Biodiversidad

Acabo de escuchar y ver en la tele que se acaban de descubrir 50 nuevas especies animales en los fondos marinos de Indonesia. ¡Qué belleza!

 

Y que pena pensar que por otro lado nos estamos cargando, de manera consciente, el medio ambiente.

 

Hoy en la universidad: Carreras sin cuento, ordenes contradictorias. Unos me dicen: Hay que implantar los créditos ECTS. Otros: No hay dinero para ello. Hay que implantar Masters oficiales. Otros: NO podemos pagar profesores. “Cuelga esto en la página WEB”, “¡Cómo no están ya los horarios!”, pero “No puedes colgar todavía los horarios pues aun no sabemos si tenemos que desdoblar las clases”, ………..

 

Correr, correr, correr, para, como la Reina Roja de Alicia, no llegar a a ningún lado. El ansia de querer tenerlo todo para no disfrutar de nada.

 

¡La maravilla de vivir en el mundo! rodeados de animales y plantas, substituida por una carrera hacia ninguna parte.

 

Desde mi ventana estoy viendo la Torre Espacio, en Madrid, iluminada y con gente trabajando en ella de noche. ¿Necesita Madrid ese conjunto de torres en los antiguos terrenos del Real Madrid?

 

Yo defiendo el progreso, el desarrollo, el avance de la humanidad, y lo hago en estos blogs. Pero es un avance creativo, aunque no sea más que para crear un jardín, o unas macetas en los balcones de la casa. Es el avance de dejar algo nuevo y mejor en el mundo que nos legaron nuestros padres, esperando que nuestros hijos dejen también un mundo mejor que el que les estamos haciendo nosotros a ellos.

 

Pero, ¿es avance, es creativo construir sin parar con la misma tecnología que hace 2000 años? ¿Es avance matarse por unas palabras o por un petróleo que se puede substituir por otras energías?

 

¿O es simplemente el orgullo y la vanidad del jefe de los papiones de sabana y de las hembras que le siguen ( o al revés, posiblemente en la especie humana) que pone por delante el que los demás nos envidien aunque eso no genere más que destrucción?

 

Podemos vivir en rodeados de belleza. ¿Por qué no lo hacemos? 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Estimado Antonio:

Opino que no se puede generalizar en el tema de la belleza. Lo que para ti no es bello -esos edificios imponentes, estructuras de hormigón y cristal, etc- para otros sí lo es.

Hace algunos años participé en diversos estudios de "psicología ambiental" y "antropología ambiental", y fue toda una sorpresa comprobar los criterios de "belleza ambiental o paisajística" que utiliza la gente: desde el típico "urbanícola" que no cambiaría por nada su vida en la ciudad rodeado de elementos artificiales (¿hasta qué punto son artificiales?), hasta el "naturalista" cuyo deseo es vivir en una naturaleza lo más virgen posible, pasando por muchas posturas y mezclas diversas.

Para el hombre urbano, enamorado de la ciudad, la tecnología, la construcción, el paisaje urbano en definitiva, es bello y digno de admiración. A esto podemos unirle las distintas teorías económicas de desarrollo social, etc.

Por tanto, a tu última pregunta, respondería: porque muchos ya consideran que viven rodeados de belleza.

Saludos cordiales,

José Luis

Yo no aspiro a que mis opiniones sean universales, ni que las asuman TODOS los lectores, (ni mucho menos, evidentemente, los que no las leen).

Así pues si vivir rodeado de humo, de ruido, de luces, de grúas, de atascos, es belleza para muchos, a eso solo puedo contestar que las latas de tomate eran arte para un cierto pintor newyorkino, y un urinario se vendió como pieza de arte por un millón de dólares.

Planteo ahora una pregunta. Tras 2500 años, el Partenón ( o lo que queda de él) sigue siendo considerado bello por una parte de la humanidad. Lo mismo el Panteón romano, la Venus de Milo, el David de MIguel Angel, el Pensador de Rodín.

Paseaba yo hace años por una pinacoteca alemana donde colgaban retratos de los alcaldes de la ciudad. ¿Seguían siendose considerados bellos?

Volví al museo de arte abstracto de Cueca hace 4 años, despues de 30 años sin visitarlo. La mayoría de las salas me repelían mientras que las pinturas de Zobel me seguían gustando.

Cuando de vuelta del trabajo me acerco a mi casa, paso por los tenderetes de cañas y telas donde viven algunas personas cerca de la Estación de Pitis, en la M-40 norte de Madrid. A lo mejor a alguien le parece eso bello. ¿Le parece eso bello a una cierta mayoría de personas en este momento de la historia y a lo largo del futuro?

El concepto de belleza ha rellenado millones de páginas de sesudos tratados. Yo soy un humilde físico, y me gustan los experimentos.

Pongamos la estatua de la Venus de Milo, la estatua del David de Miguel Angel, el poster de las latas de tomate de Warhol y el urinario que he mencionado arriba, en la Puerta del Sol y contemplemos la reacción de la población de Madrid.

Es claro que la publicidad crea tendencias, pero ¿no es claro también que los publicistas eligen a la Schiffer porque gusta?

El que se considere a Claudia Schiffer bella, ¿es una creación de los publicistas o la eligen los publicistas porque la gente la considera bella?

En la música: Tras 300 años nos sigue gustando Bach. Yo he escuchado miles de canciones de rock, pop, county, folk, house, techno. ¿Cuantas de ellas siguen gustando?

¿Se ha impuesto a Bach como ejemplo de belleza o es que realmente es bello?

Es sabido que Bach cayó en el olvido, pero una vez rescatado por Mendelsohn, sigue considerandose bello a través del romanticismo, el modernismo, el abstranto y el techno.

Es sabido que Montaigne atravesó los Alpes y no los vió. Pero los delfines se consideraban bellos en Roma y se consideran bellos ahora.

Yo pienso que de la misma manera que hay leyes generales de la naturaleza, hay belleza intrínseca, y hay fealdad intrínseca.

Es claro, para mi, que hay belleza y belleza.

Evidentemente la belleza es un concepto subjetivo, al igual que el concepto de arte y el de estética. No hay cánones inmutables y definitivos sobre estas cuestiones. Incluso el término belleza se aplica para describir la forma de ser de algunas personas. Y los publicistas utilizan esas ambieguedades y la capacidad de coerción que ofrece la publicidad para influir en los ciudadanos/consumidores. Dicho lo cual, y estando de acuerdo contigo en la mayor parte de tu exposición, pienso que las personas que ven su ciudad como algo bello, no extienden dicho concepto a todos los elementos de la ciudad o producidos por su actividad. Es obvio que a nadie puede "gustarle" respirar humos o consumir productos que contienen pesticidas. Estas personas, cabe suponer, no desean esos elementos indeseables de la sociedad, pero tampoco renuncian a la ciudad. Por tanto, muchos "confian" en que la tecnociencia acabe con dichos problemas. Por otra parte, el concepto de "fealdad" o "desagradable" no sólo es aplicable a la actividad humana. En la naturaleza también hay fealdad, al menos percibida subjetivamente (¡cómo no!) por otras muchas personas. Aún recuerdo en mis tiempos de "ornitólogo aficionado", en los que asistí por primera vez a un "festín carroñero" protagonizado por buitres leonados: ¡Qué cosa más fea y desagradable!

En fin, "para gustos están los colores", dice el refrán.

Saludos cordiales.

José Luis

me parece muy interesante este tema, se estan extinguiendo ya, muchas especies

yo opino que la naturaleza es algo hermoso q la naturaleza nos brinda por favor cuidenla.

piensen antes de cometer un error con las especies.

saludos

(requerido)

(requerido)


*