La Universidad y las Memorias Sostenibles Empresariales: ¿Sostenibilidad a examen?

En estos meses de verano, cuando miles de alumnos/as han finalizado sus estudios y están de vacaciones. Me he planteado cual sería la calificación de la sostenibilidad, si fuese un estudiante y se sometiese a un examen.

 

He pensado, si por un momento hiciésemos la labor de imaginarnos a los diferentes stakeholders relacionados con la sostenibilidad (empresas, Universidades, Instituciones internacionales, Administraciones Públicas, ONG´s, ciudadanos, etc.) fuesen alumnos/as, y tuviesemos que evaluar su compromiso con el desarrollo sostenible. Pienso que tal vez, nos encontaríamos con diferentes calificaciones: algún sobresaliente, pocos notables, bastantes aprobados y también suspensos. Esta idea me ha surgido, porque hace unos días he leído dos noticias referentes a dos stakeholders: la Universidad Politécnica de Cataluña, la cual en los días 9 y 10 de julio ha celebrado el II Congreso Sostenible 2015, que ha analizado sobre su labor en sostenibilidad.

Asimismo, el 15 de julio de 2009, el The Global Reporting Initiative (GRI) publicaba que al menos 1.200 empresas en todo el mundo elaboraron sus memorias de sostenibilidad en 2008, donde muestran sus actuaciones que buscan un equilibrio entre los resultados económicos, la protección medioambiental y el compromiso social.

Ante estas informaciones en relación a la sostenibilidad he decidido preguntarme ¿Qué nota merecerían la UPC y las memorias GRI empresariales de sostenibilidad? Comenzamos…

 En primer lugar, la Universidad Politécnica de Catalunya

Como anteriormente comentaba, los días 9 y 10 de julio de 2009 ha tenido lugar el II Congreso Sostenible 2015, UPC donde ha tenido lugar un análisis, una reflexión cr´tica y el debate sobre la investigación en sostenibilidad que se está llevando a cabo en departamentos, institutos y centros de investigación, vinculados con la Universidad Politécnica de Cataluyna.

En este Congreso, Tim O´Riordan, profesor de ciencias ambientales de la Universidad Inglesa de East Anglia, en Norwich, ha apelado a la “transversalidad” de la ciencia de la sostenibilidad dentro de las Universidades, donde se ha de crear un diálogo transversal entre los departamentos, fomentando la innovación, la creatividad y la imaginación de todos, y compartiendo conocimientos y experiencia para encontrar soluciones. Según O´Riordan, “la sostenibilidad no es sólo una ciencia, es una forma de operar, de transformar el mundo acomodando todas las actividades humanas dentro de los límites de la naturaleza”. Al mismo tiempo, sostenibilidad “es conseguir que la gente se sienta cómoda dentro de estos límites, ya que una sociedad sosetnible ha de ser también una sociedad más justa, con firmes valores éticos”. “Trabajar por la sostenibilidad es también, pues, dar respuesta a cuestiones de justicia social”, ha señado.

También la Universidad Politécnica va a crear un Instituto de Investigación de las Ciencias y las Tecnologías de la Sostenibilidad, que según explico Albert Cuchí del Departamento de Construcciones Arquitectónicas de la UPC, será un espacio donde se trabajará para difundir la cultura de la investigación en sosetnibilidad en toda la Universidad. Sus principales líneas de acción serán la ecología industrial, la edificación sostenible, la ecología urbana, la cooperación para el desarrollo, la evaluación de la sostenibilidad y las políticas de sostenibilidad.

De acuerdo a Joan David Tàbara, del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambienatles de la UAB, presentó las diferencias entre ésta y la ciencia tradicional. Así, mientras la ciencia tradicional se mueve por la curiosidad del investigador, la ciencia de la sosetnibilidad busca soluciones a problemas concretos de la sociedad; la ciencia tradicional es objetiva y tiende a especializarse, mientras la ciencia de la sostenibilidad incluye valores para tomar decisione y es integradora y abierta a otras disciplinas. Durante el Congreso también se debatió en torno al papel que jeugan los investigaciones dentro de la sociedad, la participación de los agentes sociales en la investigación -definiendo nuevos ámbitos de investigación- y la influencia que debe tener la investigación científica en la toma de decisiones políticas.

 En segundo lugar, las Memorias GRI empresariales sostenibles

El pasado 15 de julio, GRI informaba que son 1.200 empresas ha elaborado en 2008 memorias de sostenibilidad siguiendo las directrices por GRI, una iniciativa de Naciones Unidas que permite a las organizaciones medir y dar cuenta de su desempeño económico, medioambiental y social. Esta cifra representa un incremento del 46% sobre la cifra de 685, correspondiente al año 2007, y es la cifra más alta jamás registrada. La Guía G3 evoluciona cada año mediante un proceso de búsqueda de consenso entre representantes de las empresas, de la sociedad civil, de las finanzas, de los trabajadores, del entorno académico y otros. el objetivo es fijar un marco común para la elaboración de memorias sobre temas que sostenibilidad de las cuales el GRI tiene constancia, españa, con 128, se sitúa al frente en cuanto al número de memorias presentadas, por delante de los Estados Unidos (100) que ocupa el segundo puesto, y seguidas de Brasil (64), Australia (56), Gran Bretaña (56), Japón (49), Alemania (41), sudáfrica (41), Italia (38) y Canadá (36).

Por otra parte, los datos revelan que en Europa radican el 49% de las organizaciones que elaboran memorias de sostenibilidad con conocimiento de GRI, seguida de Asia, (15%), Norteamérica (14%), América Latina (12%), Oceanía (6%) y África (4%). Además, muchas empresas que cotizan en las principales bolsas del mundo actualemnete publican informes de sostenibilidad basadas en las directrices GRI, entre ellas, el 64% de las que forman pate del DAX 30 (Alemania), el 48% de las del CAC40 (Francia), 22% de las FTSE 100 (Gran Bretaña) y el 13% de las S&P 500 (EEUU). Aunque, siguen siendo una minoría las compañías de los principales índices de bolsa que informan sobre su desempeño, en materia de sostenibilidad empleado el marco común GRI. Para aumentar todavía más la cantidad y calidad de información que se hace pública sobre la sostenibilidad de las organizaciones, la junta del Global Reporting Initiative publicó este año la Declaración de Amsterdam sobre Transparencia y Elaboración de Memorias, en la que exhortaba a los gobiernos a introducir políticas que exigiran a las empresas la elaboración de memorias de sostenibilidad o que explicaran las razones de no hacerlo.

En Suecia, todas las empressa públicas ya exigen las publicación anual de memorias de sostenibilidad, y en Dinamarca, Noruega, y otros países se están aplicando políticas o están en proceso de elaboración que fomenten la presentación de memorias de sostenibilidad.

De acuerdo a las noticias anteriores referidas a la UPC y las Memorias GRI empresariales de sostenibilidad, cada uno de nosotros puede extraer sus propias conclusiones, y que podemos agrupar en tres perspectivas y calificaciones:

  1. Optimistas y Buenas Notas: Que la Universidad Politécnica de Cataluña y que 1.200 empresas elaboren memorias de sostenibilidad. Muestra un interés proactivo y merece buenas calificaciones: notables y algún sobresaliente.
  2. Indiferentes y Aprobados: A pesar de la creación del Instituto de las Ciencias y las Tecnologías de la Sostenibilidad, y el incremento de empresas con memorias de sostenibilidad en 2008. Pone de manifiesto que aún existe mucho camino por recorrer, es necesario que se realice un mayor esfuerzo.
  3. Pesimistas y Suspensos: Otro tema más de la Universidad y las empresas. Pero sin demasiada repercusión e incidencia práctica.

Desconozco, si tras la lectura de la informacíones anteriores ¿Son optimistas, indiferentes o pesimistas?. Me gustarias conocer sus opiniones.

Para finalizar, me gustaría recordar dos interesantes libros: Misión de la Universidad del filósofo Ortega y Gasset, creo que es recomendable volver a leer este libro de 1930 y comparar con el papel de la Universidad de hoy en día. Y otro libro Sustainable Business Development: Inventing the Future Through Strategy, Innovation and Leadership de David L. Rainey, 2006. Ambas lecturas nos pueden ayudar a reflexionar, sobre los cambios que están experimentando tanto las Universidades como el mundo empresarial, y llegar a comprender el interés por la sostenibilidad.

Espero sus comentarios.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aunque queda mucho por hacer, progresamos, aunque no, adecuadamente.

(requerido)

(requerido)


*