Buen profesor y buen científico

Lo he dicho en múltiples ocasiones: divulgaré ciencia en tanto en cuanto siga investigando. No concibo, como científico, dejar la poyata –la mesa del laboratorio- para dedicarme únicamente a la comunicación social de la ciencia. Sin embargo, como Personal Docente e Investigador, PDI, se me exige, lógicamente, dar clases. Dicha exigencia, por desgracia, queda diluida en el caso de la investigación. De hecho, no son pocos los profesores universitarios que han colgado la bata por múltiples motivos, entre los que se encuentran no haber conseguido financiación o apoyo institucional… Pero, ¿por qué os cuento todo esto?

Un reciente estudio en el que ha participado la UCM y la Jaume I (Castellón) demuestra algo que, para qué nos vamos a engañar, la mayoría de vosotros lo podríais haber intuido sin gastaros un duro: los profesores universitarios que investigan enseñan mejor que los que, como indiqué antes, colgaron la bata. Por ello, la universidad debería facilitar y fomentar la investigación entre sus profesores porque redundaría en la calidad de la enseñanza…

El estudio, en el que participaron 600 docentes entre 2002 y 2006, concluye señalando que los profesores que también investigan son más rigurosos y tienen mejor criterio. No obstante, todo tiene un límite. Si nos pasamos de vueltas a la hora investigar, la presión y la falta de tiempo nos podría hacer fracasar como profesores. Dentro de este mar de obviedades que estamos tratando, el mismo estudio afirma que los docentes que no investigan pueden llegar a tener hasta 5 veces más papeletas para ser considerados como los peores docentes…

Los voluntarios proceden de todas las áreas del saber: ciencias sociales, económicas, humanidades, ciencias naturales o ingeniería, entre otras, y fueron evaluados por los alumnos en una escala del 0 al 9 –alguien debió suponer que, al contrario que con los estudiantes, ningún profesor se merecía un 10-. Como dije antes, y aunque podría parecer una obviedad, el estudio se ha publicado en una buena revista internacional, Applied Economics.

Y si nos vamos a datos más numéricos, el trabajo publicado muestra que, siempre considerando la media, los profesores que siguen activos como investigadores imparten más clases –más de un 20%- que los que colgaron la bata. Entre las razones para esta enseñanza de mejor calidad, los autores del estudio sugieren que los profesores-investigadores activos tienen mejor criterio para elegir los temas a tratar y, además, estarán más atentos a los continuos cambios, avances y controles a los que está sujeta la actividad científica. Lógicamente, otro aspecto de la enseñanza que no debemos olvidar es la del tercer ciclo. Un investigador siempre será mejor director de tesis, al tratarse de un trabajo teórico-práctico, que un compañero alejado del laboratorio.

Pero todo tiene un límite. Tal y como también concluye el trabajo publicado, además de las cargas administrativas –que ponen a prueba la pasión universitaria del más entregado- el exceso de actividad investigadora se podría volver contra la calidad docente. Si te conviertes en un ratón de laboratorio, difícilmente lo podrás ser de biblioteca; al menos, de la parte de la biblioteca que hable de otras materias docentes alejadas de tu específica actividad científica. Nos convertimos en, como dicen los rigurosos alemanes, “Fachidiot”, esto es, Idiotas Especializados.

Por cierto, los cursos de mejora pedagógica para profesores no mejoraron su rendimiento. Asimismo, el famoso Real Decreto 14/2012 por el que disminuía la carga docente de los investigadores –aumentando la de los docentes exclusivos- reducía la calidad educativa casi un punto. Si es que, como dicen los responsables del trabajo, habría que incentivar la buena docencia en lugar de abaratarla incrementando el número de horas de la mayor parte del profesorado. Ah, por si alguien lo dudaba, entre sexos, fueron las mujeres las que ofrecieron una docencia de más calidad.

JAL (DCC-CBMSO)

 

AYUDA A NUESTRO LABORATORIO A INVESTIGAR

—————————————————————–

.

DIVULGACIÓN CIENTÍFICA DEL 31 DE OCTUBRE DE 2015

Esta semana mi+dtv trata sobre la reemergencia del virus de la poliomielitis en Europa; el posible uso de las heces en ciertas terapias y la innovación agraria en los campos españoles.

Miércoles 00:05 h en Radio 5

Se define a la biotecnología como la tecnología que utiliza seres vivos o derivados para su aplicación con fines prácticos. A pesar de llevar miles de años entre nosotros, sigue generando polémica y debate. Hablamos con José Luís García López, investigador del Centro de Investigaciones Biológicas. Por otra parte, está a punto de comenzar la semana más larga del año: la Semana de la Ciencia. Entre probetas se hace eco de sus posibilidades.

El LAB de JALL,X y V a las 10:05h en Radio 5

 …

MADRI+D TV (Divulgación científica con cara, e imágenes, en 3 minutos)

ENTRE PROBETAS (25 minutos de intensa y entretenida ciencia). Radio 5

EL LABORATORIO DE JAL (Píldoras científicas en 3 minutos). Radio 5

MARCA ESPAÑA (A CIENCIA CIERTA) Radio Exterior de España

A HOMBROS DE GIGANTES RNE

UNEDtv

FACEBOOK (José Antonio López-Guerrero)

FACEBOOK (Departamento de Cultura Científica -Centro de Biología Molecular)

TWITTER (JALGUERRERO)

TWITTER (DCCientificaCBM)

LINKED-IN (Jal Guerrero)

Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Totalmente de acuerdo, si no fuera porque hay un olvido, para los sexenios la docencia no cuenta, sólo la investigación, las publicaciones, etc. Como dices, si te dedicas a la investigación para tener sexenios reconocidos, la docencia se resiente porque no hay tiempo. Por otra parte, si los investigadores son mejores profesores ¿por qué se les reduce el horario, los alumnos se pierden los mejores?
Gracias por tu preocupación y dedicación.

Gracias a ti por tu comentario acertado también…

(requerido)

(requerido)


*