Archivo de octubre, 2011

LA FISIOTERAPIA EN ESPAÑA

Revisando las estadísticas de visitas a esta bitácora durante este último año vemos que la mayoría proceden de los países que comparten el castellano como su lengua. Los visitantes españoles suponen alrededor de un tercio del total, cantidad que se ve superada por aproximadamente la mitad de visitantes procedentes del conjunto formado por Méjico, Colombia, Perú, Venezuela, Argentina y Ecuador. Por ello, nos parece interesante hacerles llegar algunos aspectos de la Fisioterapia en España.

Nos referimos a la situación de la formación en fisioterapia, en concreto, tras los cambios acaecidos a raíz de la implantación del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), conocido popularmente como proceso de Bolonia. Fruto de este proceso los fisioterapeutas adquirirán tras la finalización de sus estudios universitarios el título de Grado. Y he aquí el principal y más novedoso cambio respecto a la situación previa. A partir de entonces no hay diferencia entre la consideración de los títulos pues, previamente, estos eran diplomaturas (Enfermería, Trabajo Social, Maestro o Fisioterapia, por ejemplo)  o licenciaturas (Medicina, Psicología, Farmacia, Derecho o Historia, por ejemplo). Ahora todos los titulados serán Graduados, y la duración habitual, salvo contadas excepciones, es de cuatro años. Los posibles complejos o la pretendida superioridad de unas titulaciones sobre otras carecen entonces de base, al menos en el plano académico. Por otro lado, ello debería conllevar inexorablemente una mayor preparación del futuro profesional, una mayor exigencia en los estudios pregrado y la asunción de las nuevas responsabilidades asimiladas con una titulación de mayor duración.

La nueva situación supone otro cambio de gran calado. Tras la finalización de los estudios de grado estos pueden tener continuidad con la adquisición, tras el correspondiente curso, del título de Máster, que no tiene por qué tener relación directa con la Fisioterapia (Salud y Género, Bioética, por ejemplo). Esta titulación es el paso necesario para acceder a los cursos de Doctorado, la cúspide de los títulos universitarios, y que con la condición de diplomado no era posible adquirir. Con todo ello el fisioterapeuta se equipara, como hemos dicho, a los demás estudios universitarios. Además, todos ellos se articulan sobre el Sistema Europeo de Transferencia de Créditos (ECTS). Así se posibilita la circulación de los titulados entre los diferentes países europeos adheridos al proceso de Bolonia y la convalidación de estudios entre los mismos. Cada crédito supone unas 25 horas de trabajo del estudiante (estudio, realización de trabajos, asistencia a clases, etc.).

Habrá que comprobar cómo este nuevo contexto académico se traduce en los conocimientos adquiridos, las competencias y habilidades y la situación laboral en el área asistencial, docente o investigador de los “nuevos” fisioterapeutas. Intuimos que habrá barreras dentro y fuera de la profesión. La resistencia al cambio, a la adquisición de responsabilidades mayores, a  las implicaciones de mayor autonomía profesional, se produce entre muchos colegas. El reconocimiento de nuevos roles o la pérdida de preponderancia pueden despertar la oposición de otros grupos profesionales.

Como toda evolución no faltarán obstáculos pero estamos seguros de que el resultado será positivo para la Fisioterapia y para la sociedad a la presta sus servicios.

LEER MÁS FISIOTERAPIA.

Etiquetas:
Categorias: Formación, Profesión

“YOU HAVE A NICE WORK”

Pocas palabras pero plenas de significación para el que las escucha ejerciendo esta profesión a veces tan ingrata. Uno se ve sorprendido cuando con ellas se quiere manifestar reconocimiento. Y su valor se multiplica si el que las pronuncia es un paciente que ve en nosotros un apoyo que supone una suerte de tabla de salvación.

No es este un foro habitual para expresiones de sentimentalismo pero la emoción es una parte ineludible de la profesión sanitaria. Nos emocionamos ante el sufrimiento ajeno, empatizamos con el padeciente, pensamos que no ser receptivos a la enfermedad, al dolor o a la incertidumbre nos alejaría de ese ideal de buen profesional. Pero a la vez,  en ocasiones y con el paso de los años, nos volvemos más indolentes, nos vacunamos contra la turbación que provoca el mal de otros, evolucionamos hacia un pragmatismo que renuncia a la implicación más allá de lo exigible.

Cuando un paciente que viene a nuestro país en busca de un futuro mejor y su anhelo se ve truncado por la enfermedad nos dice las palabras del principio, estas resuenan en nuestra conciencia recordándonos la esencia de nuestro trabajo. Más allá de consideraciones laborales o salariales nos olvidamos a veces de la intencionalidad de ayudar al que recurre a nosotros y de la enorme gratificación que supone ver como se reconoce nuestro esfuerzo como fisioterapeutas. Sentir esa emoción nos hace concebir la Fisioterapia como una gran elección.

LEER MÁS FISIOTERAPIA.


Etiquetas:
Categorias: Profesión

SÓLO QUEDA UN MES

Así es. El próximo 11 del 11 del 11 se celebrará la 1ª Jornada Interhospitalaria de Fisioterapia, si nada lo impide. Culminará un proceso de casi un año en el que también hemos dedicado alguna entrada de esta bitácora a su difusión.

No recordamos si fue a finales del pasado año o a comienzos del presente cuando propusimos a nuestra supervisión este evento. La profesora Gema Gallardo Sánchez y el autor de estas líneas decidieron embarcarse motu proprio en este ambicioso proyecto, al que rápido se añadió la colaboración de Luis Bernal Ruiz, cuyas aportaciones informáticas han supuesto una valiosísima ayuda en la difusión y el manejo de la organización. Con la aprobación y el apoyo de la Dirección del Hospital Universitario de Fuenlabrada continuamos, mes a mes, incorporando incripciones y participaciones en forma de comunicaciones y carteles. Fuimos añadiendo ideas como una página e Facebook como vía de información e interacción ágil.

Hasta llegar a este punto en el que hemos superado con creces las expectativas iniciales, con más de 250 inscritos, 22 comunicaciones y 39 carteles presentados.  Aún hay plazas apuntándose en la pagina de la jornada.Ya estamos en la recta final que deseamos culmine en unas jornadas que satisfagan las expectativas de los asistentes.

LEER MÁS FISIOTERAPIA.

Etiquetas:

ALGO LE HARÁ

Estas son tres palabras que representan adecuadamente, creemos, lo que piensan muchos derivantes o derivadores de pacientes a unidades de fisioterapia. No parece que sea una manera ideal de enfocar el tratamiento si se pretenden resultados atribuibles al mismo.

Desgraciadamente, lógicamente, nos podemos quejar de estas situaciones. Hoy lo escuchábamos en boca de un paciente pero  intuimos que ese es el pensamiento que subyace en muchas de las derivaciones a fisioterapia. Ante diagnósticos de difícil o infructuoso tratamiento, en trastornos crónicos, en pacientes difíciles o en pacientes demandantes, se opta, entre otras cosas, por emplear esas palabras como forma de liberarse o de pretender un placebo. En otros casos se conoce a priori la futilidad de enviar al paciente al fisioterapeuta o con la vaga esperanza de que la sapiencia de sus manos obre milagrosamente. Lo último a veces da resultado, pero no por cualidades sobrenaturales del profesional sino porque no se ha valorado convenientemente lo que la fisioterapia puede contribuir a la mejora del paciente. De suerte que, de resultas,  se beneficia se manera sorpresiva.

Si el usuario de la fisioterapia continúa con su mal seguirá reclamando una solución, principalmente al que le está tratando, el fisioterapeuta, sobre el que vertirá sus quejas y decepciones. Este, puede intentar explicar al paciente las circunstancias de su lesión, o abstenerse de ello. Pero sobre todo  sentirá frustración, que su trabajo es baldío y que no se le otorga credibilidad.

Ante esto, aparte de reconocer la situación, conviene proponer un cambio de actitudes de los derivadores, un mayor conocimiento de lo que es la fisioterapia y el establecimiento de vías de comunicación más fluidas que eviten derivaciones innecesarias y repetitivas y la perennización de pacientes en unidades de fisioterapia.

Etiquetas:
Categorias: Práctica clínica