¿Quedará algún lugar sin bacterias?

Parece que no hay sitio en el mundo que se libre de la presencia de bacterias, poco a poco se descubren en lugares sorprendentes. Se creía que la placenta y la leche materna estaban libres de ellas, pero parece ser que no. Según los resultados de un estudio que incluye mas de trescientos casos, realizado por investigadores de Houston, el microbioma presente en la placenta puede albergar una variada población de bacterias cuya composición se asemeja a la de la boca. Con una diferencia, que las bacterias identificadas en la placenta tienen un metabolismo de cofactores y vitaminas más activo que el de otras zonas del cuerpo, incluido el intestino y la boca. En consecuencia, que ya antes de nacer entramos en contacto con las bacterias.

  Placenta_umbilical_cord

Imagen de una ecografía fetal mostrando la placenta humana y el cordón umbilical. Coloreadas en rojo las arterias y en azul las venas, Fuente: W. Moroder. Wikimedia commons.

Los investigadores ya sabían que la proporción de las diversas bacterias del intestino del recién nacido no se corresponde exactamente con las de la vagina materna y se preguntaron cuál sería su procedencia. Lo que ha sido sorprendente es que las bacterias más abundantes son las de la placenta. Entre ellas se encuentra la omnipresente Escherichia coli, que parece ser una fiel compañera del ser humano, tanto en la salud como en la enfermedad.

A las bacterias que recibimos de la placenta pronto se añaden las del canal del parto, seguidas de inmediato por las de la piel de la madre y a continuación por las de la leche. El que haya bacterias en la leche ha sido otra sorpresa. Se suponía que era estéril y que las bacterias aisladas de ella eran contaminaciones transmitidas por la boca o la piel. Ya un estudio publicado en 2008 por investigadores de la Universidad Complutense había encontrado que si se inoculaban hembras de ratón gestantes con una bacteria obtenida de la leche de una mujer sana, se encontraba esa misma bacteria, Enterococcum fecium, en el meconio (las primeras heces) de las crías obtenidas por cesárea.

Las especies de bacterias que aparecen en la leche humana son variables y su composición puede reflejar los distintos entornos en los que se vive. Los investigadores especulan con la posibilidad de que la madre ofrezca al lactante una muestra de las bacterias con las que frecuentemente va a encontrarse en la vida y que ello sirva para entrenar al sistema inmunitario ayudando así probablemente a desarrollar defensas frente a las infecciones.

REFERENCIAS:

K. Aagaard, J. Ma, K. M. Antony, R. Ganu, J. Petrosino, J. Versalovic, The Placenta Harbors a Unique Microbiome. Sci. Transl. Med. 6, 237ra65 (2014).

Hunt KM, Foster JA, Forney LJ, Schütte UME, Beck DL, et al. (2011) Characterization of the Diversity and Temporal Stability of Bacterial Communities in Human Milk. PLoS ONE 6(6): e21313. doi:10.1371/journal.pone.0021313.

Reencuentro tras las despedidas:

El 18 de julio de 2014 con éste mismo artículo decía adiós a “Microbichitos” en las páginas de EL PAÍS, en las que había estado albergado durante tres años (http://blogs.elpais.com/microbichitos/2014/07/quedará-algún-lugar-sin-bacterias-.html). Desde esa fecha “Microbichitos” no ha crecido nada más que en el número de visitantes, bastantes, y comentarios que ha tenido. Ahora, una vez trasladados aquí los artículos que se publicaron en EL PAÍS, reiniciaremos en breve la publicación de nuevos artículos en el foro renovando además algunos detalles. En ésta tarea me van a acompañar dos de los científicos que han colaborado de vez en cuando en su redacción, son mis amigos Jesús Mingorance y Manuel Sánchez a quienes en breve presentaré a los seguidores que no les conozcan.

Miguel Vicente

Photo

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Interesante entrada, como las anteriores en este blog.
Gracias por tu esfuerzo de divulgación, por abrirnos una ventana a este micromundo tan cercano como desconocido. He aprendido mucho estos años leyendo este blog, así como tu libro “Ni contigo ni sin ti”. Ya he regalado varios a niños y adultos con gran éxito.
Mucha suerte!

Sin duda una noticia horrible para la blogosfera. Se va a mi parecer el mejor blog en Español de Microbiología de Internet. Espero que nos alegres a tus lectores montándote un blog independiente. De ser así te agradecería que lo comunicases de algún modo.
Gracias!!

Lo echaremos de menos. Gracias.

Una verdadera pena que se pierdan blogs como el tuyo Miguel. Gracias por tu gran esfuerzo en hacernos llegar a todos la Microbiología. Lo echaremos de menos!
Ahora a disfrutar de algún fin de semana!

Estimados señores de El País
No sé que significa lo de “apostar por temáticas más generales”. Lo que sí se es que su decisión de eliminar un blog de ciencia es una metedura de pata sin paliativos. En Microbiología, cuando eliminamos a los microorganismos hablamos de “esterilización”. Así que a partir de el 18 de julio (¡jo*** con la fecha!) podremos decir que “El País” ha sido esterilizado
Luego no se quejen y rasguen las vestiduras si este gobierno (o el que sea) baja los presupuestos dedicados a la Ciencia. Tampoco se extrañen de que el número de personas desinformadas o críticas con la Ciencia aumente en este país (último informe de la FECYT http://icono.fecyt.es/informesypublicaciones/Paginas/Percepcion-Social-de-la-Ciencia.aspx). Y por supuesto no se sorprendan si su número de lectores baja. Con la desaparición de este blog yo ya tengo un motivo menos para acercarme y echar un vistazo a este medio.
Saludos

(requerido)

(requerido)


*