LA CARICATURA

La caricatura de los príncipes de Asturias, publicada en “El Jueves” , es de un mal gusto pésimo. Pero las ofensas contra el buen gusto son las que de verdad deben censurarse, como recordaba hace más de siglo y medio el gran Mariano José de Larra. La caricatura atenta también contra la dignidad de las personas, pero nos quedamos en el plano de Larra. Por el camino del mal gusto no se defiende la libertad de expresión sino el malgusto, la chabacanería, lo soez. La libertad de expresión se conquista a diario entrando en los problemas de fondo, como  hicieron los periodistas que acabaron derribando a Nixon. Eso, en nuestro ámbito equivale a pedir, por ejemplo, transparencia para el regimen de los trabajadores de El Corte Inglés, para los ingresos, dicen que fabulosos, del ex presidente Felipe González, que ya dispone de emolumentos públicos por su condición de “ex”, o para los gastos e ingresos de la  Familia Real, ahora sí. No disparando contra criaturas que, más allá de sus títulos, están bastante indefensas.
 
MIGUEL GARCÍA-POSADA

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Muy bien, sí señor, pero temo que nadie tome nota de los que usted dice. Lo soez se ha impuesto como única forma de protesta de los ciudadanos/as de este ineducado país. Revise las expresiones que se vomitan en los comentarios a los artículos informativos en cualquier blog: al parecer la mayoría de los españoles no saben hilvanar unas cuantas ideas coherentes sin ayudarse de las groserías más retorcidas. A eso le llaman libertad de expresión.

Lo será, pero de un país salvaje, irracional y de baja inteligencia. Igual los "atrevidillos" de EL JUEVES, que se retratan a ellos mismos cobardemente. ¿A que no se atreven con lo que tendrían que atreverse?

Libertad de prensa no equivale a libertad de mentes sucias. Al psicólogo.

Señor García-Posada, estoy en desacuerdo con usted. Creo que la libertad de expresión debe amparar también el mal gusto, sin duda, y más si se trata de una revista satírica y gamberra, como es el caso. No me parece de recibo que se censure El Jueves en nombre del buen gusto viendo la clase de programas que inundan la parrilla de televisión, la clase de libros que se encaraman a la lista de los más vendidos y la clase de edificios que inundan nuestras ciudades.

Tengo una duda, Sr. Perzival. ¿Cómo dirigiría usted la situación española para que tanto mal gusto, tiene usted razón, derivase en un sentido más digno? Claro que siempre hubo, hay y habrá gamberros que confundan la libertad de expresión con la agresión a particulares (para mí todos merecen el mismo respeto que los príncipes). La ordinariez, que cae de lleho en el caso que nos ocupa, no debería llegar al nivel de la censura (en el fondo El Jueves no ha retratado a nadie más que a sus redactores, además de vulgares hipócritas), pero convendrá usted conmigo que reírle las gracias nos colocaría a su nivel. Y a eso me niego. Supongo que usted también.

esta muy mal señor la caricatura es una divercion no es un insulto como usted dice es como un comic y tenemos toda la libertad de dibujar pero por alguna parte usted tiene razon esos dibujos son mal para la persona a quien esta dibujando esa persona se siente mal pero derrepente esa persona se puede reir derrepente por su mismo dibujo que lo dibuajro bueno ya me boy tengo muchas consas que hacer

Ha muerto Umbral, ha muerto la palabra.

Los años, y las universidades anglosajonas, colocarán en su sitio al genio de las letras que se nos ha ido.

Pero mientras tanto tenemos que aceptar con naturaliza la ofensa a la inteligencia que supone que su muerte haya quedado postergada, de manera alevosa o no, por la de un pobre chaval cuyo mayor merito fue jugar bien al fútbol. Espero tu palabra, Miguel.

Cuando los de El JUEVES tuvieron ocasion de manifestarse en aquella crisis de las caricaturas de Mahoma callaron vergonzosamente, creo que la portada de entonces decía algo así: "teníamos una portada pero no nos hemos atrevido a ponerla". O sea, una cobardía, impropia de quien dice que defiende la libertad de expresion pero solo hoza en lo chabacano.

Flaco favor le hizo Pumpido a la institución que decía defender, ¿o fue calculado?

PUES ME POARECE SUPER CHEBRE Y ANIMADO

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..