Posts etiquetados con ‘I+D+i’

Proyectos de Red EUREKA: internacionalización de la I+D+i a tu medida

Si eres una empresa de base tecnológica con interés en internacionalizar tus proyectos de I+D+i y aún no has participado en convocatorias europeas porque piensas que es muy complicado o porque no has encontrado ninguna que se adecúe a tus necesidades específicas, ¿por qué no crear un proyecto internacional de financiación a tu medida?

Esto es lo que la red Eureka ofrece a través de sus Proyectos de Red, una convocatoria fácil de gestionar que se adapta a las necesidades de cualquier empresa. Aunque Eureka haya ido lanzando nuevos instrumentos reglados de financiación a lo largo de los años, su instrumento estrella ha mantenido su principal característica: una total y completa flexibilidad. Concebido como un programa flexible para la financiación de proyectos internacionales de I+D+i, los proyectos Eureka se generan de abajo hacia arriba (bottom-up) y ofrecen máxima libertad para que los participantes decidan cómo será el proyecto, el alcance del mismo y los recursos que destinarán a su desarrollo.

Dentro de Eureka, las empresas interesadas pueden presentar una propuesta de proyecto en cualquier sector tecnológico y mercado, formar el consorcio que mayor potencial tenga y plantear el presupuesto que sea necesario para el éxito del proyecto. Sobre dichas premisas, el proceso de aplicación es muy sencillo, con reducida carga burocrática y fácil justificación.

La principal ventaja asociada a la flexibilidad del programa se traduce en el elevado porcentaje de propuestas financiadas.

Desde 2014, cerca del 50% de las solicitudes presentadas por participantes Eureka han recibido financiación de sus respectivas oficinas nacionales para sus proyectos. Estos proyectos suelen tener un coste medio total superior al millón de euros, aunque el presupuesto financiable depende de las necesidades del consorcio.

Como dato relevante, cerca de un tercio de los más de 500 proyectos financiados desde 2014 ha contado con un líder o un socio español (más concretamente un 29%), reflejo del gran potencial de las capacidades de innovación españolas a escala internacional y del buen posicionamiento del que nuestras empresas e instituciones de I+D+i gozan en Europa.

Figura 1. Cifras de participación EUREKA desde 2014 hasta la actualidad.

Aunque la participación global ha sido relativamente moderada esta última década, los años inmediatamente anteriores a la pandemia fueron clave para las empresas europeas, las cuales manifestaron un renovado interés por esta tipología de proyectos, atraídas por la posibilidad de obtener financiación para sus actividades I+D+i a su medida. Se espera que esta tendencia alcista continúe durante los años venideros y esperamos que España ocupe una posición dominante en la misma, erigiéndose como una nación tractora en aquellos sectores de mayor relevancia para nuestra industria.

A pesar del carácter bottom up de la convocatoria, España se ha caracterizado por su participación en proyectos de I+D+i industrial y del sector de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), destacando también su contribución a sectores como el medioambiental, energético o el biotech. Dadas las prioridades establecidas por la Comisión Europea para los próximos años, centradas sobre todo en la sostenibilidad y la digitalización de nuestra sociedad e industria, estas fortalezas encajan a la perfección con la definición de una nueva Europa sostenible y digital, por lo que la participación española en programas de I+D+i contribuirá a la mejora de la competitividad industrial europea.

Figura 2. Número de Proyectos de Red con participantes españoles 2014-2020 por sector.

¿Cómo puedo participar en un Proyecto de Red?

La elevada tasa de éxito de los proyectos de Red deriva de la alta flexibilidad de los mismos y de la gestión y financiación descentralizada en cada uno de los Estados miembros.

Cada país asume la financiación de sus entidades participantes, labor llevada a cabo por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial en el caso de España. Para ello, Eureka avala los proyectos otorgando un “sello de calidad” que, además de ser un reconocimiento internacional de la capacidad tecnológica de la empresa, la hace elegible para financiación pública.

La convocatoria se encuentra permanentemente abierta y la solicitud se realiza en dos etapas: una primera solicitud centralizada a través de la plataforma Eureka, seguida de una segunda solicitud realizada de manera descentralizada a través de la Oficina Eureka de cada país participante en el proyecto. Así, será el propio Coordinador Nacional de Proyectos Eureka el encargado de examinar las propuestas presentadas.

Los requisitos a cumplir para poder participar en un proyecto de Red Eureka son:

  • Ser una empresa española, sin importar el tamaño.
  • Contar con la participación de, al menos, dos países socios de pleno derecho Eureka (España y otro adicional).
  • Proyecto de cooperación tecnológica sobre un tema de interés común para los participantes y para beneficio de sus países.
  • El resultado será un producto, proceso  servicio innovador y próximo a mercado, siempre de carácter civil (no se financian proyectos de carácter militar).
  • Adecuada capacidad técnica, financiera y organizativa de los participantes, capaces de garantizar el éxito tecnológico y comercial del proyecto.

Tal y como se puede observar, estos requisitos son de fácil cumplimiento. Aunque la capacidad de los participantes sea evaluada concienzudamente, también se tiene en consideración el riesgo tecnológico asociado al proyecto asumido por los participantes.

Figura 3. Requisitos Proyecto de Red Eureka.

Además, CDTI ha establecido requisitos adicionales para que los proyectos sean elegibles bajo el esquema de financiación nacional:

  • Presupuesto mínimo por participante de 175.000 euros.
  • Duración del proyecto entre 12 y 36 meses.
  • Finalización del proyecto (no desistir o abandonar el proyecto antes de su finalización, lo cual puede ser objeto de penalización).
  • Efecto incentivador: el proyecto no podrá empezar hasta dos días después del envío de la solicitud.

 ¿A qué tipo de financiación tengo acceso a través de Eureka?

Los instrumentos de financiación son diferentes en cada país. Tal y como se ha indicado anteriormente, CDTI actúa como Oficina gestora en España, encargándose de la tramitación de proyectos Eureka en los que participen empresas españolas en colaboración con otros países.

En el caso de nuestro país, tanto las pequeñas y medianas empresas (pymes) de base tecnológica como las grandes empresas son elegibles para la obtención de financiación, aunque las condiciones varían ligeramente para cada uno de estos grupos.

Tanto las pymes españolas como las grandes empresas tienen acceso a un préstamo de hasta el 85% de los costes el proyecto, los cuales abarcan principalmente costes de personal, equipamiento, suministros, subcontrataciones con un límite del 50% y costes indirectos. Las empresas participantes deberán aportar, al menos, el 15% restante del presupuesto del proyecto con recursos propios.

Dicha financiación se otorga tras completar los diferentes Milestones planteados (aproximadamente a los 9-12 meses), aunque los solicitantes normalmente pueden optar a un anticipo de hasta el 35% (o un máximo de 250.000 euros) del total de la financiación sin necesidad de aval; o a un anticipo de entre el 50 y el 70% si se obtiene un aval bancario del 15-45%.

La principal diferencia entre pymes y grandes empresas es que si las pymes necesitan presentar un aval bancario debido a su situación financiera particular, la empresa sólo tendría acceso a un anticipo del 25% del total de la financiación (con un máximo de 500.000 euros en el caso de pequeñas empresas y un máximo de 1.000.000 euros para medianas empresas).

De este préstamo obtenido para acometer el proyecto internacional, destacan las siguientes características:

  • Tipo de Interés fijo: Euribor a 1 año.
  • Devolución en 7-10 años, incluyendo un período de carencia de 2-3 años.
  • Tramo no reembolsable del 33% al tratarse de un proyecto de cooperación internacional.

 

 

Figura 4. Condiciones Participación Proyecto de Red Eureka.

¿Cómo lo solicito?

El primer paso es validar tu idea de proyecto, confirmar tu viabilidad financiera y tu elegibilidad. Para ello, puedes contar con el asesoramiento directo de CDTI o consultar los requisitos con nuestra oficina de la Enterprise Europe Network a través de een@madrimasd.org.

Una vez estés convencido, seguro y listo para ponerte manos a la obra, un miembro de cada consorcio deberá crear una cuenta en el Portal de Solicitudes Eureka y seleccionar el tipo de financiación. Es muy importante que sólo se cree una cuenta por consorcio, es decir, sólo una de las entidades que lo componen deberá proceder a realizar esta tarea, dado que la solicitud para la obtención del sello Eureka se realiza de manera conjunta. El resto de socios del consorcio podrán completar los correspondientes “partner forms” una vez la cuenta haya sido creada.

Utilizando el portal Eureka, los socios deberán completar los campos de la solicitud, adjuntar un diagrama de Gantt del proyecto y un formulario completo y firmado por todos los miembros del consorcio (el cual se puede descargar en el aplicativo).

Los criterios de completitud y elegibilidad serán revisados antes de que esta solicitud única pase al proceso de evaluación estándar.

En caso de cumplir con todos los requisitos y obtener una evaluación exitosa, el proyecto recibirá el famoso sello Eureka y podrá optar a financiación nacional. La simple adjudicación de un “sello Eureka” supone un reconocimiento internacional del potencial del proyecto y de las capacidades innovadoras del consorcio.

Una vez obtenido el sello, las Oficinas gestoras nacionales se pondrán en contacto con los socios de cada país para solicitarles el documento completo de la Propuesta Nacional y los Anexos financieros . Este contacto se suele producir entre 1 y 2 semanas tras el envío de la solicitud del proyecto.

En el caso de España, CDTI podrá realizar una evaluación complementaria (por parte del Punto Nacional de Contacto y/o expertos técnicos) para verificar que se cumplen con los requisitos nacionales para la asignación de fondos[1].

Por último, los miembros del consorcio deben proceder a la firma de un Acuerdo de Consorcio (Consortium Agreement). El Acuerdo de Consorcio es un acuerdo privado de colaboración entre las empresas que deberá recoger aspectos como los acuerdos de confidencialidad, propiedad, protección legal y divulgación de los resultados o un plan de contingencias.

La elaboración de un buen Acuerdo de Consorcio es clave para la protección de los derechos de propiedad intelectual e industrial derivados del proyecto, por lo que se recomienda contar con asesoramiento especializado para la elaboración/revisión del mismo antes de su firma. Desde la Fundación madri+d también os ofrecemos asesoramiento al respecto, siempre en colaboración con el European IPR Helpdesk, servicio europeo de asistencia sobre propiedad intelectual del que ya os hablamos en otro de nuestros posts.