. Claro que también habría que leer este Manual del Editor del señor Pimentel para entender realmente las circunstancias en las que dice tal cosa. Seguramente habría que basarse en us trayectora laboral anterior para entenderle.

Vaya fiasco. He comprado el librito del señor Pimentel y, para mi sorpresa, compruebo que es una burda repetición de uno de los apartados de "Todo sobre el libro", la obra de tres volúmenes publicada por Manuel Mora Morales en 2001.

¡Vaya cara se gasta el ex-ministrito! En tres años editando un puñadillo de libros y ya quiere darnos lecciones a todos. ¡Si al menos hubiera expresados ideas suyas, en lugar de tomarlas de un escritor y editor serio como Mora Morales…!

Quizá les interese ampliar la información sobre la faceta de don Manuel Pimentel como editor y empresario consultando esta página donde se brinda una visión muy interesante sobre las opiniones y acciones de don Manuel en pro y defensa de los derechos de autor y del empleo de calidad en el mundo editorial:

http://www.callejadelasflores.org/?p=5246

El/la que crea la cultura es el/la escritor/a. El/la que trae la cultura extranjera a un país es el/la traductor/a. Es una lástima que este auto-proclamado mecenas no sepa que el editor es simplemente una herramienta de la producción del libro y añade casi nada a la cultura. En cuanto al futuro, la función del editor y la editora es casi difunta – la tecnología los hace innecesarios. Menos mal, visto que la calidad de la edición de Almuzara es tan baja hoy en día.Y una editora que no respeta los derechos de los que crean y traen la cultura es aún más inefable.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..