2) Ciencia básica o ciencia aplicada: Una disyuntiva equivocada.

Este gusano ha hecho mucho por nuestra salud (Dibujo de Clara de la Rosa del Val). Los estudios básicos de Biología Celular y del Desarrollo en el gusano Caenorhabditis elegans permitieron caracterizar el proceso de muerte celular programada, esencial para el desarrollo y la renovación del organismo. Más recientemente se ha visto que este proceso aparece desregulado en numerosas patologías, por lo que sus moléculas reguladoras y ejecutoras son potenciales dianas terapéuticas.

 

Declaraba en mi primera entrada que mi convencimiento del valor de la ciencia básica me llevó a fundar una empresa. Esta afirmación seguro que te sorprendió. La idea de que investigación básica y empresa puedan ir de la mano es, cuando menos, poco habitual en España. Lo más frecuente en artículos y debates es encontrar a ambos mundos recelosos el uno del otro, cuando no disputándose agriamente los recursos.

Algunos ejemplos de la desconfianza mutua están en las siguientes frases que he ido recogiendo desde que me metí a la aventura empresarial:

“¿Por qué tendríamos que creer a un científico, por eminente que sea, cuando nos asesora sobre una tecnología prometedora si él mismo ha creado una empresa para explotarla?” (El País, 26 de marzo de 2008).

“Paradójicamente, en España las universidades no son la cuna del conocimiento sino su tumba.” (La Gaceta de los Negocios, 3 de octubre de 2008).

“Reducir dinero a investigación básica y aumentar la aplicada es una decisión acertada y necesaria.” (El País, 26 de octubre de 2009). 

“Cultivemos la ciencia por sí misma, sin considerar por el momento las aplicaciones. Éstas llegan siempre…” (Cita de Ramón y Cajal en El País, 4 de mayo de 2010).

¡Por desgracia hay muchos más ejemplos!

Con todas las salvedades y precauciones de sacar frases de contexto, todas ellas reflejan, alguna con elegancia, otras con cierta rudeza, una concepción fragmentada del proceso de creación científica. Dicho proceso se inicia cuando un investigador se plantea una pregunta y se continua, al menos, hasta que trasfiere de alguna forma la respuesta encontrada (conocimiento, aplicación técnica, etc.) a la sociedad.

Tuve muchas dudas antes de lanzarme por el camino empresarial. Te las iré contando. Pero lo que nunca dudé es que era un reto científico, una posible e interesante continuación de nuestros estudios. Con nuestras investigaciones básicas habíamos “desmontado” en sus partes bioquímicas un proceso fisiológico. La prueba definitiva de que lo habíamos hecho bien, de que lo habíamos comprendido, era ser capaces de “volverlo a montar” en una situación patológica. ¡En ello estamos!

Etiquetas: , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Me parece que el contenido, se desvió hacia el tema empresarial.

Querido Luis:
Gracias por tu comentario. Si fueras un poco más explícito podría argumentar contigo.
Un abrazo, Enrique.

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*