CORRECCIÓN SOBRE EL TRABAJO DEL FÍSICO ANTONIO BRÚ

El pasado 5 de enero, en una colaboración con la Revista El Cultural, que se entrega conjuntamente con el diario El Mundo, titulada Gaya Ciencia, mencionaba, de manera púramente anecdótica, la polémica suscitada con el valioso trabajo que lleva a cabo Antonio Brú, doctor en física. Puesto que lamentablemente el sentido de mi intervención no fue del todo entendida por una gran mayoría de lectores, querría dejar claro una serie de aspectos…

 

 

No soy médico ni, actualmente, trabajo con médicos, aunque me gustaría y creo que sería positivo para el avance de la ciencia; conexiones claras entre investigación básica y clínica… No conozco ni controlo todos los datos clínicos que Antonio Brú expone en su artículo “Regulation of neutrophilia by granulicyte colony-stimulating factor, a new cancer therapy that reversed a case of terminal hepatocarcinoma”, publicado en Journal of Clinical Research. Sinceramente no tengo criterios científico-médicos suficientes como para valorar su, a todas luces, interesantísimo trabajo. Como ciudadano deseo y espero que toda esta investigación llegue a los mejores de los puertos y podamos contar con una terapia efectiva contra algunos tipos de tumores tal y como el propio Brú sugiere en su artículo (que sí me leí).

No obstante, el pasado día 5 de enero, en el suplemento El Cultural que El Mundo incluye los jueves me centré en el caso del fraude científico protagonizado por el Woo Suk Hwang, surcoreano que, supuestamente, había clonado embriones humanos. También mencioné otros casos de fraude científico que no vienen al caso.

Finalmente, en un último y pequeño párrafo quise dedicar unas palabras a una polémica suscitada con la investigación de Antonio Brú, quien, en sus publicaciones, describe cómo ha tratado varios casos de hepatocarcinoma con un enfoque nuevo y prometedor. En la página de terapia-cancer describe parte del extenso currículum de Brú y una larga entrevista que termina con recientes declaraciones en enero pasado. En mi artículo del 5 de enero, me hago eco de lo que el propio Antonio Brú reconoce (en la página Web anteriormente citada y en Discovery DSalud, entre otras…): la polémica suscitada entre algunos científicos y médicos sobre esos tratamientos y el recelo de que dicho trabajo se hubiera publicado en una revista de bajo índice de impacto (he intentado averiguar el índice de impacto del Journal of Clinical Research en el Journal of Citation Report y no aparece reflejada…). Asimismo, indico que, como nos ocurre a muchos científicos, estamos constantemente luchando para conseguir financiación y concluyo con un… Triste, muy triste…

Por supuesto, apoyo y deseo que todas las investigaciones de Antonio Brú redunden en nuevas terapias. ¡Todos lo deseamos y necesitamos!!! Como Brú, sé lo que cuesta publicar en revistas de calidad (aunque alguna ha salido…) y, muchas veces, prefieres no arriesgar y sacar la publicación lo antes posible en detrimento del fatídico índice de impacto. También soy consciente de las limitaciones financieras para ciencia, por lo que con ese… Triste, muy triste, me hacía eco de todas estas vicisitudes y no quería indicar, por supuesto, que Antonio Brú, o su investigación, fuera triste…

De todas formas, puesto que dicho fatídico párrafo ha suscitado tantas críticas, pido disculpas por el malentendido y mostrar, nuevamente, mi profunda esperanza por alcanzar lo antes posible nuevas terapias contra esa terrible plaga… el cáncer.

JAL (CBM)

Nota: debido a algunas de las críticas que se hizo ante ese lamentable párrafo del artículo del 5 de enero (Gaya Ciencia), sólo quería decir que

1º no conozco a ningún divulgador científico que se haga rico por escribir artículos científicos en prensa (de hecho, la mayoría de las veces trabajamos… “by the face”…)

2º no estoy en nómina de ningún periódico. Me piden de diferentes medios que escriba un artículo sobre ciencia y, en la medida de mis posibilidades colaboro.

3º en cuanto un medio coartara mi libertad de expresión (algo que, siempre desde el respeto a los demás, considero sagrado), dejaría de colaborar (hasta la fecha no se ha dado el caso)…

4º espero que el incidente del pequeño párrafo a Brú no haya desvirtuado el resto del artículo que, ciertamente, iba dedicado a otros asuntos…

5º pido disculpas por haberme referido a la valiosísima URL de terapia-cancer como “su” página (referido a Brú). Un error de redacción (debido principalmente a que, en un principio, hablaba de “diferentes páginas que tratan sobre SU trabajo, frase que, finalmente, tuve que recortar por problemas de espacio…) que lamento pero que creo, humildemente, no condena al resto del comentario, puesto que muchos científicos estamos luchando día a día por conseguir algún fondo para seguir investigando…

5º y a pesar de algunas declaraciones que tienden a ser hirientes… por desgracia, y como casi seguro que ocurre en la mayoría de las familias… conozco muy de cerca “el cáncer” y lo que todo ello conlleva para enfermos y familiares. Por favor… no hagamos un motivo de ofensa sobre algo tan grave y serio.

Un fuerte saludo

JAL (CBM)

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

(requerido)

(requerido)


*