Tag CBMSO

El mortal Baile de San Vito

Tal y como se anuncia desde el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares, la enfermedad de Huntington es una enfermedad hereditaria que provoca el desgaste de algunas células nerviosas del cerebro...

Superordenadores en el diseño de nuevos fármacos

En el laboratorio de Modelado Molecular del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (CBMSO) se ha iniciado una colaboración financiada por la propia empresa, por la Agencia Española de Investigación y por Fondos Europeos, con el objetivo de obtener un nuevo sistema de desarrollo de fármacos más fiable y rápido, en un entorno de simulación virtual.

Córnea transparente, córnea sana

Cornea sana: Un estudio realizado en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, fruto de un convenio de colaboración denominado Endocórnea entre el CSIC y el Instituto de Investigación Sanitaria de la Fundación Jiménez Díaz, demuestra que la activación de dos proteínas específicas, denominadas Rac1 y RhoA, es fundamental para mantener las uniones entre las células endoteliales corneales.

NPA: Una enfermedad rara muy temprana

Niemann Pick tipo A (NPA) es una enfermedad rara, de las denominadas enfermedades lisosomales, por el tipo de orgánulo celular que aparece principalmente afectado- cuyos síntomas aparecen a los pocos meses de nacer. Entre ellos destacan el aumento de tamaño del hígado y el bazo y alteraciones neurológicas muy severas que llevan al progresivo deterioro de las facultades psicomotoras...

Dos investigaciones desde el CBMSO: Secuencia de una bacteria peligrosa y control de la expresión génica…

Es un verdadero placer comprobar que cada vez más y más investigadores comprenden que sin comunicación social de la ciencia, el progreso de un país será limitado. Poco a poco, más grupos de investigación me solicitan difusión de sus resultados. Siempre es un placer. Vayan estas dos noticias como ejemplo de esa conciencia social de la investigación…

Patología cardiovascular

No me cansaré de ser pesado y hacer mías por enésima vez las palabras sabias de Pasteur cuando nos recordaba algo que hoy día parece olvidado: la ciencia no se puede dividir en clínica y básica. La investigación molecular de hoy podría ser la aplicación terapéutica de un futuro más o menos cercano, o al menos es lo que se desprende de los interesantes resultados moleculares realizados por un grupo español que mereció su selección como “artículo de la Semana”...