Catástrofe de Bhopal:crisis de origen químico

Desde que leí el libro Era medianoche en Bhopal, escrito por Dominique Lapierre y el periodista Javier Moro (Editorial Planeta, 1ª ed. marzo de 2001), un minucioso relato de la tragedia, me impresionó tanto que empecé a buscar documentación para preparar un post presentando esa catástrofe humana, sanitaria, química y medioambiental, acaecida en la ciudad de Bhopal, en el centro de la India, en la noche del 2 al 3 de diciembre de 1984.



En Terra se la califica como El mayor envenenamiento químico del siglo XX, cito su introducción a continuación:

Era una noche tranquila (2 y 3 de diciembre 1984) de hace veinte años que se convirtió en un pavoroso magnicidio. El nombre de Bhopal ya sólo significa la peor tragedia industrial del siglo XX, en el corazón de la India, cuando la población más pobre de esta ciudad se vio sorprendida por un mortífero gas letal escapado de la factoría de pesticidas situada a las fueras. Algunos hablaron en su momento de un trágico accidente. Otros ya habían advertido de forma continuada que la factoría de Union Carbide de Bhopal no reunía las condiciones de seguridad para fabricar el pesticida Sevin para el cual debían almacenarse cantidades ingentes de un gas tan inestable como tóxico: el isocianato de metilo. A pesar de que se habla de que fueron hasta 30.000 las personas que perdieron la vida y de más de medio millón de afectados, esta tragedia todavía no ha llegado a los tribunales para exigir responsabilidades. Además la empresa responsable ya no existe legalmente pues fue absorbida por Dow Chemical.

La lección de Bhopal, así como la de otros desastres ecológicos que se han cebado vidas humanas como Seveso (1976) o Chernobil (1986), no pueden dejarnos impasibles.  

A continuación, he encontrado un documento muy completo preparado por Protección Civil de Andalucía del que voy a ir resumiendo, lo que me parece más trascendente de esa catástrofe, con la tranquilidad de que el que quiera acceder al documento completo puede hacerlo desde el enlace que he colocado arriba.

 

La ciudad de Bhopal es la capital del estado de Madhýa Pradesh, uno de los más pobres de la India. En la madrugada del 3 de diciembre de ese mismo año, una fábrica de pesticidas propiedad de Union Carbide sufrió un escape de 42 toneladas de isocianato de metilo, provocando la muerte de miles de personas y dejando un reguero de más de medio millón de afectados.

La multinacional norteamericana Union Carbide,  a mediados del siglo XX, extiende su producción a la fabricación de herbicidas, pesticidas y otros productos para la agricultura.

Hasta mediados de los años 50, las plagas de las cosechas hacían estragos en el mundo. Uno de los pocos mecanismos eficaces de defensa con que contaban los agricultores era el DDT, potente contra los pulgones y otros parásitos pero nocivo para el hombre, ya que el DDT era tóxico, tanto por ingestión como por contacto, y había comenzado a ser prohibido en numerosos países.  Faltaba encontrar un sustituto eficaz, barato e inocuo. En esta línea de trabajo, Union Carbide crea el SEVIN en 1957.

Este pesticida cumplía con todos los requisitos anteriores: económico, eficaz contra las plagas más comunes y completamente inocuo para el hombre y el medio. Sin embargo, el proceso de fabricación implicaba el empleo de unas sustancias altamente tóxicas como la monometilamina (o metilamina anhidra) y potencialmente letales como el gas fosgeno. La reacción de estos gases entre sí forma el isocianato de metilo (MIC), que es la base de la producción del SEVIN y una de las sustancias más inestables y peligrosas de la industria química.

En la década de los años sesenta, India era un mercado potencial de 400 millones de campesinos. El gobierno tenía intención de aumentar el rendimiento de la producción agrícola y los plaguicidas eran parte fundamental de este objetivo. Establecer una fábrica de pesticidas en la India ofrecía una doble ventaja: abastecer rápidamente a la demanda y contribuir al desarrollo tecnológico y económico de la nación. Es así como Union Carbide se introduce en el mercado indio, construyendo en 1967 una pequeña fábrica en Bhopal para la formulación del concentrado de SEVIN, que se importaba de Estados Unidos. Esta fábrica estaría controlada por la subsidiaria Union Carbide India Ltd.

La buena acogida del producto hace necesario incrementar la producción, lo cual anima a la multinacional americana, con el apoyo del gobierno indio, a ampliar las instalaciones de Bhopal, que llegarían a ocupar 7 hectáreas de terreno. Teniendo en cuenta las características climatológicas de la India, 2.000 toneladas de SEVIN serían suficientes. Sin embargo, el Ministerio de Agricultura indio les otorga un permiso para fabricar hasta 5.000 toneladas de pesticida, en contra de la opinión del técnico encargado Edward A. Muñoz. La fábrica de Bhopal contaría para ello con tres cisternas de MIC.

 

Aunque la fábrica no contaba con todas las medidas de seguridad previstas en el proyecto inicial, su primer director se había encargado de que las existentes se cumplieran estrictamente. A pesar de ello, entre 1976 y 1982, se producen varios accidentes importantes. En 1976, las aguas residuales de Union Carbide contaminan las aguas de unos pozos cercanos provocando la muerte de varios animales que abrevaban en ellos. Dos años después, en 1978, un incendio calcina la unidad de alfa-naftol, provocando la alarma de la población. En 1981 fallece un obrero por inhalación de gas fosgeno, después de desprenderse de la máscara protectora antes de que el gas se disipara. Por último, en 1982, 25 obreros resultan intoxicados al inhalar también gas fosgeno tras una avería en una bomba. En este caso, los obreros deambulaban por las instalaciones sin ningún tipo de medidas de autoprotección.

 

Las ventas de Union Carbide decaen a finales de los setenta, cuando  una sequía arruina las cosechas. En 1976, la producción de SEVIN se reduce a la mitad y durante 1982 Union Carbide India Ltd. deja de vender 2.308 toneladas, lo que significa menos de la mitad de su capacidad de producción. Con el paso de los años, la filial continúa acumulando pérdidas, hasta que la empresa matriz obligada a reducir los costes de la fábrica de Bhopal diseña un plan de viabilidad:

  • Más de la mitad de los empleados son despedidos y en mayor proporción los técnicos y obreros especializados, con contratos más elevados.
  • Sus funciones son asignadas a obreros no especializados y con poco o ningún conocimiento de química y seguridad.
  • Se reducen costes de mantenimiento de las instalaciones  recortando el presupuesto para la compra de material. Con ello disminuye la calidad de los elementos, aumentando  su período de explotación hasta su aprovechamiento máximo, en detrimento de la seguridad.
  • Por último se toma la decisión de parar la planta. A partir de 1983, la fábrica de Bhopal sólo se pondría en funcionamiento en función de la demanda del mercado. Con las paradas de la planta se paraban también los sistemas de seguridad: se apaga el sistema de refrigeración de las cisternas de MIC, se desactiva la torre de descontaminación y se apaga la llama de la torre incineradora.

 

Se unen por tanto tres factores que desencadenan la tragedia del 3 de diciembre de 1984:

§         Carencia de personal técnico especializado

§         Corrosión de los materiales y equipos

§         Desactivación e inutilización de las medidas de seguridad

Se decreta el cierre de la fábrica en el verano de 1984. Del plan de viabilidad se pasa al plan de desmantelamiento y se comienzan a barajar los posibles países destinatarios de los equipos de la fábrica que aún se encuentran en un estado aceptable. Cuando sucedió la catástrofe aún no se había concretado esta operación.

 

El día de la catástrofe era el 3 de diciembre de 1984. Muchas familias bhopalíes habían elegido esta noche por sus buenos augurios para celebrar los esponsales de sus hijos. Coincidía con la celebración de un concurso poético al que acudía numeroso público procedente de toda la región, toda la ciudad estaba engalanada y mucha gente disfrutaba de la noche fuera de su hogar. Más de un millón de personas se hallaban en Bhopal aquel día.

 

La fábrica de Bhopal estaba parada. Unos obreros realizaban tareas de limpieza con agua a presión en el interior de unas canalizaciones de isocianato de metilo. Fuera de las instalaciones y pegadas a sus muros dormían miles de personas en chabolas

 

En el interior de la fábrica continuaba la limpieza, sin tomar las debidas precauciones. El agua inyectada en las tuberías de MIC circulaba arrastrando impurezas adosadas a las paredes del tubo así como cristales de cloruro de sodio y restos metálicos. Pero los operarios no habían estancado el conducto y el agua junto con los desechos se filtraron al interior de la cisterna, que contenía 42 toneladas de MIC. Conectadas a ella había otras dos cisternas, que contenían otras 20 y 1 toneladas de la misma sustancia. El agua, los cristales de cloruro de sodio y los restos metálicos en contacto con el MIC provocaron una violenta reacción exotérmica del líquido, que pasa rápidamente a estado gaseoso con desprendimiento de calor. En cuestión de segundos, la presión en el interior de la cisterna pasa de 0,4 a 10,8 kilogramos por centímetro. El acero con que está construida la cisterna aguanta bien la presión, pero el gas busca salida y la encuentra en las válvulas de seguridad, que estallan por efecto de la sobrepresión y se produce la fuga tóxica.

Dos columnas de gas,se proyectan hacia el cielo. Los bomberos son incapaces de abatir la nube con agua pulverizada, ya que el chorro de las mangueras no cobra suficiente altura, y los sistemas de seguridad de la fábrica están apagados o inutilizados. la nube tóxica se hace cada vez mayor y el viento del norte la impulsa hacia el sur… hacia la ciudad. El supervisor ordena la evacuación del personal de la fábrica en la dirección contraria al viento y ninguno de los empleados, salvo él mismo, resulta afectado por la emanación de los gases.

Debido al aumento de temperatura y la violenta reacción del MIC, éste comienza a descomponerse en varios gases muy tóxicos, incluso letales: fosgeno, monometilamina y ácido cianhídrico (cianuro). Todos ellos tienen una densidad superior a la del aire, por lo que se mantienen prácticamente a nivel del suelo. El viento empuja esta nube tóxica y la dirige hacia el sur, hacia los barrios de chabolas, la estación de ferrocarril, una fábrica de cartonaje, la estación de autobuses, la central eléctrica y la ciudad vieja de Bhopal; según algunos medios de comunicación, la nube sobrevoló unos 40 kms2 de la ciudad. De inmediato sucumben a centenares las especies animales: gatos, perros, vacas, búfalos y pájaros.

En cuanto a las personas, los primeros en morir son los habitantes más imposibilitados: ancianos, inválidos y niños. Las calles se cubren de cadáveres y de gente desesperada por huir, intentando respirar. Uno de los gases más letales liberados en el accidente fue el ácido cianhídrico; el cianuro bloquea de forma inmediata la acción de las enzimas que transportan el oxígeno hasta el cerebro, provocando la muerte por insuficiencia respiratoria. La gente cayó fulminada y así se puede observar en imágenes grabadas de la época, con las calles verdaderamente alfombradas de cuerpos sin vida.

 

EFECTOS SOBRE LA SALUD

El isocianato de metilo ataca a los sistemas respiratorio y circulatorio, con síntomas similares a los de un ataque de asma. La inhalación continuada durante unos minutos del isocianato de metilo provoca la muerte por quemadura química de los pulmones del que lo inhala. En dos días ya habían sido hospitalizadas entre 2.000 y 3.000 víctimas en situación crítica; unas 1.200 persona, según fuentes médicas, habían muerto, y otros 200.000 habitantes habían resultado afectados de consideración.

200 médicos junto con cinco toneladas de material sanitario procedentes de Bombay y Nueva Delhi habían sido enviados a la ciudad.

En las primeras horas, más de 20.000 personas abandonaron la ciudad. Esta huida provocó numerosos heridos en accidentes de tráfico.

Desde los primeros momentos, el hospital Hamidia, se convirtió en el principal centro receptor de víctimas, pero quedó inmediatamente colapsado. Los médicos de guardia del Hamidia movilizan a todos los estudiantes de medicina, a voluntarios y a otros médicos de la región. En total 3.700 médicos llegaron a atender a las víctimas durante los primeros días y semanas.

Mientras se atiende a los afectados con aplicación de oxígeno y enjuagues con agua, las primeras autopsias revelan que uno de los agentes agresores es el cianuro, uno de los gases en que puede descomponerse el MIC. Los daños a la salud inmediatos y posteriores generados por esta sustancia fueron muy severos.

Se ha calculado que la toxicidad de la nube era 500 veces superior al empleado por los alemanes en las cámaras de gas y 150 veces superior al gas mostaza. Muchos quedaron ciegos o sufrieron la destrucción del olfato, oído o tacto. Otros sucumbieron a efectos secundarios neurológicos, inmunológicos, cancerígenos, etc. Muchas mujeres en estado de gestación sufrieron abortos espontáneos y otras que dieron a luz en los meses siguientes, o incluso generaciones después, alumbraron hijos con malformaciones congénitas. El accidente de Bhopal provocó también daños genéticos y hormonales. Entre ellos las mujeres continúan padeciendo trastornos del ciclo menstrual con patologías tales como metrorragias, menorragias y amenorreas. Hay mujeres que nunca han tenido la regla y por el contrario, mujeres que, habiendo tenido la regla anteriormente, dejaron de tenerla (amenorreas); otras sufrieron menstruaciones profusas y prolongadas en sus períodos habituales (menorragias); otras llegaban a tener hasta cuatro y cinco reglas en el mismo ciclo menstrual (metrorragias).

La nube tóxica de Bhopal provocó también daños en los pulmones, hígado, riñones y aparato digestivo.

La catástrofe se cobra entre 16.000 y 30.000 muertos y más de medio millón de afectados. Sólo en la primera semana murieron entre 6.000 y 8.000 pesonas. Una cuarta parte de la población expuesta a los gases venenosos se ha convertido hoy en enfermos crónicos, de los cuales 50.000 han quedado con incapacidad laboral absoluta para el desempeño de cualquier tipo de trabajo.

 

Conmemoración de un aniversario 

 

EFECTOS MEDIOAMBIENTALES

  • Animales domésticos de todo tipo perecieron en la catástrofe: caballos, perros, gatos, vacas, búfalos, aves, etc, que convivían en los mismos espacios que el ser humano, por lo que centenares de cadáveres de estas especies quedaron esparcidos por las calles de Bhopal. Horas y días más tarde, sus cuerpos se descomponían a la intemperie, lo que suponía un doble riesgo para la población superviviente: la posible aparición de una epidemia de cólera y el consumo de carne animal infectada.
  • El medio ambiente también recibió un severo impacto. Según Greenpeace, en 1999 siguen contaminadas las aguas de los pozos y la tierra por metales pesados y contaminantes orgánicos persistentes (COPs) y, sin embargo, 5.000 familias siguen bebiendo agua contaminada sin ningún tipo de control o prohibición. La presencia de sustancias tóxicas es 682 veces mayor que la dosis máxima aceptable. Dada la situación, las autoridades indias distribuyen periódicamente agua potable a la población, pero no en cantidad suficiente como para evitar el consumo indiscriminado de los pozos contaminados.

 

LA RESPONSABILIDAD DEL ACCIDENTE

Las fuerzas de seguridad arrestan a seis altos directivos de la fábrica de Bhopal, entre ellas a su Director, al Presidente de Union Carbide India Ltd., y al Director General de esta filial. Cinco días más tarde también es arrestado su Presidente, A todos ellos se les acusa de homicidio por negligencia, homicidio involuntario, responsabilidad solidaria y otros delitos que suman más de siete en total, pero de los que aún no han sido juzgados.

 



Consuelo Ibáñez Martí médico salubrista y epidemiólogo

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

TE FELICITO POR EL INFORME ES MUY COMPLETO…

REALMENETE ESTOY BASTANTE SORPRENDIDA COMO HA PUDO SUCEDER ALGO ASI EL NO ES DIFUNDIDO Y LO PEOR ES QUE AUN NO SE CASTIGA A LOS RESPONSABLES…

SALUDOS

BEATRIZ

Estoy leyendo "Era medianoche en Bhopal" y he decidido buscar información complementaria ya que no soy capaz de entender cómo pueden ocurrir estas catástrofes, cómo pueden salir impunes sus responsables, cómo hay personas/industrias que ponen por delante los beneficios económicos de la salud de las personas.

Indignante.

Cuando ocurrió esta tragedia yo era muy pequeña, tenía 9 años y lo cierto es que no lo recuerdo, pero me pregunto, si no lo recuerdo ¿es porque era pequeña o porque no se dio mucha cobertura a esta noticia por no interesar a alguien?

Fantástico informe, y fantástico el libro de Lapierr y Moro.

OLA!!!! gracias a esta informacion he podido hacer un trabajo k me ha mndado el professor, y he leido todo, es muy tràgica esta catàstrofe, aunque paso antes de que naciera, xDD. Bueno dew, gracias a todos!!!!

en argentina no se le dio prensa en su momento pero esto no hace mas que certificar que a los estados poderosos en el mundo no les importa nada de los paises empobrecidos por su politica para el tercer mundo con la complicidad de las castas gobernantes y sobre todo cuando ESOS GOBIERNOS POR LO GENERAL HAN SIDO DE FATO SALVO EL DE MENEN que traiciono el voto popular y al legado historico del peronismo

que buen articulo

pues gracias por la imformacion aunq es algo muy trajico y eso q les quede de experiencia a todas las empresas q manejen algunas sustancias toxicas o peligrosas gracias.

muy buen reporte que lastima por el gobierno indio que no apoyo a su poblacion

INTOXICACIÓN EN VILLA DE CURA, ESTADO ARAGUA, VENEZUELA POR FUGA DE METAMIDOFOS COMPONENTE DEL PRODUCTO RAYO REGISTRADO Y COMERCIALIZADO POR SEFLOARCA

Andrés Avellaneda
Prof. Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez
El día lunes 14 de junio de 2010 como a las 3 pm, vecinos de los sectores La Represa y El Toquito en Villa de Cura, municipio Zamora del edo. Aragua, comienzan a detectar un extraño olor y a sentir en sus cuerpos reacciones alérgicas en garganta, labios, conjuntiva ocular, tos, etc. Al transcurrir las horas comienzan a extenderse los efectos sobre la población; los síntomas se van agudizando, diarrea, vómito, nausea, mareo, cefalea, fatiga, desvanecimiento. Aproximadamente a las 7 pm se reporta a los bomberos la situación, detectando que el extraño olor que se acompañaba con la sintomatología referida, provenía de la finca Corocito donde están las instalaciones de la empresa Semillas Flor de Aragua mejor conocida como SEFLOARCA. Durante la inspección bomberil se informa sobre el uso de un ingrediente activo denominado METAMIDOFOS; un organofosforado altamente tóxico, componente de un producto de nombre comercial RAYO. Por algún descuido sea en deposito o durante su uso, se fugó al ambiente en forma gaseosa, siendo diseminados por las corrientes de aire afectando aproximadamente 400 personas atendidas en el hospital con signos y síntomas de intoxicación, sólo en la primera noche. Por informaciones del personal del Hospital, esa noche se prepararon 500 tratamientos de soporte y se agotaron. Al transcurrir los días de esa semana se siguieron presentando muchísimos casos con manifestaciones clínicas de intoxicación, siendo referidos a otros centros asistenciales. Investigando sobre el METAMIDOFOS, encontramos un estudio donde Iannacone y col. (2007) señalan:
“El insecticida organofosforado metamidofos es un acaricida de acción sistémica, de contacto y con alto poder residual (Wu et al., 2001; Hernández et al., 2002; Ismail et al., 2002). Es altamente tóxico para el hombre por vía oral, dérmica y por inhalación (Sosa-Gomez et al., 2001; Evaristo y Baptista, 2002; He et al., 2002; Bouchard et al., 2006). Es un insecticida de amplio espectro para el control de plagas agrícolas que atacan a cultivos como el maíz, papa, brócoli, vid y algodón (Prieto et al., 2002; White et al., 2006). La pág web (http://www.sefloarca.com/agroquimicos_insecticidas.htm) de SEFLOARCA coincide con esta información, es decir, hacen público y notorio que el producto RAYO contiene metamidofos, del grupo químico de los organofosforados; insecticida acaricida por contacto, ingestión y sistémico; y que es altamente tóxico.
Por los registros y las inspecciones subsiguientes realizadas por los organismos competentes encuentran que en la finca Corocito donde funciona SEFLOARCA, se desempeña otra empresa registrada para la elaboración y formulación de productos agroquímicos denominada CHEMICAL PROS, la cual estaba usando el METAMIDOFOS, para ser comercializado por SEFLOARCA.
Revisando el documento de orientación para la toma de decisiones sobre la aplicación del procedimiento de ICP (Información y Consentimiento Previo) a plaguicidas sumamente peligrosos para la salud humana (http://www.cepis.ops-oms.org/bvstox/e/fulltext/metamidofos/metamidofos.pdf) referimos la siguiente información:
“Cuando se inhalan, los primeros efectos suelen ser respiratorios y pueden incluir hemorragia y escurrimiento nasal, moqueo, tos, dolor de pecho, disnea y jadeo a causa de una contracción o exceso de líquido en los conductos bronquiales. El contacto con la piel puede causar sudores localizados y contracciones musculares involuntarias. El contacto con los ojos causa dolor, pérdida de sangre, lacrimación, contracción de la pupila y visión borrosa. Estos efectos pueden presentarse minutos después de la exposición con el tóxico o aparecer 12 horas después….”
“El envenenamiento agudo afecta al sistema nervioso central, produciendo incoordinación, dificultades de habla, pérdida de reflejos, debilidad, fatiga, contracciones musculares involuntarias y espasmódicas, temblor de la lengua o los párpados y por último parálisis de las extremidades y de los músculos respiratorios…..Una insuficiencia respiratoria o un paro cardíaco pueden causar la muerte. Estas exposiciones pueden causar síntomas retardados, los cuales se inician de 1 a 4 semanas después de una exposición aguda que puede haber o no manifestado síntomas…. Pueden producirse mejorías al cabo de meses o años, pero siempre quedará alguna insuficiencia residual.”
El historial epidemiológico del hospital de Villa de Cura no debe registrar casuística hospitalaria común de tantos casos de intoxicación y concentrados en un mismo día. Esto nos conduce a presumir y correlacionar que estamos ante una calamidad producida por la fuga del contaminante METAMIDOFOS.
Ahora bien, con la entrada en vigencia de la Ley de Salud Agrícola Integral (LSAI) y la creación del INSAI (Instituto Nacional de Salud Agrícola Integral), se dio una prorroga por un año a los registros otorgados por el antiguo SASA (Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria); según Disposición Transitoria Décima Segunda de la LSAI, el cual venció el 31 de julio de 2009. Vencido el plazo el INSAI emite otra prorroga según Providencia Administrativa publicada en la Gaceta Oficial Nº 39.232 de fecha 31 de julio de 2009. En ella se extiende la prorroga de vigencia de los viejos registros del SASA hasta el 30 de abril de 2010, para el caso de “los registros de productos de uso agrícola en cuya composición o formulación se emplee alguno de los ingredientes activos siguientes: Endosulfan, Parathión Metílico, Parathión Etílico, Monocrotofós, Azinfosmetil, Triazofós, Carbofurán, Metamidofós y Aldicarb” señalando además que estos productos “…no serán objeto de nuevas prorrogas”.
De modo que el METAMIDOFOS es un ingrediente activo cuyo registro no está permitido y por tanto es ilegal su uso, a menos que la empresa presente sus registros, autorizaciones y solicitudes hechas antes del vencimiento de la providencia administrativa citada ante la opinión pública y los organismos competentes, de lo contrario estamos ante un grave ilícito que ha causado una calamidad en las comunidades de Villa de Cura.
Informamos al pueblo venezolano sobre esta situación, instamos a los organismos competentes, al gobierno revolucionario en todas sus instancias a colocarse al lado de su pueblo, en esta lucha por sancionar a los responsables con todo el peso de la ley, a activar sin demora y vacilación los procesos pertinentes; a brindar todo el apoyo al Comité de Víctimas de Sefloarca, consejos comunales, y comunidades en su digna y justa lucha.
Acudimos a la solidaridad del pueblo venezolano y los pueblos del mundo a acompañarnos en esta lucha en contra del modo de producción agrotóxico, que concentra capital y destruye los pueblos; que devasta a la naturaleza; que perjudica al género humano no sólo en casos de intoxicaciones agudas, sino en la ingesta diaria de estos nocivos productos a través de los alimentos.
Invitamos a la “TOMA DE VILLA DE CURA” convocada por el Comité de Víctimas de Sefloarca, para el sábado 17 de julio de 2010, al pueblo venezolano y pueblos hermanos a acompañarnos a exigir sanciones y aplicación de las diversas leyes violadas en este caso; y a los que no nos puedan acompañar a manifestarse de diversas maneras, desde nuestras comunidades, desde el poder popular, desde nuestro gobierno revolucionario.
Bibliografía

Iannacone, J.; Roxana, O.; Huanqui, O.; Giraldo, J.; Mamani, N.; Miglio, M. y Alvariño, L. Evaluación del Riego Ambiental del Insecticida Metamidofos en Bioensayos con Cuatro Organismos Acuáticos no Destinatarios. Agricultura Técnica (Chile) 67(2):126-138 (Abril-Junio 2007).
Bouchard, M., G. Carrier, R.C. Brunet, P. Dumas, and N. Noisel. 2006. Biological monitoring of exposure to organophosphorus insecticides in a group of horticultural greenhouse workers. Ann. Hyg. 50:505-515.
Evaristo, A., and G.C. Baptista. 2002. Dislodgeable residues of metamidophos in staked tomatoes. Sci. Agri. (Piracicaba, Braz.) 59:469-473.
He, F., S. Chen, X. Tang, W. Gan, B. Tao, and B. Wen. 2002. Biological monitoring of combined exposure to organophosphates and pyrethroids. Toxicol. Lett. 134:119-124.
Hernández, M.E., F.J. Egea, M.L. Castro, M. Moreno, and J.L. Martínez. 2002. Residues of methamidophos, malathion, and methiocarb in greenhouses crops. J. Agric. Food Chem. 50:1172-1177.
Ismail, B.S., U.B. Cheah, A.O. Enoma, K.Y. Lum, and Z. Malik. 2002. Movement and persistence of methamidophos in vegetable agroecosystem. Bull. Environ. Contam. Toxicol. 69:444-451.
Prieto, A., D. Molero, G. Gonzalez, I. Buscema, G. Ettiene, and D. Medina. 2002. Persistence of methamidophos, diazinon, and malathion in tomatoes. Bull. Environ. Contam. Toxicol. 69:479-485.
Sosa-Gomez, D.R., I.C. Corso, and L. Morales. 2001. Insecticide resistance to Endosulfan, Monocrotophos and Metamidophos in the neotropical brown stink bug, Euschistus heros (F.). Neotropical Entomol. 30:317-320.
White, L.M., W.R. Ernst, G. Julien, C. Garron, and M. Leger. 2006. Ambient air concentrations of pesticides used in potato cultivation in Prince Edward Island, Canada. Pest. Manage. Sci. 62:126-136.
Wu, M.L., J.F. Deng, W.J. Tsai, J. Ger, S.S. Wong, and H.P. Li. 2001. Food poisoning due to methamidophos-contaminated vegetables. J. Toxicol. Clin. Toxicol. 39:333-336.

esta muy bien el informe y es la informacion requerida gracias

Estoy impresionado.
Conocía la catástrofe pero no los detalles.

Gracias por el esfuerzo divulgativo

Que terrible tragedia que hasta el dia de hoy se suman las victimas…..
gracias por el informe
recien hoy dia me entero de este evento CATASTROFICO

Hola A todos.

Este artículo nos recuerda las consecuencias terriblea al hacer las cosas mal,de manera corrupta y negligente, tal como lo hiza la Gente de Union Carbide en India.

Además, vemos como países como U.S.A. hace de las suyas, ahorra en seguridad fuera de sus fronteras.

En Chile, donde vivo la fiscalización es más fuerte, pero U.S.A. puede más a su favor, a expensas de nosostros.

Saludos.

Hace unos días vi la película sobre este horrendo asesinato.
Te felicito por lograr poner mucha información importante, pero bien resumida.
Quera Dios, y las personas de férrea voluntad, poder llegar a que juzgar aunque se a uno de los responsables.

Saludos

[...] da PAN (Pesticide Action Network), para lembrar  aos máis de  16.000 mortos a consecuencia da catástrofe de Bophal, ocurrida na  India en [...]

El articulo y el resumen del original me parecen excelentes. En lo personal después de trabajar en el sector petrolero me uní a la formación de grupos ambientalistas. En México poco o nada se supo de esa catástrofe, vivíamos una crisis económica terrible, fue perseguido y hasta encarcelado por activista. Mi experiencia profesional en la industria química, aumento en mi la necesidad de compartir el conocimiento en materia de Seguridad y entre al Sistema de Protección Civil. Mis opiniones se que no son del agrado de mis gobernantes e industriales corruptos. Por tal motivo y ante la carencia de bibliográfica abundante en el tema me puse a elaborar un manual de capacitación básica en Protección Civil. Debo aclarar que a mis 62 años ya no tengo la vitalidad ni el animo de participar como activista y no porque sea cobarde, creo que escribiendo mis experiencias en materia de Protección Civil puedo aportar mas a servidores adormilados y chambistas. En la actualidad estoy escribiendo un manual de operación para dirigentes de Protección Civil, en la búsqueda de material en la red me encontré con este articulo que me gustaría compartir con su autorización. Estamos en México a días de cumplir un aniversario mas del sismo de 1985.

ESPERO SU RESPUESTA Dra. IBAÑEZ.

FERNANDO RIVERA G.

Un comentario mas, ¿saben que pasa con la pagina de Protección Civil de Andalucía?, tiene semanas que intento contactarlos y no me ha sido posible, solo salen caracteres orientales.

(requerido)

(requerido)


*