BRINDIS AL SOL

El Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, ha pedido a los profesores que impongan disciplina. Plausible petición si va acompañada de las pertinentes leyes que hagan muy difícil el quebrantamiento de la disciplina o tengan contrapartidas muy severas para los quebrantadores. Estas leyes hoy no existen. El utopismo seudoprogresista del ministro Maravall, en el primer Gobierno González,  que quiso  lavar con rousseaunismo a todo trapo el pasado fascista de su familia, promulgó unas leyes que laboran a  favor de la indisciplina y del bajo rendimiento escolar. El marco punitivo no existe o es tan frágil que los gamberros se frotan las manos cada día ante el paisaje de quebrantamientos de la ley sin riesgos que se despliega ante ellos. O esas leyes se crean o todo serán brindis al sol.

 

Miguel García-Posada

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*