Vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH): nueva información


En posts anteriores expusimos nuestra opinión y la de otros profesionales, relacionados con la Salud Pública, sobre la pertinencia, “desde el punto de vista de la Salud Pública de introducir en el calendario vacunal la vacuna contra 4, de los 100 virus existentes, del Papiloma Humano (VPH). Dos de estos virus son potencialmente cancerígenos y los dos restantes provocan verrugas genitales.

 

La implantación de una nueva vacuna en el calendario oficial de vacunación ha de cumplir cuatro criterios preestablecidos:

 

  1. que la enfermedad prevenible constituya un problema importante de salud pública para la población española, (en este momento no lo es, como puede comprobarse si sigue leyendo y en el post Papilomavirus, cáncer de cuello de útero y vacuna contra el virus del papiloma humano)

 

  1. que la vacuna sea eficaz y segura, (con los datos disponibles parece que sí, al menos en los primeros 2-4 años que lleva implantada la vacuna)

 

  1. que sea compatible con el resto de vacunas del calendario actual (con las pocas vacunas  (de hecho solo se conoce que se ha demostrado su compatibilidad con la vacuna de la Hepatitis B) con las que se ha hecho el estudio parece que sí es compatible)

 

  1. que su implantación sea eficiente (depende de que es lo que consideremos eficiente).

En palabras de Andreu Segura:

La vacuna es sólo parcialmente eficaz, razonablemente segura y probablemente compatible con el resto.

¿Pero cuál es la importancia del cáncer de cuello uterino en España?

Los registros poblacionales de cáncer españoles permiten estimar que se producen unos 2.000 nuevos casos anuales, con una tasa de incidencia del orden de 7,5 nuevos casos por 100.000 mujeres y año, una de las más bajas del mundo.

En cuanto a la mortalidad, en 2005 murieron en España 185.000 mujeres; el 20% de ellas, unas 36.000, por algún tipo de cáncer, pero apenas unas 600 por cáncer de cuello de útero. Es decir, el 0,3% de todas las defunciones femeninas, aunque se estima que la cifra real sería algo mayor, unas 735 muertes, o sea, el 0,4% del total. Afortunadamente, pues, la magnitud del problema es relativamente moderada.

Disponer de nuevas vacunas es, sin duda, un progreso. Pero aplicarlas sin aquilatar pros y contras y sin tener en cuenta los efectos sobre el sistema sanitario supone un alto riesgo de frustrar las expectativas generadas por las nuevas vacunas, lo que disminuiría la credibilidad de la salud pública. Algo demasiado importante como para ponerlo en juego de forma temeraria.

 

Estos días he recibido unos textos publicados por el profesor Máximo Sandín, titular de Antropología Biológica en el Departamento de Biología de la Universidad Autónoma de Madrid, que profundizan en este tema y que considero merece la pena leer y reflexionar sobre los mismos.

 

Uno de ellos: papilomavirus: ¿Preparando la próxima pandemia? Comienza así:


La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria ha denunciado la campaña de vacunación masiva contra el papilomavirus (mediante “Gardasil“), por la escasa incidencia del cáncer de cuello de útero en España, por el desconocimiento real de la eficacia de esta vacuna y de su seguridad y por su excesivo precio, habiendo otras prioridades. Pero el carácter de virus endógeno del papilomavirus añade un nuevo y terrible factor de riesgo a estas críticas.

En Estados Unidos, el registro público sobre los efectos adversos de las vacunas ha denunciado 4541 efectos secundarios de Gardasil, entre ellos 11 muertes y 82 reacciones con peligro para la vida.

 

Interesante ¿no? Pues en este enlace podéis seguir leyendo

 

El otro es: Papilomavirus: urge detener las vacunaciones, en el que habla ampliamente sobre la base científica de las vacunaciones, no solo del VPH, si no de las vacunas en circulación.

 

También he encontrado la publicación de Juan Gervás: la vacuna contra el virus del papiloma humano desde el punto de vista de la atención primaria en España, que entre otras muchas cosas habla así sobre su eficacia:

No sabemos la correlación entre las cifras de anticuerpos en sangrey la eficacia de la vacuna. Desconocemos, pues, el resultado delbinomio seroconversión-protección.

 

Su eficacia está demostrada

a/ con resultados intermedios, no finales (disminución de displasias, no de cánceres de cuello de útero ni de muertes por el mismo),

 

 b/ con resultados que no distinguen entre CIN2 y CIN3, c/ en grupos muy seleccionados en ensayos clínicos, y

 

d/ con mujeres de 16 a 26 años. No está demostrada su eficacia en el grupo de población que se propone vacunar, niñas de 9 a 12 años. En este caso sólo se ha demostrado su capacidad inmunogénica (producción de anticuerpos en sangre).

 

No está demostrada su eficacia en niños (varones).

 

Está demostrada su ineficacia en mujeres no vírgenes.

 

 

Espero que disfrutéis de estos nuevos puntos de vista

 


Consuelo Ibáñez Martí

Médico salubrista

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Dr. Godofredo Arauzo
Montero Rosas 230
El Tambo Huancayo PERÜ
Teléfono: 064252052
Email: godo_ara@hotmail.com

C ARTA ABIERTA AL MINISTRO DE SALUD DE PERÜ

Huancayo Perú 24de Diciembre del 2010

Señor Ministro de Salud de Perú
Lima

ASUNTO. SOLICITO MORATORIA DE LA VACUNA CONTRA EL PVH POR NO
ESTAR COMPROBADO MÉDICA NI CIENTÍFICAMENTE QUE
PREVIENE EL CARCINOMA DEL CUELLO UTERINO; RECIÉN SE
COMPROBARÁ ENTRE EL 2025-2030
.
De mi mayor consideración:

Me dirijo a Ud.. para hacer de conocimiento que EsSalud de Huancayo, La Libertad, Arequipa, Sabogal, Rebagliati y Almenara han iniciado la vacunación contra el papiloma virus humano (PVH) dice en su propaganda porque es el que causa el carcinoma del cuello uterino (CCU). Existen varios factores sospechosos que favorecen la aparición del CCU entre ellos el PVH; pero este virus no reúne el postulado de Koch para considerarlo como agente etiológico del CCU, como EsSalud y los fabricantes están promocionando en forma masiva. Esta vacuna está elaborada a partir de un virus de laboratorio; no tienen ningún estudio de toxicidad, se ha investigado en 11,000 y en solamente 5 años. Dicen que investigaron por métodos indirectos, hacer por métodos directos no era realista ni ético (Harper 2008). Además la World Association for Cancer Research (WACR) dice a la letra que médica ni científicamente está demostrado que sea eficaz y en Europa se han formado dos asociaciones uno de 15,000 investigadores de primera línea que se dedican al cáncer y otra asociación de familiares afectadas por la vacuna quienes solicitan una moratoria, hasta que se determine su eficacia, que será recién el 2025-2030. En España por investigaciones han determinado que prevenir un carcinoma del cuello uterino originado por el PVH, costaría 8 millones de euros lo que estadísticamente es inaceptable.
Según VAERS, Sistema de Reporte de Reacciones Adversas Provocadas por las Vacunas del gobierno de estados unidos, hasta la fecha solamente en USA se han producido 81 muertes y más de 20,000 reacciones adversas y sólo se reportan el 1 % al 10%. En la India se suspendió la vacunación porque ocasionó 6 muertes.
El Dr. Bernat Soria Ministro de Sanidad de España expresa: “faltan estudios, sobran evidencias de sus efectos adversos y agota el presupuesto de salud pública”; el Dr Carlos Alberto Dardet Catedrático de Salud Pública de la Universidad de Alicante, España y Director del Journal of Epidemiología and Community Health asegura que la vacuna contra el PVH es: Fraude?, Estafa?, Robo?; el investigador Juan Servas dice que es una tomadura de pelo a la salud de las mujeres: Además el costo es elevado: las tres dosis cuestan $ 1000 ( mil soles) .
La industria farmacéutica introdujo medicamentos dañinos a la salud: el etilestilbestrol que se usó entre las décadas del 40 al 70 en mujeres, especialmente embarazadas; se prohibió su uso porque se comprobó que originaba el carcinoma de células claras en la vagina de las mujeres y alteraciones morfológicas en el árbol genitourinario; los estrógenos, la thalidomina, el edulcorante aspartamo y últimamente el uso masivo y obligatorio innecesario de la vacuna contra la gripe A en complicidad con la OMS
Por las razones invocadas solicito a su despacho, Señor Ministro, emitir una resolución declarando moratoria de la vacuna contra el papiloma virus humano, hasta que se determine su eficacia que será recién entre el 2025-2030; nuestras compatriotas no sean conejillo de indias de las transnacionales y el estado no dilapide sus magros recursos en una vacuna incierta, en etapa de experimentación y no comprobado su eficacia médica ni científica.
Atentamente
Dr. Godofredo Arauzo

La vacuna del virus del papiloma humano ni es eficaz, ni segura, ni obligatoria, ni previene el cáncer de cuello de útero. Así lo afirma DSalud.com Fuente: DISCOVERY DSALUD TELEVISIÓN. En él vídeo lanzado que se puede ver en youtube se denuncia que varias consejerías de Sanidad de las comunidades autónomas españolas se han dirigido a los padres que no han vacunado a sus hijas contra el virus del papiloma humano ¡presionándoles para que lo hagan! Promocionan así con dinero público una vacuna absolutamente innecesaria que además tiene constatados riesgos sin que quienes tienen el encargo institucional de velar por la salud de nuestros menores muevan un solo dedo. En suma, los recursos del estado se han puesto una vez más al servicio de dos grandes multinacionales farmacéuticas a costa de someter a muchas adolescentes a riesgos injustificados. http://www.youtube.com/watch?v=cO6 x47jk2mk&feature=player_e mbedded

(requerido)

(requerido)


*