Dos realidades: Cervantes, física y mente humana

He tenido hoy una serie de discusiones acerca de la realidad del cambio climático. El ser humano tiene un miedo atroz a la realidad. A la realidad externa a su propio cerebro.  Hasta los físicos, que debemos estudiar la realidad, buscamos  universos paralelos y partículas desconocidas: Somos capaces de desarrollar las matemáticas del modelo estándar, pero nos aterra reconocer que tras 300 años no sabemos como se mueven 3 masas parecidas en interacción entre ellas, nos desespera pensar que tras 150 años no sabemos que hacer con los fluidos turbulentos.  Hemos abandonado los problemas difíciles y hemos buscado el fácil esoterismo matemático.

La grandeza  de Cervantes es que contó la realidad: Ante los gigantes de Alonso Quijano, él describía los molinos de viento, ante los ejércitos, contaba al lector que eran ovejas.

 

He contado en estos blogs que mucha gente se identifica con Fernando Alonso, con Sete Gibernau, con Gassol. Yo no me puedo identificar con Galileo ni con Cervantes, pero si puedo admirarles. Ninguno de los dos era líder carismático de las masas porque ambos sabían que la verdad tiene muchas caras y que es mentira proclamar una única verdad.

 

Mucha gente busca al líder. Pero la misión del científico (y en un sentido Cervantes lo era)  no es guiar a las masas sino indicarles el camino. Es evidente que pocos lo seguirán. Pero el respeto por la libre decisión de las personas es esencial. La alternativa es la verdad revelada y los grupos mágicos.

 

Se suele decir que el mundo es gris y tiene mucho gradiente de intensidad. La realidad es que el mundo es blanco y negro, pero es real que las personas lo ven en múltiples gradaciones de grises. Por ejemplo, una persona puede o no tener cáncer: No puede uno tener medio cáncer. Pero es una realidad que el horror a la otra realidad hace que cada persona piense que su cáncer, o el de los seres queridos, es pequeño, controlable, poco importante. Es una realidad que pocos médicos indican al enfermo tajantemente que se tiene que operar, como pocos científicos afirman la realidad del cambio climático. Es una realidad que la gente quiere matices, pues en esos matices encuentra agarraderos para rechazar el golpe tremendo de la otra realidad desnuda.

 

Tenemos así dos realidades: La realidad de la naturaleza, que no acepta gradaciones, que se mueve a saltos cuánticos. Y la realidad de la mente  humana, que rechaza la realidad externa.  Hay caminos para llevar a la mente humana, mediante pequeños saltos grises, a la realidad externa, blanca y negra. Pero son caminos lentos, y muchas veces la realidad externa es más rápida que la velocidad mental.

 

El problema de la realidad climática, cuántica, frente a la realidad mental humana, es que nos queda muy poco tiempo para pasar por la gamas de grises que llevan del estado, digamos natural, al estado forzado por las emisiones humanas de gases manta. Muchas veces quiero ir demasiado deprisa frente a la inercia humana, que exige pequeños pasitos graduales.  Yo veo la urgencia, la gran mayoría de la raza humana no es, en una realidad tan exacta como la del cambio climático, capaz de verla.  

 

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

La Cover story de la revista Time de esta semana trata sobre el cambio climático

COVER STORY

Too Hot to Handle

With new evidence piling up by the day, global warming is becoming increasingly hard to deny. Time takes an in-depth look at the threat — from its causes, to its impact, to who’s taking the lead to stop the damage.

Saludos.

?De la logica de primer orden a la logica borrosa y vuelta?

No lo creo.

Antonio, un comentario interesante que haces aunque yo y creo que muchos no comparten es que la realidad no consiste en blanco y negro, sino que como dice "El Aspirante es borrosa. Somos los seres humanos los que categorizamos, clasificamos y comvertimos los "grises" (conjuntos borrosos) en blanco y negro (conjuntos booleanos. Los filósofos, tradicionalmente han defendido que categorizar, cosificar, etc. son inherentes al procesamiento de la información por la mente humana. Esa es una crítica que se suele hacer a las clasificaciones y taxonomías clásicas. Si te entiendo bien tu dices lo contrario. Creo que te daría para una contribución en la weblog y nos podíamos poner a comenzar a discutir.

La folksonomía o el estudio de como categorizan y clasifican las culturas nativas y son lentejas al parecer. Resulta que las clasificaciones indígenas se parecen mucho más a las de los científicos que las de los profanos de los países industrializados y son boolenas.

Antonio realmente no entiendo tu razonamiento. Creo que merece una especial atención. Y lo digo no con ámimo de crítica sino constructivo, porque justamente estaba preparando el tema para mi weblog ya que algunos matemáticos atacan a las clasificaciones clasicas y recomiendan las difusas. Yo entendiendo el problema disiento, y a mi pesar tengo que trabajar en el. Justamente voy a Filadelfia a dar una conferencia sobre este debate. Igual entre todos hacemos una red de weblogs y discutimos.

Un abrazo

Juanjo Ibáñez el del blog de al lado Universo Invisible bajo Nuestros Piés).

Perdón por la horripilante gramática y faltas de ortografía de mi nota. Esto me pasa por teclear rápido y no releer lo escrito. Mis disculpas a todos. Yo no puedo corregirlo.

Juanjo

Queridos Juanjo, Miguel, Aspirante:

No decía que todos los físicos hagamos las mismas cosas. Pero si decía "Hasta los físicos buscamos universos paralelos". Es cierto que solo unos pocos de nosotros lo hacen. Pero "Los" expresa una cualidad abstracta: Un género de personas, de los cuales algunos haran lo que se dice y otros no. Aunque algunos físicos estudien el problema de tres cuerpos, no hay más que abrir "ArXiv" para ver que 990 de cada 1000 artículos se dedican a aspectos más bien esotéricos, que pueden ser reales, pero de una realidad tan alejada de nuestra escala que parecen ajenos a los humanos.

Sobre que la naturaleza sea gris o blanca y negra, me remito de nuevo al problema del cancer: Uno o tiene cancer o no lo tiene: No puede tener gradaciones de cancer. Uno puede tener un tumor: Se puede operar y eliminar, pero no curar. De la misma manera el cambio climático existe o no, pero no hay medio cambio climático. No debemos tomar medias medidas: Un poquito de ahorro, algo de adaptación. Es evidente que hay sistemas estables, sobre todo los creados como lineales por el ser humano, que han sido fabricados así para su control. Pero hay muchos sistemas metastables. El sistema de glaciación-deglaciación es uno de ellos: Un pequeño cambio de unos grados en la temepratura global puede hacer que el sistema salte de un estado sin hielo a otro con hielo en muy poco tiempo. Miguel sabe mucho mejor que yo que en los puntos críticos los sistemas son blancos o negros, sin grises: El agua vaporiza a 100 grados y 1013 Pascales: El cambio de estado es brusco y extendido a todo el sistema. Un superconductor pasa de conducir a no hacerlo de forma brusca. Es de esta naturaleza de cambios bruscos de la que hablo. Hasta el ser humano, según las mejores informaciones de que disponemos, sufrió un cambio genético brusco que le permitió hablar y combinar imágenes para crear centauros en su mente.

Debemos debatir: Sería magnífico.

Saludos cordiales.

Quizás me expresé mal en el último comentario:

Cuando digo "lHasta los físicos se ocupan de universos paralelos" y teniendo en cuenta el comentario de Miguel, debería haber dicho

"Ningún físico, comprometido como físico con la realidad, debería ocuparse de los universos paralelos indetectables"

Saludos cordiales

jaja k pendejes d pginas puro matodo recha entra k perdida d espacio mueran hijos

(requerido)

(requerido)


*