Alcohol, Alcoholismo. Efectos sobre la salud.

El consumo moderado de alcohol, como muchos estudios demuestran, puede ser beneficioso para la salud. Una o dos copas de vino al día para los hombre y una para las mujeres ha demostrado ser beneficioso para la salud cardiovascular.

Ahora bien ¿se bebe con moderación ?, parece que no.

Una encuesta publicada por el Ministerio de Sanidad en 1984 arrojaba los siguientes resultados sobre la población española adulta:

  • El 51,7% consumía bebidas alcohólicas a diario

  • El 7% de esta población tomaba cantidades consideradas de riesgo(75gr de alcohol puro al día).

Según el Ministerio de Trabajo más de 3.500.000 ciudadanos españoles consumían más de 80 gr de alcohol puro al día.

En 1992 el proyecto “Euro Care Alcoholism” nos da los siguientes datos: más del 50% de la población europea ha comenzado el consumo de alcohol antes de los 16 años y a los 15/17 años existe un 5% de bebedores de riesgo.

Son datos muy antiguos, ahora solo hay que mirar nuestras ciudades a partir del jueves por la noche y las encontraremos repletas de jóvenes practicando “el famoso botellón”.

Fuente de la imagen

No soy ninguna puritana ni pienso que haya que prohibirse el consumo de alcohol con tanta inquina como se ha prohibido el de tabaco. Ahora bien ¿porque existen raseros tan diferentes en controlar las sustancias dañinas para la salud?.

Me diréis todos bebemos y os contestaré sí (bueno, los abstemios no), pero parece que el consumo moderado es bastante dificil y exige un buen autocontrol por parte de la persona que bebe y ese autocontrol esta ausente en la juventud.

Vamos a dedicar este post a hablar del cosumo menos moderado.

La ingestión habitual elevada de alcohol origina diversas alteraciones en el organismo humano, tanto en el aspecto orgánico como psicológico, pudiendo provocar alteraciones en casi todos los órganos del cuerpo.

Definición de Alcoholismo.

La OMS define el alcoholismo como la ingestión diaria de alcohol mayor de 50 gramos en la mujer y 70 gramos en el hombre.

Estas cantidades afectan al hígado, lo que con el paso del tiempo, puede provocar una hepatopatía alcohólica.

La hepatopatía alcohólica puede presentarse como varias modalidades dependiendo de la cantidad de alcohol consumida, el tiempo durante el que se consuma y la susceptibilidad individual.

La hepatopatía alcohólica puede presentarse en forma de 3 grandes cuadros clínicos:

  1. Esteatosis hepática o hígado graso.

  2. Hepatitis alcohólica.

  3. Cirrosis alcohólica.

Generalmente suelen presentarse de manera consecutiva a lo largo de los años

Como orientación, se considera que debe consumirse excesiva cantidad de alcohol al menos durante 5 años para que se produzca daño hepático grave. No todas las personas que consumen alcohol en cantidad excesiva desarrollan enfermedad hepática grave. Hay un componente de susceptibilidad individual, aún no conocido, que hace que con la misma ingestión de alcohol unas personas desarrollen cirrosis y otras solamente esteatosis. No obstante, debe tenerse en cuenta que personas que no desarrollan enfermedad hepática pueden tener afectación grave por el alcohol de otros órganos tales como cerebro, páncreas, corazón o nervios periféricos.

Cálculo de la cantidad de alcohol puro o etanol consumido:

El alcohol, llamado etanol o alcohol etílico, se encuentra en distintos porcentajes en cada tipo de bebida:

  • del 0,9 al 5 por ciento en las cervezas;

  • del 10 al 12 por ciento en los vinos naturales y

  • del 40 al 50 por ciento en los licores destilados.

Tiene una densidad de 0,8. Esto significa que 1 centímetro cúbico de alcohol pesa 0,8 gramos.

La siguiente fórmula nos proporciona en gramos la cantidad consumida de alcohol en función del volumen ingerido y del grado alcohólico:

Alcohol (gramos)= ‹ grado alcohólico de la bebida x 0,8 (densidad del alcohol) x volumen ingerido en cl › / 10

Por ej: 1/4 L de vino (25 cl) de 11º proporciona: (11 x 0,8 x 25)/10= 22 g de alcohol puro.

Gramos de alcohol (etanol) por dosis de bebida habitual:

  • Vaso de vino tinto, 15 g
  • Vaso de vino blanco, 12 g
  • Cerveza (botellín), 9 g
  • Chupito de brandy, 15 g
  • Botella de sidra, 30 g
  • Chupito de licor, 8 g
  • Copa de vermouth, 21 g
  • Chupito de aguardiente, 17 g
  • Chupito de whisky, 16 g
  • Chupito de ginebra, 16 g

(Vaso = 15 cl; Copa = 15 cl; Chupito = 5 cl; Botellín = 25 cl; Botella = 75 cl.)

En posts sucesivos seguremos hablando de los efectos del alcohol sobre la salud

Consuelo Ibáñez Martí

Etiquetas: ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Es lamentable como la medicina se la pasa dando vueltas en el caso del alcoholico, cuando ese mal se lo puede sacar de raíz y sin efectos secundarios. Las advertencias no sirven de nada porque ellos no compran palabras escritas en las botellas, ellos compran el modo de como pasar el mal recuerdo que tienen, ya que su adicción está basado por una razón valedera para el alcoholico, pero si le quitamos esa razón de por qué debe hacerlo, ADIOS A LA BORRACHERA Aunque les parezca mentira ese mal al que llaman enfermedad que esa es una razón por la que meten a los medicos, cuando son ellos los que más insisten en que debe ser así. Pues no tiene nada que ver con enfermedad, sólo es una actitud originada por un trauma, entonces como dije, si le quitamos el trauma se quita la actitud de por qué debe hacerlo.

Gracias por el artículo.

Yo creo que cuando uan persona se vuelve adicta (ya se a al alcohol o a cualquier otra sustancia) es porque ya tiene una predisposición debido a su carácter y temperamento. Yo fui alcohólico durante años, pero supongo que habría sido adicto a cualquier otra droga si hubiera empezado a consumir (de hecho, llevo desde los 16 años fumando más de dos paquetes diarios de tabaco). Tuve que acudir al centro de rehabilitación del FSYc para superar mi adicción. Si queréis más información, podéis enviarme un mail o visitar esta web: http://www.centro-de-rehabilitacion.es

saludos

Ojalá la gente que consume alcohol habitualmente se parase a leer artículos como este y de verdad valorase los riesgos que está corriendo con ello.

Articulos como estos hacen mas falta para que la gente se de cuenta realmente del problema que existe.. :(

Aporto más información sobre el tema en cuestión http://www.adiccion-alcohol.com/

Tema muy similar: Copa de vino a diario, ¿bueno o malo para la salud? https://www.tavad.com/blog/copa-de-vino-a-diario/

(requerido)

(requerido)


*