Archivo de agosto, 2009

FUTURO DE LA REHABILITACIÓN Y DE LA FISIOTERAPIA

La entrada en una bitácora sobre Rehabilitación y Medicina Física,interesante en muchos aspectos, nos ha incitado, sin que sirva de precedente, acomentar algunos elementos de su contenido y que exponemos aquí.

Samuel Franco Rodríguez gestiona el blog Rehabilitación y Medicina Física cuyos contenidos son muy de aprovechar para un fisioterapeuta. Especialmente si se está abierto a las nuevas posibilidades terapéuticas y se tienen inquietudes por las nuevas tecnologías. Lo que nos lleva a esta bitácora es en este caso una entrada en la que los fisioterapeutas de ven directamente aludidos.

En la susodicha entrada se dice textualmente “la visión más negra para los médicos rehabilitadores sería la de fisioterapeutas como consultores directos de otros especialistas médicos, con la especialidad abolida en España y el mundo y nosotros los médicos rehabilitadores obligados a reconvertirnos en ellos o en médicos de otra cosa, y ellos tratando de ser como nosotros”. No dudo de que esta afirmación tan lapidaria tenga su justificación en opiniones vertidas por fisioterapeutas y quizás, también,  en suspicacias interprofesionales asentadas a lo largo de los años. La Fisioterapia y la Rehabilitación, como especialidad médica, tienen una vinculación tradicional en España, duradera en el contexto de la corta historia de nuestro sistema sanitario. Aunque en nuestro periodo formativo fuimos víctimas, allá por los primeros años noventa, del proselitismo de unos y de las pretensiones de otros, nos hemos ido alejando de esa beligerancia apriorística que no es nada productiva. No implica esto la falta de disensión,  discrepancia o disconformidad en determinados supuestos derivados de esa estrecha relación que nos une. Estas tensiones sí son fructíferas y provocan reflexiones y cuestionamientos que contribuyen al avance de la Fisioterapia. Así, esa tradicional vinculación ha desaparecido en algunos entornos, como, por ejemplo, la Atención Primaria, donde el fisioterapeuta trabaja directamente con el equipo de salud, sin que haya nada suponer la necesidad de otro especialista médico. A este respecto hemos publicado una entrada sobre la prescripción de fisioterapia por otros médicos ajenos a la Rehabilitación. En otros ámbitos, como el deporte o la educación especial, el fisioterapeuta realiza el trabajo propio de sus competencias con otros profesionales sin intervención, de nuevo, del rehabilitador.

En nuestro país, y en los de nuestro entorno inmediato, hay fisioterapeutas que trabajan en la atención directa, es decir, como primeros agentes de salud en muchos procesos de enfermedad, generalmente ligados a problemas musculoesqueléticos, pero, nos da la impresión, con auge de patologías del suelo pélvico o neumológicas, por ejemplo. La formación en Fisioterapia, en nuestra opinión, debe enfocarse hacia el conocimiento de un correcto diagnóstico diferencial en el ámbito de nuestras competencias, pues la mayoría de los fisioterapeutas se verán abocados a este tipo de atención. Una vez más, la relación con el rehabilitador es inexistente.

También la sanidad pública está acogiendo nuevas formas de atención fisioterapéutica como la derivación directa de pacientes con determinados procesos (prótesis de rodilla, enfermos con patología o riesgo respiratorios, por ejemplo). En la práctica diaria, no como afirma Samuel Franco (“los fisioterapeutas encienden la máquina y después hacen lo que les da la gana o lo que pueden en el mejor de los casos”), los fisioterapeutas aplican prescripciones muy genéricas en base, es de suponer, a unos conocimientos y los prescriptores, es  de suponer, confían en ellos. Otra cosa es las diferentes disposiciones a la hora de trabajar que existen en todas las profesiones.

Por lo demás, los comentarios del autor sobre las prácticas continuistas, la falta de crítica sobre las mismas, las posturas pancistas e inmovilistas merecen nuestro asentimiento y pensamos que son comunes en otras especialidades, y, lo que a nosotros nos interesa, también están presentes entre los fisioterapeutas. El problema que conlleva esta crítica es que, cuando no participan de esas actitudes, los fisioterapeutas se ven arrastrados al cumplimiento de unas prescripciones (recordemos que no hacemos lo que nos da la gana, a pesar de que muchas veces sería lo correcto ética y científicamente hablando) ajenas a criterios de eficacia, e incluso muchas veces ajenas a los intereses del paciente. No olvidemos que la frustración del profesional por ejercer contra normas fiables y eficaces, con inclusión de criterios como la gestión de recursos o las necesidades del paciente conduce, casi con seguridad, a desidia, estrés laboral u otro tipo de padecimientos que no benefician en nada nuestros tratamientos. Y aquí es donde apelamos a la responsabilidad del especialista en Rehabilitación. Herramientas como la historia clínica electrónica, que facilita el flujo de información, a la que menciona también el autor, deberían contribuir a que la opinión del fisioterapeuta sea tenida en cuenta cuando de ello depende la prescripción o continuidad de la fisioterapia.

Finalmente decir que la entrada aborda temas de interés compartido y que implican una puesta al día permanente, la apertura de miras, el interés por la mejora, y otros aspectos que son defendibles para todas las profesiones sanitarias.

Ver sobre este tema FISIOTERAPIA O REHABILITACIÓN, ¿ES PRECISA LA DIFERENCIACIÓN?

LEER MÁS FISIOTERAPIA.

Etiquetas:
Categorias: Opinión

UNA NUEVA PÁGINA PARA PACIENTES REUMÁTICOS

Las  enfermedades reumáticasafectan a uno de cada cuatro españoles. Este dato, junto con las repercusionesque ello conlleva, da más importancia a la puesta en funcionamiento de estanueva fuente de información para pacientes, familiares y profesionales.

(más…)

Etiquetas: