Medicina Integral Comunitaria (MIC): formación médica alternativa en Venezuela

Por Javier Segura del Pozo

Médico salubrista

Dentro de la serie “La Salud Pública en Venezuela” hoy hablaremos de la nueva carrera de Medicina: “Medicina Integral Comunitaria” (MIC) que se diseñó al margen de las principales autoridades académicas y en paralelo a la formación médica tradicional. Esta dirigida por la misión médica cubana en Venezuela y la formación teórico-práctica principal se desarrolla en las instalaciones de la Misión Barrio Adentro (MBA). La originalidad consiste en que prioriza la formación en atención primaria y en salud comunitaria, frente a contenidos más clínicos y especializados. Pretende solucionar el déficit de médicos en el descapitalizado sistema público de salud, actualmente apuntalado con 20-30.000 sanitarios cubanos. La intensa vinculación del MIC al “chavismo” pone en peligro la sostenibilidad futura de esta interesante iniciativa.

 

Estudiantes del Programa de Formación de Medicina Integral Comunitaria. Barbacoas, estado Aragua. Abril 2006. Fuente: OPS. “Barrio adentro. El derecho a la salud y la inclusión social en Venezuela”. http://www.bvs.org.ve/libros/Barrio_Adentro_Derecho_a_la_Salud_e_Inclusion_Social.pdf

 

La MIC, en medio del fuego cruzado

Cuando llegué a Caracas a finales de noviembre, la persistente guerra dialéctica entre chavistas y antichavistas en los medios (ver De Caracas a Popayán: explorando la Salud Pública de Venezuela y Colombia) se centraba en las dudas sobre la cualificación profesional de los nuevos Médicos Integrales Comunitarios (MIC), cuya primera promoción de unos 7.000 licenciados iba a salir a principios de diciembre de 2011. En total 24.000 estudiantes estaban formándose en una nueva carrera de Medicina (MIC), en paralelo con otros 22.000 estudiantes siguiendo el sistema médico tradicional de formación. ¿Un país, dos sistemas de formación médica pregraduada?

El MIC se había iniciado en 2005, surgiendo de la iniciativa de los Comandantes Fidel Castro y Hugo Chávez, conocida como “Compromiso de Sandino”, para la formación masiva de médicos, y otros profesionales de la salud, para Latinoamérica, el Caribe, África y el mundo. El gobierno bolivariano de Venezuela los presentaba como la gran aportación al escandaloso déficit de médicos en su sistema publico de salud (ver El sistema público de salud en Venezuela y Misión Barrio Adentro (2ª parte: presente y futuro).

La mayoría de los estudiantes MIC provenian de los barrios y zonas humildes del país,  se formaban en los centros de la Misión Barrio Adentro (MBA) y el enfoque de su formación se dirigía a dar una especial importancia a los determinantes sociales de la salud y a la participación comunitaria en la acción de salud. Todo ello, sería una garantía frente al problema, que ya mencionamos en los anteriores artículos, sobre la supuesta falta de interes y/o de compromiso social de los médicos venezolanos por trabajar en el sistema publico y ,especialmente, en los barrios y zonas rurales económicamente menos rentables.

También daría una solución al hecho de que el descapitalizado sistema publico de salud había sido apuntalado mediante la “importación” de unos 20-30.000 profesionales de salud venezolanos, cuya practica levantaba suspicacias y dudas legales sobre su ejercicio. (Ver Misión Barrio Adentro (1ª parte: origen y desarrollo) y Misión Barrio Adentro (2ª parte: presente y futuro). La presencia de médicos cubanos suponía un importante coste para el estado venezolano (cuyo monto estimado no he podido averiguar) y, por lo tanto, su sustitución por las nuevas promociones de MIC venezolanos, iba a suponer ventajas de todo tipo.

Sin embargo, para la oposición al gobierno de Chávez y para una parte importante de la clase médica venezolana (incluidos los profesores, catedráticos y decanos de la mayoría de las Facultades de Medicina), el proyecto de MIC era casi una aberración, sobre la que recaen múltiples acusaciones, que, según pude comprobar, habían calado en la población, generando una desconfianza “a priori” sobre la calidad de la atención de estos futuros profesionales. Estas acusaciones se centraban en que, comparada con la formación clásica que se recibía en las Facultades de Medicina:

  1. No tienen una buena formación clínica y hospitalaria.
  2. No han hecho prácticas quirúrgicas. Les han formado con muñecos y con programas informáticos de simulación
  3. No saben farmacología
  4. Les dan formación política (para hacerles “agentes comunistas” pro-Chávez y por-Castro)
  5. La formación solo dura 4 años (según algunas versiones, incluso solo 3 años[1]).

Entre todos los reproches, me sorprendía que fuera objeto de debate y versiones contrapuestas algo tan objetivo como el número de años de la formación y que diferentes medios antichavistas no coincidieran en la exacta duración (demasiado breve) de la carrera.

 

Redefinir el contenido comunitario de la carrera de Medicina

Por otra parte, debo confesar que la acusación de un menor contenido de formación clínico hospitalaria especializada, no hacía más que despertar mi simpatía e interés por este nuevo diseño de formación médica pregraduada. Muchos de los que hemos sido formados en las facultades de Medicina, y luego no hemos dedicado nuestra practica a una especialidad clínica de ámbito hospitalario, tenemos la sensación de que hay un enfoque equivocado en el diseño de formación pregraduada.

Está excesivamente centrada en conocimientos propios de especialidades clínicas y muy enfocada a la práctica hospitalaria, en detrimento de otros contenidos de indudable interés y apenas presentes en la formación médica pregraduada (por ejemplo: Salud Publica, Epidemiología, Sociología de la Salud, Psicología social, Pedagogía, Ética médica, Antropología médica, etc.) o  que son más útiles en ámbitos de practica no hospitalaria (ejemplo, atención a demandas y problemas de salud que se ven en el nivel primario) y que complementan a los anteriores. Además, la formación en aulas universitarias y en hospitales, debería ser complementada con la formación en centros de salud y en comunidades. El “terreno” médico (el ámbito de la práctica médica) no se reduce a los pasillos, habitaciones, consultas y quirófanos hospitalarios.

Hasta ahora las estrategia para equilibrar esta formación ha sido doble: crear una especialidad (de formación postgraduada) con contenidos especificos de APS y que de valor a la salud comunitaria (es el caso de la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria-MFC- creada en España en 1979, que yo hice entre 1980-82, y que tambien existe en paises latinoamericanos, como Venezuela y Colombia). La otra, que es menos común en nuestro entorno académico, es introducir más contenidos de APS y Salud Comunitaria en la formación pregraduada de los estudiantes de medicina (como es el caso de la MIC). Ahora en Venezuela conviven ambos modelos, y, según supe por una conversación con la presidenta de la Sociedad Venezolana de Medicina de Familia, ya hay temor de que compitan entre sí por puestos de trabajo en el sistema público

No es sorprendente que exista el sesgo pro-especialista-clinico, anteriormente mencionado, por la predominancia del modelo biomédico, mecanicista y asocial en la práctica y en la formación médica de la mayoría de los paises, que da más valor a ciertos contenidos y ciertos ámbitos de formación. En España, hasta la década de los 80, solo los hospitales tenían capacidad de formación, hasta que se crearon los primeros Centros de Salud de Atención Primaria y las correspondientes Unidades Docentes de Medicina Familiar y Comunitaria (MFC).

Hasta los futuros especialista de MFC eran formados principalmente en un medio (con muy poca vocación comunitaria) en el que no iban a desarrollar su práctica futura: los hospitales. Pero se suponía que allí es donde residía la Ciencia y el Saber: en manos de los especialistas. Al fin y al cabo, para algunos, la MFC no era más que una suma de conocimientos de especialidades clínicas, con un pequeño toque de contenidos de Salud Pública y una pizca de Ciencias Sociales[2].

 

Javier Segura entre dos estudiantes de 5º año de MIC, delante de la Clínica Popular de MBA, ubicada en el núcleo de desarrollo endógeno Fabricio Ojeda, en el sector Gramoven de Catia, parroquia Sucre, en el oeste de Caracas. Foto: Javier Segura, Noviembre 2011

 

¿”Aberración bolivariana” o interesante rediseño de la formación médica?

Ese era el dilema que se planteaba pues con la MIC. ¿Cómo resolverlo en tan poco tiempo de estancia en Caracas y con el maniqueísmo de las fuentes disponibles? Seguí una doble estrategia: visitar un centro de la MBA, donde pude entrevistarme con estudiantes de 5º año de MIC y estudiar a posteriori documentos que definiesen y analizasen este modelo de formación. Afortunadamente pude acceder a interesantes documentos de los responsables del programa de formación.  

Sin embargo, no pude entrevistarme con las autoridades académicas críticas a MIC y no he tenido hasta ahora respuesta a mi demanda de documentos de análisis que desarrollen y fundamenten estas críticas, limitándose mi conocimiento sobre las mismas a meras opiniones vertidas en los medios de comunicación (queridos lectores venezolanos del blog: todavía estamos a tiempo). A continuación os contaré hasta donde han llegado mis pesquisas. Repasemos una a una las dudas que se lanzan sobre MIC, empezando por el final:

1. “La formación de MIC solo dura 3 ó 4 años”

Según el programa docente[3], el período de formación es de seis años académicos, que son antecedidos por el Curso Premédico, cuya aprobación es requisito básico para ingresar en la carrera y cuya duración es de 6 meses.

2.”Les dan formación política (para hacerles “agentes comunistas” pro-Chávez y por-Castro)”

El programa esta codirigido por la misión medica cubana (junto con los ministerios de salud y educación). Los profesores-tutores son médicos especialistas en Medicina General Integral (MGI) de esta misión cubana, que trabajan en los módulos de MBA[4]. Transmiten pues contenidos, esquemas y enfoques de la formación médica en Cuba, por lo que la influencia cubana es evidente. Esto no tiene porqué significar necesariamente un adoctrinamiento ideológico, y debe considerarse las oportunidades formativas que suponen para los estudiantes venezolanos (el prestigio de la medicina cubana en el mundo salubrista no es despreciable).

Sin embargo, sorprende la exclusión de docentes venezolanos, que más que por los argumentos esgrimidos por el gobierno de supuesto déficit de capacidad docente de los médicos venezolanos en contenidos de salud comunitaria y APS (otro insulto innecesario al colectivo médico venezolano), solo se entiende por la coyuntural dependencia del sistema de formación MIC de la MBA y, por lo tanto, de la misión médica cubana, como fruto de una opción de estrategia política.

Repasando el diseño curricular de los 6 años, los contenidos más “políticos” se limitan al curso de 24 horas de “Educando en ciudadanía” (primer año), y al de 36 horas llamado “Pensamiento político latino-americano” (segundo año)[5]. Lo que es indudable es que, independientemente de estos contenidos docentes, los estudiantes de MIC son plenamente conscientes de que deben sus oportunidades de formación a la iniciativa del gobierno bolivariano de Chávez y que, por eso, se encuentran en medio del “fuego cruzado” entre chavistas y antichavistas, donde es muy dificil no tomar partido por una opción ideológica.

En la retórica del gobierno deben su formación al empeño de Chávez de enfrentarse a “la reacción burguesa de la clase médica venezolana por la defensa de sus privilegios”. Este argumento de batalla (“el enemigo de clase”) se retroalimenta, cuando los MIC notan la hostilidad del “establishment” médico hacia ellos, durante las práctica en hospitales o en las declaraciones en los medios.

3. “No saben farmacología”

A lo largo del tercer año (y durante 44 semanas), tienen “Farmacología I y II” (77 horas teóricas, 225 horas de trabajo independiente y 460 horas prácticas).

4. “No han hecho prácticas quirúrgicas. Les han formado con muñecos y con programas informáticos de simulación”.

5. “No tienen una buena formación clínica y hospitalaria”.

Según sus responsables, “el proceso formativo se lleva a cabo en Aulas Multipropósito situadas en los escenarios de su futuro desempeño (su propia comunidad, Consultorios populares de Barrio Adentro, Centro de Diagnóstico Integral, Salas de Rehabilitación Integral, Centros de Alta Tecnología y Hospitales del Pueblo, entre otros), haciendo posibles los principios de la universalización a través de la municipalización de la educación. Ésta, además, se encuentra  centrada en el estudiante, quien relaciona la teoría y la práctica en el aprender haciendo con la guía de un Profesor-Tutor-Modelo y la utilización de las nuevas tecnologías de la información y comunicación como recursos complementarios”[6].

Aquí creo que está la clave: no es un problema del diseño curricular, sino que la práctica clínica y quirúrgica de los estudiantes de MIC esta condicionada (para bien y para mal) por el sistema MBA y los centros a los que tiene acceso la misión médica cubana.  Estos se centran en la atención a problemas en el nivel primario y en los módulos de apoyo diagnóstico-terapéutico de MBA II y III (ver Misión Barrio Adentro (1ª parte: origen y desarrollo)[7]. A su vez, las opiniones de la clase médica y autoridades universitarias venezolanas sobre la preparación de los MIC están condicionadas por sus opiniones sobre la MBA (y sobre el propio gobierno de Chávez).

Miembros de la Academia Venezolana de Medicina, críticos con la MIC. Fuente: http://www.reportero24.com/2011/10/conflicto-ucv-no-avala-formacion-de-medicos-comunitarios/

El programa MIC certifica una formación de 7.300 horas prácticas (entre ellas, 308 de Cirugía General, 107 de Obstetricia y Ginecología, 151 de Traumatología y Rehabilitación, 70 de Urología, 70 de Oftalmología, etc.). Para hacerlo posible, los MIC tienen prácticas hospitalarias fuera del sistema MBA. Es aquí donde han entrado en contacto con los médicos venezolanos (los mismos que fueron excluidos del diseño de su sistema de formación) y donde se fundamentan las criticas sobre su supuesta preparación deficiente[8].

Las criticas suelen cargarse en lo que no tienen los MIC frente al sistema tradicional, dejando en segundo plano lo que tienen en comparación con el sistema tradicional. En este sentido hay que valorar los módulos docentes que refuerzan los conocimientos psico-sociales y comunitarios de los estudiantes y que están enfocados a la atención integral bio-psico-social y al enfoque de determinantes sociales de la salud.[9]

Otro aspecto interesante a destacar del MIC es que forma parte de la Misión Sucre que pretende favorecer el acceso a la formación universitaria de las clases más populares. Una de las estudiantes de MIC me contó que ella tenía nota suficiente para haber hecho la carrera de Medicina convencional, pero que le habían pedido 100.000 bolívares por “el cupo”. El MIC había sido la única oportunidad de superar las barreras económicas de acceso a la formación médica. Los MIC reciben una beca de quinientos bolívares fuertes (Bs. F. 500), que se completa con el aporte gratuito de los medios de enseñanza del programa (libros, microscopios, mesas, sillas, pizarras, video beam, DVD, torsos, esqueletos, cráneos, balanzas, tallímetros, tensiómetros y estetoscopios), además de dotarles a los estudiantes de 2º año con una computadora.

 

El futuro de los MIC

Según declaraciones de la Dra. Isabel Iturria, viceministra de Recursos para la Salud a la BBC[10]: “El objetivo (de la MIC) es que los médicos venezolanos sustituyan de forma progresiva a los cubanos, que son los que están en 960 puntos de consulta de la Misión Barrio Adentro en Caracas”. Es decir, su práctica estaría orientada a la APS, más que al trabajo hospitalario, y a la sustitución progresiva de los médicos cubanos de la MBA. Sin embargo, como ya dijimos en el pasado articulo, según algunas fuentes, debido al déficit de médicos en los hospitales públicos, 5.500 de los 8.000 MIC que acaban de licenciarse el pasado 1 de diciembre de 2011 van a ir a trabajar a los hospitales públicos y después harán especialidades clínicas. No van a sustituir, por lo tanto, de momento, a los médicos cubanos.

Si bien es verdad que esta es una posibilidad que ya se consideraba en el diseño inicial del programa de formación[11] no deja de ser contradictorio con la filosofía de la formación (orientada a la APS) y refuerza las opiniones de que se utiliza a los MIC como un instrumento político-estratégico del gobierno bolivariano en su conflicto con la clase médica venezolana y las autoridades académicas. (En este caso, para resolver el déficit de médicos en los hospitales públicos al margen de la mayoría del sistema de formación médica). Además, al igual que ocurre con la MBA, la vinculación de los MIC a la opción ideológica del “socialismo bolivariano”, como se verá en el video siguiente, también condiciona su aceptación por parte de todo el espectro político venezolano y de la mayoría de la sociedad venezolana y dificulta su sostenibilidad futura

Imagen de previsualización de YouTube

Video de Venezuela Televisión, en el que además de presentar el programa MIC, aparece un acto de junio 2010, en el que el Presidente Hugo Chávez, desde el Teatro Teresa Carreño, juramenta a 8 mil 581 estudiantes del 5º año de MIC como “el nuevo ejercito de batas blancas para la medicina socialista”.

En 2005 más de 350 profesores universitarios rechazaron que se abriera una carrera  paralela de Medicina sin que se consultara a las universidades, tal como establece la Constitución. Actualmente son diez las escuelas de Medicina del país, pero fueron excluidas a la hora de ejecutar los planes de estudio de la carrera de MIC. El Ministerio de Salud destaca que el MIC está avalado por seis universidades venezolanas[12], que lo acreditan y otorgarán el título de Médico(ca) Integral Comunitario.

  Imagen de previsualización de YouTube

Programa de Globovisión en que las autoridades de la UCV se pronuncian ante Medicina Integral Comunitaria

 

Reflexiones finales

Termino con dos reflexiones- preguntas a la oposición a Chávez:

1. A igual que ocurre con la MBA ¿será capaz la oposición a Chávez de valorar los aspectos positivos de esta formación de MIC: enfoque al trabajo comunitario, prestigio de la APS y de la práctica en el sistema público, fomento de valores de solidaridad y lucha contra las desigualdades sociales en salud, critica a la medicina elitista y orientada al beneficio, aprendizaje en el “terreno” (extrahospitalario), aportación de instrumentos teórico-prácticos para el trabajo con la población de los barrios, remoción de barreras económicas y socio-culturales de acceso a la formación universitaria, eficaz política de becas, etc.?

2. ¿Será capaz de dar una lección de no sectarismo y favorecer el aprovechamiento de este importante capital humano de más de 20.000 futuros médicos con una fuerte vocación de servicio público, pasando por encima de su actual vinculación al gobierno bolivariano?

Y otras tres reflexiones/ preguntas al gobierno de Chávez:

1. ¿Es consciente el gobierno del Presidente Chávez del tremendo poder excluyente que tiene el lenguaje, retórica y estética que utiliza (que provoca asociaciones mentales históricas poco atractivas) y que dificulta el re-conocimiento de algunas de sus valiosas iniciativas? ¿Es consiente que algunas de sus declaraciones generalizantes (por ejemplo, en este caso, contra el colectivo médico venezolano), sin ningún tipo de matices,  nutren las filas de la oposición? 

2. Si el programa de MIC y la MBA son realmente  intentos sinceros de apostar por una atención primaria  de salud integral y no estrategias de poner en pie un sistema de mera atención médica, con recursos afines a su proyecto de construccion del socialismo del siglo XXI, ¿piensa integrar profesionales no sanitarios (psicologos, trabajadores sociales, antropologos, sociologos, etc) en los centros de MBA? ¿Existe la misma preocupación por la formación pregraduada de estos profesionales?

3. ¿Como piensa gestionar la supuesta “complementariedad” de la formación MIC con la formación médica tradicional, y de las respectivas prácticas profesionales en el sistema público de salud?

……………………………………………………………………

Este artículo forma parte de la serie “La Salud Pública en Venezuela” de la que se llevan publicadas las siguientes entregas:

  1. De Caracas a Popayán: explorando la Salud Pública de Venezuela y Colombia
  2. El sistema público de salud en Venezuela
  3. Misión Barrio Adentro (1ª parte: origen y desarrollo)
  4. Misión Barrio Adentro (2ª parte: presente y futuro)
  5. Medicina Integral Comunitaria (MIC): formación médica alternativa en Venezuela.
——————————————————————————————————

[1] El presidente de la Academia Nacional de Medicina, Claudio Aöun, declaró que la formación MIC se basa en “actividades orientadas con videos, computadoras y guías fotográficas” (…) “pero carecen de formación docente sistemática y de la práctica clínica a la cabecera del enfermo”. Indicó que los estudiantes son formados por un período de tres años y el tiempo de formación tradicional es mínimo de seis años. “Cualquier plazo menor es insuficiente y va en desmedro de la profesión. No justificamos la improvisación porque aquí lo que está en juego es la salud de la población, que no es cualquier cosa”, señaló Juan José Puigbo, miembro de la academia.

[2] Para ser sinceros, creo que actualmente, a pesar de disponerse de  centros de salud y Unidades Docentes de MFyC, donde se realiza una parte importante de la formación de los residentes de MFC, en España la mayoría de la formación práctica de los estudiantes de medicina todavía se realiza en los hospitales. ¿No es así?

[3] “Programa Nacional de Formación de  Medicina Integral Comunitaria”. Republica Bolivariana De Venezuela. Ministerio Del Poder Popular Para La Educación Superior y Ministerio Del Poder Popular Para La Salud. Caracas 2007.

[4] Según declaraciones a la BBC de la viceministra de Recursos para la Salud, Dra. Isabel Iturria, no hay profesionales venezolanos capacitados para impartir la formación que ellos requieren para el programa del MIC. “Los médicos venezolanos por la orientación de su formación previa no están preparados para estar en las comunidades. Porque en las escuelas tradicionales de medicina se da una formación para ejercer medicina hospitalaria, que es el tercer nivel de atención, y eso no es lo que se hace en los barrios”, aseguró.

[5] Tal vez los importantes contenidos docentes en Medicina Comunitaria pueden ser considerados por algunos colectivos médicos como “formación política”.

[6] “Programa de Formación en Medicina Integral Comunitaria. Informe ejecutivo”. Dr. José Alberto Mata Essayag. Coordinador  del Comité Interinstitucional. Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nº 39.158, de fecha 15 de abril de 2009.

[7] De cualquier forma, habría que considerar que en la formación médica pregraduada las practicas medico-quirúrgicas se limitan a técnicas muy básicas (limpieza heridas y sutura quirúrgica, intubación y sondajes, venopunción, inmovilización fracturas, reducción luxaciones, taponamiento hemorragias no severas, drenaje de abscesos, etc.) que pueden ser enseñadas en el nivel primario o secundario. La formación pregraduada de otras practicas mas complejas (ejemplo, atender un parto, apendicetomías, reducción hernias, etc.) que generalmente solo pueden ser aprendidas en un hospital, bajo mi experiencia, suele ser muy introductoria para los estudiantes de Medicina, necesitando de una formación especializada postgraduada (con una practica tutelada) para dominarla. Cuando entrevisté a las estudiantes de 5º año de MIC en el modulo de MBA, me dio la sensación que su formación en algunos de estos procedimientos no difería a grosso modo de la que recibí en mi formación en la prestigiosa Universidad Autónoma de Madrid.

[8] La Escuela de Medicina José María Vargas de la Universidad Central de Venezuela (UCV), habitualmente crítica con el gobierno bolivariano, difundió un comunicado en el que ponía en cuestión la calidad del programa de MIC, y aseguraba que nunca fueron consultados sobre la estructuración del currículo. La nota señalaba que 80% de los estudiantes de MIC incorporados en 2010 para hacer prácticas clínicas en el Hospital Vargas de Caracas, la Maternidad Concepción Palacios y el Hospital de Niños J.M. de los Ríos, concluyeron las pasantías con un desempeño “poco satisfactorio”.

[9] Introducción a la Atención Primaria de Salud (72 horas), Salud Comunitaria y Familiar (1400 horas totales/150 horas teóricas), la Psiquis en el proceso salud-enfermedad (150 horas), Informática (568 horas), Medicina General Integral (464 horas), Atención integral al adulto, niño, embarazada, familia y comunidad (6º curso integro)

[10]http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/03/110318_venezuela_salud_medicina_integral_comunitaria_jp.shtml

[11] “Al término de la carrera el egresado estará capacitado para brindar servicios integrales de salud, en los escenarios de la atención primaria, en las instalaciones del Sistema Público Nacional de Salud de la República Bolivariana de Venezuela o en cualquier otro país que así lo solicite; será portador de sólidas bases científico-técnicas y un desarrollo moral caracterizado por el humanismo, la ética y la solidaridad que le permitirá el desempeño requerido para elevar la calidad de vida de la población y lograr mejores indicadores de salud pública”. (Programa Nacional de Formación de  Medicina Integral Comunitaria”)

[12] Éstas son:

Universidad Bolivariana de Venezuela.

Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda.

Universidad Nacional Experimental Rómulo Gallegos.

Universidad Nacional Experimental de las Fuerzas Armadas.

Universidad Nacional Experimental Rafael María Baralt.

Universidad Nacional Experimental de los Llanos Ezequiel Zamora.

Hay que aclarar que dentro de la polarización “chavista-antichavista”, la Universidad Central de Venezuela (UCV) se alinea con el segundo polo y la Universidad Bolivariana de Venezuela y las Universidades Experimentales con el primero.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Estimado Dr. Segura:

Permítame felicitarlo por la serie sobre el sistema de salud en Venezuela y por los intentos de imparcialidad, con tan cuidadoso fraseo, en algunas partes de su escrito. En estos tiempos, es de agradecer.

Solicita Ud. documentos de análisis, pero en sus citas abundan las referencias a páginas de noticias, las que parece rechazar cuando no es Ud. quien las selecciona.
Manifiesta Ud. que no pudo entrevistarse con las autoridades académicas críticas a MIC. No está muy claro a quien alude con esto, pero las cinco (05)Universidades Autónomas de Venezuela tienen Facultades/Escuelas de Ciencias de la Salud. ¿Debemos entender que fue enteramente imposible lograr una entrevista con algún Decano, Director o Jefe de Departamento? ¿Incluso con algún representante del Colegio Médico? Una simple conversación con los integrantes del Departamento Docente de cualquier Hospital donde los estudiantes “convencionales” de último año deben hacer internado de pregrado y los de MIC sus “pasantías” quizás hubiera sido reveladora de las graves deficiencias que, en general, exhiben estos últimos.

Y comento esto, en relación con testimonios personales, porque da Ud. por buena la afirmación de la estudiante de MIC de 32 años quien dice que le solicitaron una elevada cantidad para ingresar a la carrera de Medicina, cuando seguramente esto es parte de una muy extendida leyenda urbana, hábilmente explotada por sectores interesados. En Venezuela, desde hace décadas (mucho antes del chavismo), el ingreso a las universidades ha sido determinado primordialmente por la Oficina de Planificación del Sector Universitario (OPSU: http://www.opsu.gob.ve/), con pruebas de aptitud académica (hoy eliminadas) estandarizadas, elaboradas por el personal de la OPSU y realizadas simultáneamente a nivel nacional en todos los liceos y colegios, en conjunto con criterios de asignación determinados por índices académicos, regionalización y capacidad física de la universidad receptora. En fin, es el gobierno el que asignaba y asigna los cupos. En las universidades se llevaban a cabo exámenes de admisión para seleccionar a los que pudieran completar cupos sobrantes. Sí debe decirse que los promedios de calificaciones exigidos para ingresar a la carrera de Medicina eran muy altos (18-19/20 ó 9/10)

Respecto a las seis (06) universidades que validan la carrera de MIC, aunque lo hagan de manera inconstitucional, considero oportuno hacer notar que cinco (05) de ellas ostentan la denominación de “Experimental” y la restante, la Bolivariana, también lo es, aunque no lleve ese nombre. La diferencia entre universidades autónomas y experimentales estriba en que en las primeras las autoridades y organismos colegiados son elegidos democráticamente dentro de la comunidad universitaria y tienen autonomía para el desarrollo de sus programas académicos, mientras que en las segundas las autoridades son nombradas a dedo por el gobierno, muchas veces dejando de lado requisitos académicos, los profesores son en su mayor parte contratados, sin escalafón y, simplemente, como instituciones carecen de autonomía. De manera que este aval debiera ser tomado con pinzas.

No es fácil tener acceso a fuentes documentales como las que Ud. exige. Ni siquiera podemos saber con exactitud cuánto le cuesta a Venezuela la colaboración de Cuba en el Área de Salud. El secreto es la norma y, de hecho, ni los médicos cubanos manejan las cifras (ver: http://medicinacubana.blogspot.com/2011/08/cual-es-el-salario-de-un-medico-cubano.html). Sí hay fuentes que, para Cuba, afirman: “Según las últimas cifras, las ganancias provenientes de los servicios médicos –incluida la exportación de personal médico–representaron en 2006 28% de las exportaciones totales, por una suma de 2.300 millones de dólares. Esto implica beneficios superiores a los obtenidos por las exportaciones de níquel y cobalto e ingresos mayores a los provenientes del turismo. La exportación de servicios médicos es hoy el negocio más
próspero en el horizonte económico de Cuba. (http://www.nuso.org/upload/articulos/3537_1.pdf). La mayor parte de esta inmensa cantidad anual proviene de Venezuela. ¿No hubiera sido más coherente incrementar sueldos y mejorar y ampliar el sistema de salud existente en vez de crear uno paralelo y excluyente para con los profesionales venezolanos?

Reciba un cordial saludo

Estimado Juan,

Gracias de nuevo por su valioso y enriquecedor comentario al último articulo de nuestro blog. Tiene usted razón en que tal vez no me expresé correctamente: no pude entrevistarme con ninguna autoridad académica porque no tuve tiempo en mi corta estancia (cinco dias) y no porque no recibiera contestación a una demanda de entrevista. Tal vez en el futuro lo consiga.

De momento, espero que mi esfuerzo, como observador externo, de juntar piezas del complejo “puzzle” venezolano y aportar mi análisis muy personal (y, por lo tanto, siempre sesgado y con un nivel de parcialidad) sea útil. Me gustaria que los artículos sean “borradores” para enmendar y matizar posteriormente con comentarios respetuosos e ilustrados, como estos, de los lectores, y siempre considerando todos los limitantes que tiene mi reducido conocimiento de Venezuela.

Tambien entiendo que seguramente este “borrador” le resulte bastante pobre, comparado con el nivel de conocimiento que usted tiene del tema. Por ello, le agradezco que siga ayudandonos con sus observaciones.

Un cordial saludo

Javier

Enhorabuena, Javier, por tan excelentes trabajos.
Un saludo,
Manuel

Estimado Javier: He sentido la necesidad de decirte algunas cosas. Veamos:
1) Como salubrista venezolano aprecio el esfuerzo honesto, tuyo y de tu equipo, por presentar una visión crítica de aspectos fundamentales de nuestra situación de salud. Yo fui uno de los que te envió documentos referentes a nuestra situación y, luego en los artículos que has presentado, encuentro un debate de sus argumentos con otros de otras fuentes, algunas de las cuales no había revisado; todo lo cual me ha ayudado a ampliar, reinterpretar o a precisar ciertos puntos de vista míos. Gracias por eso. Agrada al ego que nos digan “coincido con usted”, sin embargo nos hace crecer que nos digan “coincido con usted en esto…pero, mire esto otro aquí, que hay evidencias que está sucediendo”.
2) Hace unos días el Partido Republicano de Estados Unidos, en medio de la campaña electoral, acusó al Presidente Obama de ser socialista-comunista (¡fin de mundo, pues!). Si no queremos caer en el relativismo de que “todo vale”, habría que rescatar los acuerdos intersubjetivos respecto a qué es el socialismo (utópico, científico (Marx-Engels), lo que se incorporó con las interpretaciones de las experiencias reales en el siglo XX, la versión o las versiones socialdemócratas). Luego, habría que mirar con esos cristales los referentes empíricos de la gestión de Obama, para arribar a acuerdos intersubjetivos sobre el socialismo-comunismo de este Presidente, si lo hubiere.
3) En Salud, tenemos algunos acuerdos intersubjetivos de mucho peso, como Alma Ata, Ottawa, Adelaida, Determinantes Sociales de la Salud, sus implicaciones en la formación de los profesionales de la salud, el problema de la fuga de cerebros (especialmente de los países pobres). La discusión respecto a la “revolución en salud bolivariana”, lo que ha sido Barrio Adentro y la opción del Médico Integral Comunitario, entre otros temas, creo que deben mirarse desde aquellos referentes intersubjetivos, so pena de que nuestros intereses de grupo social, sector político, individuales, etc., nos puedan conducir al “vale todo”.

Estimado Dr. Segura.

Primero que nada permítame saludarlo y darle las gracias por su valioso aporte y ser tan objetivo a la hora de evaluar un tema tan interesante y delicado como es el caso de la salud y sus nuevos profesionales en mi país.

Ahora al Sr. Gaviria, estimado Sr. respeto su opinión y lo próximo que leerá no debe ser tomado como una disputa, pero que falta de respeto la negación de parte suya que en las universidades públicas venezolanas no se pagaba por un cupo!, me gradúen con muy buenas notas en un colegi privado y tenía que pagar el equivalente a 5000 $ en el año 2000 para entrar en la UDO núcleo Bolívar, como estudiante de enfermería o bionalisis para luego de un año de excelentes notas pedir el cambio a ver si había un cupo y me lo daban ( O sea si volvía a pagar)el médico venezolano (en su gran mayoría) formado en las universidades autónomas como Ud. prefiere llamarlas no tiene el mas mínimo destello de formación HUMANA necesaria para estar en el campo, y Ud. Y yo lo sabemos, sin embargo algo que detesto de este gobierno es el no reconocimiento de excelentes profesionales médicos en Venezuela, pero debe saber muy bien que los venezolanos no iban al médico por consulta sr Gaviria, que los médicos se robaban los equipos e insumos de los hospitales y se los llevaban a sus clínicas (Venezuela los hospitales son gratis y las clínicas son privadas comúnmente los dueños son Doctores de los hospitales) practica que mal puso al médico venezolano contra la opinión pública, la mala praxis y la impunidad, el despotismo y la falta de buenos modales de muchos médicos hizo del sistema venezolano un caso casi único en el mundo, si un ciudadano español se dio cuenta de nuestros errores ¿cómo es posible que Ud. que seguramente en algún momento se cruza con mi árbol genealógico no pueda verlo?, mi estimado sr Gaviria creo y disculpe que Ud. se está dejando llevar por sus sentimientos o por los medios de comunicación y no por su objetividad, y disculpe Ud. si no es así, nací en un barrio en Ciudad Bolivar, desvié mi vocación medica a la ing. me forme en una de las universidades más prestigiosas de mi país como lo es la Universidad Católica Andrés Bello, Nro de expediente 106716, sin nada que ocultar! hoy aun sigo formándome mi esposa es Medico Integral Comunitario, con una formación que considero muy buena, formada por médicos cubanos y médicos Venezolanos, (estimado Dr Segura, si hay docentes Venezolanos solo que se retiran de la misión porque consideran que el pago que recibe un docente cubano o venezolano es muy bajo) para terminar, el rechazo que reciben estos muchachos en los hospitales, el mal trato y la manera poco profesional de los médicos de las Universidades Autónomas dejan mucho que desear de sus egresados, esta Venezuela no la va a reparar España, USA ni China, esta Venezuela debemos repararla entre nosotros, ese medico formado por cubanos que está en su hospital Dr. Gaviria es un venezolano y ¿si tiene defectos en su formación? Corríjalos!! Es su obligación!, pero no lo deje en la ignorancia, pues mata a Venezuela y a un proyecto que no debe tener color ni bandera política como lo es la salud, “Necesitamos de la igualdad para refundir…” Simon Bolivar, Carta de Jamaica..
Saludos a ambos y hagamos juntos de mi país un gran país.
PD: si! si era más fácil aumentar el sueldo, pero es mejor aumentar la formación humana, perdonen mis errores gramaticales.

Querido Javier:

Permíteme algunos comentarios que me ha suscitado la relectura de tus interesantes artículos y la de algunas aportaciones que han dejado otros lectores.

No cabe duda de que el marco en el que se instaura el trabajo de los profesionales cubanos dentro del Programa “Barrio Adentro” es el de la Cooperación Internacional.
En concreto la modalidad de cooperación que se denomina “bilateral”: uno de los países contribuye con fondos para desarrollar proyectos (o da asesoría técnica, o aporta recursos humanos) y el otro devuelve esta aportación en una plazo dado y en determinadas condiciones favorables al receptor de la ayuda. Por eso es “cooperación” y no es “negocio”, aunque conlleve obligaciones de devolución y/o de condicionalidad por parte del beneficiario. Todos los países practican esta modalidad de cooperación y cada cual la construye dentro de sus estrategias de política internacional, de las que constituye, indudablemente, una herramienta más. España, por ejemplo invirtió en este tipo de cooperación (bilateral reembolsable) más de 645 millones de euros, un nada despreciable 15% de toda la Ayuda Oficial al Desarrollo que aportó en 2011, a los que habría que sumar 1.267 millones de euros más que se destinaron a nutrir los programas de algunos Organismos Multilaterales de Cooperación, inversiones que también son condicionadas aunque, en este caso, de forma consensuada entre todos los donantes que participan en esos organismos de Naciones Unidas o de la Unión Europea.

En España, para seguir con el ejemplo, nadie plantea dudas ni sospechas sobre la cooperación que se gestiona de esta forma, ni se pone en solfa que, por ejemplo, colaborar en la construcción de un Hospital en Marruecos tenga la contrapartida por parte del gobierno de ese país de reforzar la vigilancia de sus costas a fin de controlar el éxodo irregular de personas hacia el nuestro. No entiendo por tanto que se pueda poner en duda que Venezuela practique ese mismo tipo de cooperación con Cuba, ni aunque el intercambio pudiera ser favorable, en términos de costes corrientes, para el segundo.

Uno de los países es rico en materias primas y el otro en capital humano, y cooperar (“operar con otro”) puede resultar algo óptimo para ambos, lo que no dudo que así sea.

En este caso y al protagonizar la colaboración dos países en desarrollo estos programas entran de lleno en lo que se ha venido a llamar en los últimos años “Cooperación Sur-Sur”, modalidad cuyo incremento en épocas recientes ha sido muy grande. Venezuela es un gran promotor de ayuda hacia otros países en desarrollo. Es el tercer donante de este tipo de cooperación entre los países del Sur (después de Arabia Saudí y China) con un desembolso anual próximo a los 2.500 millones de $ (datos de 2010), algo así como el 18% de toda la colaboración mundial que surge de países en desarrollo y se dirige a otros países en desarrollo.

Cuba es, técnicamente, otro país en desarrollo, aunque en el último Informe del PNUD sobre Desarrollo Humano figure en el número 51 del mundo, y ostente plaza dentro del grupo de países de “Alto Nivel de Desarrollo” (ver http://hdr.undp.org/es/informes/mundial/idh2011/). Esto lo consigue sobre todo a base de sus enormes logros en Salud y Educación. No sé si sabes que si elimináramos del cálculo del Índice de Desarrollo Humano el factor “renta”, es decir contando solamente con los niveles de salud y de educación, Cuba sería el país nº 26 del mundo en Desarrollo Humano, es decir, a la altura de Austria o Finlandia. En esa clasificación general del PNUD Venezuela ocupa el puesto 73 en Desarrollo Humano en el mundo, esto es 22 plazas por detrás de Cuba. Según este esquema y tras constatar este dato quizás debiéramos plantearnos quién es el donante de cooperación y quién el receptor. En todo caso la solución a este falso dilema reside en que, como te dije, en la cooperación bilateral lo que prima es la horizontalidad y el intercambio beneficioso para ambos.

En los últimos 40 años Cuba ha invertido fundamentalmente, como bien conoces, en formar a las personas. Desde ese punto de vista puede “exportar” a otros países que lo necesiten personas con conocimientos. Es lo que lleva haciendo desde hace años con todos los países en desarrollo. Trabajando en cooperación por todo el mundo cualquiera se puede quedar sorprendido al conocer a profesionales de la salud de países con muchos problemas, por ejemplo en Congo para hablarte de algo que a mí me ocurrió, que, en plena guerra civil, atienden a su población mientras contestan a tus preguntas, no en castellano, sino en “cubano auténtico”, que es una “lengua” mucho más cálida y reconfortante, como lo son todas las de nuestra América. Formar profesionales de otros países es algo que ha practicado Cuba desde el triunfo de la Revolución y para corroborarlo no tienes más que viajar por el mundo o visitar la Isla de la Juventud dónde vas a encontrar las escuelas en las que estudian los futuros profesionales del mundo en desarrollo. A partir del año 1.999 y tras el devastador paso del huracán Mitch por Centroamérica y el Caribe, esta realidad recibió un impulso muy notable al crearse en la provincia de La Habana la Escuela Latinoamericana de Medicina. En ella y como aportación de ese país al desarrollo de los pueblos hermanos de la región, se forman gratuitamente médicos entre los becarios procedentes de todos los países de América. 1.500 médicos se licencian todos los años en esa escuela, habiendo formado hasta 2.010 a más de 7.000 profesionales de la salud. La característica más notable de este gran proyecto de cooperación formativa es que se seleccionan a los estudiantes de entre las familias más modestas de toda América Latina (también de EEUU) asumiendo Cuba todos los gastos de formación y de estancia mientras dura la licenciatura.

Sin conocer a fondo la realidad venezolana (por ello leo tus crónicas y las ajustadas aportaciones de los lectores a las mismas) me apuntaría sin dudarlo a la opinión de Edgar Marcano cuando afirma que sin este sistema de cooperación bilateral en salud Cuba/Venezuela que es el Proyecto “Barrio Adentro” importantes cantidades de venezolanos continuarían en situación de exclusión de toda atención de salud y miles de profesionales de los estratos más humildes de aquél país no hubieran podido formarse como profesionales que atienden a sus conciudadanos. Aquí como allá, no lo olvidemos, el objetivo más importante es garantizar el derecho a la salud de todos los seres humanos. Para ello y para disminuir las intolerables desigualdades sociales en salud, el Programa “Barrio Adentro” y la cooperación bilateral Cuba/Venezuela, con todos sus aspectos mejorables que tú apuntas y otros lectores resaltan, han resultado y resultan experiencias decisivas para la población más desfavorecida de ese maravilloso país que tu, recientemente, has visitado.

Recibe un saludo,

J. Manuel Díaz Olalla

Estimado Dr Segura:me ha llegado por correo electrónico su artículo y me ha parecido necesario aportar información que usted evidentemente desconoce.Soy profesor universitario de la Universidad Central de Venezuela y he trabajado en el Hospital Universitario de Caracas( nHUC) desde hace mas de 30 años.Me jubilé en el 2008 pero sigo activo tanto en mi antiguo servicio de Medicina Interna como ,y esta es mi labor asistencial fundamental hospitalaria actualmente,en una revista tres veces por semana con los residentes de postgrado de Medicina Interna de pasantía en el area de emergencia del hospital.Ellos tienen allí la responsabilidad directa de atender a los pacientes de las 8 camas a su cargo mas aquellos pacientes con problemas médicos que estén en otras áreas de la emergencia,usualmente unos 10 a 12 adicionales.Ademas estoy en la directiva del hospital en representación del rectorado.
Ala emergencia del hospital llegaron el año pasado pequeños grupos de estudiantes ,del 5° y luego del 6° año,de Medicina Integral comunitaria(MIC)quienes se integraron a la revista con mis residentes.Destaco que el único docente en el área soy yo.La emergencia sufre,al igual que muchas otras instituciones de salud pública como usted señala,de un serio deficit de médicos.En la actualidad sólo unos 10 médicos que se turnan para atender las docenas de pacientes que acuden diariamente buscando atención en salud.Hay períodos en los cuales no hay ningún miembro del staff de emergenciólogos en la emergencia,sólo los residentes del postgrado de medicina interna quienes obviamente no están para atender todas las emergencias que se presenten,en particular las quirúgicas y de traumas.
M e impactó desde las primeras revistas el muy bajo nivel de conocimientos en semiología y clínica médica de los estudiantes MIC.Sus conocimientos en terapeútica también son muy rudimentarios;se limitan a un solo medicamento del cual poco conocen.Para infecciones urinarias sólo conocen que debe ser tratada con ampicilina -sulbactam y que suele ser causada por Escherichia Coli.Sobre alternativas si el paciente es alérgico a Penicilina,que hacer si es multiresistente productora de betalactamasas(hasta un 20% aquí),otros germenes causales no hubo respuesta alguna en los casi 40 estudiantes MIC con los que llegué a interactuar en un período de 4 meses.Igual experiencia sucedió al comentar sobre infecciones respiratorias bajas,sobre semiología cardiocascular(sorprendentemente no sabían explorar ni interpretar el pulso arterial pero sí leer algunos aspectos del electrocardiograma)En Venezuela tenemos muchos pacientes con anemia drepanocítica,todos afrodescendientes,,provenientes de la zona costera central del país, quienes suelen acudir a nuestros 2 hospitales universitarios de Caracas-H.Vargas y el HUC,centros de referencia nacional.Al revisar los varios pacientes con crisis drepanocíticas que habían ingresado me encontré que los estudiantes MIC ni siquiera habían nunca oído el término drepanocitosis.Desconocían la enfermedad,sus complicaciones o tratamiento.
Esto me llevó a recabar información sobre esta modalidad de educación médica en Venezuela y el porqué estaba dando unos resultados tan pobres.Además comuniqué tanto al director del hospital como al rectorado de los hallazgos.Nos reunimos en diversos ámbitos,incluso con médicos totalmente identificados con el gobierno.Llegamos a la conclusión que el problema principal,sin descartar otros,es la falta de docentes calificados y comprometidos en el proceso de enseñanza aprendizaje de los estudios MIC en Venezuela.
Ciertamente el programa se incicia por una decisión politíca en el 2005 y menos de 2 meses después se pone en práctica por 3 universidades experimentales estando la inmensa mayoría de estudiantes en la universidad bolivariana(UBV),UNA UNIVERSIDAD QUE NI TENÍA NI TIENE ESCUELA O FACULTAD DE MEDICINA.Eventualmente se añadirían otras 3 universidades exterimentales +las cuales tampoco tienen escuela o facultad de medicina.Los profesores de los cursos no son profesores adscritos a ninguna universidad:no están legalmente autorizados a impartir clases o emitir calificaciones;sólo están adscritos a la misión médica Cubana en Venezuela y el sistema de estudios de formación en medicina integral comunitaria los avala como los exclusivos docentes durante los primeros 4 años de carrera.
Quienes son? Simplemente médicos cubanos quienes vinieron a cumplir una labor asistencial a Venezuela y de repente,en el 2005,se les asignó la tarea no sólo de enseñar medicina si n0 de enseñar TODAS LAS MATERIAS!!! Anatomía y Fisiología se fundieron en morfofisiología,de histología,bacteriología muy poco.Medicina tropical,distribuída en 2 semestres en los estudios tradicionales médicos se dicta en un seminario de una sola tarde.Cuba se ocupó de tratar de adiestrarlos en pedagogía.Algo mas de tres mil ingresaron a institutos de educación cubanos para formarse como instructores/facilitadores.Sólo 126 terminaron con maestrías que es el nivel requerido por nuestras universidades para ingresar como instructor.(obviamente Cuba no regala titulos)
Cuál es la realidad de los estudios.Los estudiantes dedican sus mañanas a realizar encuestas en salud.nutrición,vacunación entre los habitantes de su comunidad.Las encuestas son elaboradas por un organismo central,distribuídas y recolectadas por el médico cubano de Barrio adentro y luego tabuladas y comentadas.Todas esas tareas figuran como horas “docentes prácticas”.El médico cubano,quien cumple su labor asistencial y llena su papeleo de cuotas ,informes etc.usualmente logra destinar 2 o 3 tardes a la semana para dirigir un seminario sobre un aspecto teórico contenido en un folleto o en un CD previamente entregado a los alumnos.Todas las tardes figuran como horas docente teóricas.A los estudiantes se les suele incorporar a todas las campañas de vacunación y eso también es validado como horas docentes.Sin embargo al interrogar a los que recibí en la emergencia del HUC sobre alguna vacunas en adultos me encontré con que no tenían la menor idea acerca del tema.Estaban comentando sobre cuando se debía colocar la vacuna de Hepatitis C !!
El principal médico chavista del hospital concurrió en que ni siquiera sabían el esquema de la OMS para niños;no sabían de efectos adversos de vacunas que ellos mismos habían colocado!!de allí su comentario sobre docentes “no comprometidos”
Es imposible que un sólo médico imparta toda una carrera.Ciertamente yo,como internista,puede enseñar semiología,clínica médica,aspectos terapeúticos de mi especialidad-admitidamente muy amplia.Pero si me ponen a enseñar pediatría,obstetricia,anatomía o salud pública por ej. mis estudiantes saldrán seriamente mal formados en muchos aspectos.
En el 2008 se realizó una evaluación,por parte de docentes de una universidad cubana a 12 “profesores” médicos de Barrio adentro de un distrito sanitario en Venezuela,en la isla de Margarita..Encontraron”fallas fundamentalmente causadas por deficiencias en la capacitación de los profesores.Articulo ubicable a través de Scielo:Rev,Hum.Med 11(1)enero-abril 2011.así aparece ,sin número de páginas.
En el hospital Vargas se realizó una evaluación de los estudiantes MIC de 5° y 6°año sobre la base de 6 competencias clínicas definidas por Weinberger et al. Los estudiantes aprobaron sólo una competencia clínica:habilidades comunicacionales y no aprobaron ninguna de las otras 5.
Hay un dato curioso:24000 se inscribieron en los estudios en el 2005.Sus únicos requisitos fueron estar graduados de bachillerato y estar comprometidos en estudiar medicina en ambientes comunitarios;sólo 8124 se graduarán de esa cohorte a finales del 2011 y comienzos del 2012(porque hasta ahora van unos 2500)Esto en una carrera por 2 años iniciales sin programa o curriculo formal,aprobada en 2007,sin titulo oficial hasta que en Noviembre de 2011 se modificó la Ley de ejercicio de Medicina y se promulgó en Diciembre 2011.O sea que durante esos años y al momento de concluir, ese titulo no existía en el país.-claro que estaba garantizado que el poder omnímodo ejecutivo haría que el legislativo o el judicial lo aprobarían.Además no se podía reprobar a los estudiantes porque las evaluacioneses eran “formativas” y para más los estudios fueron renumerados(únicos en el país-o en el mundo?)inicialmente con 400 Bs ,luego con 600 Bs y últimamente con un salario mínimo de 1548 Bs al mes y la garantía de un puesto de trabajo, ya presupuestado, de cerca de 10000 Bs para 10.000 MIC.MI SUELDO DE PROFESOR A MEDIO TIEMPO ES DE 1700 bs.
y SIN EMBARGO MAS DEL 60% DE LOS ESTUDIANTES MIC ABANDONARON SUS ESTUDIOS.
Sobre las causa de la descapitalización del recurso humano médico en Venezuela le escribiré después
saludos r8a

YO LO VEO DE ESTA MANERA YO TENG 20 AÑOS ESTOY ASIENDO CURSO DE ADMISION PARA PODER ENTRAR ALA UC UNIVERSIDAD DE CARABOBO Y SABEN QUE ? NO PUEDO INGRESAR LA MAYORIA DE LOS NIÑIOTOS TIENEN 17 AÑOS SON HIJOS DE PAPI Y MAMI Y PARECE MENTIRA LA Q MAS SABE SOY YO Y AUNQE ESTOY HACIENDO ESE CURSO YO PIENSO ESTUDIAR POR LA UBV POR QUE SOY UNA PERSONA HUMILDE CON GANAS DE SUPERAME Y CHAVEZ ME ESTA DANDO LA OPORTUINIDAD DE ESTUDIAR LO QUE SIE¡MPRE QUISE ATRVES DE LAS MISIONES DIGAN LO QUE DIGAN UN BUEN MEDICO NO ES POR SER DE LA UCV NI DE UC UN BUEN MEDICO SE CREA EN EL MOMENTO Q YO ME GRADUE NADIEN VA VENIR A DECIRME QUE SOY MEDIOCRE POR QUE YO OPTUBE AMBOS CONOCIMIENTOS Y EL QUE QUIERE ESTUDIAR ESTUDIA DONDE SEA Y AUMQ LES DUELA LAS UNIVERSIDADES PUBLIKS NO SON NINGUNAS PRIVADAS YO PAGUE 1300 PARA PODER HACER ESE CURSO DE ADMISION ASI QUE NO HABLEN TANTA PAJA RECTORES BURGUESES DEJEN SUPERARSE ALAS PERSONAS HUMILDES DE ESCASOS RECURSOS NOSOTROS TAMBIEN TENEMOS DERECHO A SER BUENOS MEDICOS YA BASTA DE TANTAS HUMILLACIONES DEJENLO TRABAJAR……..

[...] Hoy prestamos esta tribuna al Dr. Ochoa que se ofreció a explicarnos mejor, en forma de carta abierta, porqué Venezuela tiene la situación actual de importante déficit de médicos, que llevó al gobierno bolivariano a cubrirlo, como comentamos en este blog, con la importación de médicos cubanos (Misión Barrio Adentro ) y con un programa intensivo y alternativo de formación de estudiantes de Medicina (Medicina Integral Comunitaria). [...]

[...] Medicina Integral Comunitaria (MIC): formación médica alternativa en Venezuela. [...]

tengo una hermana en venezuela estudiando en el programa del MIC y no estaba al tanto de la controversia creciente que venia acarreando este programa alternativo, ya que ella nunca me lo había comentado.
soy peruano, soy estudiante de medicina de una universidad nacional UNFV y después de 6años de estudios y punto de graduarme, tengo el justo derecho a opinar que el objetivo de un medico no es simplemente sacar un titulo, y que nunca se debe olvidar la finalidad de un medico, que es la vocacion de servicio.
felicito al autor de este amplio informe, me saco de muchas dudas y me sorprende mas aun, algunos comentarios como los de “maria linares” que con todo el respeto que se merece su origen humilde, que dicho sea de paso, ambos compartimos, los conocimientos no se arrebatan, ni se obtienen por la fuerza, insultando ni ofendiendo, los médicos siempre hemos sido lo mas alto de la sociedad, y nunca hubo política en nuestra formación, quizá no estaré enterado al 100% de la realidad medica venezolana, pero si de las reglas de ortografía universales, que es el primer libro que te recomiendo leer, para que comienzes a obtener tus tan preciados conocimientos!.

BUENAS TARDES…..SOY EL DR. SERGIO ARMAZA JEFE Y RESPONSABLE DE LA EXTENSION COMUNITARIA EN EL HOSPITAL ARCO IRIS DE LA CIUDAD DE LA PAZ BOLIVIA….NOSOTROS ESTAMOS PENSANDO TENER UN CONGRESO DE MEDICINA COMUNITARIA ORGANIZADO POR MI HOSPITAL Y QUISIERA CONTACTARME CON UD COMO RESPONSABLE DE MEDICINA COMUNITARIA…..POR FAVOR ESPERARE PRONTA RESPUESTA…..GRACIAS

Por medio de este documental me doy cuenta q aun siguen las exclusion de las personas de bajo recurso por cierto vienen de la cuarta republica, termine mis estudios en el 99 mi sueño siempre fue ser mèdico para atender a la poblaciòn, y nunca jamàs pude entrar en las universidades tradicionales, cobraban un montòn de dinero para poder conseguir un cupo, dinero q no tenia para pagar, y los cupos eran para los hijos de papi y mami y personas pudiente eran los que entraban a estudiar medicina, o a menos q fuese comadre o compadre del rector de la universidad, antes venezuela se manejaba de esa manera las personas de barrio se miraban por encima de los hombros, en mi opiniòn es una guerra polìtica que tienen con los mic, por q antes se escuchaba de todo el mundo q una de las mejores. universidades estaba en cuba y nadie criticaba a las personas que se iban a estudiar para alla y regresaban a su paìs a ejercer, todo esto es muy sencillo una guerra polìtica contra el presidente chavez. El que tiene boca se equivoca, hasta los mejores mèdicos se les va la liebre y cuentos para echar tengo un monto, mèdicos que han cometido yatrogenias irreversible y no salen a la luz por q entre ellos mismo se tapan, LAS UNIVERSIDADES TRADICIONALES NO TE ENSEÑAN COMO PREVENIR ENFERMEDADES, enseñan es como tratar una enfermedad, y que obviamente se necesitan enfermos para poder cobrar consultas y aun altisimo precio. donde esta la uniòn, la humildad, la equidad que muchos no quieren equidad, es màs fàcil criticar q contribuir

saludos pseudos medico, y en especial a los mediocres del estado portuguesa

Interesante artículo, soy Panameño estudiando en la misión médica cubana [Barrio Adentro], estoy en quinto año de la carrera de medicina integral Comunitaria. Considero que la formación todavía tiene algunos problemas, en especial en las zonas rurales… no así en las capitales de los diferentes estados donde los estudiantes tenemos más acceso a recursos y diferentes escenarios de docencia [laboratorios especializados, hospitales venezolanes importantes y los CAT], en mi opinión la formación cubana es de muy buen nivel y esta reconocida mundialmente, el programa que vemos en venezuela es el mismo que se ve en cuba desde hace varios años, esos mismos médicos graduados en cuba estan trabajando en mi país sin problemas, los mismos pasaron las pruebas y requisitos necesarios para ejercer su profesión… y esto es algo que no solo sucede en mi país sino en todos los países del mundo. Me llega entonces la duda… cual es el interés del sector médico venezolano de menospreciar la carrera de medicina? acaso les molesta que la población reciba educación de calidad? les molesta que exista gente mas sana? o acaso es un asunto económico? pues yo empecé mis estudios en Panamá, pasé mis exámenes curse mi primer año de la carrera… pero la falta de recursos me hizo dejar mis estudios… ahora que tengo la oportunidad de estudiar medicina, vienen ustedes a criticar sin argumentos válidos que este plan no sirve! y sí.. digo sin argumentos ya que es aburrido escuchar siempre que nosotros nos graduamos en 3 años o que no vemos cirugía… que no vemos nada de medicina… Ja! En esta carrera no se gradúa cualquiera, acá no nos demoramos 10 estudiando como me he encontrado a varios médicos de las universidades tradicionales… según nuestro reglamento con dos veces que fracasemos en un año estamos fuera de la carrera. Somos gente humilde y estamos para aprender… ustedes médicos venezolanos son muy buenos… no considero a los cubanos mejor que ustedes ni viceversa. Ustedes ahora nos darán la formación hospitalaria desde tercer año de la carrera, eso no lo tienen ni ustedes de las universidades tradicionales. Si nosotros pasamos con buenas notas en sus hospitales y respondemos igual que cualquier estudiante de las universidades tradicionales no merecemos ser tratados mal por pasiones políticas.

Saber de Salud es un derecho ! Muy buena discusión…AD FAA

dejen de hablar tanat mierda y ayuden

Muy Bueno Comentarios algunoos los Apoyo otros no.. me presento Soy Romel Estudiante de Medicina Anteriormente era estudiante de el Programa Mic Dure en 3 años Los cuales Considere enriquecedores en cuanto a lo Social se refiere por permitirme darme cuenta de la situacion en los suburbios de bajos recursos en cuanto a salud se refiere en mi mas sincero punto de opinion quiero recalcar que la exelencia no la hace la uniersidad , sin embargo la cultura y costumbres venezolanas no dan para implantar un modelo de estudio en esta delicada carrera que dependa tanto del estudio individual en mis experiencias academicas en estos 3 años me senti frustrado viendo el nivel tan basico de enseñanza en algo tan importante como son las ciencias basicas Anatomia biologia Etc… Siempre Fui en mejor de mi CDI , en consultorio y en el cat aun asi teniendo una exelente Medico cubana guiandome dia a dia en un Consultorio Con 20 Pacientes a diario no dio abasto para mis Necesidades Intelectuales los cuales con auto estudio y evaluacion No llene, lamentablemente en este programa hay personas que al igual que en la universidad autonoma creen que por estudiar medicina son Superiores en este programa es mentira que todos son unos pobres que no lograron sus sueños por no tener dinero… Aqui en venezuela se entra por promedioo 18 , 19 y 20 esta es una carrera que necesita Cientificos no Personas Con flojera de Leer libros que recuren a memorizar un video absurdo y creer que por eso se convierten en Convic … Lo Digo y Lo Confirmo con bases en mi CDI que es donde se recibian las visitas ministeriales(es decir el Mejor CDI De lara ) los Doctores nos decian que dijeramos que veiamos clases todos los dias cuando la Realidad era que nos Mandaban A nuestras respectivas casa Con un video quemado y un CD del Estudiante que nadie Abria Hasta hay les Cuento mis dos primeros Años Luego pase a tercero Donde se Supone que terminaria de ver materias deficiles como parasitologia fisioloogia microbiologia sin embargo tube el Mezclote ese de Morfofisiopatologia Que esta de mas Decir Que son Incompleto (dicho por un cardiologo en en CAT) ninguno de mis compañeros me dio La talla academicamente Al Principio eramos 30 en ese CDI Luego 20 y Luego quedamos 10 los Cuales Siempre repetian los Examenes que se realizaban cada 3 meses Sumamente Faciles y que el doctor encargado de Impartir el video en el Año un dia dejo volcer a intentar el mismo examen a un compañero el cual no sabia nada y me mando un mensaje pidiendome las respuestas… Aparte Morfofisiologia 2 que habla del Sistema Nervioso Nos las Dio una Odontologa Cuando Dicen que todos Son Medicos y la verdad Pase Por 5 Consultoris a lo largo de la Carrera y De Ello De solo 2 Medicos me lleve conocimientos muy escasos de investigacion de ciencia como tal si, y sin mas que decirles Me despido diciendoles que soy de Izquierda Pero lo que es el Programa de Medicina Integral Comunitaria es un Insulto a lo que es el espiritu de Ciencia que lleva consigo la carrera de medicina..

FDGVRGTHBTRHTRHRGNNN

como estudiante del 5to año de medicina de una de las Universidades Autónomas de Venezuela, les puedo decir varias cosas… en las Universidades Autónomas hay gente humilde, y entre ellas me caracterizo, soy hija de mami y papi porque los tengo, gracias a Dios están vivos, mas ellos no son ni ricos de cuna, ni millonarios, son personas trabajadoras.. para el comentario de que nosotros no vemos practicas hospitalarias, es MENTIRA, estoy metida en un hospital recibiendo conocimientos académicos y de relación medico-paciente desde el 3er año de mi carrera, y desde el 4to año asisto a guardias que son obligatorias dentro de la carga académica,y he aprendido muchísimo gracias a eso.. apoyo el comentario de Romel, para estudiar Medicina hay que leer, y mucho, tanto así que ya uso lentes… no cualquiera puede estudiar y memorizar tanto… no digo que no existan hijos de médicos en las Universidades Autónomas, o que hayan comprado el cupo, pero si hay buenas personas, que nos preocupamos en ayudar al prójimo y resolver situaciones de emergencia con los pocos recursos que los hospitales cuentan… y también se que en esa misión de MIC hay hijos de “mami y papi” como los mediocres osan decir, porque seguramente encontraran a muchos hijos de ingenieros, abogados, entre otros que no pudieron ingresas a una Universidad Autónoma… no es por discriminar a los MIC, pero quien quiere ser MEDICO debe estudiar y aprender, y lo que no sabe preguntarlo a ALGUIEN QUE SI TENGA EL CONOCIMIENTO, o buscarlo en los libros, porque algo que he aprendido en mis 5 años de estudiante es que todo esta en los libros, quien no lee no puede pretender saber… Dirigiéndome al Autor, muchísimas gracias por haberse interesado en la situación que ocurre en mi país, gracias por el contenido del articulo, por indagar y por publicarlo, esto hace ver muchas cosas, que en su mayoría deben mejorar, tanto políticas como de educación… no deje mi comentario para causar una polémica, solo quiero hacer ver que no todo es como lo pintan y mucho menos si la política esta de por medio… a los MIC y Médicos Tradicionales, tanto en formación como profesionales, LEAN y ESTUDIEN, no porque ya estén graduados quiere decir que se las saben todas… el MEDICO es científico y estudioso de naturaleza.

Soy egresado de la Universidad Bolivariana de Venezuela, Medico Integral Comunitario, seis (06) años de carrera, de los cuales dos años de pasantia por el Hospital General de los Valles del Tuy; y: el Medicucho que se fue para la Univeridad Tradicional, para luego criticar al programa MIC, seguro que fue el quien no dió la talla, porque la medicina integral comunitaria, no solo es saber de medicina, alli se aprende a ser humano y para ser buen medico antes hay que ser buen humano. Nosotros los Medicos Integrales; dominamos los conocimientos basicos que tienen los medicos CIRUJANOS; ( ) que en la realidad son solo un medico general NO INTEGRAL, por los pocos conocimientos que poseen de promoción y prevención en salud. Que viva la Medicina Humanista. Gracias a dios

gracias a dios y a nuestro libertador simon bolivar y a un pensador revolucionario que an dado la vida cada uno para que nosotros seamos iguales que no haiga ninguna desigualda y exclusion social qu salgamos adelante y no quedemos en la miseria este lider revolucionario edifico esta carrera para ayudar a las personas necesitadas de bajos recursos por eso comformo por otras personas esta carrera que por la alta burguesia eran los que estudiaban y era muy dificil estudiar yo le doy gracias primero a nuestro dios que no da la sabiduria y aquellas personas que la cumplen me siento satifecho de estudiar esta carrera que no hay ninguna desigualda ni raza

SE DEBE ACAVAR LA GENTE IGNORANTE QUE PIENSAN EN ELLOS MISMOS DEVEMOS AYUDAR A LAS PERSONAS QUE NECESITEN DE NUESTRAS AYUDA DEVEMOS ELIMINAR DE NOSOTROS MISMOS NUESTRA IMPORTANCIA QUE ES LO MATERIAL QUE NO TIENEN ACORDONADOS PAISES QUE TIENEN ESOS IDEALES PARA ASI TENERNOS ABAJO DE ELLOS PARA QUE NO PODAMOS DESARROLLARNOS PARA LA CUAL DE ELLOS QUE NO DESTRUYAMOS PARA ELLOS SENTICE ALAGADOS POR ESO YO LE DIGO AQUEL QUE LEA ESTOS DOS TEMAS QUE E ESCRITO QUE TENGA UN MOMENTO DE REFLEXION PARA ASI SACAR EL PAIS ADELANTE Y NO DEJARNOS PISOTEAR POR OTRO PAIS BURGUEZ

Hola!!! a todos, es una constante criticar desde el polo que sea; sin embargo lomejor de todo sería que tanto los profesionales de la parte de Docencia de las Universidades reconocidas en la formación de Médicos con calidad en conocimientos a ser aplicados en seres humanos, como los profesionales que en su deber se encuentran realizando trabajo de atención en los diferentes centros Hospitalarios, lleguen a un acuerdo con quienes estan formando a los estudiantes de medicina Integral comunitaria, ya que si a ver vamos, al llegar a la práctica profesional todos tienen un mismo fin “Salvar vidas” y si Dios les ha dado ese don de servicio tan noble, por que no se comparten conocimientos desde donde se pueda, si se tiene vocación de servicio lo mejor es aprovechar los recursos. Igualmente a los profesionales de medicina Integral Comuitaria que tienen la responsabilidad de formar a los que por la causa que sea no han logrado entrar a otra casa de estudios, es del conocimiento de todos que estan haciendo estudios en este país, pero no por eso deben dejar de lado una buena formación, porque ese es el reflejo de lo profesional que se es en el campo que se enseñe y de desconocer algo, no tener pena de preguntar pero no hagan daño para que sean quienesse estan formando quienes paguen las consecuencias de quienes no exigen. La competencia en muchos casos da calidad y que mejor forma que exigiendo responsabilidad en el cumplimiento del servicio sin desglosar la palabra (Cumpli= Bien cumpli el horario, la asistencia, sin tomar en cuenta que hago en el desempeño o que tanto sé y Miento= estoy mintiendo a mi mismo al no aplicar con vocación de servicio realmente los conocimientos porque no fui resonsable en memorizar de manera significativa todo y dejo que sea uno más para que me critiquen). En los dos lados es necesario que tomen en cuenta que la Vocacion de Servicio es lo primero para desempeñar este tipo de labor, pues si tengo eso, he de aprender todo lo que sea necesario para lograr ser el mejor médico ante los ojos de Dios sin necesidad de tanta pelea. Todos Unidos ayudaremos a mejorar la calidad de atención y resolutividad de la población que necesita una sonrisa para el alma y por ende para la vida. Dios les bendiga a quien de verdad muestre de ahora en adelante el interes por lo que se decidio aprender apara ayudar a quien lo necesita y no pregonar tanto lo que no se practica. Dios les derrame sabiduría y entendimiento siempre.

soy estudiante de medicina del MIC y con mucho respeto me dirijo a los estudiantes y médicos de las universidades autonomas, que como dijo (RODRIGREZ M) hay q leer y estudiar para ser buen medico, sea donde sea, porque tengo familia que estudia en esas universidades y compartimos conocimientos que obtenemos por la preocupacion de Ser Buenos Medicos, los que ofenden si deberian de hacer un curso de relaciones humanas para que la humildad refleje su calidad de estudio! Dios les bendiga

Hola, Javier, ya se que hace muchisimo tiempo que escribiste esto, pero tengo que decir que la polemica, aunque con menos intensidad, pero sigue estando viva. Me gusto mucho leer las respuestas de mis colegas, tanto los MIC como los tradicionales han sabido dar aqui su opinion sin caer en el rastrero y comun desaire que puede verse en otros medios. Debo decir que hay mucha razon de parte y parte, cierto que como en toda la historia de la medicina, la innovacion ya sea de caracter cientifico, organizativo o de cualquier modo, produce una fuerte oposicion y animadversion en los sectores pre-existentes y conservadores. Nada mas recordemos lo que tuvo que soportar Semmelweis cuando se atrevio a decir a las eminencias medicas que debian comenzar por algo tan basico como lavarse las manos. Es cierto que como toda institucion incipiente nuestra universidad tiene muchos errores que han ido perfeccionandose por el camino. Es cierto que algunos de nosotros tienen fuertes deficiencias academicas, pero la situacion no es exclusiva de nuestra universidad. La mediocridad estudiantil es un fenomeno adverso que aunque ellos no lo admitan ha devastado hasta a sus propios gremios. Ni por que me lo han contado, ni porque lo lei en la prensa, sino porque lo vivo a diario, es que se y he visto con mis propios ojos, atrocidades clinicas, farmacologicas y de procedimientos tan basicos que ni un estudiante de enfermeria errarian, en graduados de las escuelas medicas mas prestigiosas de nuestra nacion. El nivel de preparacion en abordajes practicos que ellos tienen es casi nulo, tal vez un estudiante de secundaria de los EEUU podria realizar RCP y primeros auxilios con mayor seguridad y eficiencia. Tenemos pruebas, videos y fotos de rafias desastrosas, sintesis absurdas de heridas sencillas, y paremos de contar las irregularidades. Podriamos exponerlas y crear una guerra de gremios? Si. Pero lo que sucede es que a los medicos integrales nos enseñaron la importancia de la profesionalidad y la etica, nos enseñaron que los colegas y compañeros de trabajo merecen respeto, y que el Hospital no es un campo de guerra mediatica, sino un sitio donde trabajamos con vidas humanas y debemos apoyarnos para que todo salga bien con el paciente, y si alguno comete un error corregirlo para q aprenda. Yo no soy la mejor doctora del mundo, aun me falta mucho por aprender, pero lo que si aprendi rapidamente es que el conocimiento esta en la calle, al alcance de la mano, y el que no sabe no es por culpa de mas nadie q de el mismo. Hay mucha mediocridad profesional entre los medicos de Venezuela, pero no tiene nada que ver con la universidad donde se formaron, sino con la autoexigencia (o no) de ser mejores cada dia. Yo no tengo miedo ni pena de decir que soy MIC, con orgullo lo digo pq bastante trabajo me costo mi titulo, y bastante que me ha tocado apoyar a mis compañeros tradicionales y mas de una vez les he SACADO LOS PIES DEL BARRO. Pero jamas voy a usar sus deficiencias para envanecerme pq eso en vez de hablar mal de ellos, me dejaria en muy mal lugar a mi. La medicina es una carrera de continuo estudio y de continuo aprendizaje. Nadie, no importa en que uni haya estudiado, nadie se las sabe todas. Todos debemos esforzarnos y unirnos para mejorar la calidad de vida y salud de nuestros pacientes.

Saludos, Javier.Leí tu trabajo sobre la MIC en mi país. Muy bueno; te felicito. Tengo un hermano egresado de este programa.Estudió seis años, no tres o cuatro como se ha dicho. Es muy bueno como médico. Pero los médicos y enfermeras egresados de universidades tradicionales les hacen la guerra a los MIC.
Coincido con lo que algunos han planteado antes: la calidad la hace el propio estudiante, independientemente de donde estudie.
Aún cuando no soy médico, en las oportunidades que he ido a un CDI (de la misión Barrio Adentro), a una clínica privada o a algún hospital público me he encontrado con profesionales de salud muy buenos y otros muy malos.Hay médicos de universidades tradicionales acusados de negligencia, sólo que los agraviados no llevan los casos a tribunales porque eso representa dinero y tiempo. Hay un dicho en Venezuela que reza que los errores de los médicos están en el cementerio.
Es público y notorio en Venezuela que los cupos para la carrera de Medicina se cotizan a muy altos precios. No sé por qué el doctor que inició el debate lo niega.En lugar de vilipendiar a la MIC, valdría la pena reforzarla y ver los aspectos positivos que tiene.
Considero, además, que en lugar de dejarnos llevar por las pasiones exacerbadas hacia una preferencia política pensemos en lo que es mejor para nuestro país. Chávez, con sus muchos errores, tuvo muchos aciertos que han resultados beneficiosos para el sector más desfavorecido de Venezuela y de otros países. Simplemente la animadversión por él no les permite verlos.
Viva mi Venezuela siempre, y el venezolano como es: echador de broma, alegre y echao pa’lante

Osea q en la universidad bolivariana de maturin monagas. … no sale uno como médico general o cirujano osea q sale uno con que título esper respuesta gracias. …

[...] Medicina Integral Comunitaria (MIC): formación médica alternativa en Venezuela. [...]

EN REALIDAD ESTE ES UN SUENO HECHO REALIDAD YA QUE ES UNA LABOR MUY BONITA A NUESTRO PUEBLO GRACIAS A MI ETERNO COMANDANTE

SOY, UN OBRERO Y NUNCA VI, QUE HUBIERAN MEDICOS TAN DILIGENTES, QUE VAN A MI VIVIENDA CUANDO ESTOY ENFERMO, PARA MI FUE UNA SORPRESA VER UN MEDICO EN MI RANCHO EN BUSCA DE AYUDARME, FELICITO DE VERDAD A ESTE GOBIERNO POR ESTA IDEA, POR OTRO LADO VEO A LOS MEDICOS HECHOS POR UNIVERSIDADES DISTINTAS A ESTAS SIENDO ANTIHUMANO

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*