Infecciones nosocomiales (intrahospitalarias), Diseño de un programa de Control de Infecciones. 2.- Que es un Sistema de Vigilancia de Infección Nosocomial (intrahospitalaria)

En el post anterior: Infecciones nosocomiales (intrahospitalarias), Diseño de un programa de Control de Infecciones. 1.- Comisión de Infecciones y Equipo de Control de Infección Hospitalaria, hablábamos de que para instaurar un Programa de Control de Infecciones Nosocomiales en primer lugar hay que crear una Comisión de Infecciones y un Equipo de Control de Infección nosocomial y que tipo de profesionales deberían componer dichos equipos.

Ahora vamos a hablar de que es y como puede ser instaurado un sistema de vigilancia de estas infecciones. Isabel Méndez ya escribió en su momento sobre el marco teórico de la vigilancia. Una vez establecido el marco se puede instaurar cualquier sistema de vigilancia

Que es un Sistema de vigilancia:

En primer lugar vamos a proponer la definición del (Centers for Disease Control) CDC:

 

  • La recogida, proceso, el análisis, la interpretación, presentación y difusión sistemática y continua de datos sanitarios, incluidos los estudios epidemiológicos relativos a las categorías de enfermedades transmisibles, en  particular los relativos a la forma de propagación temporal y espacial de estas enfermedades y el análisis de los factores de riesgo de contraerlas, con objeto de poder tomar las medidas de prevención y lucha pertinentes.

 

Ateniéndonos a esta definición el sistema de recogida habrá de centrarse en los resultados recolectados sobre la frecuencia y distribución de las patologías o microorganismos seleccionados para su vigilancia.

 

Después se han de seleccionar las definiciones de cada proceso sometido a vigilancia. Para ello se suelen escoger las definiciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), del CDC (Centers for Disease Control) o de cualquier Organismo reconocido a nivel internacional.

 

Una vez definido lo que es un Sistema de Vigilancia y seleccionadas las definiciones que vamos a aplicar a cada proceso sería conveniente hacer una aproximación a la situación de la que partimos, es decir, cuales son las Infecciones nosocomiales, sobre todo las más frecuentes, que se producen en el hospital en el que vamos a instaurar el Programa de control de Infecciones Nosocomiales. Para ello hay que identificar las fuentes que van a alimentar los datos de nuestro sistema.

En un primer momento se puede pedir información (por ejemplo del año anterior) al laboratorio de microbiología, a los Servicios de Cirugía, Las Unidades de Cuidados intensivos, Servicio de Medicina Interna; Servicio de Pediatría; Unidades De Cuidados Intensivos en Neonatos, servicio de Traumatología, Conjunto Mínimo Básico de Datos al alta hospitalaria (CMBD), etc.

 

Cada uno de estos Servicios nos dará una información parcial sobre las patologías y microorganismos y con estos datos parciales podremos hacer una estimación de la frecuencia y distribución de las infecciones nosocomiales en nuestro centro y, a partir de las mismas, seleccionar que patologías y/o microorganismos vamos a introducir en nuestro Sistema de Vigilancia y que servicios nos pueden ofrecer mejor información.

 

Veamos cuales son las Técnicas de Vigilancia para escoger después la que se adecue mejor a nuestros propósitos.

 

Técnicas de vigilancia:

Existen diversas técnicas de vigilancia, y el que se utilice una u otra dependen fundamentalmente de los recursos humanos, económicos y de la estructura física del hospital.

También hay diversos criterios de clasificación:

 

  • Según quién realice la vigilancia
    1. vigilancia pasiva
    2. vigilancia activa

 

  • Según cuándo se realice la vigilancia
    1. prospectiva o
    2. retrospectiva

 

  • Basado en el paciente

 

  • A partir de los datos del laboratorio

 

  • Según el ámbito que abarca la vigilancia, ésta puede ser
    1. global,
    2. por objetivos o
    3. limitada (dirigida).

 

Estos métodos se diferencian en relación a cinco parámetros:

 

  1. Validez de los datos (capacidad de detectar las infecciones y de descartar los falsos positivos), la
  2. Fiabilidad (estandarización en los criterios utilizados),
  3. Coste del sistema (consumo de recursos humanos, tiempo que requiere), capacidad de detectar y controlar los brotes y el
  4. Contacto entre el equipo de vigilancia y el personal sanitario al cuidado del paciente.

 

En el siguiente post describiremos estos métodos

 

 

Consuelo Ibáñez Martí

Médico salubrista

 

Más información sobre enfermedades nosocomiales

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

quisiera una vercion mas actualisada y todas las infecciones mas frecuentes

Me gustaría que me ENVIARAN Una FICHA para llevar en un hospital

Proponen alguna ficha

(requerido)

(requerido)


*