Corrupción literaria

El último Premio Biblioteca Breve estaba cantado; el último, el penúltimo, el antepenúltiimo… Igual sucede con el Premio Planeta, el Premio Primavera (¿sabían que hace  dos años se presentó el original de media novela y resultó premiado?) y “tutti quanti”: “”Todos los premiso literarios en España están corruptos”, ha escrito un distinguido crítico. Vale la hipérbole: casi todos. Excepto algún premio de poesía periférico,  que quizá se libre, porque basta ver también los jurados de los líricos y cada vez más sustanciosos galardones (el Estado poeta, el Ayuntamiento poeta, que drenan o blanquean los fondos públicos), porque basta ver los jurados de  estos galardones líricos para apreciar la repetición de las combinaciones.

Lean en la página de créditos: “Un Jurado integrado por XX. XY , V y Z premió… “: o bien: “Un jurado integrado por XX, XY V y A…. concedió el premio…”; o bien : “Un Jurado integrado por XY, V, Z y A…. concedió…”; o todavía: “Un Jurado integrado por Z, A y V..concedió…” Poetas, amiguetes. Rueda la feria. Sobre otros” premios” hablaremos otro día; la corrupción no es un fenómeno aislado.

 

MIGUEL GARCÍA-POSADA

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Don Miguel, habría que hablar también de la crítica: al premiado B por los jurados XX, XJ, A y V’ ( editado en la colección M, A o Q), le llueven los elogios, sobre todo si el que elogio no dice nada de interés y, muy especialmente, si el libro abunda en lugares comunes que no turban la pez de las conciencias e inteligencias, amodorradas (Pocos como usted se salen del este lote). Además, la lista de "más leídos" se rompe en números altos.

Y habría que hablar también del silencio como censura tácita y cobarde cuando alquien, mal llamado crítico, se encuentra con lo que nadie espera y se rompe la sesera intentando enteder, si es que lo intenta, lo que no entra en su anubarrada mente.

Esos libros inesperados les arden en la manos y ¡ay, que me quemo! salen huyendo.

ASÍ VA LA LITERATURA ESPAÑOLA, AÑANDO.

Es una vergüenza que aùn no me hayan dado el Nobel. A este paso me voy a quedar sin él !como Céline,coño!

No todos están amañados, aunque sí es cierto que, en los premios grandes, el editor sólo propone al jurado un máximo de 8 títulos, de los que no puede salirse.

Lo sé de primera mano.

(requerido)

(requerido)


*