Hombre de Marte y Mujer… también

Sí, es verdad. Debo confesar que nunca he logrado entender a las mujeres. Claro que no es menos verdad que nunca me he logrado entenderme a mí mismo… ¡Así me va! Al menos, ahora, la ciencia dice que es normal… que no somos tan distintos… aunque eso no me ayude con mis… entendederas…

Los hombres y las mujeres somos distintos, y como el chiste aquel… ¡vivan las diferencias! Biológica, estructural, funcional, y hasta metabólicamente, cada uno es de su padre y de su madre; hombres y mujeres, pero la pregunta que se hacían los científicos –que pueden llevar a ser muy morbosos-, era si cerebralmente existen diferencias de consideración entre ambos sexos… Pues no te vayas y te lo cuento…

A la hora de encontrar las bases moleculares sobre las diferencias genéricas –entre ambos sexos- y, sobre todo, neuronales o cerebrales, no creas que la cosa ha sido tan evidente. Un trabajo recientemente publicado en la revista PNAS que ha gozado de hasta un editorial en Science sugiere fuertemente –como se suele decir cortésmente en ciencia para sugerir que la cosa está clara- que del análisis de las diferencias estructurales entre los cerebros de hombres y mujeres, es imposible definir el sexo de un individuo basándonos únicamente en imágenes de Resonancia Magnética. Los cerebros, curiosamente –o no tan curiosamente- de mi vecino y de mi vecina no son tan diferentes…

Del estudio se deduce también que todos nuestros cerebros –bueno, el mío sería un caso aparte puesto que está casi sin estrenar- constituyen un mosaico de formas, algunas más comunes en cerebros masculinos, otras en femeninos y otras comunes a ambos sexos… De hecho, según los investigadores, los descubrimientos podrían cambiar incluso cómo la sociedad debería definir el “género” –y por género hablo nuevamente de sexo, no de corte y confección-. Me explico…

Estudiando el cerebro región por región, se ve un continuo entre los cerebros masculinos y femeninos… Como digo, la mayoría de los cerebros eran un mosaico de estructuras preferentemente masculinas y femeninas. Muy pocos cerebros tenían estructuras únicamente masculinas o femeninas… Por lo tanto, una nueva pregunta sería ¿cómo se explica el comportamiento tan diferente entre sexos?

Pues aunque te parezca una locura –o no-, de hecho, según los autores eso también podría ser un mito. Al evaluar un conjunto de datos sobre las conductas genéricas altamente estereotipadas, como jugar con videojuegos –supuestamente más de ellos-, o tomar un baño diario –sin comentarios-, también vieron resultados curiosos: las conductas aparecían mezcladas entre los hombres y mujeres. Menos de un 0.1% de los sujetos mostraron conductas estereotipadas exclusivas de uno de los géneros… Vamos, que siempre según los científicos: “No tiene sentido hablar de naturaleza exclusiva masculina o femenina”. Nadie tiene todas las características únicas de uno de los sexos o, al menos, son individuos raros de encontrar…

El estudio se llevó a cabo en la Universidad de Tel Aviv, en Israel, coordinado por Daphna Joel, una neurocientífica del comportamiento. Entre otros análisis, midieron, por Resonancia Magnética, el volumen de la materia gris y blanca de más de 1400 individuos. También estudiaron los datos obtenidos por imágenes que muestran cómo se extiende la sustancia blanca, las prolongaciones nerviosas, a través del cerebro, conectando las diferentes regiones. Nada de esto se pudo medir anteriormente. Y bueno… a decir verdad, algunas diferencias siempre se pueden encontrar entre ellos y ellas, pero mucho más modestas de lo que a priori podría imaginarse: quizás un mayor tamaño, de media, de la amígdala en los cerebros de los hombres –curiosamente una región asociada con las emociones-; diferencias que variaban según el ambiente. También se vieron pequeñas diferencias estructurales en una zona del hipocampo –área asociada con la memoria-, aunque dichas diferencias fluctuaban entre unos individuos y otros…

No le des más vueltas. Seguiremos sin entendernos, pero igualitos como dos gotas de agua… ¡o casi!

JAL (DCC-CBMSO)

 DIVULGACIÓN CIENTÍFICA DEL 02 DE ENERO DE 2016

Miércoles 00:05 h en Radio 5

La Tierra podría ser considerada como un organismo vivo -ahí tenemos a Gaia- que evoluciona sin cesar. Lo que hoy son dos zonas extremas para la vida -los polos-, no lo fueron en el pasado. Vestigios fósiles tropicales dan cuenta de ello. Sin embargo, tampoco es cierto que en el presente sean desiertos helados. En este sentido, hablamos con Antonio Alcamí, virólogo y coordinador de expediciones a ambos polos para caracterizar la vida microscópica en condiciones extremas. También hablaremos de algunos hitos, mitos y leyendas científicas.

El LAB de JALL,X y V a las 10:05h en Radio 5

 …

MADRI+D TV (Divulgación científica con cara, e imágenes, en 3 minutos)

ENTRE PROBETAS (25 minutos de intensa y entretenida ciencia). Radio 5

EL LABORATORIO DE JAL (Píldoras científicas en 3 minutos). Radio 5

MARCA ESPAÑA (A CIENCIA CIERTA) Radio Exterior de España

A HOMBROS DE GIGANTES RNE

UNEDtv

FACEBOOK (José Antonio López-Guerrero)

FACEBOOK (Departamento de Cultura Científica -Centro de Biología Molecular)

TWITTER (JALGUERRERO)

TWITTER (DCCientificaCBM)

LINKED-IN (Jal Guerrero)

Etiquetas: ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*