Archivo de febrero 27th, 2010

Desigualdades sociales en salud en la Comunidad de Madrid (6): El crecimiento urbano e industrial (II): Murallas, arrabales y conventos

Por Javier Segura del Pozo

Médico salubrista

Continuamos hoy la serie sobre DSS en la Comunidad de Madrid. Como ya hemos visto en artículos anteriores la ciudad fue configurándose en el Madrid barroco (siglos XVI y XVII) alrededor de la monarquía y su corte, fruto de la decisión de Felipe II de albergar la corte en esta ciudad en 1561. Ochenta años después (1625), otra decisión de otro rey, la de Felipe IV de limitar el crecimiento de la ciudad dentro de una muralla (“la cerca de Felipe IV”), determinó su urbanismo y salubridad durante más de dos siglos. A ello se sumó la importante ocupación del espacio por múltiples edificios religiosos, que configuraba el llamado Madrid conventual, y que limitaba aun más el espacio público y residencial civil disponible. Esta situación favoreció la existencia de viviendas hacinadas e insalubres; de calles tortuosas, estrechas y poco ventiladas, que limitaban el tráfico de gente y mercancías; y escasos espacios de encuentro social (plazas y parques), que no fueran las iglesias y sus ritos colectivos. Los parques eran de uso exclusivo de la monarquía (El Retiro y la Casa de Campo) y los paseos (Paseo del Prado) eran utilizados por la nobleza para “lucir el palmito”. Estos antecedentes históricos explican algunas características que tienen las viviendas y el urbanismo del actual distrito Centro, que aparece en muchos estudios de epidemiología social con pobres indicadores sociales y de salud (por ejemplo, en el recientemente aparecido “Atlas de mortalidad y desigualdades socio-económicas en la Comunidad de Madrid”, que forma parte del proyecto MEDEA, del que ya he hablado en otras ocasiones y en el que tuve el honor de participar).

Calle_Alcala_sXVIII

Antonio Joli. “Vista de la calle de Alcalá”. Academia de Bellas Artes. (óleo de 78 x 131, fechado entorno a 1750).Levantada entorno al camino que llevaba a la localidad de Alcalá de Henares, del cual ha cogido su nombre, la calle Alcalá se convirtió en la calle más importante del Madrid preindustrial, al ser el principal eje vertebrador del crecimiento urbano. Por esto se convirtió en la calle más monumental de la ciudad, levantándose en su entorno imponentes conventos y palacios. Esta imagen muestra la calle Alcalá a mediados del siglo XVIII. Al fondo de la imagen vemos la antigua Puerta de Alcalá, y la plaza de toros, construida durante el reinado de Fernando VI”. Fuente del texto: “Aula Virtual de la ciudad de Madrid” Instituto de Tecnologías Educativa. Ministerio de Educación y Ciencia. http://www.ite.educacion.es/w3/recursos/bachillerato/historia/madrid_virtual/index.htm

 

(más…)

Etiquetas: