Un regalo de Forges

Amablemente el humorista (filósofo) Forges permite que reproduzcamos su viñeta del 11 de diciembre.


La viñeta invita a reflexionar sobre los plazos de la convocatoria de solicitudes de proyectos de investigación recientemente publicada.

autor: Miguel Vicente

Dulce navidad

Y es que ¿por qué diablos se supone que los investigadores no podemos tomarnos vacaciones por navidad? Tal y como hace un buen número de españoles, y muy probablemente como harán bastantes responsables y administradores encargados de gestionar las solicitudes del Plan Nacional de I+D+i (cada día con más sumandos). Y como hará la mayoría del personal de apoyo de los centros de investigación, que para eso tienen todo el derecho del mundo a hacerlo.
Pues no, los plazos de la convocatoria, como suele ocurrir un año tras otro van del 10 de diciembre al 10 de enero, y así nos producirán irremediablemente una indigestión desde el besugo hasta el roscón.
Y mucho es de temer que, como también ocurre año tras año, se nos diga a quienes, ignorando a nuestro Helicobacter pylori (o sea la úlcera)- porque el turrón se nos atragantará sin remedio- solicitemos un proyecto, que “justo este año” vamos a ser muchos los solicitantes y que no va a haber suficiente dinero para todos. O sea que el recorte de lo que necesitamos para investigar estará alrededor del 30 por ciento de vellón. En contra de lo que se diga por ahí, la Administración es de lo más predecible.

Vuelve a casa, vuelve… por navidad

Por eso resulta interesante constatar cómo un ministro tras otro invita a los “cerebros fugados” a que vuelvan  para que el turrón se les indigeste por navidad…

Etiquetas: ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*