¿Qué es el medio ambiente?

Aparece estos días una noticia en los periódicos: Las Tablas de Daimiel están secas. Una buena parte de la población dice “¿Y qué?”

 

 

Para esta parte de la población lo que ocurre fuera de su vivienda, de su empresa, de las tiendas de su barrio o de su ciudad deja de tener existencia. En un mundo de viajes por autovías blindadas respecto al paisaje por donde pasan, que dejan de lado los pueblos donde vive gente, en trenes encerrados por vallas metálicas que van directamente de una ciudad a otra, en aviones que alejan al ser humano de la Tierra donde vive, los humanos han perdido el contacto con la realidad.

 

Las televisiones, en las cuales nunca sabemos si las historias son reales, ficticias o simplemente, arregladas con el photoshop, solo presentan una imagen del planeta aislada de los seres humanos. Para aquellos que solo ven el mundo a través de esa pantalla, los que existen son dos realidades, o mejor dicho, una realidad y una historia: La ciudad y los osos polares. No existe conexión entre las dos.

 

Y sin embargo el medio ambiente no es algo allí. Las bacterias viven porque viven en un ambiente con azúcar Si su ambiente se seca las bacterias mueren. Animales y plantas viven en un medio ambiente. Los seres humanos vivimos en un medio ambiente. El medio ambiente donde debemos vivir es nuestra vida. Sin él dejamos de vivir. El medio ambiente no son los osos polaares, las ballenas, los bosques amazónicos.

 

No.

 

El medio ambiente son los bosques que nos rodeaban, que facilitaban la lluvia, que retenían el suelo, que producían nutrientes, y los hemos quemado. El medio ambiente son los mares, que necesitan el aporte del agua de los ríos para no ser estériles, y queremos que no llegue una gota de agua de ellos a los mares. El medio ambiente son esos mares donde nos bañamos y de los que comemos, o mejor dicho, donde nos bañábamos antes de las invasiones de medusas y de los que comíamos mientras aun había peces. El medio ambiente es el clima que traía el agua que necesitamos en forma de lluvia, y que estamos cambiando de forma acelerada.

 

Piensan muchos humanos que podemos vivir en medio de los desiertos de la tierra y del mar. Que lo único que importa son los coches y los ladrillos. Como las bacterias, cuando acabemos con el medio ambiente desapareceremos.

 

Necesitamos cambiar radicalmente nuestra forma de pensar. El medio ambiente no es algo periférico. Es el centro de nuestra vida. Si miramos la administración del estado, hoy los ministerios de medio ambiente son algo marginal, concesiones a las presiones ecologistas. Los ministerios centrales son  los de obras públicas (carreteras y cemento) y los de industria (acero, carbón, plásticos) .

 

Tenemos que cambiar. Si queremos sobrevivir, el medio ambiente debe estar en el centro de las preocupaciones e intereses.

 

No tenemos otro remedio. ¿que hacemos?

 

 

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

(requerido)

(requerido)


*