Causas de la deserción médica en Venezuela (carta abierta de un médico venezolano)

Por el Dr. Roberto Ochoa Iturbe

Hoy prestamos esta tribuna al Dr. Ochoa, que se ofreció a explicarnos, en forma de carta abierta, porqué Venezuela tiene la situación actual de déficit importante de médicos, que llevó al gobierno bolivariano a cubrirlo, como comentamos en este blog, con la importación de médicos cubanos (Misión Barrio Adentro ) y con un programa intensivo y alternativo de formación de estudiantes de Medicina (Medicina Integral Comunitaria).

Presentación de la carta (por Javier Segura del Pozo, médico salubrista)

Como algunos sabréis, a raíz de un viaje en noviembre pasado a Venezuela, invitado por la Sociedad Venezolana de Salud Pública, empecé a escribir varios artículos sobre “La Salud Pública en Venezuela”, de los que se han publicadas los siguientes:

  1. De Caracas a Popayán: explorando la Salud Pública de Venezuela y Colombia
  2. El sistema público de salud en Venezuela
  3. Misión Barrio Adentro (1ª parte: origen y desarrollo)
  4. Misión Barrio Adentro (2ª parte: presente y futuro)
  5. Medicina Integral Comunitaria (MIC): formación médica alternativa en Venezuela.

En ellos he intentado recoger tanto mis experiencias del viaje, como la investigación documental que le siguió, fruto de la curiosidad despertada por este apasionante y bello país que es Venezuela y el contacto con sus habitantes y profesionales.

Como ya comenté, una de las dificultades para recabar información era (y es) la gran polarización social y política que vive el país. Precisamente por ello, he dado siempre gran valor a la observación propia, las entrevistas y los testimonios personales que se basan en experiencias directas, frente a las especulaciones interesadas, opiniones partidistas o manifestaciones sospechosas de estar cargadas de sectarismo.

Por ello, cuando el Dr. Ochoa dejó en el blog un comentario al final de uno de los artículos[1], le animé a que ampliara su testimonio. Él se ofreció a explicarnos mejor porqué Venezuela tiene la situación actual de importante déficit de médicos, fruto de su éxodo al extranjero (me llamó la atención que Roberto utilizase, además de “éxodo”, la palabra: “deserción”, cargada de significados rotundos morales, militares y patrióticos, en vez de “emigración”, con significados más económicos). Como comentamos en este blog, este déficit de médicos, principalmente en el sistema sanitario publico, fue cubierto por el gobierno bolivariano, con la “importación” de médicos cubanos (Misión Barrio Adentro ) y con un programa intensivo y alternativo de formación de estudiantes venezolanos de Medicina (Medicina Integral Comunitaria).

 En un momento en que también en España, como consecuencia de la grave crisis económica y social por la que atravesamos y de las medidas de ajuste que están deteriorando gravemente el sistema publico de salud, se está iniciando la emigración de profesionales sanitarios (¿tendremos que escribir un artículo titulado “Causas de la deserción médica en España”?), cobra un interés especial el reflexionar sobre la lacra (denunciada por la OMS) del sangrante drenaje de profesionales sanitarios, desde los países menos desarrollados o en situación de crisis económicas, con la consecuente perdida de capital humano y de los retornos de la inversión nacional que supuso su formación.

Independientemente de que muchos de los lectores no estén de acuerdo con las opiniones del Dr. Ochoa, no pueden negar el valor de lo que dice, al estar basado en su experiencia personal y aportar ejemplos muy precisos, con un discurso muy coherente y bien construido.

Además de agradecerle a Roberto su generosidad, por compartir con nosotros “su historia”, confío en que la carta sea otro estimulo para el debate constructivo sobre cómo mejorar la salud y la sanidad públicas de los venezolanos, meta que seguro todos compartimos.

La carta

Venezuela, 2 de mayo de 2012

Estimado Dr. Segura:

Como prometí le escribo mi análisis del porqué hay tanto déficit de médicos en Venezuela, en especial de médicos jóvenes en áreas de atención en  salud pública.

Venezuela nunca había sido un país de emigrantes, todo lo contrario. Durante el siglo XX era tradición que muchos médicos se graduasen aquí, hiciesen postgrados en Estados Unidos o Europa y regresasen para ejercer toda su vida profesional en Venezuela. La guerra civil española y la II guerra mundial trajeron muchos médicos europeos al país, quienes se dedicaron a formar nuevas generaciones de estudiantes de medicina, especialistas médicos e investigadores médicos. Entre los aportes de españoles destacan los Drs Corachan en cirugía, Pi Suñer en fisiología y José María Bengoa en nutrición,

Nacieron los postgrados en el país y se volvió común en las últimas décadas que médicos venezolanos se graduaban y hacían postgrado en su país y luego hacían subespecialización afuera .Casi todos regresaban. Algunos, muy pocos, encontraron que su área de trabajo sólo se podría desarrollar a plenitud en otro país y decidieron quedarse. Se puede mencionar al inmunólogo Baruj Benacerraf, premio Nobel de Medicina y al cardiólogo Igor Palacios, profesor en Harvard y jefe de Cardiología intervencionista del Massachussettts General Hospital.

En los últimos 25 años la fuga de médicos hacia otros países ha venido aumentando, en particular, y de manera explosiva, en la última década.

Cuando hablo con  médicos de mi familia, amigos, compañeros y estudiantes, tanto de pre como de postgrado, sobre las razones por las cuales se decidieron a quedarse fuera voy encontrando las causas.

Muy pocos se han ido por la polarización y violencia política en Venezuela; algunos sólo porque la identificación de un paciente demandante con el partido político reinante (no cabe otra palabra) puso al poder judicial, totalmente sometido por el poder político, a desatar una persecución judicial insólita en casos en el cual los profesionales no tenían culpa alguna. Un muy querido y brillante exalumno, cirujano cardiovascular infantil, atendió in extremis a un niño fatalmente emponzoñado por picaduras de escorpiones, que el papá tenía en una pecera-en su casa!!! El rol de este médico fue el de hacerse responsable por la colocación del niño en la máquina de corazón pulmón ya que la miocarditis y afectación pulmonar no le permitían mantenerse oxigenado.

Cuando el niño falleció a los pocos días el padre, quien había autorizado por escrito todos los procedimientos que se intentaron para salvar esa vida, demandó a los 4 médicos que lo habían atendido en la institución privada a donde lo habían trasladado. El caso lleva muchos años, diversos fiscales y jueces han desechado los cargos pero siempre vuelve. Incluso el padre habló con el Presidente Chávez al aire en un programa de TV y Chávez pidió prisión para esos médicos que mataban niños venezolanos experimentando con sus cuerpos. Se reabrieron los juicios y ninguno de los médicos se pudo quedar en Venezuela. Mi amigo y exalumno desarrolló Cáncer de estómago y regresó para morir aquí hace unos 3 años. Era el principal cirujano cardiovascular infantil del país y trabajaba ad-honorem en el hospital de niños de Caracas, una institución pública (casualmente de allí fue que se refirió al niño picado por escorpiones-ningún médico cobró nada por ese caso.)

Un contingente algo mayor se va de Venezuela por razones de inseguridad. En la ciudad de Caracas son asesinados entre 24 a 40 personas todos los fines de semana. En la década de los 80, por cada 100 asesinatos habían unos 70 detenidos. Actualmente, por cada 100 asesinatos hay sólo 13 detenidos según un análisis recientemente publicado en la prensa local. La impunidad campea en  ese y otros delitos .En Caracas ocurren diariamente 4 a 5 secuestros reportados; ¿cuantos no se reportan? Tengo amigos  que han sufrido, ellos o sus familiares, hasta 3 asaltos a mano armada en un año. Un buen amigo, cirujano oncólogo, profesor titular y jefe de cátedra en nuestro Hospital Universitario de Caracas decidió hace unos 6 años que no quería que su hijo menor creciese huérfano .Recibió (mas bien buscó),una oferta de  trabajo en Tejas en donde había hecho la subespecialidad, y ahora es profesor titular de cirugía en un hospital de la U. de Texas en Houston.

La principal causa es la económica, como en cualquier país. Después de la crisis económica venezolana de 1984 los salarios han venido deteriorándose de manera progresiva y la creciente inflación, del orden de 25% anual ha erosionado el poder adquisitivo de la moneda nacional.

En los 70 y parte de los 80, el médico recién graduado trabajando en instituciones públicas a dedicación exclusiva, como interno de un hospital, ganaba  unos 2820 Bs mensuales por su trabajo.

El dólar estaba a 4,30 y era de libre adquisición .Un alquiler de un apartamento consumía un tercio de ese salario, un carro pequeño valía unos 4 salarios y un apartamento de 2  habitaciones estaba en el orden de unos 30 salarios.

Cuando iniciaba la residencia de postgrado el salario aumentaba a 3220 Bs y al egresar como especialista la Universidad pagaba al instructor 5000 Bs por 6 horas de contratación. Los hospitales públicos contrataban al especialista por algo menos. Con la inflación anual menor a 10% el dinero rendía ..

En la última década, después de perder la moneda tres 000 el dólar oficial está otra vez a 4,30-el real es el doble y algo más. Hay control de cambio y ningún banco o institución puede vender dólares sin previo papeleo y autorización de un organismo regulador llamado CADIVI. EL MONTO MÁXIMO A GASTAR EN UN AÑO ESTÁ LIMITADO A 3000 $ POR PERSONA. El ingreso mensual por salario y guardias de un interno de hospital público está en unos 7500 Bs. Además, recibe unos 400 Bs adicionales en tickets de alimentación canjeables en cualquier establecimiento de víveres e insumos domésticos. Pero ahora el alquiler de un apartamento suele superar los 6000 Bs, un carro pequeño cuesta unos 20 salarios y un apartamento unos 200, en el mejor de los casos. El residente gana esencialmente lo mismo que el interno y la Universidad paga a un instructor a tiempo completo (6 horas/día) unos 3200 Bs. Los especialistas que hacen guardias reciben cerca de 9000 Bs al mes.

Los jóvenes sacan sus cuentas, RESULTA OBVIO QUE NUNCA TENDRAN VIVIENDA PROPIA, QUE DIFICILMENTE PODRÁN ADQUIRIR UN CARRO.

Dos residentes que sean pareja tendrán que dedicar un sueldo a alquiler y vivir con el otro. En Venezuela lo único barato es la gasolina y el dólar oficial. Resulta mas barato llenar un tanque de gasolina que comprar 2 baguette de pan (4,50 Vs 5 o 6 Bs)

Los muchachos saben que en Estados Unidos un research assistant gana 2200$, un interno empieza con 3200$ y le aumentan unos 150$ por cada año adicional en la residencia de postgrado. La oferta al especialista recién graduado esta en el orden de los 100.000 $ al año pudiendo ser más, dependiendo de la especialidad. Un instructor ingresa con salario de unos 70.000 $ al año.  Desde el principio el joven médico puede alquilar vivienda, tener carro así sea en el sistema de leasing o comprarlo usado y tiene la expectativa de mejorar su ingreso año a año. Igual sucede en Europa, aunque allí el ingreso no da para tener vehiculo propio desde el principio. La excelente red de transporte público lo hace además algo no indispensable, a diferencia de Venezuela.

Según varias fuentes que han publicado en prensa, la cifra de médicos que se han ido está en el orden de los 6000. La mayoría no va a regresar.

Las medicaturas y ambulatorios han ido cerrando y la mitad de los “barrio adentro” también. En la actualidad  en el ministerio de salud hay cargos presupuestados para 10.000 médicos integrales comunitarios (MIC)  a razón de 10000 Bs/ mes; es decir, el médico menos preparado del país es el que tiene el mejor sueldo. Los puestos de trabajo están en muchos casos disponibles sólo para estos MIC y para los médicos cubanos; los médicos egresados de las universidades autónomas son excluidos.

Otra razón para irse y no volver.

Espero con estas consideraciones y ejemplos haber contribuido a la comprensión de las razones del éxodo profesional.

Saludos

[Comentario adicional del 4 de mayo de 2012:]

Hola :

Muchas gracias por sus comentarios. Al enviar el escrito por internet lo estoy haciendo público y, por tanto, no hay que ocultar nada y no tengo inconveniente en aparecer como autor. Yo añadiría que la solución para muchos fue migrar a servicios de salud privados pero la inversión para esto es muy alta. Hay que adquirir acciones en las clínicas privadas, alquilar o comprar un consultorio y equiparlo y contratar personal de secretaría y enfermería. Quizás los únicos que tiene facilidad para esto son los cirujanos, quienes actuando durante años como ayudantes de cirujanos ya establecidos pueden generar ingresos que permitan sufragar esos gastos.

Solicitar un préstamo es indispensable-los interese hipotecarios rondan  21 a 23%. Las tarjetas de crédito cobran 29%de interés. Así que endeudarse no es una opción y, como especifiqué, vivir del trabajo en salud en el área pública es condenarse a ser marginal toda la vida. Los jóvenes viven en casa de sus padres, alquilan apartamento entre varios o viven en una pieza (léase una sola habitación).Tener una vivienda que les permita casarse y tener sus hijos es para la mayoría un sueño irrealizable.

Los datos que coloqué sobre las décadas de los 70 y 80 fueron los míos. Pude casarme y tener apartamento a los 5 meses de haberme graduado y mi primer hijo lo pudimos tener 2 años después. Obviamente, al ingresar a mi trabajo en la Universidad me quedaba tiempo libre y pude empezar una consulta privada en las tardes con lo que complementaba mi ingreso.

 Muchas gracias por su generosidad. Saludos.

 

Roberto Ochoa Iturbe

 —————————————-

 


[1] El comentario en forma de carta, sobre el controvertido nivel de formación de los MIC, se iniciaba con su presentación: “Estimado Dr Segura: me ha llegado por correo electrónico su artículo y me ha parecido necesario aportar información que usted evidentemente desconoce. Soy profesor universitario de la Universidad Central de Venezuela y he trabajado en el Hospital Universitario de Caracas (nHUC) desde hace más de 30 años. Me jubilé en el 2008 pero sigo activo tanto en mi antiguo servicio de Medicina Interna como, y esta es mi labor asistencial fundamental hospitalaria actualmente, en una revista tres veces por semana con los residentes de postgrado de Medicina Interna de pasantía en el área de emergencia del hospital…” Pinchar aquí para leer su comentario completo del 15 de abril de 2012

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] Salud Pública y algo más VN:F [1.9.13_1145]please wait…Rating: 0.0/10 (0 votes cast)VN:F [1.9.13_1145]Rating: 0 (from 0 votes)AKPC_IDS += "44450,";Popularity: unranked [?]Tags: Internacional, Latinoamérica, Médicos, Salud Pública, VenezuelaLeido 2 veces.-  Vote [...]

Comentarios adicionales:

1. en referencia a solicitar prestamos la palabra correcta es impensabely no indispensable.Los altisimos intereses citados se explican por si solos.En Venezuela se pueden obtener creditos hipotecarios a intereses mas bajos pero son dificiles de conseguir y los mas bajos,los gubernamentales,requieren pasar por la inscripcion en el partido de gobierno,la busqueda de padrinos y otras formas de clientelismo politico.El deficit de viviendas es inmenso y la llamada mision vivienda gubernamental,con numerosos defectos debido a su naturaleza improvisada, no ha cumplido ni siquiera con la mitad de la meta del 2011/2012.La unica esperanza del pueblo pobre es esa mision vivienda y,aunque no les cumplan,se inscriben en ella y a esa esperanza se aferran.

2 La mision medica cubana Barrio Adentro en Venezuela se inicia en el 2003; varios años antes de que existiese deficit importante de medicos en los primeros niveles de atencion.Se origina por una decision politica de Chavez,aconsejado por Castro,para mejorar su entonces alicaida popularidad.En su desarrollo Barrio Adentro se ha convertido en un sistema de salud paralelo y no suplementario,lo cual hubiera sido util.Desde el

2009 la mitad de los modulos han sido abandonados y los que quedan funcionan en su mayoria de 8 A.M. a 11.30 A.M. y no las 24 horas como se habia ofrecido inicialmente.Muchos medicos cubanos ya no residen en los modulos barrio adentro por el peligro inherente a vivir en los barrios de las grandes ciudades(hay cubanos quienes han sido asesinados en esos barrios,parte de le terrible estadistica local).El problema para esos habitantes del pueblo es ahora mas graveñ muchas medicaturas y ambulatorios cerraron por falta de medicos venezolanos y hay una inoperancia de muchos hospitales por interminables remodelaciones nunca culminadas.El programa de formacion masiva de medicos para atencion primaria en salud ,eventualmente conocido como Medicina Integral Comunitaria(MIC) se inicia en el 2005.Sus egresados estaban destinados a sustituir a los cubanos desde finales del 2011.Esa sustitucion no se ha producido.Aunque algunos MIC han sido asignados a medicaturas ,el ministerio de salud ha anunciado publicamente que la mayoria va a trabajar en hospitales y no en atencion primaria en salud,la supuesta razon de su carrera.

En mi opinion ambas cohortes medicas,la cubana y los MIC,surgen por motivos politicos ,no asistenciales,aunque son obviamente bienvenidas por el pueblo necesitado de atencion medica,

Por ello, cuando el Dr. Ochoa dejó en el blog un comentario al final de uno de los artículos[1], le animé a que ampliara su testimonio.

Excelente aporte. Gracias a ambos.
Venezuela me interesa mucho, me gustaría entender bien el país.
A mi modo de ver, el chavismo ha hecho algunos grandes cambios imprescindibles, con muchísimos errores, claro está. Pero el error más grave es la línea continuista del modelo anterior. No me parece a mí que se esté facilitando al pueblo progresar, es más bien como dejar a la sociedad en una constante dependencia de Papá Estado.

Excelente blog!!! Si no fuera por esta clase de sitios en la web seguiriamos ignorantes de la situación de los colegas en otros países! Muchas gracias!

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*