Panspermia o la lluvia de vida…

¿Conocen la teoría de la PANSPERMIA según la cual, la vida en la tierra… nos cayó literalmente del cielo? Según dicha teoría, no tenemos que preocuparnos sobre el origen de la vida, al menos en nuestro planeta. Ésta, la vida, vino en forma de contaminación microscópica de meteoritos colisionando sobre una Tierra en pañales. Pues bien, lejos de ser una historia de marcianitos trasnochados, la NASA se está tomando muy en serio esta hipótesis…

Rio Tinto. El mundo de las extremófilas...

Rio Tinto. El mundo de las extremófilas...

Para ello, se está planteando elaborar un minilaboratorio que, si todo sigue su curso, en 2020 podría explorar la superficie marciana en busca y captura de posibles trazas de ADN que serían indicadores de vida extraterrestre… El artilugio explorador no es más que el conocido PCR, aparato muy utilizado en cualquier laboratorio capaz de amplificar genes. De hecho, la idea sería amplificar y secuenciar posibles genes de subunidades de ribosomas -las fábricas de las proteínas- muy conservados entre todas las especies de bacterias, al menos terrestres.

El proyecto, denominado SETG (Búsqueda de Genomas Extraterrestres) está coordinado por Gary Ruvkun, profesor de genética de la Universidad de Harvard quien, a su vez, colaborará con el grupo de Ricardo Amils, del Centro de Astrobiología y CBMSO, y su sistema de bacterias de Rio Tinto, en Huelva; un verdadero laboratorio, Río Tinto, con sus condiciones extremas para el desarrollo de la vida, con posible extrapolación a las condiciones de vida marcianas.

Medio millón de dólares permitirán arrancar el proyecto. De hecho, todavía no está claro que dicho proyecto se lleve finalmente a cabo, Los próximos años serán cruciales. Sea como fuere, en cualquier caso, con lluvia orgánica o sin ella, con meteoritos contaminados de marcianitos o sin ellos, de lo que no cabe duda es de que el comienzo de la vida en la Tierra hace unos 3500 millones de años fue un hecho fortuito único que nos vino de perlas…

JAL (CBMSO)

Etiquetas: , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

El PCR amplifica genes de ADN pero me pregunto si no deberían buscar ARN, que por lo que tengo entendido es anterior evolutivamente (y si estamos buscando el origen de la vida…).

En cuanto a la panspermia, en este mismo blog ( http://www.madrimasd.org/blogs/biocienciatecnologia/2008/03/28/87641 ) se pudo leer hace tiempo un excelente artículo de Francisco Martínez-Abarca que decía que los especialistas en el origen de la vida cada vez ven más complicado hallar o reproducir este fenómeno en la Tierra, por lo que se van adhiriendo a la hipótesis extraterrestre; es decir, más que resolver el asunto lo trasladan de sitio. Por el contrario, los astrofísicos parecen negar en una gran proporción dicha posibilidad, con lo que concluyen que el origen de la vida tuvo por narices que ser terrestre (la sopa prebiótica, que es como volver a la famosa “generación espontánea”). Y curiosamente ambos grupos de científicos echan balones fuera, al campo del “contrario”, basando sus argumentos en lo mismo: la falta de tiempo.

Por otra parte, y ya para darle un sentido lúdico al asunto, a mí este tema siempre me recuerda la respuesta de Ray Bradbury cuando le recriminaron (pobre Ray, ¡sólo escribía ficción!) que tras las primeras misiones a Marte no se hubieran encontrado marcianos ni ciudades en el planeta rojo: “No sea tonto. ¡Nosotros somos los marcianos!”, contestó.

Hola Fede,
no puedo por más que darte la razón en todo. También considero más factible lo del RNA. El problema, supongo, será la estabilidad del mismo. En cuanto al formidable post de Paco, efectivamente, considero que hay, de momento, muchos más misterios en la Tierra que justifican las inversiones millonarias (mis proyectos, por ejemplo, jeje). Pero bueno, todavía está por verse si esta misión se hace realidad o no… Hasta el 2020 hay tiempo…
Y a ver si te animas ya con un post.
Un abrazo.
JAL

Estimado Jal,
sobre panspermia yo he leido lo siguiente: “en los compuestos detectados en nuebes interestelares hay sustancia muy sencillas, como metano y dióxido de carbono, pero tambien materiales orgánicos mucho más complejos, entre los que cabe citar el formaldehido, el alcohol etílico, e incluso al menos un aminoácido, la glicina…” Si esos compuestos orgánicos ya estaban presentes en la nebulosa que dió origen al sistema solar, cabe pensar, exagerando un poco, que la vida efectivamente cayó del cielo. O sea que tenemos el principio, esos compuestos orgánicos, y el final, el canario flauta. Y entre medias 5 mil millones de años de azar y necesidad. Y trabajo asegurado para los investigadores. Un saludo

Hola Francisco,
¡cuánto tiempo! Subrayo lo que escribes; en especial, la última frase, con permiso de la crisis y de las autoridades competentes…
Un abrazo.
JAL

señor G. Witt,
para una mentalidad con tendencia a filosofar importa menos el cómo, el detalle, que el qué, aunque para llegar al qué es imprescindible recorrer todos los comos. Estoy parafraseando a Wagensberg, así que disculpa el galimatías. Para poder asegurar que todo lo que es solo puede provenir de lo que hay, la meteria, se han requerido siglos de inconcebible ardor científico. No han sido los filósofos, los que estudiaban el ser, el ente, los que nos han ofrecido un modelo de ser coherente, sino los científicos, que nos explican como es el universo que ellos ven y todo lo que hay en él, entre otras cosas la vida…y nosotros. Es lógico pensar que la vida en la Tierra esté estrechamente ligada a la evolución del propio sistema planetario solar desde sus nebulosos orígenes remotos. O sea que la vida en la Tierra debe ser genuinamente terrestre aunque la razón no puede negarse a admitir que pueda repetirse el experimento en cualquier otra parte. Nociones como panspermia, dentro y fuera etc, denotan un cierto geocentrismo o excepcionalismo remanente carente de sentido. Porque no hay ‘dentro y fuera’ del universo, que es un todo y evoluciona conjuntamente. Digamos que la Tierra es un punto cualquiera en él. En fin, filosofía casera, ya sé. Pero es un placer leeros. Saludos.

(requerido)

(requerido)


*