De la sorpresa al farinato pasando por el estupor: investigación y presupuestos

autor: Miguel Vicente

Me había propuesto no escribir en este foro sobre noticias y comentarios relativos al recorte de fondos de investigación que se nos avecina, entre otras razones porque mi formación de biólogo y mi profesión de investigador de a pie no son los mejores títulos para respaldar un comentario serio sobre todo ello. Por otro lado a lo mejor a muchos lectores les aburre el tema, que se escapa un poco de la Microbiología. Pero es que en lo que llevamos de otoño no queda día en el que no se publique una noticia más para aumentar mi estupor. Como además las noticias casi se explican ellas solas creo que no me traiciono mucho si simplemente les añado un pequeño hilo conductor, un par de reflexiones y una gota de humor.


Huevos fritos con farinato. El farinato es un embutido original de la zona de Ciudad Rodrigo, un exponente de la austeridad en el que sabiamente se combinan ingredientes baratos, pan, manteca de cerdo, pimentón, sal, aguardiente y anís en grano, para conseguir unos sabores soprendentes. En estos tiempos podíamos decir que el farinato es más que un producto gastronómico, es una parábola. Crédito de foto.


A lo mejor los lectores se han pensado que los investigadores vivimos en un mundo de lujo, y no me extrañaría si se enteraron de que la huelga, por fin no convocada, que se cernía como un nubarrón sobre la liga de fútbol era culpa de los científicos.
He aquí los motivos de la amenaza de huelga:

La rectificación de la ley Beckham tampoco tendrá gran impacto en las arcas públicas, aunque está llena de simbolismo. En los contratos firmados a partir del 1 de enero de 2010, los profesionales extranjeros con menos de 10 años de residencia en España y más de 600.000 euros de ingresos se les aplicará el tipo que les corresponde (el 43%) y no el que se les aplicaba desde 2005, propio de las rentas más bajas (el 24%). Aquella norma fue diseñada para atraer a directivos y científicos, pero fue popularizada por los fichajes de deportistas, en los que se quería evitar el desvío de dinero a paraísos fiscales. A. B. en EL PAÍS – Madrid – 04/11/2009.

Lo cierto es que yo no conozco a ningún científico de mi entorno, sea nacional o extranjero, que tenga un sueldo de cincuenta mil euros al mes.No vivimos, que yo sepa, así de bien, pero además nos hemos de buscar con proyectos que se financian de forma competitiva, dinero para investigar, es decir que lo que le dan a uno se lo dejan de dar a otro. Para investigar dependemos en gran medida de los programas que financian los presupuestos del estado. Cuanto menos dinero, menos proyectos, y más investigaciones que no se pueden hacer. Por eso sorprendió la propuesta del gobierno del presupuesto para 2010 en el que la cifra destinada a investigación se reducía en bastantes millones de euros.

La sorpresa no es que reduzcan el presupuesto, porque la experiencia nos dice que en España cuando un gobierno necesita dinero para tapar rotos o descosidos los gastos dedicados a la investigación son de lo primero en recortarse. Lo sorprendente es que se dijese que se saldría de la crisis económica cambiando el modelo productivo basándose en la I+D+i (investigación, desarrollo e innovación). Claro, deberíamos ya estar acostumbrados a que al hablar de estas tres letras realmente sólo se refieran a la “i” minúscula, la innovación que es como un cajón de sastre y no a la mayúscula, la investigación. Por si el lector profano no lo acaba de entender, investigación es encontrar nuevos materiales con los que construir memorias de ordenador más potentes, desarrollo sería diseñar los ordenadores, e innovación puede incluso ser instalar en el ordenador un programa para hacer las cuentas.

Tan solo en los fondos destinados al Plan Nacional de Investigación la reducción se cifraba en unos 580 millones de euros, como para poder contratar a seis jugadores de fútbol de los llamados “galácticos”:

¿Hundir la ciencia por el precio de seis “ronaldos”?  Joan Guinovart en EL PAÍS. 17/09/2009.

Para hacernos una idea es además interesante precisar que en 2008 el CSIC, la mayor agencia de investigación estatal con una plantilla total de 12.261 trabajadores, gastó en personal unos 340 millones de euros (datos publicados en el BOE del 5 de noviembre de 2009), más o menos daría para contratar a cuatro galácticos.

Cuando llega el momento de introducir enmiendas a los presupuestos, o sea de rectificar algo porque de otra forma los presupuestos no se aprobarían en el parlamento, la sorpresa aumenta, no tanto por lo escaso de la rectificación sino por los criterios con los que se hace, que se me escapa lo que de científicos puedan tener :

Casi 80 de los 143 millones que las enmiendas a los Presupuestos de 2010 asignan al Ministerio de Ciencia e Innovación van expresamente dirigidas a fundaciones, instituciones y proyectos del País Vasco. El grueso del aumento en I+D, para fundaciones e industrias vascas. Al ministerio propiamente dicho, para programas de todo el Estado, se adjudican 50 millones. Sólo 27 de los 143 millones anunciados van a proyectos competitivos de ciencia. Alicia Rivera en EL PAÍS,- Madrid – 28/10/2009.

Me pareció además muy curioso que esta noticia llegase por otro conducto, el sindical, con un titular que nos decía literalmente que UGT nos garantizaba 50 millones de euros para los presupuestos de investigación de los Organismos Públicos de Investigación de la Administración General del Estado. No hay que perder ni una ocasión de ponerse medallas.

También me llama la atención una noticia aparecida en un diario de economía:

España gasta mucho dinero en I+D+i, pero obtiene poco rendimiento del mismo. En la última década ha invertido una media de 8.000 millones de euros al año en estas partidas, lo que no le ha valido para obtener más ingresos a través de contratos o patentes, pero sí para situarse como la novena potencia científica del mundo gracias al incremento en el número de publicaciones y de trabajos por parte de los investigadores. Carlos Molina en Cinco Días – Madrid / Barcelona – 06/11/2009.

Uno esperaría que a continuación se propusiese seguir invirtiendo en investigación para mejorar algo, al menos para llegar al puesto octavo que correspondería al nivel económico que antes de la crisis tenía nuestro país, pero no, lo que se propone es:

Un informe elaborado por la consultora Deloitte, por encargo de la Cámara de Comercio de Madrid… exige cambios profundos en el sistema de ciencia y tecnología… y la primera medida que propone es reducir un 30% el gasto público en I+D+i y destinar esa cantidad a aumentar la participación de las empresas en el gasto.

Pues contado así lo que nos proponen estos señores no es más que penalizar a los investigadores que han conseguido llegar a un puesto, quizás no óptimo, pero sí competitivo dentro de la producción científica mundial. Y que por otro lado a los empresarios, que no han logrado despuntar, se les premie. Muy inteligente, ¿verdad?.

Creo que a estas alturas a todos nos queda meridianamente claro que los fondos disponibles para investigación van a reducirse. Uno, a nivel de investigador responsable de un grupo, debe por lo tanto prepararse para sacar dinero de debajo de las piedras, y aquí viene a ayudarnos otra reciente noticia en el diario EL PAÍS:

Garmendia traslada a los ayuntamientos la responsabilidad de llegar al 8% en I+D+i. La ministra alude a los nuevos fondos de economía sostenible aunque admite que no incluyen ningún porcentaje fijo para invertir en investigación. REUTERS para EL PAÍS- Madrid – 04/11/2009.

Me lo estoy pensando, el ayuntamiento de la ciudad en donde trabajo no parece que esté para muchos gastos, incluso ha recurrido a cobrar tasas por retirar las basuras. Por otro lado el ayuntamiento de la ciudad donde vivo no se si ha salido ya de los números rojos de sus desventuras inmobiliarias. Por eso pienso que a lo mejor mi pueblo natal, Castillejo de dos Casas, ahora una pedanía de Aldea del Obispo en la zona de Ciudad Rodrigo, puede ser mi último recurso. Pero, ¿les interesará un proyecto sobre “Metagenómica del torrezno ibérico”? o por ser algo más autóctono, ¿financiarían un estudio sobre “Biología de Sistemas en la producción artesanal del farinato” ?.


GLOSARIO y ONOMÁSTICA:
Beckham: un señor que anuncia calzoncillos y está casado con la Spice Girl pija. A veces le da patadas a un balón.
BOE:
Boletín Oficial del Estado, donde en España se publicantodas las leyes, convocatorias oficiales, nombramientos, ceses yrectificaciones.
Galácticos: jugadores de fútbol con los que en un mismo año el Real Madrid no consiguió ganar ni la Liga, ni la Copa del Rey ni la de Europa.
Garmendia: Cristina Garmendia, a la sazón es ministra de Ciencia e Innovación.
Paraísos fiscales: lugares donde tributan sus impuestos varios destacados artistas y deportistas nacidos en España a los que en agradecimiento se les conceden premios y honores públicos.
UGT: sindicato afín al Partido Socialista Obrero Español, Unión General de Trabajadores.


Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Hola

Porpongo otro tema.

"Comparaciones genómicas entre investigadores españoles (con perdón) e investigadores de otros países avanzados" para intentar entender cómo es posible que aquí el político de turno quite fondos y no proteste nadie (salvo alguna que otra movida en la web). Esto pasa en cualquier otro país y tenemos a todos los estudiantes-becarios-profesores-catedráticos-altos capitostes en la calle protestando (véase Francia).

Cada vez estoy más convencido que tenemos los políticos que nos merecemos

http://curiosidadesdelamicrobiologia.blogspot.com/

Bueno Manuel,

aquí algunos dicen "que se van, y se van, y se van…" ¡y no se han iiiido!

¿es que acaso eso no vale?

Saludos

Hola Miguel,

Cuando dices se van, supongo y espero que te refieras a los políticos,…, por desgracia, en el ámbito científico, tras este panorama de los últimos meses, la gente que volvió, la que decidió quedarse porque todo pintaba mejor, desgraciadamente se va y se va, y ya van un par de casos conocidos de coger familia y salir de España porque éste no es un país serio, no se puede prometer y luego no dar… no sé si la caída va a ser sólo presupuestaria…pero yo creo que se huele la estampida…a mí sinceramente me da pena, mucha pena y esta Ministra no tiene ni idea, salvo de barrer para la inversión en Empresas, que al fin y al cabo es de lo que sabe y para lo que está ahí.

Hola Rocío,

no me refiero a los políticos, que no tienen remedio. Me refiero a los investigadores, algunos muy insignes, que dicen que se van pero no lo hacen. ¿Por qué no nos plantamos y decimos hasta aquí hemos llegado? Pues en principio porque para seguir trabajando dependemos de caerles bien a los políticos. Los investigadores necesitamos obtener fondos competitivos para los que hay más candidatos que dinero disponible. En este país el defender opiniones discrepantes no está bien visto.

¡Ya verás, a la revista Nature es que se le va a caer el pelo!

http://www.nature.com/nature/journal/v462/n7270/full/462137b.html

Puede ser triste, sin duda lo es. Pero ¿quién le pone el cascabel al gato?

Un saludo

Miguel

Miguel, genial. Sería estupendo si fuera el guión de una comedia. Lo malo es que es verdad y que a la mayoría le importa un pito. Aun me suenan las palabras del Sr Presidente de esta nación diciendo esta mañana en el Congreso que lo bueno del plan que propone es cambiar el sistema de producción, subrayando que la investigación (o como dicen ellos I+D+i) va a ser el motor del cambio. Espero que eso no signifique recortar aún más el capítulo de investigación.

(requerido)

(requerido)


*