‘Epistemología y Salud Pública’

Salud Pública y Biopolítica (5): Degeneracionismo y Eugenesia

Por Javier Segura del Pozo

Médico salubrista

 

Dentro de nuestra serie de “Salud Pública y Biopolítica” [(1) Introducción, (2) Higienismo, (3) La Medicina Social, según Virchow, (4) La Medicina Social según Foucault], hoy trataremos de la influencia de las ideas degeneracionista en la Salud Pública. Durante el siglo XIX y principios del XX va configurándose una teoría que aboga por intervenciones en los procesos vitales (nacimiento, fertilidad, muerte) con el fin de “regenerar” a las poblaciones. Éstas estarían sufriendo, a modo de epidemia transmisible entre grupos sociales y de una generación a otra, de un “proceso de degeneración”, que podría abocar en la destrucción de “la raza” o la nación. Una serie de autores, Galton, Morel, Magnan, Lombroso, Nordau, aportaran la base filosófica para las acciones políticas posteriores, que iran desde campañas de promoción de hábitos higiénicos, esterilización de grupos étnicos o sociales, homicidio selectivo de personas con enfermedades incurables o deficiencias físicas o mentales (eutanasia), hasta el homicidio masivo y planificado de adversarios políticos, homosexuales o grupos étnicos (genocidio).

 

En estas políticas la medicina y los médicos tienen un gran protagonismo, naturalizando la discriminación político-social y el racismo, aportando los recursos y la tecnología necesaria y, finalmente, el argumentario para que los juristas convirtieran en ley y legitimen atroces acciones, que hoy consideramos evidentemente injustas y criminales. Muchas de estas acciones, incluida su forma más espantosa: el genocidio nazi, se realizan en nombre de la higiene, la prevención, la salud, e incluso, el humanitarismo hacia las victimas. Aunque las fuerzas conservadoras y nazi-fascistas fueron las más entusiastas aplicadoras de la teoría del degeneracionismo y de las consecuentes “acciones eugenésicas”, no se libraron de su influjo las políticas progresistas,  socialistas y anarquistas. ¿Cuál es el razonamiento y la filosofía que sustentó esta locura? ¿Podría repetirse hoy la seducción de este pensamiento? ¿Tal vez, en formas más elaboradas, actualizadas y disfrazadas?

 

Eugenesia. Fuente: www.xtec.es

(más…)

Etiquetas:

Salud Pública y Biopolítica (4): La Medicina Social, según Foucault

Por Javier Segura del Pozo

Médico salubrista

 

Dentro de nuestra serie de “Salud Pública y Biopolítica” [(1) Introducción, (2) Higienismo, (3) La Medicina Social, según Virchow], hoy trataremos la visión que Michel Foucault tuvo del origen y desarrollo de la medicina social como una forma de biopolítica.

Según Foucault, hay que buscar el origen de la medicina social (y del control social del cuerpo) en la sucesión y confluencia de tres fenómenos, que se dan alrededor del origen del capitalismo: el desarrollo del estado, de la urbanización y finalmente, la necesidad de controlar a las nuevas masas de pobres y obreros urbanos (a la vez que se aseguraba una fuerza laboral sana). Secuencialmente, y en base a los desarrollos históricos y predominio de cada uno de éstos tres fenómenos en diferentes países europeos, van surgiendo formas diferentes de medicina social: la medicina del estado, la medicina urbana y la medicina de la fuerza laboral. Ésta última es la forma que dominaría sobre las otras y que sobreviviría el paso de un siglo a otro (del XIX al XX). Sin embargo, la medicina social convivió (y convive) y formó (y forma) parte del mismo sistema de control social que la medicina privada. La medicina social, además, al enfrenatarse a nuevos retos, fue un motor importante para el desarrollo de la medicina científica del siglo XIX. Para Foucault, la higiene pública seria solo una forma de la medicina social, específicamente la desarrollada como medicina urbana para hacer frente a la insalubridad de las ciudades.

 

Portada de “La vida de los hombres infames” de Michel Foucault. Editorial Altamira.

(más…)

Etiquetas:

Salud Pública y Biopolítica (3): La Medicina Social, según Virchow

Por Javier Segura del Pozo

Médico salubrista

 

Dentro de nuestra serie de “Salud Pública y Biopolítica” [(1) Introducción, (2) Higienismo], hoy trataremos de la medicina social como una forma de Biopolítica. Para entender su origen histórico y filosófico nos iremos a la Alemania de la segunda mitad del siglo XIX, donde vivió  quien se considera uno de sus padres: Rudolf Virchow (1821-1902). Aquel que dijo aquello de que “La medicina es una ciencia social y la política no es más que medicina en una escala más amplia”

 

Rudolf Virchow, por Hugo Vogel. 1861

(más…)

Etiquetas:

Salud Pública y Biopolítica (2): Higienismo

Por Javier Segura del Pozo

Médico salubrista

 

 

La Salud Pública como Biopoder [Ver “Salud Pública y Biopolítica (I): Introducción"] tiene varias raíces y formas históricas. Una de ellas es el Higienismo. Otra es la Medicina Social, que se desarrollo durante los siglos XIX y primera mitad del XX, de forma no siempre claramente discriminada del paradigma del Higienismo. Hoy le dedicaremos unas líneas a éste, que probablemente sea la base conceptual y la tradición en la que beben las visiones más individualistas, paternalistas y asociales de la actual promoción de la salud y la educación sanitaria

 

 

Uno de los primeros dispensarios de higiene maternal e infantil a finales del siglo XIX, fue “l’Ouevre de la goutte de lait” consulta del doctor Varlot en el dispensario de Belleville, Paris. Los dispensarios “Goutte de lait” (gota de leche) de Léon Dufour o las “Consultations de nourrissons” (centros de consultas para lactantes) de Pierre Budin, eran programas que ofrecían un modo científico y convincente para criar niños saludables que luego se convertirían en obreros productivos y robustos soldados.

Fuente: OMS. http://www.who.int/whr/2005/chapter1/es/index2.html

 

Ayuda al niño. Los trastornos alimenticios de los niños producen más víctimas que la guerra.¡Llevádlos a los Servicios de Higiene Infantil! Autor: Babiano Firma: Ministerio de Instrucción Pública y Sanidad – Higiene Infantil 1937

(más…)

Etiquetas:

Salud Pública y Biopolítica (1): Introducción

Por Javier Segura del Pozo

Médico salubrista

 

Salud Pública, instrumento de emancipación o de regulación de las poblaciones

 

¿Es la Salud Pública un instrumento de emancipación de las poblaciones, ayudando a éstas a conocer la raíz social de las enfermedades y de las muertes prematuras, y a través de esta “toma de conciencia”, a que adopten decisiones (personales y colectivas) de transformación de la sociedad y de las políticas publicas, hacia una mayor salud y bienestar colectivos? O bien ¿Es la Salud Pública un mero instrumento o mecanismo de control, normativización y sujeción de las poblaciones, propio de lo que Michel Foucault (y otros autores) denominaron como Biopolítica? ¿Deberíamos ser conscientes, los que trabajamos en Salud Pública, que ésta es realmente una tecnología política, que busca regular los grandes procesos biológicos que afectan a la población en su conjunto (natalidad, mortalidad, morbilidad, vejez, siniestrabilidad,…), a través de imponer una normatividad, de vigilar lo anormal y de controlar que no se sobrepasen en demasía estos limites y normas (en situaciones de brotes epidémicos, sobremortalidad, agregación de casos de cancer, adicción a drogas ilegales, catástrofes ambientales, etc.)?

 

Michel Foucault, con “look” rockero

(más…)

Etiquetas:

Los métodos cualitativos en Epidemiología (2ª parte): intento de definición

Por Javier Segura del Pozo

Médico salubrista

 

 Despues de introducir el tema el miércoles pasado en la 1ª parte: métodos o miradas diferentes, hoy nos centraremos en el intento de definir el concepto

 

¿Qué métodos o investigaciones pueden ser considerados como cualitativos?

 

Un error común es considerar que todos los métodos de investigación social son métodos cualitativos. Difícilmente se puede considerar cualitativo una encuesta con opciones de respuesta cerradas. Lo mismo ocurre si el resultado de una observación se vierte en un cuestionario cerrado. ¿Qué es entonces lo específico de la investigación cualitativa?

 

 

Frecuentemente se define como el negativo de lo cuantitativo. Sería el cajón de sastre de todo aquello que no es cuantitativo. Sin embargo, hay algunos elementos que lo pueden recortar y ayudar a definir:

(más…)

Etiquetas:

Los métodos cualitativos en Epidemiología (1ª parte): métodos o miradas diferentes

Por Javier Segura del Pozo

Médico salubrista

 

 

Para muchos, epidemiología es sinónimo de método epidemiológico y éste solo se concibe ligado a la estadística y los métodos cuantitativos. Además, su fuerte matrimonio con la tradición médico-clínica, le sitúa en la querencia por medir los fenómenos, por recortarlos, etiquetarlos, clasificarlos y limpiarlos de las impurezas.

 

 

Sin embargo, para otros epidemiología designa el área de conocimiento (e intervención) de la enfermedad (y la salud) de las poblaciones (epi-demos=sobre las poblaciones). Al ser un espacio de conocimiento sobre lo colectivo, sobre lo social, no puede ser ajeno a las ciencias sociales, que basan sus instrumentos de investigación en los llamados métodos cualitativos.  Éstos tienen otra mirada sobre la enfermedad, que incluye desde la subjetividad del observador y del observado, hasta la consideración de la fuerza motriz del inconsciente para entender los fenómenos de salud y enfermedad y pasando por la aceptación de la complejidad de los fenómenos sociales y el acento en lo contextual.

 

 

¿Es posible integrar ambas miradas (llamémoslas cuantitativas y cualitativas) en el campo de la Epidemiología? ¿O bien solo pueden convivir (en la misma “casa común”), cada una desde su propios paradigmas,  métodos y culturas profesionales? Es decir, el médico epidemiólogo por un lado y el sociólogo salubrista por el otro. Juntos, pero no revueltos. ¿Debemos confinar a los métodos cuantitativos en  la vigilancia epidemiológica (y los estudios sobre indicadores de salud) y a los métodos cualitativos en la promoción de la salud (y la investigación sobre hábitos y representaciones sociales sobre la salud)?

(más…)

Etiquetas:

Réquiem por el maestro Armando Bauleo

Por Javier Segura del Pozo

Médico salubrista

 

Hace una semana se murió Armando Bauleo, psiquiatra, psicoanalista, psicólogo social y una de las pocas personas que en este mundo reconozco sin dudar como “mi maestro” en el más amplio y noble sentido de la palabra.

 

 

Para mi un maestro es una persona que no solo te enseña conocimientos y modos de hacer, sino que puede determinar un nuevo rumbo profesional y ser un modelo o punto de referencia. Y Armando lo fue para mí en un momento de mi carrera profesional y en muchos sentidos lo sigue siendo.

 

No me podía imaginar que en este triste mes de abril de 2008 fuera a tener que escribir dos réquiems: uno por la Salud Pública de la Comunidad de Madrid y otro por Armando Bauleo. ¡Cuántos lutos juntos! La realidad es que, siguiendo las enseñanzas de Armando (desconfiar de las casualidades y buscar causalidades), creo que ambos sucesos están entrelazados.

(más…)

Etiquetas:

Curso-Taller de Causalidad en Epidemiología (1ª lección): Preguntarse por las causas, ¿una “comedura de coco”?

“¿Qué tiene que ver la causalidad con el trabajo del epidemiólogo? Esto es filosofar. ¡Que se dejen de comeduras de coco y nos enseñen epidemiología!” Algunos de estos comentarios los he oído de alumnos ávidos por aprender “métodos” que les permitan lanzarse a hacer estudios epidemiológicos. Necesitaban seguridades, certezas para la profesión y no a un tipo raro que venga a ponerles en cuestión los cuatro incipientes conocimientos que tienen cogidos con alfileres. Pero cómo primera lección de nuestro curso-taller de causalidad, quisiera hacerles ver a estos alumnos que la teoría (o el pensamiento causal) no están tan ausentes de nuestra practica. Los epidemiólogos, incluso los de mayor pretensión de “objetividad” o aparentemente más centrados en “el método”, operamos con “modelos filosóficos”, aunque no nos demos cuenta de ello.

(más…)

Etiquetas:

Curso-Taller de Causalidad en Epidemiología. Programa del curso.

Una de las tareas básicas de la epidemiología es “descubrir” las causas por las que las poblaciones enferman, mueren o se discapacitan. Cuando decimos que un factor, suceso o proceso es la causa de la enfermedad, ¿por qué proceso mental hemos pasado? ¿Cuáles son los criterios de causalidad “adecuados”?  Se supone que la Ciencia nos saca de esta incertidumbre, pero…cuando profundizamos en el tema, nos planteamos incómodamente otra pregunta:…¿de qué ciencia estamos hablando?

 

Hoy iniciamos en nuestro blog el “Curso-Taller de Causalidad en Epidemiología”, en el que durante los siguientes meses exploraremos los modelos teóricos de causalidad que operan explicita o implícitamente en la práctica epidemiológica.

 

(más…)

Etiquetas: