Parotiditis infecciosa, Parotiditis epidémica o Paperas

Como siempre veamos lo que nos dice nuestro manual de cabecera: El Control de las enfermedades transmisibles en el hombre. 18º edición. American Public Health Association, 2004

  

Enfermedad vírica aguda que se caracteriza por fiebre, hinchazón y dolor al tacto de una o más glándulas salivales, generalmente la parótida y, a veces las sublinguales o las submaxilares. La orquitis que suele ser unilateral se observa en el 20-30% de los hombres pospúberes, en el 31% de las mujeres mayores de 15 años puede aparecer mastitis. La enfermedad es benigna y autolimitada y un tercio de las personas tienen infección subclínica.

Los síntomas prodrómicos son inespecíficos e incluyen hipertermia leve, anorexia, malestar general y cefalea. En un 5 por 100.000 de los casos puede aparecer pérdida neurosensorial de la audición en los niños. La encefalitis es rara de 1 a 2 casos por cada 10.000, en el 4% de los casos puede aparecer pancreatitis leve.

Al igual que sucede en otras infecciones virales, la enfermedad es más grave en las personas mayores.

La parotiditis durante el primer trimestre del embarazo puede aumentar la incidencia de aborto espontáneo, pero no hay pruebas definitivas de que la enfermedad durante la gestación  produzca malformaciones congénitas.

La infección aguda se confirma por un aumento en el nivel de anticuerpos IgG  en sueros de la fase aguda y de convalecencia; por la presencia de Anticuerpos IgM específicos de parotiditis, o en pruebas serológicas: fijación del complemento, hemaglutinación, enzimoinmunoensayo y neutralización.

 

El diagnóstico definitivo de parotiditis epidémica se basa en el aislamiento viral en saliva, desde 7 días antes hasta 9 días después del agrandamiento de las glándulas salivares, y en orina desde 6 días antes a 15 días después del inicio de la parotiditis

 

AGENTE INFECCIOSO

El virus de la parotiditis epidémica es miembro de la familia Paramyxoviridae. Esta familia incluye los siguientes géneros:

 

familia Paramyxoviridae.

·         Rubulavirus  (virus de la parotiditis epidémica, virus parainfluenza humano tipos 2, 4a y 4b y virus de la enfermedad de Newcastle)

Rubulavirus

·         Morbillivirus (virus del sarampión)

·         Pneumovirus (virus sincitial respiratorio)

·         Respirovirus (virus parainfluenza humano tipos 1 y 3)

paramyxovirus

 Es un virus RNA. Sólo se conoce un serotipo de virus de la parotiditis epidémica.

 Otros virus que pueden producir parotiditis no epidémica son los parainfluenza, influenza A, Coxsackie A, echovirus, virus de la coriomeningitis linfocítica y VIH.

 

DISTRIBUCIÓN

La parotiditis epidémica es endémica en todo el mundo. Aunque la enfermedad ocurre en cualquier época del año, el invierno y la primavera son las estaciones de mayor incidencia. La enfermedad es poco frecuente en niños menores de un año. Los estudios serológicos indican que el 85% o más de los adultos han tenido parotiditis infecciosa sin haber sido vacunados. Cerca de una tercera parte de las personas susceptibles expuestas tienen infecciones no manifiestas; muchas de las infecciones de los niños menores de 2 años son subclínicas.

Previa a la introducción de la vacuna la media de edad de los casos de parotiditis era de 6 a 7 años, siendo el periodo interepidémico de 3 años y la tasa básica de reproducción Ro de 10 a 12

Desde la introducción de la vacuna antiparotidítica, la incidencia de parotiditis ha disminuido espectacularmente. Esta disminución se ha observado en todos los grupos de edad, pero con los eficaces programas de vacunación infantil, actualmente el mayor riesgo de infección se observa en adolescentes y adultos jóvenes.

 

RESERVORIO

Los seres humanos constituyen el único huésped conocido.

 

MECANISMO DE TRANSMISIÓN

El virus se transmite por contacto directo con la saliva de una persona infectada, por diseminación de gotitas.

 

PERÍODO DE INCUBACIÓN

De 15 a 18 días, con límites de 14 a 25 días.

 

PERÍODO DE TRANSMISIBILIDAD

El virus se ha aislado de la saliva desde 6-7 días antes del inicio de la parotiditis manifiesta hasta 9 días después del comienzo clínico de la enfermedad. El período de infecciosidad máxima ocurre unos 2 días antes del comienzo de la enfermedad y dura hasta 4 días después que esta aparece. Las infecciones no manifiestas o subclínicas pueden ser transmisibles.

 

SUSCEPTIBILIDAD Y RESISTENCIA

La inmunidad suele ser permanente y surge después de la infección ya sea clínica o asintomática. Muchos adultos pueden ser considerados inmunes a pesar de que no hayan presentado la enfermedad clínica. La demostración de la presencia de anticuerpos IG de parotiditis, por métodos serológicos, es prueba aceptable de inmunidad a la enfermedad.

 

MEDIDAS PREVENTIVAS:

Vacunación: administración de la vacuna de virus vivos atenuados (cepa Jeryl Lynn o derivada de la misma) a todos los susceptibles a los 15 meses de edad, a menos que presenten contraindicación médica.

Se recomienda utilizar la vacuna combinada frente a sarampión, rubéola y parotiditis.

La vacunación se realiza mediante dos dosis, una a los 15 meses de edad y otra a los 4 años. En caso de exposición a un caso confirmado se puede adelantar la vacuna a los 12 meses, pero no se recomienda administrarla a los menores de dicha edad, debido a que la mayoría son inmunes gracias a haber recibido anticuerpos maternos por vía transplacentaria.

El intervalo mínimo que debe mantenerse entre dos dosis de vacuna triple vírica es de 28 días.

 

MEDIDAS DE CONTROL:

 

1.- Ante la sospecha de un caso:

  • Notificación del caso a las Autoridades sanitarias
  • Información a la familia
  • Valoración del estado vacunal de los contactos familiares y vacunación de los contactos íntimos susceptibles.
  • Aislamiento respiratorio para evitar la transmisión: evitar el contacto con población susceptible (visitas) hasta que transcurran 9 días desde el inicio de los síntomas. Se deben desinfectar los objetos contaminados con las secreciones nasofaríngeas.
  • El caso no debería acudir al colegio o a su lugar de trabajo hasta 9 días después del comienzo de la parotiditis.
  •  

2.- Ante la aparición de un brote:

  • Ante la aparición de dos o más casos relacionados,
  • Notificación a las Autoridades sanitarias
  • Información al colectivo (directores de centros, padres, profesores, etc)
  • Precauciones de transmisión por gotitas y screcciones nasofaríngeas
  • Búsqueda activa de nuevos casos entre los contactos de los casos identificados
  • Es recomendable obtener confirmación por laboratorio de al menos un caso.
  • Búsqueda de los contactos íntimos:

 

v      En los centros escolares se considerará, contacto íntimo a aquellas personas que hayan tenido relación (estrecha y frecuente) con el enfermo.

v      En las escuelas infantiles se considerará, contacto íntimo en general, a todos los niños de la misma aula y al resto de los niños de la escuela que compartan con el caso actividades en un mismo espacio, o bien que impliquen proximidad física.

v      En los centros de educación primaria, secundaria y de adultos jóvenes, esta consideración se refiere a todas las personas del centro que compartan con el caso actividades que impliquen proximidad física, en general compañeros del mismo aula.

v      En ambos casos, se podrá extender la consideración de contacto íntimo a varias aulas, al ciclo educativo o a todo el colectivo escolar, en función de la situación epidemiológica de la población y del colectivo (nº de aulas afectadas, distribución de las aulas en el edificio, etc) Identificación de los contactos íntimos susceptibles, mediante la valoración del estado vacunal, antecedentes de haber padecido la enfermedad, edad y situación serológica.

 

Consuelo Ibáñez Martí, epidemiólogo y salubrista

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

(requerido)

(requerido)


*