Necesitamos una nueva teoría económica – 3.

El robo es la adquisición casi instantánea de lo que ha costado años, décadas, siglos, o millones de años (carbón y petróleo) producir.  Es una cuestión de escalas de tiempo: Si el campesino necesita 20 años para tener el surplus suficiente para hacerse una casa y dejar la choza, y al cabo de 20 años llega el ladrón y se lleva ese surplus en una hora, la riqueza del ladrón son 20 años de trabajo del campesino.

Los modelos económicos al uso (todos) se basan en lo que se explicita como la teoría del equilibrio: El campesino invierte una cierta cantidad de energía , en forma de su trabajo, la energía almacenada en las semillas, la energía almacenada en los fertilizantes, la energía del sol, y obtiene energía nueva, ésta última mayor que la invertida en la cantidad exacta de la energía que las plantas de su campo, de su huerto, han asimilado de la energía solar recibida. Esa energía de sobra, el surplus, le serviría para añadir algo distinto a la mera supervivencia, para ir aumentando su riqueza, la energía almacenada (en granos, en animales, por ejemplo) e incorporada (en edificios, máquinas, infraestructuras). Esta sería una situación fuera del equilibrio, en la cual la energía capturada supera a la energía disipada.

En la situación contemplada en los modelos económicos al uso, el gasto, la disipación se equilibra con la captura de energía, y se alcanza una situación de equilibrio. En estos modelos no existe la posibilidad de amplificación de las ganancias, ni de estados críticos en los cuales se pierde en un instante todo el surplus acumulado a lo largo del tiempo.  De hecho, en los modelos de equilibrio el tiempo no existe, como no existe dentro de una bobina superconductora en la cual la corriente no varía a lo largo de los años.

Propongo aquí crear, dentro de la academia, dentro de los institutos de investigación, en los bancos centrales, en los bancos privados, en las empresas,  otro esquema de modelos económicos, un esquema dinámico, no estático, un esquema evolutivo, que incluye crecimiento, decrecimiento, amplificaciones y reducciones y puntos críticos, un esquema de realimentaciones positivas y negativas, un esquema, en suma que describa la realidad y no un mundo de Matrix, un mundo virtual.

El modelo deberá estar basado en la dinámica de fluidos, pues es una disciplina no lineal, evolutiva, que incluye realimentaciones positivas, amplificaciones y puntos críticos.  Solo basado en, pero evidentemente deberá ser un modelo económico, cuyos actores son los seres humanos que carecen de información,  que no son muy inteligentes, ni nunca buscan solo lo mejor, que nunca comparan precios y que no subastan oportunidades.

En un modelo tipo fluido se pueden identificar los lugares de estancamiento, es decir, las zonas de paro, y como cualquier persona que ha jugado con una corriente de agua, cambiar las fronteras del fluido, las orillas y el fondo para conseguir, de manera explícita, que el agua vuelva a circular convirtiendo las zonas de decaimiento en zonas de movimiento vibrante, de generación de empleo y por lo tanto, de riqueza social.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*