Archivo de septiembre 6th, 2009

Programar en Salud Pública (8): la evaluación de un programa

Por Javier Segura del Pozo

Médico salubrista

 

Hoy publicamos la octava y última entrega de nuestro Curso Critico de Programación en Salud Pública, dedicada a uno de los pasos más difíciles del proceso de programación: la evaluación.  ¿Por qué es difícil evaluar? Es difícil porque supone que tenemos muy claro qué es lo que queremos conseguir y cómo (objetivos y criterios claros). Es difícil porque hacerla bien supone el disponer, en el interior de las rutinas de la institución, de un espacio y proceso de reflexión y debate sobre lo que estamos haciendo. Es difícil porque para hacerlo bien debemos contar con la participación de todos los implicados en el programa. Es difícil porque solo tiene sentido si se esta dispuesto a cambiar lo que no es satisfactorio, cambios que fácilmente chocan con las dinámicas burocráticas y los intereses creados. Es decir, es difícil porque son muy fáciles las dinámicas de deslizamiento de la evaluación hacia un “como si”. En este caso, “como si se evaluase”: se da cuando las evaluaciones son una mera recogida de datos, enumeración y descripción de actividades sin análisis (estilo “memorias”), cuando hay una falta de autocrítica institucional, dando como resultado una repetición burocrática anual de los mismos programas.

 

Para que estéis vigilantes frente al “como si”, veremos algunas opciones y conceptos sobre quién, cómo, qué, cuándo y para qué evaluar; y finalmente los posibles criterios de evaluación (desde la ya “clásica” diferencia entre los criterios de eficacia, efectividad y eficiencia, o los de cobertura o impacto, hasta los habitualmente menos considerados, como equidad, accesibilidad, participación, pertinencia, coordinación).

 

(más…)

Etiquetas: