Archivo para la categoría ‘Epistemología y Salud Pública’

Curso de Desigualdades Sociales en Salud (lección 20ª): Los límites de las medidas de la epidemiología social

Por Javier Segura del Pozo

Médico salubrista

Después de revisar en las anteriores lecciones del Curso de Desigualdades Sociales en Salud (ver lecciones 10 a 19) las formas de medir la relación entre la posición social y el nivel de salud, debemos considerar las limitaciones del método epidemiológico, usado por la epidemiología social, para captar la complejidad de lo social y la posibilidad de superarlas a partir de un concepto que hemos llamado epidemiología mestiza.

Los limites de representar en forma de bases de datos la complejidad de lo social. A la izquierda: dibujo de Juan Genovés 2007 (www.juangenovés.com).

(más…)

Etiquetas:

Salud Pública y Biopolítica (13): La Promoción de la Salud y la Atención Primaria de Salud, ¿nuevas formas de sujeción de las poblaciones en la segunda mitad del siglo XX? (4ª parte: ¿Qué ha sido de la Atención Primaria de Salud -APS-?)

Por Javier Segura del Pozo

Médico salubrista

 

La APS abrió nuevas oportunidades y espacios para enfrentarse al discurso médico dominante; dio un marchamo científico y un amparo internacional a prácticas alternativas locales; fue un impulso de reformas que fortalecieron la sanidad pública y dio valor a experiencias de cambio social desde el campo de la salud. Sin embargo, la evaluación, 30 años después de Alma Ata, muestra un desarrollo general de la APS bastante menguado y alejado de sus objetivos iniciales explícitos de motor de cambio social.

 

Siguiendo las categorías descritas en nuestra pasada entrega, el cambio se ha centrado básicamente en la reforma organizativa y en la mejora de la atención clínico-asistencial (algunos de cuyos avances están actualmente en peligro de desaparición, merced a las políticas privatizadoras desarrolladas recientemente en nuestro medio). Sin embargo, otros aspectos, como lo que hemos llamado “la ampliación del ámbito de trabajo biopolítico”, se realizaron limitada y tímidamente, utilizando frecuentemente viejos esquemas médicos de educación sanitaria, próximos a los del “disciplinamiento de pobres” del siglo anterior. La categoría más ideológico-política (“aspiración a la profundización de la democracia”) no llegó apenas a desarrollarse. Sin el sostén de la participación comunitaria y con la escasa presencia y apoyo de profesionales psico-sociales, se favoreció la definición técnico-médica de las necesidades de salud y la mayor dependencia medica de la población, en lugar de su autonomía y “empoderameinto”. En esta mayor dependencia médica derivó la función Biopolítica de la APS. Además, el neoliberalismo pujante cercenó el potencial impulsor de la APS hacia la planificación sanitaria y la organización de sistemas de salud integrados, sostenibles y equitativos, enfocados a reducir las desigualdades sociales en salud.

Materiales de Educación para la salud utilizados en los centros de APS de la Comunidad de Madrid, que ponen el acento en el riesgo individual de enfermar (en este caso de diabetes) y aportan consejos sobre hábitos de vida.

(más…)

Etiquetas:

Salud Pública y Biopolítica (12): La Promoción de la Salud y la Atención Primaria de Salud (APS), ¿nuevas formas de sujeción de las poblaciones en la segunda mitad del siglo XX? (3ª parte: “Deconstruyendo” la Atención Primaria de Salud)

Por Javier Segura del Pozo

Médico salubrista

 

¿En que se diferenciaba la propuesta de APS realizada en la conferencia de Alma Ata de 1978 de la de la asistencia médica primaria vigente? ¿En que consistía su potencial de cambio? ¿Cuáles podían ser elementos “subversivos” de los órdenes médico y social establecidos y cuales de mayor control social de las poblaciones? ¿Cuáles eran meros elementos de reforma de servicios? Intentaremos “deconstruir” la amalgama de significados, conceptos, estrategias y categorías que están detrás del término “APS”. A partir de esta “categorización” intentaremos en la siguiente entrega comprender y analizar el desigual desarrollo y aplicación que ha tenido en los últimos 30 años (específicamente en nuestro entorno mas inmediato).

 

Declaración de Alma Ata

(más…)

Etiquetas:

Salud Pública y Biopolítica (11): La Promoción de la Salud y la Atención Primaria de Salud, ¿nuevas formas de sujeción de las poblaciones en la segunda mitad del siglo XX? (2ª parte: De Nueva York, 1946, a Alma Ata, 1978)

Por Javier Segura del Pozo

Médico salubristas

 

Cómo vimos en la anterior entrega, el final de la segunda guerra mundial da entrada a una nueva situación política, que se visualiza, entre otras cosas, en el modelo de Estado de Bienestar Social y en la fundación de organizaciones internacionales, como la Organización Mundial de la Salud (OMS). Ésta será un protagonista muy activo en la aplicación de las nuevas ideas y los nuevos equilibrios de fuerzas al campo de la atención en salud. Dos fechas marcan este proceso: 1946, en que se lanza una nueva definición de salud, desligada del referente de la enfermedad, basada en el concepto de “bienestar” y que amplia el ámbito y potencial “biopolitico” de la medicina; y 1978, mas de 30 años después, cuando los convulsos cambios políticos, sociales e ideológicos de las décadas de los 50, 60 y 70, permiten un nuevo consenso en la Conferencia de Alma Ata, para operativizar la nueva definición de salud en un estrategia basada en la justicia social, llamada Atención Primaria de Salud. Sin embargo, los cambios políticos que se dan a finales de los 80 y durante la década de los 90, como el auge de las políticas neoliberales, privatizadoras y de “ajuste estructural”, junto con la consecuente acción de otras organizaciones internacionales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), frenarán y limitarán la aplicación de las ideas surgidas en Alma Ata.

 

Izquierda: Definición de salud de la OMS. Fuente: OMS

Derecha: “Bienestar”. Fuente: www.efenix.com/asp_destacados.asp

  (más…)

Etiquetas:

Salud Pública y Biopolítica (10): La Promoción de la Salud y la Atención Primaria de Salud, ¿nuevas formas de sujeción de las poblaciones en la segunda mitad del siglo XX? (1ª parte: el marco y la coctelera)

Por Javier Segura del Pozo

Médico salubrista

 

Al final de la Segunda Guerra Mundial, el bienestar y la felicidad de las poblaciones pasan a ser responsabilidad oficial de la sanidad. Ya no se trata solo de prevenir enfermedades mediante la promoción de individuos, familias, viviendas y ciudades “higiénicas” (como había pretendido la medicina social de principios de siglo), sino de tener poblaciones que alcancen el “bienestar bio-psico-social”, siendo “activas” y “autónomas”. Después de la caída de Hitler, el capitalismo se enfrenta a nuevos retos para sobrevivir y controlar a las poblaciones. Desde lo político-económico, el estado de bienestar social será un modelo a desarrollar. En este contexto, surgen nuevas propuestas y estrategias en el campo de la atención a la salud. Entre ellas destacan la nueva definición de salud de la OMS (1946), que ampliará el ámbito biopolítico, incluyendo el bienestar (psicológico y social) y la felicidad de las poblaciones como áreas legitimas de trabajo del estado, para dar respuesta a la demanda del recién nacido y reconocido “derecho a la salud”. La promoción de la salud y la atención primaria de salud serán las estrategias para alcanzar esta nueva y difícilmente operativa definición de salud. Su desarrollo se topará con fuertes resistencias, balanceándose entre dos extremos. Uno, hacia el cambio, marcado por el llamado “empoderamiento” de las poblaciones, la participación comunitaria y la introducción de políticas públicas orientadas a la salud. Otro, de mantenimiento de los viejos modelos de la salud pública (mayor sujeción de las poblaciones a través de la normativización de los llamados “estilos de vida”), y de satisfacción de la necesidad de reforma de los servicios médicos asistenciales por ser ineficaces y financieramente insostenibles (mera racionalización organizativa, menor farmacologización y menor hospitalocentrismo).

Cartel del Instituto Colombiano de Bienestar Social.

Fuente: www.icbf.gov.co/Noticias/historico_noticias.html

 

(más…)

Etiquetas:

La invención del racismo. Nacimiento de la biopolitica en España 1600-1940. Por Francisco Vázquez García

Por Javier Segura del Pozo

Médico salubrista

Hace unas semanas salió al fin el último y esperado libro de nuestro filósofo de cabecera, Francisco Vázquez García, con el sugerente titulo de “La invención del racismo. Nacimiento de la Biopolítica en España 1600-1940”. Contiene muchos de los materiales que hemos utilizado en nuestra serie de Biopolítica y Salud Pública y que ya fueron difundidos a través de la web (Francisco Vazquez Garcia. Nacimiento de la Biopolítica en España (I)Nacimiento de la Biopolítica en España (II); blog “Filosofia en Cadiz2”. Mayo 2006). Esta es la presentación que hace del libro la editorial Akal:

 

 

“En nuestras sociedades el racismo étnico y la xenofobia constituyen sólo un aspecto sectorial de un fenómeno mucho más vasto: el racismo biológico. Éste consiste en la acción colectiva (control, estigmatización, deportación, exterminio, y un largo etcétera) sobre los seres humanos identificándolos y agrupándolos a partir de las características que poseen en cuanto seres vivos. A su vez, el racismo biológico constituye un episodio inscrito en un marco mucho mayor: el que lleva a gobernar a las personas considerándolas como «población», esto es, entendiéndolas a partir de los procesos vitales que las conforman (natalidad, fecundidad, mortalidad, salud y morbilidad, sexualidad, medio ambiente, vivienda, etcétera). A este gobierno lo designamos con el nombre de «biopolítica».”

(más…)

Etiquetas:

Salud Pública y Biopolítica (9): Biopolítica, Tanatopolítica y Salud Pública en el Nazismo

Por Javier Segura del Pozo

Médico salubrista

 

El régimen nazi representó la cara más extrema y despreciable del gobierno de las poblaciones a través del control y manipulación de los procesos vitales como el nacimiento o la muerte. El nazismo llevo al esperpento las ideas de la política de la vida, utilizando la medicina y los argumentos biológicos como brazo armado de sus acciones racistas, de dominación de los pueblos y de exterminio “inmunitario” del enemigo interior y exterior. La Biopolítica (o política de la vida) demostró que tenía una finísima separación con la Tanatopolitica (o política de la muerte). Aunque actualmente lo consideramos como un caso extremo  difícil de repetir, es útil que conozcamos como algunos de sus argumentos y de sus lógicas internas formaron parte de los paradigmas científicos dominantes en ese momento (como el degeneracionismo y el eugenismo, que ya vimos en otra entrega de esta serie). Además, fueron apoyados entusiastamente por profesionales de las disciplinas investidas con el ropaje “mas científico”, incluidas la antropología, la medicina, en general y la salud pública, en particular.

 

El poster es de la década de 1930’ y promociona la revista mensual “Neues Volk” (Nuevo Pueblo), el órgano de la oficina racial del partido nazi. El texto dice: “Este enfermo congénito costará a lo largo de su vida 60.000 marcos a la comunidad del pueblo. Camarada popular este también es tu dinero. Lea Neues Volk, los cuadernos mensuales de la oficina de política racial del NSDAP”. Fuente: http://www.calvin.edu/academic/cas/gpa/posters2.htm

(más…)

Etiquetas:

Salud Pública y Biopolítica (8): el “homo higienicus”

Por Javier Segura del Pozo

Médico salubrista

 

A finales del siglo XIX va imponiéndose una nueva higiene social que tiene su base en la bacteriología.  Deja de poner el énfasis en las condiciones sociales de la enfermedad y  postula patrones individuales de conducta, legitimados desde una supuesta neutralidad científico-médica. En Alemania, esta nueva higiene, íntimamente asociada al desarrollo del seguro médico estatal obligatorio, gestionado desde las Krankenkasse, y complementada por la acción de nuevos profesionales, como los médicos comunitarios y las visitadoras sanitarias, tendría un papel relevante en el proceso de asimilación de la clase trabajadora al nuevo mundo industrial. Satisfacería la necesidad de nuevos patrones de conducta y socialización, diferentes a los originarios del mundo agrario. Así se produce un proceso de construcción social de nuevos conceptos como “la salud” y el “homo higienicus”. Éste sería aquella persona que considera la salud como la máxima meta a alcanzar. La nueva higiene social se encargará de controlar “científicamente” el proceso de reproducción de la fuerza de trabajo (a través de la educación de la mujer del obrero, como ama de casa y madre “higiénicas”), a la vez que la organización científica y técnica del trabajo (mediante diferencias de sueldo, beneficios, reglas de trabajo, etc.) se hace cargo de disciplinar al obrero en el proceso de producción.

 

Esta tesis es sostenida brillantemente por Alfons Labisch, en su ya clásico artículo, publicado en 1985 en inglés: Doctors, Workers and the Scientific Cosmology of the Industrial World: The Social Construction of ‘Health’ and the ‘Homo higienicus’” (“Médicos, obreros y la cosmología científica del mundo industrial: la construcción social de ‘la salud’ y el homo higienicus’), al que he podido acceder gracias a la amabilidad de Francisco Vázquez.

  

  

Home-making a science (La construcción científica del hogar). Cartel de la American Social Health Association. United States Public Health Service. 1922. Fuente: American Social Hygiene Posters. Traducción: Un hogar verdadero no es accidental. El mantenimiento eficiente del hogar aumenta el confort hogareño. Requiere conocimiento y habilidades. Aprende: A cuidar de la casa (eficiencia mercantil); a gastar sabiamente (sistema presupuestario); a alimentar la familia (valores alimentarios); a curar a la familia (higiene infantil)

 

  (más…)

Etiquetas:

Salud Pública y Biopolítica (7): Ciudad y Biopolitica (la beneficencia, la higiene municipal y la ciudad higiénica)

Por Javier Segura del Pozo

Médico salubrista

 

La ciudad es el escenario que dio origen a la Biopolítica. A lo largo del siglo XIX va generándose una inquietud por la progresiva urbanización, asociado al fenómeno de la pobreza y el crecimiento del proletariado industrial y sus reivindicaciones. Se empieza a considerar a la ciudad como fuente de la degeneración de la raza o la nación, que se visualizaría, tanto en fenómenos como la prostitución, la homosexualidad, el alcoholismo, la criminalidad, las enfermedades venéreas y mentales, como en la insalubridad fruto de una infraestructura insuficiente y un urbanismo atrasado para las nuevas necesidades. La burguesía siente que tiene que disciplinar a la ciudad y a las capas de población más amenazantes para su salud (contagio de enfermedades infecciosas), su estatus social y su posición económica. Varias estrategias se pondrán en marcha para este disciplinamiento: uno será la atención de los pobres a través de la Beneficencia (gestionada desde los municipios y diputaciones), otro será una nueva forma de preocupación médica por el medioambiente (higiene municipal o medicina urbana), con bases más científico-técnicas y finalmente, espoloneado por la anterior, un nuevo urbanismo, enfocado, primero, al control de la insalubridad, y luego, a crear una ciudad higiénica y saludable.


El Puente de Toledo (en Madrid), a principios del siglo XX. Fuente: www.ucm.es/info/hcontemp/madrid/pio%20baroja.htm

(más…)

Etiquetas:

Salud Pública y Biopolítica (6): La alianza entre Medicina Social, Regeneracionismo y Eugenesia en España

Por Javier Segura del Pozo

Médico salubrista

 

La medicina social en España habría tenido un desarrollo muy pegado a las teorias de la degeneración, a la eugenesia y a la corriente ideológica del regeneracionismo y el krausismo. Salvo interesantes excepciones, en nuestro país fue una disciplina claramente al servicio de la burguesía, de su ideología  y de sus miedos asociados al proceso de industrialización, urbanización y decadencia politica y social de España. Buscó el disciplinamiento de la clase trabajadora mediante la enseñanza, la religión y la moralización, más que el cambio de las situaciones estructurales origen de las “enfermedades sociales”. Para ilustrarlo, nos valdremos de trabajos de historiadores de la medicina, como Esteban Rodríguez Ocaña y otros autores, y especialmente del  texto sobre “El nacimiento de la Biopolítica en España” del filósofo Francisco Vázquez García, repetidas veces citado en esta serie.

 

Cartel de la película “Raza. Espíritu de una raza” de José Luis Sáez de Heredia (1942), cuyo guionista fue Francisco Franco, bajo el seudónimo de Jaime de Andrade

(más…)

Etiquetas: